Apuntes para un manifiesto neo-ludita

The Anarchist Library

Chellis Glendinning
Es un apunte del año 1990!

La mayoría de los estudiantes de historia europea descartan a los luditas de la Inglaterra del siglo XIX como “imprudentes rompedores de máquinas” y “vándalos” dignos de mención solo por sus tácticas arriesgadas. Más allá de esta interpretación, encontramos a un movimiento social complejo, reflexivo y poco comprendido, cuyas raíces se encuentran en un choque entre dos cosmovisiones.

La cosmovisión que desafiaron los luditas del siglo XIX fue la del capitalismo laissez-faire con su creciente amalgama de poder, recursos y riquezas, racionalizada por su énfasis en el “progreso”.

La visión del mundo que ellos respaldaban era una más antigua, más descentralizada, que propugnaba la interconexión del trabajo, la comunidad y la familia a través de gremios artesanales, redes de pueblos y municipios. Vieron a las nuevas máquinas que los propietarios introdujeron en sus lugares de trabajo, hiladoras y  telares automáticos como amenazas no solo para sus trabajos, sino también para la calidad de sus vidas y la estructura de las comunidades que amaban. Al final, la destrucción de estas máquinas fue un último esfuerzo de un pueblo desesperado cuyo mundo estaba al borde de la destrucción.

Bombardeados por las tecnologías

La actual controversia sobre la tecnología recuerda a la del período ludita. A nosotros también nos bombardea una nueva generación de tecnologías: televisión bidireccional, fibra óptica, biotecnología, superconductividad, energía de fusión, armas espaciales, supercomputadoras. Nosotros también somos testigos de protestas contra la embestida. Un grupo de estudiantes de Berkeley se reunió en Sproul Plaza para patear y destrozar a televisores como un acto de “terapia para las víctimas de la tecnología”. Una empresaria de Los Ángeles subió a la Base Aérea Vandenberg y golpeó una computadora relacionada con armas con una palanca cortadores, martillo y taladro inalámbrico. Los aldeanos en la India se resisten a las excavadoras que talan sus bosques envolviendo sus cuerpos alrededor de los troncos de los árboles. Las personas que viven cerca del aeropuerto de Narita en Japón se sientan en la pista para evitar que los aviones despeguen y aterricen. Los alemanes del oeste trepan por las chimeneas de las fábricas para protestar contra las emisiones que están causando la lluvia ácida, que está matando a la Selva Negra.

Neoluditas desesperados

Tales actos se hacen eco de las preocupaciones y el compromiso de los luditas del siglo XIX. Los neo-luditas son ciudadanos del siglo 20 -activistas , trabajadores, vecinos, críticos sociales y académicos- que cuestionan la cosmovisión moderna predominante, que predica que la tecnología desenfrenada representa el progreso. Los neo-luditas tienen el coraje de contemplar la catástrofe total de nuestro siglo: las tecnologías creadas y diseminadas por las modernas sociedades occidentales están fuera de control y profanan la frágil estructura de la vida en la Tierra. Al igual que los primeros luditas, nosotros también somos personas desesperadas que buscamos proteger los medios de subsistencia, las comunidades y las familias que amamos, que están al borde de la destrucción.

¿Que es la tecnologia?

Así como los recientes movimientos sociales han desafiado la idea de que los modelos actuales de roles de género, organizaciones económicas y estructuras familiares son necesariamente “normales” o “naturales”, el movimiento neo-ludita ha llegado a reconocer que el progreso tecnológico y los tipos de tecnologías producidos en nuestra sociedad no son simplemente “como son las cosas”.

Como señaló el filósofo Lewis Mumford, la tecnología consiste en más que máquinas. Incluye las técnicas de operación y las organizaciones sociales que hacen que una máquina en particular sea viable. En esencia, una tecnología refleja una cosmovisión. Las formas particulares de tecnología (máquinas, técnicas y organizaciones sociales) generadas por una cosmovisión particular dependen de su percepción de la vida, la muerte, el potencial humano y la relación de los humanos entre sí y con la naturaleza.

En contraste con las cosmovisiones de la mayoría de las culturas en todo el mundo (especialmente las de los pueblos indígenas), la visión que está en la base de la sociedad tecnológica moderna alienta un enfoque mecanicista de la vida: al pensamiento racional, la eficiencia, el utilitarismo, el desapego científico, y la creencia de que el lugar humano en la naturaleza es uno de propiedad y supremacía. Los tipos de tecnologías que resultan incluyen plantas de energía nuclear, rayos láser y satélites. Esta cosmovisión ha creado y promovido el complejo militar-industrial-científico-mediático, las corporaciones multinacionales y la expansión urbana.

