Acelera San Pablo…

El discurso de la victoria del alcalde João Dória cuando fue elegido y su lema Acelera São Paulo


En São Paulo, 97,8% de los mayores de 60 años no consiguen atravesar la calle en el tiempo de los semáforos

Maria Fernanda Ziegler  |   Agencia FAPESP – Pocos metros separan una calzada de la otra. Pero, cuando la señal verde autoriza el pasaje de peatones, cruzar la calle puede tornarse una hazaña, principalmente para las personas cob más de 60 años: el muñequito con la luz roja empieza a iluminarse antes que ellos lleguen con seguridad al otro lado de la calzada.

Un estudio hecho en la Facultad de Salud Pública de la Universidad de São Paulo (USP) constató que 97,8% de los adultos de la ciudad con más de 60 años no consiguen caminar a 4,3 km/h, velocidad exigida por el patrón presentado por la autoridad vial para los semáforos de la ciudad. En promedio, la velocidad alcanzada por los voluntarios con más de 60 años que participaron del estudio fue mucho menor que lo exigido: apenas 2,7 km/h.

“La velocidad de marcha exigida para atravesar las calles de la ciudad no condice con la población mayor y no podemos no considerar el aumento de la población anciana en el municipio de São Paulo y en todo Brasil”, dijo Etienne Duim, autora del artículo con resultados del estudio publicado en Journal of Transport & Health – los otros autores son José Leopoldo Ferreira Antunes y Maria Lucia Lebrão (fallecida en julio de 2016).

“Lo que constatamos con el estudio es que la ciudad no está regulada para el mayor, sino para un indivíduo adulto que, en la mayoria de los casos, anda entre 4 y 6 km/h sin mayores problemas. Esto tiene el efecto de hacer con que el mayor quede cada vez más confinado en casa”, dijo Antunes, profesor titular de la FSP y orientador del estudio.

Según Duim, un estudio realizado en Inglaterra tuvo resultados muy parecidos con los de São Paulo. “El estudio inglés inclusive tuvo peso en la reglamentación del país, que aumentó el tiempo de los semáforos”, dijo.

Los dos estudios concluyen que, para la poblacón mayor, la caminata tiene una relación importante con la salud y con la interacción social y que factores que dificulten el movimiento de este público – como la dificultad de atravesar las calles– pueden indicar pérdida de autonomia e incluso de calidad de vida de la persona.

Sin prisa

“¿Aumentar 5 segundos el tiempo para cada semáforo puede traer un impacto en el trânsito? Puede. Pero, por lo que vimos en los estudios realizados en otros países, este cambio es diluído también con la adopción de otras medidas, como la alteración de la velocidad del tránsito e incentivos al uso de transporte público, por ejemplo”, dijo.

“Lo mismo também vale para otras personas con dificultad de locomoción, como personas en sillas de ruedas, embarazadas y personas con niños pequeños, por ejemplo. Es una solución que no impacta tanto al tránsito y crea un proceso interesante de inclusión social”, comenta.

El artículo Walking speed of older people and pedestrian crossing time (doi: http://dx.doi.org/10.1016/j.jth.2017.02.001), de Etienne Duim, Maria Lucia Lebrão y José Leopoldo Ferreira Antunes, está publicado en: www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2214140516302250.


Agencia FAPESP


La noticia en el Jornal Nacional

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s