Otro poco de cine para el 2015

Algunos lugares desde donde puede descargarse o verse buen cine:

Interesantes lugares para darle una mirada detenida!

Anuncios

Álvaro Illanes: “Cada vez que Milani llegaba, sacaban a algún compañero para que lo torturen”

http://www.ivoox.com/alvaro-illanes-cada-vez-milani-llegaba-sacaban_md_3905182_wp_1.mp3″

Si no lo pueden escuchar o quieren descargar el archivo de audio, visiten esta página


El compañero del conscripto desaparecido por la represión ilegal en los 70 se mostró satisfecho de la indagatoria dictada al jefe del Ejército. “En la Justicia tucumana durmieron la causa”, denunció.

La Mirada Despierta | 29 de Diciembre de 2014

Fuente Radio Continental

Los números de 2014

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 49.000 veces en 2014. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 18 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.

¿Puede la policía identificar personas al azar?

De un artículo de Juan Ignacio Cafiero
¿Puede la policía identificar personas al azar?
De la Revista de Pensamiento Penal


Algunos párrafos:

El control poblacional e identificación al azar ¿Qué es el “control poblacional”?.

El policía que intervino en la detención del caso que estoy examinando, aclaró que los motivos de la identificación policial y posterior requisa respondieron a un “control poblacional” que consistió en identificar “personas al azar”.-

Con fundamento en la prevención de ilícitos, la policía ocupa el territorio e intercepta ciudadanos, exigiendo sus documentos de identidad.-

Como evidentemente no puede demorar a todos los transeúntes, debe seleccionar.-

La elección de las personas para identificar, en ese marco, es necesariamente discrecional y arbitraria. El personal policial entiende, y ello quedó demostrado con la sincera explicación de los motivos de su actuación, que no actuó en función de parámetro objetivo alguno (por ejemplo, identificar a las personas cuyas características físicas y de vestimenta coincidan con las de alguien que fue denunciado como autor de diversos hechos ilícitos). De manera tal que esa “selección” solo puede responder a la subjetividad del agente policial y no es casualidad que haya operado en este caso en particular. En efecto, aunque no surge del fallo, la persona detenida era un joven humilde y mal vestido.-

Tal como afirma Máximo Sozzo[7], la detención de personas por averiguación de identidad, como un modo de prevención de delito, gira en torno a la “táctica de la sospecha” en función de “estereotipos” y “estigmas”.-

Los prejuicios sociales, de los cuales la policía no es ajena, se expresan en la lógica de que determinadas personas son peligrosas y, por lo tanto, hay que controlarlas y someterlas para proteger al resto de los ciudadanos. En términos de mayor tecnicismo, el programa político de la criminología positivista, por medio del cual se considera que ciertas personas se encuentran determinadas a cometer delitos y, por lo tanto, son peligrosas y deben controlarse, está plenamente vigente y es gravemente condicionante y motivante de la práctica policial. Así, el enemigo de la sociedad es el joven perteneciente a sectores humildes y, en la lógica bélica de la ocupación territorial, es sobre quién reposa con mayor intensidad el despliegue de las fuerzas de seguridad.-

Es por ello que quizá no llame tanto la atención ver policías deteniendo jóvenes en la vía pública. Inmediatamente, uno tiende a pensar que ese joven seguramente cometió un delito porque sus características físicas y condición social lo delatan como persona “peligrosa”.-

Sofía Tiscornia[8] afirma que, en su origen, el poder coactivo administrativo que detenta la policía fue concebido como una técnica de gobierno, para obligar al encauzamiento de conductas, domesticar las relaciones entre hombres y civilizar las costumbres públicas y privadas, pero, sin embargo, la realidad demuestra que se trata de una forma particular de ejercer vigilancia sobre los cuerpos y los bienes.-

Cuando el ejercicio de ese poder se concreta en casos de violencia policial (gatillo fácil, por ejemplo), reciben el rechazo de la sociedad. Por el contrario, no causan el mismo rechazo los procedimientos de control poblacional, sino que son demandados en nombre de la seguridad pública.-


