Brasil: Conozca al hombre que venció a Uber en la Justicia

Fuente: Diario “O Estado de São Paulo”


Natural de Minas Gerais de 39 años dice que inició un proceso laboral sólo para que sea más rápido; según él, ‘las aplicaciones no necesitan tener a sus conductores en blanco’

Por Bruno Capelas – O Estado de S.Paulo

El natural de Minas Gerais Rodrigo Leonardo Silva Ferreira, de 39 años, protagonizó un momento inédito en la Justicia brasileña en esta semana: el último lines, 13 de febrero, la 33ª Vara de Justicia del Trabajo de Belo Horizonte reconoció el vínculo laboral de Ferreira con Uber, empresa para la que manejó entre febrero y diciembre de 2015. Hoy, el minero brinda servicios para Cabify, compañía que disputa el espacio con Uber en los grandes centros urbanos.

“Tengo una relación saludable con Cabify, así como la tenía con Uber antes. Estoy muy a favor de las aplicaciones, pero no de la forma como algunas operan hoy”, dice el conductor, en una entrevista a Estado. “No creo que se necesite estar en blanco. Usé a la Justicia del Trabajo porque era más rápida”, explica Ferreira, entre un y otro viaje. En diversas oportunidades, no pudimos hablar con el minero porque estaba atendiendo a un pasajero. “Llamame dentro de media hora, puede ser?”, pedia el conductor, profesionalmente.

Según él, el motivo del proceso no era cuestionar a Uber a causa de benefícios como mes de preaviso, vacaciones e indemnización, sino reclamar por su exclusión de la aplicación. “Fue algo sumario y arbitrario. Intenté negociar con Uber durante tres meses, pero no consegui nada. Entonces decidi einiciar un proceso en el área cívil”, cuenta el conductor. “Mi abogado también me recomendó iniciar una causa en la Justicia del Trabajo, que suele ser más rápida”.

Grupo. Natural de Belo Horizonte, Ferreira fue conductor durante 16 años, entre taxi y serviços ejecutivos. En febrero de 2015, poco después que Uber llegara a la capital minera, decidió probar al servicio – le gustó tanto que terminó largando a los clientes que tenía como conductor particular. “Mi atención fue siempre estándar. Nunca tuve problemas”, dice Ferreira, que dirigia sólo por la categoria Uber Black.

En los meses en que actuó en Uber, el minero dice haber facturado entre R$ 8 mil y R$ 11 mil [ entre u$s 900 y u$s 3500]– sus gastos con combustible, agua y caramelos, además del mantenimiento del auto, sin embargo, llegaban cerca de los R$ 3 mil mensuales [unos u$s 1000]. Hoy, en Cabify, él comenta haber reducido su jornada de trabajo, pero factura cerca de R$ 1,2 mil [unos u$s 400] por semana.

A fines de 2015, él decidió organizar una asociación para representar a los conductores de aplicaciones – la Asociación de los Prestadores de Servicio que Utilizan Plataforma Web y Aplicaciones de la Economia Compartida (APPEC), que hoy tiene 118 conductores asociados. Según Ferreira, la mensualidad es de R$ 30 [unos u$s 10] – que hoy, no es cobrada porque la “aociación está con sus actividades paralizadas”. Para el conductor, la asociación fue la causa de su exclusión de la aplicación. “Uber empezó a perseguirme”, dice.

Durante la audiencia de conciliación entre el conductor y la empresa, Ferreira fue sorprendido por un audio de WhatsApp, en el que el autor conclama a los socios de Uber a adulterar el uso de la app para conseguir el precio dinámico y facturar más. “No era yo”, dice Ferreira, que agregó a su causa un proceso por daños morales – no acatado por la Justicia minera. “Voy a entrar con una apelación para intentar revertir eso”.

Contra-ataque. Ferreira dice no temer que la decisión que lo benefició sea revertida en segunda instancia – buscado por este diario el último martes, Uber dijo que va a apelar la decisión. Según la empresa, “ya existe un precedente judicial que confirma el hecho de que no hay relación de subordinación de Uber sobre sus asociados”.

La declaración cita a un caso reciente de la Justicia del Trabajo de Belo Horizonte, decidido el 31 de enero de 2017. “La diferencia entre este caso y el mio es que la decisión del juez de mi juzgado fue muy bien fundamentada. Durante la audiencia, pensé que, incluso si hubiese perdido, seria justo”, dice Ferreira.

Para el conductor, Uber hoy practica “dumping” en el mercado de transportes con Uber X. “Es un 30% más barato que Uber Black, que ya es más barato que el taxi. Eso genera la demanda del público, pero es insoosteible para el conductor. Los más atentos ya se dieron cuenta que están empatando y ya salieron”, cree. “Es un gran engaño.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s