Libro: Malezas Comestibles Del Cono Sur y Otras Partes Del Planeta por EDUARDO H. RAPOPORT; ANGEL MARZOCCA; BÁRBARA S. DRAUSAL

El libro en pdf para descargar


Del prefacio del libro:

¿Qué es una maleza?

Según el poeta estadounidense Ralph Waldo Emerson una maleza es una planta cuyas virtudes aun no han sido descubiertas. La definición es atractiva, pero
no totalmente cierta: basta mencionar que uno de los autores de la presente obra (Marzocca 1997) ha publicado un libro intitulado „
Vademécum de Malezas Medicinales de la Argentina. Asimismo está la
obra de Duke (1992) Handbook of Edible Weeds o sea un manual de malezas comestibles. Hay también malezas tintóreas, malezas forrajeras, las que poseen
fibras industriales o maderas para carpintería o ebanistería. Incluso las hay ornamentales. Pero algunos agricultores siguen llamándolas malezas.
En un libro sobre este tema, Edwin R. Spencer (1957) considera que „cualquier planta es una maleza si insiste en crecer donde el agricultor quiere que crezca otra planta. Se trata de una planta que está fuera de lugar, según el criterio de una persona, pero según el buen criterio de la naturaleza está perfectamente en su lugar

Por su parte, el Diccionario de la Real Academia informa que el término viene del
latín malitia, de malus, malo: abundancia de hierbas malas que perjudican a los sembrados. O, como aparece en Marzocca (1976) „plantas que llegan a ser
perjudiciales o indeseables en determinado lugar y en cierto tiempo.

Los términos despectivos abundan: mauvaises herbes en francés, infestanti o
erbacce (hierbajos) en italiano, ervas daninhas en portugués.
Incluso hay gente que llama maleza a la espesura de arbustos, zarzas y hasta el bosque mismo, si no deja caminar o cuando resulta en un impedimento para
que las vacas pastoreen libremente. En otras palabras, las malezas son plantas colonizadoras, „cicatrizadoras de la vegetación cuando sobreviene algún disturbio.
Si estas especies no son autóctonas, si provienen de otra región, entonces se denominan invasoras.
Se sabe que la avena fue originalmente una maleza de los trigales. Se hizo tan abundante que, finalmente, el hombre se dio cuenta que en lugar de eliminarla
era mejor cultivarla. Son muchas las especies cultivadas que, en algún momento y lugar, fueron malezas.
O, a la inversa, plantas cultivadas que se escaparon y devinieron malezas, como la zanahoria. Entre los ejemplos están el centeno, achicoria, rábano, nabo, acelga (o remolacha), puerro, lechuga y otras hortalizas. Incluso árboles como el álamo plateado, arce, paraíso, ligustro, guindo, manzano y muchas más se han listado como malezas. A pesar de que en México también se combate a las malezas, algunas de ellas son comestibles y se llaman quelites. Molina-Martínez (2000) concluye que „la presencia de estas malezas útiles en un cultivo puede ser una ventaja para el agricultor gracias a que su aprovechamiento no requiere
inversión económica y puede, al contrario, generar un ingreso monetario. Los agricultores necesitan conocer el comportamiento de esas malezas para saber en qué momento pueden representar una competencia para sus cultivos y entonces comenzar a eliminarlas

Lo mismo ocurre en̆ África, en donde la diferencia entre maleza y no maleza es muy difusa. Pueblos enteros dependen de esas plantas para su subsistencia y para
el comercio. Entre los pueblos nahua y mixteco que habitan en la cuenca del Río Balsas, México, hacen uso de 48 especies de malezas comestibles. Cultivan y
recolectan en total 180 especies (Casas et al. 1996). En lugar de malezas tendrían que llamarse „buenezas
En el presente libro se describen e ilustran 237 especies. Las descripciones provienen, en su gran mayoría, de la Guia Descriptiva de Malezas del Cono
Sur (Marzocca 1994). De estas 237 especies el 60% son introducidas (exóticas o foráneas) y han llegado principalmente de Eurasia. De las restantes, nativas
(92 especies), 53 se han exportado y son invasoras en otros continentes. En resumidas cuentas, el 83% de las especies que se ilustran en este manual se encuentran en nuestra región y en el Viejo Mundo. De ahí el subtítulo de la tapa. Ellas representan menos de la mitad de la lista que tenemos y esperamos completar para una futura segunda entrega. Son todas invasoras pero,
aparte, están también las comestibles no invasoras, las que nunca recibieron el epíteto de „malezas.

Entre ambas comprenden alrededor del 25% de muchas floras. Es interesante que si consideramos sólo las malezas, la proporción de comestibles va incrementándose del 34% (malezas poco agresivas) hasta el 94% (las peores malezas del mundo). A medida que se hacen más agresivas no sólo incrementan la probabilidad de que sean comestibles sino, también, de que tengan más amplia distribución geográfica. Las malezas no comestibles ocupan en promedio 10,5 países mientras que las malezas comestibles 29,5 países. El hombre ha sido el principal dispersor de malezas pero prefirió las que lo nutrían, hecho que no se da en el presente ni en la historia cercana (salvo casos aislados como el de los puritanos ingleses que llevaron adrede a América semillas de diente de león). Todo apunta a que las primeras malezas las generó el hombre en una relación en apariencia coevolutiva desde antes de la invención de la agricultura (Rapoport & Gowda 2007).
Antes que se inventara la agricultura en la Mesopotamia (Cercano Oriente), hace unos 10.000 años, el ser humano era cazador y recolector. Tenía buen conocimiento de los recursos que le ofrecía la naturaleza, y los aprovechaba. Hoy, en los países „civilizados, ese conocimiento se perdió en buena medida y son
los botánicos (etnobotánicos) los que se esfuerzan por recuperarlos.


Sobre Eduardo Rapoport en Página 12

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s