Odebrecht sólo hizo Belo Monte e Itaquerão, el estadio del club Corinthians por pedido de Lula a Emílio


En la base del video, a la derecha donde dice cc le activan los subtítulos en español.
Sobre la usina hidroeléctrica de Belo Monte, Dilma Rousseff usándola en la campaña Rousseff-Temer de 2014


Antes de leer la noticia lo invito a leer lo que le pasó a la gente que vivía cerca de Belo Monte, toda esa destrucción hecha para recibir coimas…
Algo más sobre Belo Monte


Fuente: Diario “O Globo”

Odebrecht sólo hizo Belo Monte e Itaquerão, el estadio del club de fútbol Corinthians, por pedido de Lula a Emílio

Ex-presidente de la constructora dijo estar en contra a la usina de u$s 10 mil millones

RIO – y su testimonio al juez Sergio Moro, Marcelo Odebrecht afirmó que estaba en contra de la hidroeléctrica de Belo Monte (PA) y que hasta se habría desentendido con su padre, Emílio Odebrecht, sobre el asunto. La polémica sobre la subasta de la usina, hecho en 2010, y el diseño final del consorcio responsable por la construcción, sin embargo, indican el apetito de la empresa por el proyecto, según fuentes del sector. A pesar de haber desistido de participar de la subasta en las vísperas del certamen, la Odebrecht integra el grupo de constructoras responsables por la obra.

Instalada en el Rio Xingu, en plena selva Amazónica, Belo Monte es estudiada desde la década del 70. Pero el proyecto sólo terminó saliendo del papel en los años 2000, cuando las presiones ambientales y una legislación máss restrictiva llevaron a una revisión en el proyecto original, con la eliminación de los reservatorios existentes en las hidroeléctricas tradicionales.

Con una capacidad instalada de 11.233 MW, Belo Monte será la segunda mayor de Brasil cuando esté lista, en 2019 — con cuatro años de atraso —, atrás de Itaipu. Su construcción, aunque polémica, es señalada como necesaria por especialistas del sector eléctrico.

— En la época en que fue tomada la decisión de llevarla a subasta, el país crecia. Habia perspectivas de aumento de la demanda por energia. y la fuente hidroeléctrica es un fuente renobable, importante para Brasil — evalúa Nivalde de Castro, del Grupo de Estudios del Sector Elétrico (Gesel) de la Universidad Federal de Río de Janeiro.

En la delación, Marcelo Odebrecht, dijo estar en contra de la obra:

— Yo tenía una relación medio complicada con Lula porque muchas veces no estaba de acuerdo con algunas cosas. El ejemplo típico fue Belo Monte, Arena Corinthians [el estadio del club de fútbol Corintihians], dos proyectos en los que yo estuve en contra, y entonces Lula terminaba recurriendo a mi padre como última instancia.

Según fuentes del sector, Odebrecht y Camargo Corrêa, que se uniriían en un consorcio para disputar la usina, presionaban al gobierno para subir el precio techo de la tarifa. el gobierno no cedió. A menos de 15 días de la licitación, la dupla de empresas desistió del negocio, irritando al entonces presidente Lula, y dejando al consorcio liderado por Andrade Gutierrez como el único candidato.

Lula y sus abogados han negado el contenido de las delaciones, inclusive sobre el estadio de Corinthians, afirmando que no hay pruebas, sólo especulaciones.

El gobierno, entonces, formó un consorcio a las apuradas, Norte Energia, liderado por Chesf, subsidiaria de Eletrobras. Al lado de la estatal estaba Queiroz Galvão, el grupo Bertin y varias empresas pequeñas, que terminarían siendo substituídas más tarde. Queiroz Galvão y Bertin dejaron también la sociedad. Odebrecht y Camargo Corrêa volverían a la escena como integrantes del consorcio constructor, al lado de Andrade Gutierrez, que perdió la subasta, y otras constructoras.

Belo Monte fue presupuestada en R$ 16 mil millones [u$s 5333 millones] y subastada en R$ 19 mil millones [u$s 6333 millones]. Hoy, la inversión está cerca de R$ 30 mil millones [u$s 10 mil millones], con acusaciones de sobrefacturación. El Tribunal de Cuentas de la Unión identificou sobreprecio de R$ 3,2 mil millones [u$s 1067 millones]. Norte Energia, que venció la subasta, no retornó las llamadas ni el e-mail de GLOBO. Andrade Gutierrez, mayor accionista del consocio constructor, evito comentar los datos del TCU. Sòlo dijo que colabora con las investigaciones del Ministerio Público Federal “dentro del acuerdo de leniência” [leniência es una especie de arrepentido de las empresas, las empresas se comprometen a ayudar y dar toda la información sobre un caso y pueden seguir operando] y que tiene el compromiso de “aclarar y corregir hechos irregulares del pasado”.


En la nota la especialista dice que Belo Monte era necesaria y que es energía renovable lástima que no aclara todo el terrible impacto ambiental y humano que tienen esas megaobras.
Todo esto para cobrar unos mangos…¿Cómo se puede defender a esta izquierda?
Más sobre Belo Monte

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s