De esta manera, la seguridad-prevención como justificativo del despliegue policial es más importante que la restricción real de derechos. Esta restricción no se justifica a sí misma, sino con la práctica policial cotidiana, que normaliza la intromisión de la policía en la vida de las personas y no conmueve la sensibilidad de la sociedad.-
En algún momento, los habitantes de un barrio humilde aceptan con resignación y hasta sumisión el hecho de que las fuerzas de seguridad les exijan identificación cuando salen y entran o cuando caminan como extranjeros por barrios acomodados.-


Se va imponiendo cada vez más el discurso de la restricción de libertades en defensa de la sociedad y cada vez resulta más difícil hablar de derechos individuales y garantías. La seguridad común deja de ser “común” para ser la seguridad de unos pocos, la gente “de bien”. La violencia del Estado, que se ejerce siempre sobre los mismos sectores sociales e individuos, no parece formar parte de esa seguridad común, de la cual deberían gozar también los jóvenes de clases humildes que son alcanzados por el poder punitivo del Estado.-


El tema que aquí se trata no es excepcional. El “control poblacional” es una práctica rutinaria, consuetudinaria e institucional, que se advierte como válida a fuerza de repetirse día a día sin que la sociedad se detenga a pensar críticamente al respecto. Que la policía detenga personas en la calle para pedirles documentos o preguntar qué están haciendo es cosa de todos los días. Si vivís en un lugar humilde y “portás rostro”, más vale que salgas con documentos de identidad y que siempre tengas una excusa, si es legal mejor, para lo que sea que estés haciendo.-

Lo que resalta del caso es que, a diferencia de muchos otros “invisibilizados”, el personal policial aclaró los motivos de su actuación. Las palabras “control poblacional” e “identificación de personas al azar” necesariamente deben generar los interrogantes que en este comentario me propuse responder (y, obviamente, muchos otros). Me pregunto, como complemento, qué hubiese sucedido si el policía, en vez de reconocer que había procedido a identificar personas al azar, sencillamente hubiese manifestado que notó en el sujeto cierto “nerviosismo” ante su presencia. Es posible que esa palabra mágica y sin contenido contrastable hubiese legitimado todo el accionar policial.-


Debemos advertir, tal como sostiene la autorizada palabra de Sofía Tiscornia, que inclusive en situaciones de paz algunos sectores viven en Estados de excepción.

Así, “No es necesario un estado de guerra para que ello suceda; una situación de paz puede ser, al mismo tiempo, un Estado de excepción. No es una paradoja. Sucede todos los días. Todos los días la policía –en nombre de la seguridad ciudadana- rodea un barrio, requisa las casas, golpea a algunos, patea a otros, roba algunos bienes de la pobreza y se va con dos o tres detenidos. Todos los días nos prestamos a ser revisados, indagados para ingresar a un aeropuerto, a un recital, a un acto multitudinario. Todos los días aceptamos sumisos (en especial si se trata de jóvenes) ‘acompañar’ a un agente policial público o privado a la comisaría, aceptamos las fronteras de los barrios privados, las calles clausuradas, los ghettos urbanos. En esas situaciones de paz, no impera el derecho”.

Si quieren descargar el artículo de Juan Ignacio Cafiero hasta que la Revista de Pensamiento Penal esté online de nuevo!


Pensando en el artículo de Cafiero leo esta noticia a través del Partido Pirata Argentino:


En el marco del arribo de una gran cantidad de micros de larga distancia, el personal policial realizó los controles con apoyo de la sección Canes antidrogas y de la Policía Científica. Durante el mismo también se identificó de manera aleatoria a unas doscientas personas a través del sistema informático de identificación dactilar.

0223.com.ar


¿Pueden obligarme a ser identificado por mis huellas, o cualquier otro medio biométrico?

Si en lugar de colocar el dedo en un escáner me toman una foto y realizan reconocimiento facial con SIBIOS, ¿es eso legal?

No son preguntas retóricas, de verdad no lo se.


Sobre SIBIOS

BBC Panorama, Las Promesas Incumplidas de Apple-Subtítulos para revisar


La copia en Youtube la volaron


Hay una en Dailymotion:

Si quieren verla en Dailymotion
Pueden descargar el video si usan Firefox con el complemento Download Helper


Dirección del video en Youtube

Michael Powell hizo casi todos los subtítulos en inglés del programa.

Le faltan algunos textos y transcribir los que están en inglés pegados al video cuando alguien habla en mandarín u otro idioma.

Una vez que estén los subtítulos en inglés completos los pongo a disposición de todos para hacer la versión completa en español.

