Me pregunto dónde nos duele más

Matungos de carrera

Se abrieron las gateras y los caballos salieron a paso cansino, tratando de convencer a los apostadores de que son caballitos de carrera cuando son matungos, psicotizados por tanto arrastrar el carro de la miseria. ¿Todos ellos? En realidad son tres, que pertenecen al mismo haras, cada vez más decadente.

Abandonemos la analogía: los animales no tienen la culpa del despropósito de los políticos que, no contentos con haber generado un 1989, ahora pretenden cocinarse un 2001. Sí, queremos gritar “Que se vayan todeeeeees”. El hastío que provocan las internas peronistas nacionalizadas ya no tiene límite en el cielo. Es verdad que el peronismo no es un partido, sino un movimiento y es verdad que los peronistas no son malos ni buenos, sino incorregibles. Pero también es cierto que en las alianzas que se lanzan a competir por una cuota de poder cada vez menos interesante hay mucho de vileza.

¿Podíamos temer más a alguien que al Sr. Macri? Sí: al Sr. Macri aliado con el señor Pichetto. La fórmula macedoniana podía resultarnos simpática, hasta que se reveló con toda su fuerza como el espejo deformante de la realidad: el peronismo está en todas partes, y su nombre es ya una anomia insensata que nada quiere decir, porque no tiene casi nada que decir, salvo el deseo de poder. Por eso, para eso, no hay fórmula peronista que no sostenga que se honrarán los compromisos. Del compromiso con los apostadores, perdón: con el electorado, ni hablar. Creen hacernos con su andar de matungos de carrera.

Daniel Link

 


 

Puede ser que el peronismo esté en todas partes, pero ese universo de fragmentos desvaidos ya no son el Peronismo, son otra cosa, a la que todavía cuesta dar un nombre.

Seguramente ese nombre lo hallaremos en los llamados juegos del Poder. Néstor le entregó Transener Electric Ingenierìa a su vez Macri se lo pasó a su amigo Midlin .

Me pregunto dónde nos duele más. De Macri no esperábamos otra cosa, pero los simuladores de un Peronismo que fue, que se han convertido en grandes corruptos, provoca mucho dolor y vergüenza ajena.

Si revisamos las listas de los principales frentes veremos que los candidatos que pasaron por el Peronismo son abrumadora mayoría.

Y no me refiero tan solo al equipo que gobierna la Cava o a la ministra Patricia Bulrich, luego de una conversación de Ernesto Sanz con Mauricio Macri, este último lo invito a Pichetto a ser su vicepresidente.

Según me dicen, además de ser uno radical y otro peronista, ambos pertenecerían a la misma Logia Masónica .

No es el único punto de escándalo.

Que Alberto Fernandez sea un candidato del Peronismo despues de los negociados tenido con Eduardo Elztain y el Instituto de Reaseguros… o que lo sea Kicilof, que no tiene empacho en llamarse marxista…es parte de esta perinola en que todos perdemos.

La única manera de salir es comprenderlo, o sea comprener qué es lo que nos pasa, y porque esto no es el Peronismo…

Lo peor que nos puede pasar sería la bobería política ,que me da la impresión afecta a muchos. Solo rompiendo el encantamiento vicioso de la entropía política, podríamos imaginar un nuevo comienzo. //

Jorge Rulli

3 comentarios en “Me pregunto dónde nos duele más

  1. Este pibe Link parece que aún NO SE ENTERÓ de que esta manga de cucarachas LO ÚNICO que tienen de “peronistas” es el afiche que pueden pegar atrás en el palco.
    Hay que tomarse MEDIO LITRO de Reliverán a la hora de escuchar CUALQUIER medio “informativo”.
    Son un VÓMITO, TODOS.
    El miércoles iré a la presentación, llevan libros para vender..?
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s