IZQUIERDA, SPINOZA Y El VOTO CRÍTICO

Este artículo es de Bruno Cava que es brasileño y se refiere al llamado Voto Crítico de la izquierda hacía Dilma Rousseff en las elecciones del 2014.

En aquel momento mucha gente de izquierda la votó a Dilma “críticamente” sabiendo que no había cumplido muchas de las promesas de su primer gobierno y que se venía un ajuste,que Dilma persistía en negarlo.


Fuente Quadrado Dos Locos
Por Bruno Cava

El dispositivo del voto/apoyo crítico se basa en la idea que la oposición, el congreso y la sociedad son más conservadores que el gobierno. En consecuencia, aunque el gobierno no necesite cumplir los requisitos para ser de izquierda, la invocación de la dualidad izquierda/derecha siempre termina por conducir a su defensa. Porque ellos no necesitan ser de izquierda como se piensa o se desee, sino sólo ser de izquierda lo suficiente para estar a la izquierda de la oposición, del congreso y de la sociedad. Por eso que la crítica al gobierno porque no es lo suficiemtemente de izquierda es inocua.

Por eso también la estrategia de los medio oficialista y todas sus correas de transmisión en las redes pautan el noticiero con el PSDB/Aécio maligno, Marina fundamentalista, el “Fuera Cunha” y el desprecio o ridicularización de las manifestaciones no autorizadas por el propio oficialismo [está hablando de quienes salieron 2do y 3ro, en las elecciones presidenciales pasadas y del caso de corrupción de Cunha actual presidente de Diputados], generalmente con gran uso de reductio a gorilas y de la reaccionarioexploitation. Es una estrategia vieja, la de la política como utopia negativa (evitar el mal mayor, el katechon) que, con la elección de 2014, ganó un enorme aliento. La política soberana, como diria Spinoza, consiste en llenar a la multitud de miedo y de una vaga esperanza, de modo que las personas luchen intensamente por su propia sumisión al poder. Empiezan a creer en las supersticiones (la estrellita, las banderas, los frentes, los guiños a la izquierda) no por ser engañados, sino porque se constituyen afectivamente por el engaño, porque necesitan de pel, necesitan transformarlo en verdad.

Entonces, entre otras cosas, para escapar de la máquina oficialista, urge:

  1. suspender temporariamente la distinción izquierda/derecha de la crítica, para evitar la maniobra que, afirmando las propias contradiciones, sustenta al voto crítico;
  2. problematizar lo que ha sido presentado como anticristo, especialmente, la propia sociedad brasileña: ¿qué quieren realmente escondernos?;
  3. Por sobre todas las cosas, llenar la política de una “utopia” positiva, de prácticas, deseos, alternativas que no pasen por la perpetuación del mal menor, que es apenas la expresión de la impotencia, el vigor de la superstición y un miedo más o menos personal.

Tal vez si le cambiamos las estrellitas por el merchandasing peronista podría ajustarse más a la Argentina

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s