Los subtítulos que mandó Michael a los que les falta algunas transcripciones

También pueden descargarlos desde Subdivx mientras duren!

Si llegan a ver los subtítulos por ahí, avisen por favor.


El documental es sobre Apple, cómo son las condiciones de trabajo en sus proveedores en China y la forma en que obtienen estaño en Indonesia.

Esas son las promeas no cumplidas de Apple.

Tal vez para pensar antes de comprar un iPhone o iPad (y también para pensar si en otras empresas serán así también).


Por qué partidos piratas necesitan evolucionar o morir

Una primera traducción, si quieren mejorarla envíen las correcciones a:
Eduardo#partidopirata.com.ar
Reemplacen # por @


Fuente Blog P2P

Michel Bauwens
25 de Diciembre 2014

Republicado por ZACQARY ADAM XEPER de Piratas de Nueva York:

(El nuevo título es nuestro)

“Llegué al movimiento pirata como un estudiante de cine frustrado con Hollywood y fascinado con Internet. Me quedé por la promesa de un nuevo y genuino tipo de pensamiento político, y que la potencial rueda pirata se aplique a cada tema sociopolítico. Como las instituciones fracasan en todo el mundo, el enfoque holístico en realidad no se ha materializado. A pesar de que lo necesitamos más que nunca.Desde 2013 he estado muy separado del discurso del Partido Pirata, y cada vez que sumerjo mi dedo del pie de nuevo en las mismas cosas me frustro. A principios de ese año, los principales medios acusaron al movimiento de mirarse el ombligo, y he luchado por estar en desacuerdo con esa acusación. Incluso casi nueve años después del comienzo de este movimiento, el discurso pirata no ha crecido mucho más en diversidad que el Computery Debate Club. Pase lo que pase en el mundo, todos casi todos los piratas parecen hablar sobre derechos de autor, criptografía, y empresas que hacen películas.

Eso parece como algo extraño de que quejarse, porque después de todo, eso es todo en este movimiento desde que fue fundado. Pero como Wired informó después de las elecciones europeas de 2014:

En toda Europa, los principales partidos políticos han robado las banderas políticas piratas al por mayor. La neutralidad de la red se ha consagrado definitivamente en ley. El ACTA fue rotundamente derrotado. El derecho de autor está siendo reformado. Los jueces están comenzando a argumentar la prohibición de que alguien acceda a la web es ‘irrazonable’. Las fronteras en las telecomunicaciones están siendo derribadas. Además, a raíz de las revelaciones de Snowden, los políticos europeos están haciendo cola para condenar el nivel de vigilancia al que sus ciudadanos están sujetos y los países que hacen esto esto posible.

Tal vez estoy más molesto de este resultado porque vivo en los EE.UU. – un país con un horrible sistema de dos partidos, apenas-democrático en el que los terceros sólo se permiten siempre para actuar como grupos de presión sobre los demócratas y los republicanos la corriente principal, que inevitablemente no conduce a un cambio transformador para nada. Pude haberme hecho más radical que mis compañeros europeos tras todos los años de desilusión que he sufrido bajo un sistema político muy roto en el fondo y desempoderlos a ellos. Pero no me gusta la idea de asustar a los partidos mayoritarios y aplacarme mediante la adopción por parte de ellos de algunas de nuestras posiciones, al final lo que permite que la vieja guardia y las viejas estructuras se mantengan en el poder.Eso es inaceptable para mí. Porque cada día veo como se están rompiendo sin medias tintas de las leyes progresivas de la primera mitad del siglo, dejando al descubierto la fragilidad política de las leyes que afirman los derechos de las mujeres y las personas de color, de los servicios sociales que dan cobijo y asistencia sanitaria a las personas para los cuales el capitalismo no está funcionando, y del derecho de las personas a tener alguna palabra significativa en el gobierno federal o estatal que sea. Si las políticas Piratas ganan a través de la aprobación por parte de los principales partidos sólo será buena hasta que la corriente principal se aburra de ellos.

Así que estoy frustrado con que el Partido Pirata no tenga nada que decir sobre cualquier cosa fuera de nuestra burbuja informática..Ninguno de los problemas dentro de nuestra burbuja informática van a cambiar de manera significativa sin abordar las injusticias socio-políticas más grandes que las causan.

