Italia: La misa terminó: iglesias cada vez más vacías, a pesar de Bergoglio

La Repubblica

Por ZITA DAZZI y PAOLO RODARI

Al contrario, de acuerdo con los últimos datos del ISTAT, las personas que declaraban que nunca frecuentaban lugares de culto pasó de 17,2% para 21,4%. En la práctica, más de una en cada cinco. Y dá mucho que pensar el hecho de que estos mismos datos sno “drogados” por una elevación – sin esto, serían aún menores – causada por la presencia de niños en los servicios religiosos: entre los 6 y los 13 años, ellas son 51,9%.

Franco Garelli, autor de Educazione y Piccoli atei crescono. Davvero una generazione senza Dio [Pequeños ateos crecen. Realmente una generación sin Dios], ambos por la editorial Il Mulino, explica que “no es un papa el que va a mejorar la práctica religiosa”. E incluso el llamado “efecto Bergoglio”, “que, a pesar de todo, existe, tanto que no son pocos aquellos que declarab que la presencia de este papa invita a una mayor reflexión sobre si mismos y sobre el significado de la propia vida, necesita de una traducción en lo concreto, y no es tan evidente que la Iglesia consiga hacerlo. Si la ‘oferta’ continúa siendo la de comunidades llamadas ‘freezers’, com una religiosidad formal y con ritos poco envolventes, es óbvio que la práctica disminuye, las personas se desaniman. Además, el hecho es que, tal vez, estas mismas personas viven una práctica religiosa propia frecuentando otros lugares, otras personas, que no se ennmarcan necesariamente en las clasificaciones-estándard”.

Las comunidades freezers. O, lo que es casi lo mismo, sacerdotes que no consiguen comunicar la fuerza del Evangelio. Aqui está el punto central, el motivo de una desafección profunda, en algunas partes del territorio italiano. Quien está convencido de esto es el Pe. Alberto Maggi, fundador del Centro de Estudios Bíblicos de Montefano, autor, por la editorial Garzanti, de Chi non muore si rivede [Quien no muere se revé].

Él dice: “Son los sacerdotes, en primer lugar, los que deberían perguntarse: por qué las personas no vienen? Infelizmente, la verdad es que, en relación a ciertas misas, se deberia salir en legítima defensa. A veces, la lectura del misal parece el hojear una lista telefónica. Pero como es posible que Jesus irritase o entusiasmase, mientras la lectura, hoy, de sus palabras, muchas veces, no hace nada más que adormecer? Francisco hizo lo que todos los sacerdotes deberían hacer: él no quiere llevar los hombres a Dios, sino si llevar a Dios a los hombres a través de la ternura, lenguaje universal”.

La caída de la frecuentación de los lugares de culto alcanzó a todas las edades. Aquella en que se “pierde” la fé por excelencia continúa siendo entre los 20 y los 24 años. La curva, después, tiende a subir lentamente. Pero la comparación con 2006 nos dice que las edades mais desilusionada es la de los 55 a los 59 años, que, en la última década, perdió 30% de los frecuentadores de lugares de culto. Edades que podrian extenderse a los 60-64 años, en que la caída fue de 25%.

Garelli dice también: “Este fenómeno puede ser dictado o por el hecho de que, en estas edades, muchos construyen una segunda vida alternativa, y los nuevos compromisos los alejan de la práctica religiosa; o puede ser una consecuencia de la crisis: personas que salieron del ciclo productivo intentando entrar en él de nuevo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s