No tenemos nada que ajustar, todo por inventar!

“El abismo que se abrió no está siendo ocupado por ninguna dinámica de radicalización democrática. Es necesario enfatizar: este vacío acontece porque el levantamiento de Junio de 2013 fue restaurado por el PT y en general por el “gobiernismo”. Hoy, esa restauración tiene contornos claros: el PT tenía que respetar los compromisos con los dueños del dinero y su moneda falsa. Por un momento, entre junio de 2013 y junio de 2014, el coraje de la verdad afirmado por la multitud de los jóvenes que enfrentaron la represión estatal produjo una moneda verdadera. La restauración que el PT promovió fue en sí misma una vuelta a la circulación forzosa de la moneda falsa: aquella acuñada por la Casa de la Moneda y validada por el sello de las relaciones neocoloniales entre los carteles de los partidos y los carteles empresariales. El Estado Grande y las Grandes Empresas renovaran de este modo, en las elecciones de octubre de 2014, el abrazo incestuoso que desde siempre asfixia la vida social de los pobres y del trabajo, reproduciendo ad infinitum la herencia colonial y esclavista. Fue en las elecciones que aconteció la gran restauración, aquella que transformo el MPL en… MBL: la indignación creció, pero el PT y sus aliados consiguieron entregarla en el regazo de una nueva derecha para reproducir, de este modo, la moneda falluta de la falsa polarización. El dispositivo era el mismo, como dijimos, aquel que articula la condicion neocolonial con la colonización interna: entre el expolio de la naturaleza y de la sociedad, pasando por encima de los indios y de los pobres, también sobre los embriones de general intellect que el marketing presentaba como “nueva clase media”.

Todo esto parece confirmar el dicho popular, popularizado en la década de los 70’s por Milton Friedman: “no existe almuerzo gratis”. Pero, no todo es de este modo. De hecho, las diferencias y matices dentro de la coalición y entre ellos se realizan a través de lo que los economistas llaman “externalidades”, de lo ellos son capaces de añadir “gratuitamente” por medio de la adhesión de un cierto “público”. En octubre de 2014, la reelección de Dilma nunca alcanzo efectividad social (por eso dijimos luego, en noviembre de 2014, que era una “victoria a lo Pirro”) comenzó a ser contestada al día siguiente, es más, fue una terrible restauración en el campo de la izquierda: la gran mayoría de aquellos que se habían dejado llevar por la manada salvaje de junio volvieron al rebaño y se dejaron, cobardemente, encerrar en el corral del “lulismo”.

Hipnotizados por las imprecaciones seniles de la uspeana [perteneciente a la USP (Universidade de Sao Paulo)] que se enfrentan a los fantasmas sociológicos, el mundo universitario y, hasta, el mundo de la “cultura” se dejó llevar por el marketing del gobiernismo, aplaudiendo a Dilma, que reivindicaba la represión de junio, o vistiendo la camiseta roja para apoyar a Lula en la Paulista [Avenida Paulista]. El robo electoral de octubre de 2014 solo fue posible por medio de ese apoyo entusiasta y bufonesco del “voto crítico”, inclusive el del “izquierdismo”. Fue esa colaboración que, al mismo tiempo daba efectividad a la campaña del PT, reproducía satisfactoriamente los innumerables relatos (monedas) falsos que destruirían de una vez el campo progresista en Brasil. Una operación que contó con el apoyo de toda la nomenklatura de la izquierda “global”.

Lo que nos interesa aquí es enfatizar el éxito de esa operación. La burocracia corrupta del PT tenía algo que defender y recibió por lo que hizo, pero la gran mayoría de los que reproducirán (algunos continúan) estas narrativas terminan creyéndolas ellos mismos. Es este “éxito”, esta disposición de la izquierda a “defender lo indefendible” e ir hasta las últimas consecuencias de esa mistificación, lo que nos hace pensar con cuidado. Como no recordar el “consenso de los esclavos” que reinaba en la URSS (y en la China maoísta) y en la izquierda internacional a pesar de todo lo que acontecía en esos regímenes totalitarios?!

Segmento del artículo: No Tenemos Nada Que Ajustar, Todo Por Inventar!

por Giuseppe Cocco

 

PDF del artículo de Giuseppe Cocco por si no pueden verlo en Uninomade

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s