Muchos ya tapan sus webcams. El problema, ahora, son los micrófonos

mark-zuckerberg-webcam

Mark Zuckerber tapa su webcam


Fuente: Nexo Jornal

  • Ana Freitas

El ‘Post-it’ o un adhesivo sobre el lente se hace más común entre los usarios. Pero es difícil proteger a los aparatos de un posible espionaje de audio

Em marzo de 2014, el activista Edward Snowden denunció la existencia de un software desarrollado por la NSA capaz de hacer registros usando la webcam de computadores invadidos y enviar las fotos y vídeos a la agencia de seguridad estadounidense.

El mismo año, el gobierno británico hizo público una alerta sobre un site ruso que transmitia escenas en vivo de centenas de webcams en el mundo.

Y una investigación de 2013 confirmó la posibilidad de conectar la cámara de un Macbook sin que la luz que indica que ela está activa quede prendida.

Los episodios muestran el riesgo de exposición indebida via webcam del computador. La idea de que pueda existir alguien viéndonos sin nuestro conocimiento, digamos que es digno de una película de terror.

Por eso, un número cada vez mayor de personas está tomando una medida simple: tapando la webcam con un adhesivo o un post-it.

Ahora, el problema son los micrófonos, que continuan expuestos y pueden estar siendo usados sin nuestro consentimiento.

El tema de los micrófonos

Los especialistas son unánimes: invadir una webcam no es difícil tecnicamente. Muchas cámaras vienen con una contraseña estándar que es siempre la misma y dificilmente es alterada por el usuario.

“Antes incluso de entender que es fácil invadir una webcam ya sentía que la mirada de aquella cosa era invasiva, amenazadora. Después, se transforó en un esfuerzo conciente. Es una invasão muy personal, porque alguien realmente puede estar vigilándote, tiene un carácter personal muy asustador. Tiene un potencial dañino muy grande.”

Carolina Stary

Adepta del post-it en la cámara hace por lo menos 5 años

Para aquellas ya incorporadas en la pantalla de la laptop, hay otros métodos, como el uso de softwares maliciosos, que abren una brecha en la computadora cuando ejecutados y permitem acceder a la cámara.

El miedo de un espía invisible y silencioso atrás de la webcam y del micrófono no es nuevo, pero, recientemente, se ha tornado una preocupación del gran público.

Antes de esto, activistas de derechos digitalles, hackers y analistas de sistemas ya usaban un post-it por encima de la cámara.

Más recientemente, en la cultura pop, la serie “Mr. Robot”, una de las más elogiadas por crítica y público en 2015, demuestra la facilidad con que un individuo mal-intencionado puede escuchar webcams o micrófonos en computadores o celulares ajenos.

El crecimiento de la paranoia justificada es verificable en una breve búsqueda en Google. Los links que enseñan maneras simples de acceder a webcams ajenas son muchos – y aquellos que recomiendan tapar la cámara, también.

La mayoria de las personas, sin embargo, se olvida (o ignora) los micrófonos en las computadoras y la existencia de no una, sino dos cámaras, en los celulares. Estas, casi nadie esconde.

Una profesora de comunicación de masas de la Universidade da Florida, en los EUA, recientemente alertó para la posibilidad real de que Facebook esté usando los micrófonos del celular para registrar el audio y recolectar datos sobre lo que las personas están discutiendo.

“Siempre tuve esa paranoia, aún más porque hay gente que admiro y entiende mucho de tecnologia que usa [post-it sobre la cámara]. Pero después de ver Mr. Robot, lo empecé a usar todo el tiempo en la notebook. En el celular no lo uso por la fiaca de andar sacándolo, pero tendría sentido también.”

Debora Corrano

Publicitaria, en entrevista a Nexo

La profesora dijo que encontró evidencias de esto hablando de asuntos específicos cerca del teléfono y observando que surgían anuncios sobre aquellos asuntos.

Facebook dijo que usa el registro de audio del celular sólo para identificar si el usuario está escuchando música o viendo TV, y que esta función está disponible en sólo algunos lugares del mundo.

Aún así, el caso no es novedad. En 2014, usuarios descubrieron una falla en el navegador Google Chrome que permitia que un website que hubiese recibido permiso para registrar el audio de una computadora continuase escuchando incluso después que el site fuese cerrado.

Como protegerse

Para esconder las cámaras, tanto la del celular como la de la computadora, la recomendación más segura es muy simple: un adhesivo o post-it encima del lente son suficientes.

En el caso del micrófono, es un problema difícil de resolver. En rigor, no hay solución facilmente reversible para los micrófonos incorporados en laptops y celulares.

Deshabilitar el programa que controla al micrófono en la computadora es una posibilidad, pero esto podria ser esquivado por un software malicioso.

Otras técnicas incluyen abrir la computadora y desconectar el sensor de sonido o usar un chiclet o masa para modelar para bloquear la entrada de audio. El problema es que estas soluciones son difíciles de revertir cuando quieras de hecho usar al micrófono.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s