Detener la destrucción provocada por tales tecnologías requiere no solo la regulación o eliminación de elementos individuales como pesticidas o armas nucleares. Requiere nuevas formas de pensar acerca de la humanidad y nuevas formas de relacionarse con la vida. Requiere la creación de una nueva visión del mundo.

Principios del neo-ludismo

  1. Los neo-luditas no son anti-tecnología. La tecnología es intrínseca a la creatividad y a la cultura humanas. A lo que nos oponemos es a los tipos de tecnologías que son, en la raíz, destructivas de vidas y comunidades humanas. También rechazamos tecnologías que emanan de una cosmovisión que considera la racionalidad como la clave del potencial humano, la adquisición de materiales como la clave para la realización humana y el desarrollo tecnológico como la clave del progreso social.
  2. Todas las tecnologías son políticas. Como escribe el crítico social [Jerry Mander en Cuatro Buenas Razones Para Eliminar La Television, las tecnologías no son herramientas neutrales que puedan usarse para bien o para mal dependiendo de quién las use. Son entidades que se han estructurado conscientemente para reflejar y servir a intereses poderosos específicos en situaciones históricas específicas. Las tecnologías creadas por la sociedad tecnológica de masas son aquellas que sirven para la perpetuación de la sociedad tecnológica masiva. Tienden a estar estructuradas para la eficiencia a corto plazo, la facilidad de producción, distribución, comercialización y el potencial de ganancias, o para la guerra. Como resultado, tienden a crear sistemas sociales rígidos e instituciones que las personas no entienden y no pueden cambiar o controlar.

Como señala Mander, la televisión no solo brinda entretenimiento e información a los hogares de todo el mundo. Ofrece a las empresas un método infalible para expandir sus mercados y controlar el pensamiento social y político. (También rompe las comunicaciones familiares y reduce la experiencia de la vida de las personas al mediar en la realidad y reducir su capacidad de atención).

Del mismo modo, el dispositivo intrauterino Dalkon Shield no solo hizo el control de la natalidad más fácil para las mujeres. Creó enormes ganancias para los empresarios corporativos en un momento en que la más grande generación nacida en los Estados Unidos era mayor de edad y los anticonceptivos orales estaban perjudicándonos. (También dañó a cientos de miles de mujeres al causar abortos sépticos, enfermedad inflamatoria pélvica, útero roto, esterilidad y muerte).

Crítica de la Tecnología

    1. La visión personal de la tecnología es peligrosamente limitada. El mensaje “pero no podría vivir sin mi procesador de textos” niega las consecuencias más amplias del uso generalizado de computadoras (contaminación tóxica de los trabajadores en plantas electrónicas y la consolidación del poder corporativo a través del acceso exclusivo a nueva información en lass bases de datos) .

Como señala Mander, los productores y divulgadores de las tecnologías tienden a presentar sus creaciones en términos optimistas y utópicos. ¡Los pesticidas aumentarán los rendimientos para alimentar a un planeta hambriento! La energía nuclear será “demasiado barata como para medirla”. ¡La píldora liberará a las mujeres! Aprender a criticar la tecnología exige examinar a fondo su contexto sociológico, ramificaciones económicas y significados políticos. Implica preguntar no solo qué se gana, sino qué se pierde y quién lo pierde. Implica observar la introducción de tecnologías desde la perspectiva no solo del uso humano, sino también de su impacto en otros seres vivos, sistemas naturales y el medio ambiente.

Programa para el futuro

  1. Como un movimiento para hacer frente a las consecuencias de las tecnologías modernas y evitar una mayor destrucción de la vida, favorecemos el desmantelamiento de las siguientes tecnologías destructivas:
    • tecnologías nucleares, que causan enfermedades y muertes en todas las etapas del ciclo del combustible;
    • tecnologías químicas, que reprograman los procesos naturales mediante la creación de productos químicos sintéticos, a menudo venenosos, y dejan residuos tóxicos e indisponibles;
    • tecnologías de ingeniería genética, que crean mutágenos peligrosos que cuando se liberan en la biosfera nos amenazan con riesgos sin precedentes;
    • la televisión, que funciona como una fuerza de control mental centralizada, que disrompe la vida comunitaria y envenena al medio ambiente;
    • las tecnologías electromagnéticas – cuya radiación altera la dinámica eléctrica natural de los seres vivos, causando estrés y enfermedad; y
    • las tecnologías informáticas, que causan enfermedades y muertes en su fabricación y uso, mejoran el poder político centralizado y alejan a las personas de la experiencia directa de la vida.

    Tecnología por y para la gente

    2. Favorecemos la búsqueda de nuevas formas tecnológicas . Como aboga el científico político Langdon Winner en Autonomous Technology [Tecnología Autónoma] , favorecemos la creación de tecnologías por parte de las personas directamente involucradas en su uso, no por científicos, ingenieros y empresarios que obtienen ganancias financieras de la producción y distribución masiva de sus inventos y que saben poco sobre el contexto en el que se utilizan sus tecnologías.

