En las PASO paso…

A partir de 1955, luchábamos para reinstalar el gobierno de Perón, se trataba de que volviese en el avión negro, que el golpe militar retrocediera a los cuarteles y que el pueblo volviera a ser protagonista de su propia existencia .

Pero a partir de las negociaciones de Arturo Frondizi con el gordo Cooke, y especialmente del respaldo electoral y del nuevo gobierno constituido, nosotros perdimos la legitimidad que teníamos y aún sin mayor conciencia comenzamos una etapa de insurgencia que nos condujo rápidamente a lo que fue el plan de Conmoción interna del Estado(CONINTES) con los consiguientes consejos militares, tortura y cárcel.

Esa fue nuestra Universidad como generación, pero también la de ellos, la de la inteligencia militar que trajo asesores franceses expertos en Indochina y Argelia, y generó una definida estrategia contrainsurgente frente al fenómeno aparentemente inabarcable del Peronismo.

Esa estrategia no se detuvo nunca.  Siempre operaron, aún por detrás de los acontecimientos políticos, aunque pelearan entre azules y colorados, aunque cambiaran los gobiernos y aunque gradualmente se fueran empobreciendo de recursos y de tropa.

Es que en esa estrategia que conduce al 601, cada vez requirieron menos ejército y mas inteligencia.

Hoy los locales que fueran del 601 en Viamonte y Callao, donde retuvieron por años el cadáver embalsamado de Evita, han sido donados a la Universidad del Salvador. Las Fuerzas armadas no son lo que fueron, sino apenas la sombra de lo que fueron alguna vez, pero el 601 sigue operando, no sólo en Quebracho o en la Garré, o en tantos miles de dobles agentes que pululan en el campo partidario o sindical…

La doctrina de la ingeniería social que presidía la mesa chica de Cristina, también corresponde a esa estrategia y el que Milani haya llegado a la cima del ejército aunque ahora se refugie en una panchería.

Los resultados están a la vista ,luego de 60 años .

El Peronismo es un cadáver insepulto y Cristina se desembaraza de sus restos junto con Carta Abierta y los sectores intelectuales que son herederos directos de aquellos que negociaron con Cooke en el 58, el levantamiento de la abstención y el voto en blanco del Peronismo, pasando por el respaldo a Frondizi, de los intelectuales del Bar La Paz, el Club Socialista de Alfonsín,  la revista Unidos, y el Frepaso y más tarde la Biblioteca Nacional y el progrecamporismo.

Los resultados son, que el Pueblo ya no existe, que es una masa informe, que no hay siquiera una fuerza transformadora mínima y que si en el año 58 quemábamos banderas inglesas y norteamericanas hoy se queman banderas argentinas.

Es el final de un ciclo en que deberíamos renacer como fuerza revolucionaria y ello requiere reconstruir o construir un sujeto.

Es una tarea impostergable e individual, la de afilar y cuidar el filo de la espada. Es el inicio de un largo camino, pero hay que comenzar a andar. Y no es con opciones que lo haremos, especulando con el mal menor o con quién le haga más daño a Cristina o a Mauricio.

Qué importan los escenarios de cartón pintado entre progresistas de izquierdas o derechas cuando deberíamos estar gestando una nueva gesta revolucionaria?

Este sería entonces el interrogante y el dilema que deberíamos tener en esta jornada de hoy…

Jorge Eduardo Rulli en Trinchera Por La Liberación Nacional

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s