Durante los últimos 20 años, el movimiento antiglobalización fue una de las grandes reservas de rebeldía y de pensamiento revolucionario en el mundo globalizado

Durante los últimos 20 años, el movimiento antiglobalización fue una de las grandes reservas de rebeldía y de pensamiento revolucionario en el mundo globalizado.

Decenas de miles de jóvenes comprometieron sus vidas su libertad y la seguridad de sus existencias económicas en el primer mundo, arriesgándolo todo en las calles de Montreal, de Génova y tantas otras ciudades en que los combates que protagonizaron fueran legendarios.

Estuvimos en muchas de esas grandes batallas, particularmente en la de Copenhague, que fuera terrible y donde estuvimos a punto de quebrar al enorme aparato policial que rodeaba los edificios de Naciones Unidas y que nos impedían a los que manifestabamos por “Justicia Climática Ahora”, aunarnos a la delegación de Bolivia que saliendo al exterior, reclamaba una Asamblea Popular.

Durante 2o años,el movimiento antiglobalización, los foros sociales mundiales, la Vía Campesina y el zapatismo, marcaron las pautas de un combate que se fundaba en la convicción de que otro mundo era posible…

Lo que se denomina vulgarmente el Peronismo, el archipíélago del PJ y la multitud de dirigencias sindicales, con algunas excepciones, estuvieron totalmente ausentes de esas luchas. No solo estuvieron ausente sino que las ignoraron y probablemente, estuviesen anímicamente en el bando de enfrente.

No es casual, entonces, que estemos ahora en la situación que estamos, renegando de todas las memorias, abjurando del pasado y eligiendo caminos de modernidad tardía y de neoextractivismo…

Un periplo salvaje en el que llegamos a Ottavis, Randazzo, Boudou, Guillermo Moreno y la misma reina Cristina…

Durante más de 20 años luchamos para que el Peronismo se reencaminara con los que luchaban para cambiar el Sistema, que se identificara con las banderas que decían NO SOMOS MERCANCIA…

Fue inútil, y ahora vemos las consecuencias del prolongado derrape de una historia, lo vemos en estas próximas elecciones donde todo resulta nauseabundo y donde no parecen haber alternativas que no sean inevitablemente perdidosas y legitimadoras.

Es la consecuencia de un largo camino, muy pero muy difícil de reencausar en la identidad que tuvimos y que olvidamos.

Gracias a Dios,las luchas antiglobalización continúan, nuevos jóvenes heroicos se suman a las batallas callejeras y nuestras esperanzas se realimentan en ellas…

Jorge Rulli en Trinchera Por La Liberación Nacional


Incidentes en Hamburgo: desajolan una protesta contra el G-20

Policías se enfrentaron a los miles de militantes antiglobalización que se manifestaban bajo el lema “Bienvenidos al infierno”

La Nación


Una buena ocasión para rever La Batalla de Seattle

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s