    Favorecemos la creación de tecnologías de escala y de estructuras que las hagan comprensibles para las personas que las utilizan y se ven afectadas por ellas. Favorecemos la creación de tecnologías construidas con un alto grado de flexibilidad para que no impongan una huella rígida e irreversible en sus usuarios, y favorecemos la creación de tecnologías que fomenten la independencia de la adicción tecnológica y prometan libertad política, justicia económica y Balance ecológico.

    3. Favorecemos la creación de tecnologías en las que la política, la moral, la ecología y la técnica se fusionen para el beneficio de la vida en la Tierra:

    • las fuentes de energía basadas en la comunidad que utilizan tecnologías solares, eólicas y de agua, que son renovables y mejoran las relaciones con la comunidad y el respeto por la naturaleza;
    • tecnologías orgánicas y biológicas en agricultura, ingeniería, arquitectura, arte, medicina, transporte y defensa, que se derivan directamente de modelos y sistemas naturales;
    • tecnologías de resolución de conflictos, que enfatizan la cooperación, la comprensión y la continuidad de la relación; y
    • tecnologías sociales descentralizadas, que fomentan la participación, la responsabilidad y el empoderamiento.

    4. Favorecemos el desarrollo de una cosmovisión que mejore la vida en las sociedades tecnológicas occidentales. Esperamos inculcar una percepción de la vida, la muerte y el potencial humano en las sociedades tecnológicas que integrarán la necesidad humana de expresión creativa, experiencias espirituales y de comunidad con la capacidad de pensamiento racional y funcionalidad. Percibimos el rol humano no como el dominador de otras especies y la biología planetaria, sino como algo integrado en el mundo natural con aprecio por lo sagrado de la vida.

    Prevemos un futuro sostenible para la humanidad siempre y cuando las sociedades tecnológicas occidentales reestructuren sus proyecciones mecanicistas y fomenten la creación de máquinas, técnicas y organizaciones sociales que respeten tanto la dignidad humana como la totalidad de la naturaleza. Al avanzar hacia esa transición, somos conscientes: no tenemos nada que perder, excepto una forma de vida que conduce a la destrucción de toda la vida. Tenemos un mundo que ganar.

“El Lobby” Entrevista a Costas Isychos, ex integrante del gobierno de Alexis Tsipras (Grecia)


Si quiere descargar el archivo de audio, .mp3



Organicémonos para resistir a esto!

El chavismo fue una pasión de la izquierda en la Argentina, una pasión que arrebató a muchísimos y de la cual nadie parece guardar memoria

Maduro fue reelecto, Falcón no lo reconoció

El mandatario venezolano ganó con un 67,7 por ciento de votos frente al 21,1 por ciento de su principal rival, Henri Falcón. La participación fue del 46 por ciento, en una jornada marcada por el llamado opositor a la abstención.

Página 12


El diario de Santamaría, intenta ser objetivo con las recientes elecciones en Venezuela, y nos informa con presunta seriedad sobre las cifras que da el oficialismo, a la vez que con afectado respeto por otras opiniones nos ofrece los dichos al respecto de la oposición.

Todo muy serio y “periodístico” y por ello nos indigna más todavía. Porque el chavismo fue una pasión de la izquierda en la Argentina, una pasión que arrebató a muchísimos y de la cual nadie parece guardar memoria.

No me refiero solamente a las organizaciones de izquierda, que eran fanáticas del chavismo, y con las que sería bueno debatir hoy el tema, me refiero también a gente como Gustavo Grobocopatel, que en una oportunidad, y dando yo una conferencia, contra el modelo de la soja y de los agronegocios en Carlos Casares me interrumpió gritando que …”la soja era bolivariana”!!

Pues bien, ahora cada vez que viajo a Buenos Aires, no puedo dejar de advertir, cada vez que entro en una tienda, en un bar o en un restaurante, que el muchacho o la muchacha que me atiende son venezolanos.

Hoy me escribe una compañera argentina que está cruzando la frontera de Colombia al Ecuador, y lo hace horrorizada por las masas de venezolanos que están esperando hacer lo mismo y que pasan días aguardando el permiso, a la vez que me expresa sorprendida, su resignación y su tristeza, las buenas maneras y un ansia de disculparse ante el mundo por su propio y trágico destino. Están dejando Venezuela en masa, y uno los encuentra tanto en Chile, como en Bolivia, como en Paraguay o en Argentina, ni hablar de Colombia.

Son las víctimas innumerables de los desavaríos del marxismo colonial, las víctimas de un enorme equívoco que se llamó socialismo del siglo XXI y que pretendió hacerlo pasar por el modelo rentístico petrolero.

