La vigilancia electrónica no es para los ricos y poderosos

De esta nota de Sebastian Campanario sobre la lucha contra la evasión, inteligencia artificial, cruces de datos y los ricos y poderosos.

“Muchos analistas creen que con las últimas tecnologías y la expansión del dinero virtual, está cambiando el paradigma vigente, y muy pronto la sociedad será como el reallity show: no se podrá escapar a los organismos fiscales, que como el Gran Hermano de Orwell, vigilarán cada uno de los movimientos de sus contribuyentes.¿En qué se basan esos pronósticos? En la proliferación de instrumentos como los medios de pagos electrónicos, las monedas virtuales, los controles satelitales, drones para combatir el comercio informal y el contrabando, y sobre todo, tres tecnologías revolucionarias.

Una es el avance del blockchain que permite un registro pormenorizado e imborrable de las transacciones y las riquezas financieras y patrimoniales de todos. La segunda es el uso de big data, donde los países arman modelos predictivos para anticipar la propensión a evadir de empresas y personas basados en su conducta histórica. El modelo cruza esos patrones con los registros de datos, y detecta además proveedores falsos, o si lo que declara la empresa corresponde con lo que muestran en su vida cotidiana los dueños y directivos.”

“La tercera novedad fue aportada por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y el Mitre Corp, una ONG de investigación tecnológica: aplicar inteligencia artificial para descubrir las protecciones fiscales abusivas que usan empresas multinacionales o sociedades privadas. Analizando declaraciones, rastreando flujos de dinero rutinariamente, y cruzando eso con las miles de páginas de los códigos fiscales mediante algoritmos, aseguran que los países pueden evitar el uso de las zonas grises de las legislaciones fiscales que aprovechan especialistas muy habilidosos para evadir o eludir. Hasta ahora eso lo hacía una tropa de abogados, contadores, y auditores en años de trabajo, con pocos resultados, y hoy podría hacerlo una computadora al instante.

Los alcances de la tecnología son ilimitados. Aunque el optimismo se matiza cuando los especialistas tributarios aseguran que las grandes empresas y las clases más adineradas, que mueven el amperímetro de ingresos fiscales, siempre se las ingeniarán mediante marañas legales complejas para evadir o eludir y será imposible atraparlos. Desafiarán la tecnología con más tecnología, la ingeniería contable le ganará a la ingeniería financiera, y difícilmente un ejército tecnológico traspasará sus barreras.

Eso plantea una hipótesis: con la nueva tecnología, la evasión del futuro será exclusiva para las clases altas, e imposible para las clases bajas, medias, medias altas, y las pymes, que tienen menor acceso a ingeniería contable sofisticada para eludir o evadir. La tecnología los pondrá contra la pared. No tendrán forma de escapar a las redes que tejerán las autoridades fiscales con entrecruzamiento de datos y registros concadenados, siquiera para eludir. Y esa lucha desigual concentrará más la renta.”

Estado o evasores: ¿a quiénes servirán más las tecnologías?


En definitiva los ricos y poderosos siempre podrán zafar, el resto seremos vigilados y sabrán nuestros secretos.
Tengámoslo en cuenta cuando nos den soluciones tecnológicas ante problemas sociales!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s