Por todo 2013 y 2014, cuando Edward Snowden trajo lo que debería ser una cuestión pirata central de la corriente principal, el Partido Pirata de los EE.UU.no aportó nada al discurso y no tuvo ningún efecto en las secuelas. Esto no se debe a que el Partido Pirata en los EE.UU. es y siempre ha sido horriblemente desorganizado (que lo es). Aunque de hecho, tuviéramos un Partido Pirata funcionando, las tácticas popularizadas por el movimiento europeo no hubieran hecho nada. Glenn Greenwald y compañía hicieron un trabajo fantástico por la causa Pirata de la privacidad en línea sin nuestra ayuda, pero el impenetrable gobierno de Estados Unidos seguirá siendo igual de impenetrable aunque hubiéramos estado trabajando contra eso también. El estado de vigilancia estadounidense está todavía en su lugar a pesar de Snowden no por la falta de alguien que lleve un parche en el ojo se haya organizando en contra de él. El estado de vigilancia está todavía en su lugar debido a un complejo sistema de opresión y desigualdad que faculta a una oligarquía plutocrática a ignorar lo que el 99% de la población quiere o necesita.

Este gigante que asoma como la represión de un estado corporativo es el tipo de cosas que nuestra causa Pirata sugiere que deberíamos estar preparados para abordar. El principio de que todo el mundo tiene una voz y que todo el mundo debería tener poder, y la idea de que todas las demás políticas que se derivan directamente de eje central, es exactamente lo que necesitamos para imaginar una alternativa real para el orden mundial roto en el que vivimos. Pero todo lo que siempre parece que hacemos es quejarnos de la industria de la música – de nuevo. Mientras tanto, las personas pierden sus puestos de trabajo y no están milagrosamente salvadas por la post-escasez, la policía mata a la gente sin razón y se salen con la suya, los combustibles fósiles hacen que el clima se descomponga y el clima extremo destruye hogares de la gente, y los banqueros se van a construir yates tan sólo seis años después de la destrucción de casi todo el orden social en el planeta debido a sus problemas.

No es de extrañar que sea difícil conseguir que alguien se preocupe por la mierda de los monopolio de los derechos de autor.

A pesar de la impetuosidad de nuestro nombre, tengo la sensación que existe una timidez en el Partido Pirata para examinar algo de forma verdaderamente radical. Lo más notorio es que ponemos en duda la idea de la propiedad intelectual pero hay miedo a explorar lo que esto implica sobre el capitalismo en sí (algo de lo que yo he sido culpable también). Los socialistas han descrito a los piratas alemanes como “que piden más democracia, ignorando los antagonismos de clase reales que prevalecen en la sociedad”, y si aunque tengas o no simpatías socialistas tienen razón – nosotros los Piratas tenemos una comprensión bastante horrible sobre las clases. Desde el principio hemos agrupado a los peces gordos de Hollywood con los artistas independientes cuando los condenamos por estar a favor de los derechos de autor, y rara vez cavamos más profundo para darnos cuenta de cómo los artistas también son víctimas. Caemos en la trampa diciendo que “los verdaderos artistas no están en esto por el dinero”, al igual que todas las empresas que se niegan a pagar a sus pasantes a pesar de ser capaces de permitirse ese lujo. Siempre hemos sido rápidos para burlarnos de alguien quejándose de ser un empresario fracasado, desconociendo si esa persona es un rico capitalista de riesgo con muy poco que perder o un niño sin afecto bancado por la asistencia social con pocas esperanzas de autosuficiencia que no sea alguna habilidad con la guitarra .
A la pregunta de cómo los artistas pueden ser autosuficientes sin monopolios de derecho de autor, no tenemos nada transformador para sugerir que no sea

  • A) tal vez la gente no debe hacer arte (que es una idea completamente estúpida) o
  • B) una renta básica incondicional, que siempre será una propuesta a medio terminar hasta que sepamos qué hacer con los terratenientes.

Lo curioso es que los monopolios intelectuales – nuestro tema central – son un muy buen microcosmos de casi todos los principales problema socioeconómicos que hay. Si vamos a empezar a mirar alrededor y ver todos los paralelos, realmente necesitamos tener una visión más matizada de clase, y una visión más coherente del futuro. De lo contrario, sólo vamos a estar vendiendo el humo que revienta al 99% de la sociedad.