Y nos preguntamos ¿Qué tienen que decir los cultores del Chavismo en Argentina? Simplemente callan. Es como con Menem. No sólo nadie lo votó, sino que parece que tampoco existió alguna vez siquiera…

Es un extraño modo el nuestro, de vivir la propia historia. Un modo que da vergüenza ajena. Me dan ganas de pedirle perdón a la moza que me atiende en el bar, por tanto discurso revolucionario al pepe, que terminó en plantaciones de soja transgénicas, y en pedirle consejo a un anciano Fidel que no sólo había traicionado al continente para salvar su isla, sino que había dejado de comprender el mundo cuando implosionó la URSS./

Jorge Rulli.

 

Mezclar a Lula con Marielle Franco

Marielle Franco era una concejala de la ciudad de Río de Janeiro que fue asesinada por las milicias los grupos parapoliciales que dominan algunas favelas de la ciudad y que son peores que los narcos.
Algo más sobre Marielle Franco

En algunos lugares con fuerte presencia del Partido de los Trabajadores de Lula/Dilma venden camisetas como la que está a continuación:


CAM01760

Camiseta que vendían en un evento, en ella se coloca Lula Libre y se la menciona a Marielle Franco, arriba a la derecha dice “Marielle Vive”, a la derecha se lee: Lula Libre para cambiar a Brasil


Según la agencia de chequeado de datos brasileña Lupa:

Marielle usaba su mandato para luchar por causas relacionadas a los derechos humanos y denunciar la violencia policial en la ciudad de Rio de Janeiro. Ella tenía 38 años y fue muerta con por lo menos cuatro tiros. Anderson Pedro Gomes, de 39 años, conductor del auto donde estaba la concejala, murió también. En una nota, la Policía Civil informó que trabaja para dar unarespuesta inmediata al crimen.

65,3%

Este es el porcentaje de negras entre las mujeres muertas en Brasil en 2015, según el Atlas de la Violencia, del Ipea – un total de cerca de 3 mil mujeres negras. Diez anos antes, en 2005, ellas eran 54,8% de las víctimas del sexo femenino en el país.

22%

Es el aumento de la tasa de mortalidad de mujeres negras entre 2005 e 2015, de acuerdo con el Atlas de la Violencia. En contrapartida, la tasa de homicidios de mujeres blancas cayó 7,4% en el mismo período.

Asesinatos de mujeres negras en Brasil (2005 a 2015)

Evolución de la tasa por 100 mil habitantes:

evoluciontasa

Fuente: Atlas de la Violencia del Ipea 2017

2

Dos veces más. Mujeres negras jóvenes (15 a 29 años) tienen el doble de chance de ser muertas, comparado con las mujeres blancas en todo Brasil, de acuerdo con el Índice de Vulnerabilidad Juvenil a la Violencia 2017. El estudio fue elaborado por la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) con números de 2015.

Revista Piauí


Los datos de la Agencia Lupa son de los años en que el Partido de los Trabajadores de Lula/Dilma estuvo en el poder: 2003-2015, ellos tuvieron responsabilidad directa con el aumento de las muertes de mujeres negras, ¿para qué entonces mezclar a Marielle Franco con Lula?

Y si a esto le agregamos la política antidrogas aprobada durante el gobierno de Lula que llevó al encarcelamiento en masa de jóvenes negros y pobres de los suburbios, la cosa se hace más ridícula…Intentamos no mezclar todo que la confusión ya es demasiado grande!



Y sobre los años del Partido de los Trabajadores de Lula/Dilma en el poder:

“El encarcerlamiento en masa es un fenómeno observado mundialmente y ha levantado reflexoiomes acerca de la necesidade de repensar el aprisionamiento como principal respuesta del Estado a los conflictos sociales. Brasil es uno de los mayores representantes de este proceso, figurando como el tercer país con mayor población prisional del mundo. Entre las razones que explican a  este fenómeno, pueden ser citadas la prisión basada esencialmente in fragranti, que refuerza el carácter racista de la incidencia de la justicia criminal, el uso excesivo de la prisión provisoria y el bajo acceso a la defensa técnica de calidad. Nuestro país  [Brasil] sobreapasa la cifra de 700 mil personas presas, siendo que entre 2000 y 2016 tuvimos un aumento de 157% de la población presa en general y de 700 por ciento de la población femenina presa.”

Jornal GGN


Desde enero de 2003 y hasta abril de 2016 fueron gobiernos del Partido de los Trabajadores, Lula primero y Dilma después, 700 % de más población femenina presa!, muchas de esas mujeres están presas por tráfico, por pequeñas cantidades…. Muchas de esas mujeres durante los gobiernos del PT, por favor, no mezclemos a Marielle Franco con Lula!