Ministro de Agricultura de Brasil en la COP 22 en Marrakech: Problemas en las relaciones matan a los ambientalistas

Fuente: Folha de São Paulo

El Ministro de Agricultura, Maggi (PP-RS), se ha convertido en el centro de la atención de la delegación brasileña desde su llegada a la Conferencia sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas (COP22) , el martes pasado (15).

Con una secuencia de declaraciones que desagradaron a las entidades vinculadas con el clima, el ministro dijo que “la agricultura brasileña es la más sostenible del mundo, que todos los ríos están protegidos por la legislación. Pero que, más que la ley, los ríos están protegidos por la conciencia de los productores brasileños “.

En otra ocasión, se le preguntó quién pagaría la factura de la protección del medio ambiente en las propiedades rurales brasileñas -estimadas en u$s 40 mil millones. Los cambios van desde el control de la deforestación hasta cambiar los fertilizantes.

Pero la afirmación que generó mayor impacto fue la que le atribuyó a los asesinatos de ambientalistas y las muertes en conflictos por la tierra a “problemas en las relaciones”. “Cuando vas al fondo de la cuestión, se ve que hay un problema en la relación de las personas en ciertos lugares y que no se lo puede computar como que fue por el tema de la tierra”, dijo el miércoles (16).

La respuesta de las organizaciones brasileñas que acompañan a la COP se realizó el jueves (17). En una carta leída en el evento de la Coalición Brasil Clima, Bosques y Agricultura y entregado al Ministro al final del día, el secretario ejecutivo del Observatorio del Clima, Carlos recordó Rittl, recordó y respondió a cada una de las frases.

Rittl dijo que todavía no está funcionando el Registro Ambiental Rural, instrumento dentro del nuevo Código Forestal para monitorear la “conciencia” de los productores.

La carta afirma, además, que para que haya el dinero necesario para la agropecuaria de bajo carbono “sería suficiente que los agricultores pagasen sus deudas” con el Plano Safra [Plan Zafra], que en 2016 invirtió R$ 202 mil millones para financiar al sector, cuyo promedio histórico de falta de pago es de aproximadamente el 5%.

Sobre a declaração de Maggi a respeito de mortes no campo, a carta cita dados da ONG Global Witness de que um terço das 150 mortes de ambientalistas em 2016 aconteceram no Brasil, a maioria delas na Amazônia.

Sobre la declaración de Maggi referente a las muertes en el campo, la carta cita datos de la ONG Global Witness de que un tercio de las 150 muertes de los ambientalistas de 2016 ocurrieron en Brasil, la mayoría de ellas en la Amazonia.

“Miren que una buena noticia, 150 muertes, murieron 50 ambientalistas menos; ¿ayer no hablaban de 200?”, dijo el ministro, quien invitó al Observatorio del Clima a discutir los temas en su oficina a su regreso a Brasil, pero no hizo cuestionamientos sobre sus declaraciones.

Para Rittl, “afirmar que estas muertes se deben a ‘problemas de relación’ puede ser comparado con el negacionismo del cambio climático expresado por el presidente estadounidense electo, como cuando dijo que el calentamiento global es un invento de los chinos para hacer que la industria de EE.UU. sea menos competitiva.”

Sobre los u$s 40 mil millones para los cambios en la agricultura, se le recordó al ministro, a través de este reportaje, que los objetivos brasileños del Acuerdo de París son “incondicionales”.”No cuente con [el aporte de] Ministerio de Agricultura,” contestó.

No mesmo evento, Maggi levou um puxão de orelha da diretora de agricultura do Banco Mundial, Ethel Sennhauser. “A partir de 2020, a transição no setor energético para tecnologias de baixo carbono fará com que o setor da agricultura seja apontado como o maior contribuinte para as mudanças climáticas”, apontou Sennhauser.

En el mismo evento, Maggi llevó una advertencia de la directora de agricultura del Banco Mundial, Ethel Sennhauser.”A partir de 2020, la transición del sector de la energía hacía las tecnologías de baja emisión de carbono hará que el sector agrícola sea señalado como el mayor contribuyente al cambio climático”, señaló Sennhauser.

REGALO

Para los ambientalistas, las afirmaciones de Maggi, que es también uno de los mayores productores de soja del mundo, forman un conjunto de “perlas”. Para simbolizar la indignación con que recibieron las declaraciones del ministro, los jóvenes brasileños de la ONG Engajamundo le dieron un collar de perlas al final de la conferencia.

Cuestionado sobre el regalo, Maggi dijo que no entiende el porqué de la broma, pero que le pasaría el collar a su hija.


Recordemos que el ex-presidente Lula fue Lobbysta de Blairo Maggi y que lo llevó a uno de sus viajes a Cuba para enseñarle a los cubanos a plantar sojra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s