Pero sí tenemos que empezar a buscar esos paralelos y encontrar una visión más integral para el futuro, porque de lo contrario el movimiento pirata va a ser irrelevante. La ampliación de una plataforma del partido es un buen comienzo, pero lo que realmente tiene que venir es un profundo conocimiento de lo que estamos tratando de hacer y por qué. En lugar de simplemente repetir lugares comunes acerca de cómo deshacerse de los monopolios creativps en el mercado, vamos a deconstruir lo que es el monopolio (y lo que es el mercado es, llegado caso), y averiguar cuál es la causa que lo mantiene; entonces tal vez podamos trabajar para ponerle fin a la concentración del poder en todas partes. Tomemos los ideales de código abierto y estudiémoslos, descubramos lo que le permite a la gente contribuir y colaborar eficazmente, adentrémonos profundamente en la sociología de ello; entonces tal vez podamos trabajar para crear una gobernabilidad donde todos realmente tengan una voz y la capacidad de contribuir de manera significativa.

Y por favor consideremos el hecho de que la tecnología no puede ser el alfa y la omega, el principio y el fin. Todos estamos creciendo cansados del culto tecno-mesiánica de “disrupción” y la creencia de que se puede cambiar a la humanidad con la línea correcta de código en una app. Con demasiada frecuencia, la retórica pirata ha sido algo así como “la democracia directa no iba a funcionar antes, pero tenemos Internet ahora!” Mentira!. La democracia directa funcionó en la antigua Grecia. Tal vez los votantes estamos demasiado incómodos para enfrentar la idea de que todos hemos sido manipulados para aceptar un sistema inherentemente corrupto de “representación” indirecta que siempre estuvo destinado a concentrar el poder en las personas que lo han tenido durante siglos porque “es por nuestro propio bien “- pero si esa es nuestra excusa para el uso de” tenemos Internet ahora “, al menos en privado no bebamos nuestras propias palabras. Internet fue un maravilloso ecualizador, potente a ciencia cierta, pero no cambió aspectos de la humanidad, sólo amplifica aquellos de nosotros mismos que ya estaban allí. Si Internet no ha hecho nada por la democracia directa, es simplemente para recordarnos que éramos capaces de ello todo el tiempo. La democracia directa , sin duda, funcionará más rápido de lo que podría ser hace 100 años, pero no nos engañemos que todo el asunto no sería posible sin la electricidad.

Eso va para Bitcoin también: él muestra una gran promesa para hacer la gobernanza abierta más fácil, pero no es inevitable, y sin duda no va a salir equitativa o agradable sin un movimiento social que afirme lo que realmente debemos hacer con la tecnología. Esta es otra cosa que algunos Piratas parecen tener miedo de hacer: afirmar el hecho de que nosotros, los seres humanos, en realidad tenemos el control sobre nuestro propio destino en lo que respecta a la tecnología. Que es una especie de formar un movimiento político diciendo que los gobiernos están haciendo las cosas mal con la tecnología.

Cualquiera de los principios que elijamos, debemos asegurarnos de que todavía tengan sentido en el caso de que una tormenta solar gigante arrase con todos los dispositivos electrónicos en el mundo y nos deje de nuevo en la Edad Media. Todos somos humanos todavía, y es ingenuo pensar que la tecnología nos ha convertido en una especie radicalmente diferentes de la que solíamos ser. Al pensar en cómo dirigir la sociedad, la tecnología es maravillosa, pero la sociología tiene que venir primero. De lo contrario vamos a apenas saber lo que la tecnología se supone que debe estar construyendo para nosotros mismos.

Si está leyendo todo esto protestando ya que piensas de esta manera, piensa más fuerte, digo, más fuerte. En tan sólo 9 años, este movimiento ha pasado de ser un partido de un solo tema acerca de la descarga de películas en algo que tiene el potencial de ser una nueva ideología política, si sólamente lo coordinamos. Quiero que la P Pirata signifique algo. No tiene que ser sobre lo temas que representamos, puede ser acerca de cómo nos acercamos a todo. Ser un pirata es tener una cierta perspectiva sobre lo que es el poder, qué significan las leyes y qué significan cuando ellas se rompen, Qué es la justicia y la forma de lograrla, y que significa tener libertad “.