Editorial: Revisar Al Progresismo Para Comprender Al Macrismo Y La Dependencia A China

consojanohayalba

Jorge Rulli en Trinchera Por La Liberación Nacional

Escuchando con atenciòn variadas exposiciones contestatarias a los dos ùltimos gobiernos, siento que una enorme debilidad que nos aqueja para poder enfrentar los nuevos desafìos es que no hemos podido resolver ni descifrar muchos de los engañosos relatos que sembrò el progresismo a lo largo de Amèrica Latina.

Si enfrentamos a Macri desde aquellos modelos de pensamiento, y continuamos referenciandonos de alguna manera en el progresismo, no tendremos otra posibilidad màs que hacerle el juego al modelo neocolonial establecido.

Todavìa hay quienes en el campo acadèmico y contestatario referencian la cumbre de presidentes en Mar del Plata en el año 2005, como el momento màs alto de la lucha contra el ALCA ,a partir del cual se habrìan extraviado las propuestas y equivocados los caminos.. En el cartel gigante ,abierto por un grupo de activistas se leìa “CON SOJA NO HAY ALBA”.

Lo que querìamos decir es que el ALCA era la sojizaciòn y que la izquierda gritaba contra el ALCA y paradojicamente respaldaba la soja transgènica y su monocultivo,..

Estamos en una encerrona epistemològica, evidentemente, y continuamos atrapados en un neokirchnerismo crìtico no muy distante de algunos penosos personajes de levita.

Por eso mismo quiero reivindicar ahora el cartel que entonces desplegamos mientras el comandante Chaves le hablaba a la multitud. Hubo indignaciòn en el palco oficial, especialmente en los delegados y en los comisarios polìticos cubanos. Les estàbamos enrostrando que todo aquello era una farsa.

Y lo fue ,sin duda,lo raro es que todavìa haya quienes no puedan revisarlo, y si no pueden hacerlo, es por la gravidez que en ellos tiene aùn un marxismo ramplòn, propio de los 70, y que nuestra generaciòn conociò a travès de los manuales cubanos y de los libros de Marta Harnecker.

Aquella etapa terminò, definitivamente , y se degradò hasta llegar a los actuales acuerdos de Cuba con los Estados Unidos. Pero los espectros del paradigma cubano sobre nuestra generaciòn, permanecen en un substrato de pensamientos bàsicos, prejuicios y estereotipos que parecen condicionar y condenar toda reflexiòn polìtica latinoamerticana.

Cada dìa nos demuestra que la antinomia izquierdas y derechas o la de progresistas y reaccionarios carecen de sentido cuando se trata de la dependencia y de las polìticas de estado.

Pero nos cuesta reconocerlo, porque tendrìamos que enjuiciar los fracasos colosales de la generaciòn a la que pertenecemos. El llamado progresismo latinoamericano, fue la otra cara del fracaso de los años 70 y sirviò claramente al proyecto extractivista y de sometimiento a las necesidades del coloso chino .Recordemos la cantidad de veces que tanto el comandante Fidel Castro ,como el senador Eleuterio Fernandez Huidobro en el Uruguay, o acaso Atilio Boròn de FLACSO en Argentina, han repetido que las relaciones Sur-Sur eran emancipatorias ,que China era como una hermana mayor que nos ayudarìa en nuestro propio desarrollo y que debìamos deshechar todo temor a que se transformara en un nuevo imperialismo, simplemente porque no ejercìa ,tal como los Estados Unidos, la intromisiòn militar…¿?

La propuesta del progresismo de integraciòn continental y de reorganizaciòn del mercosur, fueron abiertamente una farsa desprovista de todo proyecto nacional o de ideales de hermandad bolivariana, un esquema de servicio a las nuevas burquesìas prebendarias como Oderbrecht y Làzaro Baez, que en la deriva pòstuma del anacrònico marxismo latinoamericano, se proponìan para reemplazar a las viejas clases dominantes.

Desde todas estas perspectivas concluimos que el progresismo latinoamericano, fue un modo perverso de contrainsurgencia en que las dependencias a los mercados globales se conjugaron con asistencialismo masivo y con relatos y ropajes que no hicieron sino confundir y desvirtuar las memorias revolucionarias de nuestros pueblos.

Todo aquello fue una farsa orquestada y pensada por los ènclaves del poder financiero internacional y ahora ,aùn terminada la etapa, sufrimos la terrible impotencia de poder visualizarnos a nosotros mismos y a nuestros intereses frente a la continuidad terrible de las polìticas de estado y el rol neoimperial a que nos somete China.

Jorge Rulli en Trinchera Por La Liberación Nacional

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s