Del Cenagal Kirchnerista A Las Luchas Por La Liberación….

Los tres cajones en que se clasificaba a los posibles intelectuales a ser cooptados por el Lulismo del PT en Brasil:

  • del “Dinero” por la via indirecta de congresos, coloquios, proyectos de investigación
  • del “Ego”, por la importancia inédita dada a los intelectuales en una campaña política por una causa justa,
  • de la “Fiesta”, por el fortalecimiento de los lazos identitarios y de una zona de confort que involucra a la socialidad y la buena conciencia (y sabemos que la mayor enemiga de la fiesta es la culpa).”

 Los tres cajones


Comentario de Jorge Rulli en Trinchera Por La Liberación Nacional

Los tres cajones del lulismo brasileño fueron simplemente un protocolo militante y funcional de captación y de corrupción de adherentes. Cuando se lo lee, se hace evidente que en los diez años ganados de la Argentina el método debe haber sido semejante, o acaso probablemente más perverso todavía, de ello no nos caben dudas. Por otra parte, deberíase reconocer que, cualquier activista político sabía de las prebendas varias y de su costo en dignidad, del modo de acumular puntaje con las pintadas para obtener un contrato en el Estado, de los incentivos a recibir subsidios en la relación 40/60, de las servidumbres que significaba cada plan social a través de los punteros o de las organizaciones sociales…. y voy a un espectro variado que iba desde el sexo a la concurrencia obligada a las concentraciones…. No se enteraba quién no quería enterarse. En verdad, nos acostumbramos a vivir en el cenagal del Socialismo del siglo XXI porque eran muchos, muchos especialmente los intelectuales y los antiguos militantes de los años setenta, los que repetían e insistían en que lo superficial y lo accesorio, no debia hacernos perder de vista los cambios producidos… ¿Los cambios?

En realidad la mayor parte de los cambios e incluyo a la obra pública eran solamente una excusa para mayores corrupciónes, cuando no y peor todavía, parte de la industria de la Deuda Externa…. El progre camporismo fue la instalación sistemática del Simulacro y de los relatos en escenarios de cartón pintado, con los ropajes tomados abusivamente de antiguas luchas populares. El progre camporismo operó decisivamente en el campo de lo simbólico, proporcionando a una o dos generaciones la satisfacción de justificar y celebrar sus memorias políticas denigradas. A cambio de eso intentó desvirtuar definitivamente la historia del peronismo, recolonizando el país a los mercados globales y a China, mientras carente de toda propuesta de cambios revolucionarios y devenido en tribu saqueadora depredaba al Estado y con una lógica poder/dinero acumulaba bienes cuantiosos en tierras y paraísos fiscales….
Es posible que en el Brasil dónde decenas de miles de activistas de la izquierda brasileña se sacrificaron durante años para construir el Partido de los Trabajadores, lo situación anímica de muchos de ellos ahora fuertemente defraudados, no solo no tenga remedio sino que se exprese en terminos de sociedad como cansancio generalizado, indiferencia y descreimiento de lo porvenir. Supongo que en la Argentina el fenómeno no habrá de ser tan extendido ni tan grave, quisiera creer que no eran tantos los desavisados y que fueron muchos pero muchísimos más los partícipes y colaboradores con un grado de consentimiento importante, ya sea por laxitud moral o por mero cálculo especulativo… Las consecuencias de esta situación se evidencian en que, pese a que el macrismo se esfuerce con sus políticas desaprensivamente patronales, por crear condiciones favorables a la Resistencia a que convocaba el kirchnerismo, deberíamos reconocer que la oposición es mínima y que los sectores irreductibles que permanecen leales a Cristina son cada día más reducidos

¿Cuál es entonces el problema?

El problema es una vez más, el de cómo retomar una historia política sacada de madre, envilecida y trastornada hasta la locura en el pensamiento de una generación que llega a nosotros con una mezcla de estupor, sentimientos de culpa y graves trastornos tanto del razonamiento como de la identidad…. El problema es de nuevo, y parece una pesadilla, el de los años setenta, o sea el de cómo poder establecer o mejor cómo restablecer una guia o un itinerario amplio pero razonable y aceptable para los innumerables desubicados de lo nacional y popular, para los muchísimos desertores temporarios y confundidos por las modernidades tardías, que ahora decepcionados intentan volver a algún lugar, para los extraviados que se continúan golpeando contra las paredes de sus estereotipos mentales y de sus lealtades engañadas, para los muchos que insisten en pretender escuchar la melodía sin capacidad o valor para sacar la pua de la rayadura en el disco de pasta de la historia reciente y volverla a su surco… El problema es tal en definitiva para los peronistas aquellos que pretendemos retomar una historia de luchas y que, con una obstinación o quizá terquedad un poco alucinada, ambicionamos recrear y reinstalar desde las propias tradiciones la idea de Revolución. El problema es un problema para quienes pretendemos poder vincular por el diálogo y las aspiraciones comunes, nuestras propias luchas con las luchas libertarias y autonómicas de otros pueblos, en esta etapa de Capitalismo global en que la izquierda y el progresismo consiguiente, se asumen cada vez más como la izquierda del sistema mismo y no contra el sistema….

En ese sentido, es que suponemos que el fracaso repetido de los progresismos y de las diversas experiencias referenciadas en la Revolución Cubana, asi como el fracaso de los “ciudadanismos” en Europa y las catástrofes ambientales y humanitarias por doquier, nos reclaman el rescatar la idea de Movimiento en que la Patria vuelva a estar por encima de los quioscos y de las ambiciones personales, en que podamos afirmar la posibilidad de un pensamiento situado y la esperanza de cambios notables que traigan justicia social y armonía con el ambiente para resignificar la vida. En eso estamos desde Trinchera y si bien sabíamos que la empresa no iba a ser fácil, ahora cada día descubrimos que es un poco más difícil de lo que imaginábamos….

Jorge Rulli en Trinchera Por La Liberación Nacional

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s