¿Qué tan bajo tiene que caer Uber antes de que dejemos de usarlo?

The Guardian

De reclamos por acoso sexual a la adquisición de los expedientes médicos de una víctima de violación, la reputación de Uber va de mal en peor – pero con poco efecto en su balance final.

Este es un patrón que se está volviendo claro: una historia de noticias revela que Uber se ha involucrado en un comportamiento ilegal, poco ético o simplemente grosero. Uber jura a medias que es una excepción, o que está en el pasado, o que en realidad de todos modos es la ley la que está mal. Todo el mundo expresa su indignación, argumentando que esta es seguramente la historia que le pondrá fin a Uber al hacer que sus clientes / inversionistas / empleados lo abandonen en masa. Y Uber continúa creciendo y consolidándose en la vida de millones de clientes.

Podías verlo esta primavera, cuando Uber sumergió en un escándalo de acoso sexual de la que todavía está tratando de salir. Primero un empleado, luego un goteo, luego una inundación, se presentaron con alegaciones de que el ambiente de trabajo de la compañía era hostil a las mujeres, y que a los de RR.HH. sencillamente no les importaba.

El CEO de Uber, Travis Kalanick, anunció una investigación externa, pero cuatro meses más tarde la descartó despidiendo a 20 personas , y justificando a casi 100 otras quejas, en una reunión de todo el personal.

El escándalo de acoso sexual ha sido uno de los incidentes más dañinos para la compañía, pero de ninguna manera el único – ni siquiera el único que lo golpeó esta primavera. En marzo, se reveló que la compañía había “greybaleado” [Greyball era el programa que usaba Uber para que sus conductores zafaran de posibles controles policiales] a las fuerzas de la ley, ocultando a sus vehículos de ellas en un esfuerzo para zafar de los intentos para atrapar conductores en las ciudades donde la aplicación está prohibida. Una semana después, la compañía anunció que ya no usaría la herramienta.

Más tarde ese mes, se reveló que la compañía había reveló que habían violado las normas de Apple en un esfuerzo por combatir el fraude en China, manteniendo un registro de dispositivos específicos que eran reinstaldos. Tim Cook fue a ver a Kalanick personalmente a Cupertino para regañarlo con el fin de detener a Uber en su violación de las reglas.

A lo largo de todo esto, Uber también se ha enfrentado a escándalos gemelos en su división de automóviles sin conductor, una parte de la firma que Kalanick ve como existencialmente importante para su futuro. En primer lugar, lanzó un programa de pruebas en San Francisco sin el permiso para hacerlo, forzándolo a retirar el programa y trasladarlo a Arizona – pero no antes de que uno de sus automóviles sin conductor fuese filmado pasando una luz roja.

Uber afirmó que el incidente fue “error humano”, pero también se produjó en febrero cuando se reveló que el coche había estado bajo el control a través de IA [inteligencia artificial] en ese momento – el único error “humano” fue que la persona que supervisaba a la IA no se dio cuenta de que estaba a punto de violar la ley e intervenir.

Luego, Uber entró en una larga y costosa batalla legal con la compañía de autos sin condutor de Google, Waymo, por las acusaciones de que un ex empleado de Waymo había robado secretos comerciales cuando se había unido a Uber. La demanda sigue en curso, pero Uber ha despedido al empleado en cuestión.

Y nada de esto ni siquiera toca las cuestiones generalizadas del papel de Uber en la creación de una nueva forma de trabajo precario, lo que lleva a sus trabajadores – no, legalmente, empleados, y por lo tanto que no pueden exigir cosas como pago por enfermedad, vacaciones o seguridad laboral – luchando por sindicalizarse y luchar por sus derechos.

A lo largo de todo esto, el hashtag #DeleteUber ha burbujeado. Primero se desplegó en febrero, cuando Uber fue acusada de aplastar una protesta contra los impedimentos para quienes viajan a Estados Unidos   al desactivar las tarifas variables que las encarecían en los lugares cercanos al aeropuerto JFK de Nueva York, y ha resurgido cada vez que otro surge otro escándalo. Sin embargo, los números involucrados parecen pequeños, y no ha habido ninguna indicación de que sirvió para afectar a la empresa para nada.

En su lugar, Uber ha entrado en esa parte rara del mercado, junto a compañías como Ryanair y Sports Direct, donde el desagrado es ahora una parte asumida de la marca. Claro que a algunas personas les gusta la empresa. Pero muchas no lo hacen, pero también saben que es más barata que la competencia.

La pregunta para los clientes de Uber con cada nuevo escándalo ya no es “esto es malo”, “esto es odioso” o incluso “esta es una empresa a la que puedo seguir apoyando moralmente”. Simplemente es “estoy lo bastante sorprendido por esto para cambiar mi punto de vista por uno peor”. Y Uber ha llegado al escenario donde aparentemente no hay nada bajo que pueda llegar a sorprenderle a la gente. En cierto sentido, es indestructible.

Tal vez el último escándalo – los informes de que un ejecutivo de Uber de alguna manera adquirió la historia clínica de una cliente de la india que había sido violada por uno de los conductores de la compañía, y los compartió con otros ejecutivos, incluyendo a Kalanick, para poner en duda su afirmación e incluso apuntar a un competidor – es algo que shockeará a los partidarios de Uber, y sus apáticos clientes, en dejar de usar esa aplicación.

Pero ya, las ruedas están girando. El ejecutivo ha sido despedido. Arianna Huffington, miembro del consejo de Uber y magnate de los medios de comunicación, ha dicho que Kalanick está creciendo como persona -como prueba cita el hecho de que ahora medita en la sala de lactancia de la compañía– y está “en el lugar para tomar buenas decisiones ahora”. Una elección en el Reino Unido, y un director del FBI testificando contra el presidente en los EE.UU., está moviendo la agenda de noticias. Pronto, el próximo escándalo se producirá, y comenzará de nuevo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s