Una “Prueba de Amor” para continuar con las políticas de Estado

“Una prueba de amor. Así definen en la Cancillería la condición para que China desembolse en la Argentina unos US$ 30.000 millones. ¿En qué consiste esa condición? En concretar la construcción de las represas Kirchner y Cepernic en Santa Cruz y de una cuarta central nuclear. “Luego de cumplir estas dos condiciones se va a empezar a hablar de los otras grandes obras de inversión en las que la Argentina y China pueden ser socios”, señalaron a LA NACION, en la Cancillería.

Los chinos no se consolidaron como una potencia mundial a fuerza de favores. Si van a invertir, piden algo a cambio y si esas condiciones no se cumplen, castigan. Un claro ejemplo es que hace casi un año y medio que dejaron de comprar aceite de soja a la Argentina. Casualidad o no, esta medida coincidió con el cese de las obras de las represas porque la gestión macrista quería revisar el contrato firmado por Cristina Kirchner.

Las condiciones chinas para otros desembolsos


¿Comeremos cortezas de árboles si seguimos así?


Desde el kirchnerismo están contentos con que el gobierno Macri siga con esta política!


 


¿Nos preparamos para la prueba de amor o resistimos a este modelo de dependencia, muerte y dolor?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s