Ishi: The Last Yahi- Ishi: El Ultimo Yahi

En el documental sobre Ursula K Le Guin (Los Mundos de Ursula K. Le Guin) se mencionan a los progenitores de Ursula: Alfred Kroeber y Theodora Kroeber, de ahí la “K” que Ursula siempre usó .

Alfred Kroeber era antropólogo y trabajó con Ishi, el último de los Yahi, un pueblo originario que vivía en California y que fue exterminado.

A Alfred Kroeber le preguntaron por qué no escribía un libro sobre Ishi, él no quiso hacerlo y le dijo a Theodora si quería escribirlo.

“Es memorable su trabajo con Ishi, que fue llamado (no sin controversia) el último de los indios yahi, de California. Su segunda esposa, Theodora Kroeber, escribió una biografía muy difundida sobre Ishi, llamada Ishi in Two Worlds.

Wikipedia


No encontré a ninguno de los libros sobre Ishi, encontré este documental y le bajé los subtítulos automáticos hechos por Youtube


A C T U A L I Z A C I Ó N
El documental doblado al español


Se lo puede descargar colocando su dirección:

https://www.youtube.com/watch?v=qzMpwMH1yek
en
https://videocyborg.com/



Ishi: The Last Yahi (Documentary)


Se lo puede descargar colocando su dirección:

https://www.youtube.com/watch?v=BmZTXWZ_q08

en

https://videocyborg.com/


Los subtítulos automáticos hechos por youtube en inglés para revisar y hacer una versión en castellano


28 de Octubre 2019- Post eleccciones: El Resultado Electoral, El Retorno de Cristina y Una Necesaria Toma De Posiciones

El retorno de Cristina al poder, si bien era previsible dado el fracaso del gobierno de Macri, los resultados de las elecciones PASO y la ausencia de otras opciones electorales, anticipa escenarios tan pesadillescos, que nos obligan a interrogarnos y a interrogar a la realidad social y cultural de la Argentina.

Repetidamente hemos señalado las consecuencias negativas de la llamada “grieta”, que alimentaba las antinomias para dividir a los ciudadanos, mientras la dirigencia dialogaba y acordaba por debajo de la mesa sus negocios y los límites de la confrontación para el simulacro necesario.

La llamada “grieta” terminó exponiéndose como una opción electoral excluyente en los marcos de un modelo democrático fracasado y colapsado, en que más que elegir representantes se respaldan nuevos “mandantes políticos” que continuarán manteniendo y reproduciendo una dirigencia parásita.

Ocurre, en realidad, que la dirigencia política argentina y particularmente la que se autodenomina Peronista, se encuentra moldeada por el sistema de los Agronegocios y por el proceso de “sojización” consiguiente que se desató durante el Menemismo.

Desde los años 90, hasta el presente, Menemismo, Duhaldismo, Kirchnerismo o acaso Cristinismo, son manifestaciones de un mismo proceso de envilecimiento y extravío de las identidades y de los ideales que caracterizaron al Peronismo. El neoliberalismo ha teñido al Peronismo haciéndolo renegar de sus raíces y transformándolo en una fuerza política que gestiona el endeudamiento y que manipula y administra la pobreza.

Ante la opción que presentaban las últimas elecciones, el común decidió sancionar al gobierno de la burguesía prebendaria por el que habían optado en las elecciones del año 2015 para escapar del hartazgo que en ese entonces producía Cristina.

Cuatro años después y en vista de los fracasos de la política económica conducida por estos sectores de la burguesía prebendaria, una importante mayoría se ha decidido por volver a elegir a Cristina y a su partenaire Alberto Fernandez al gobierno de la república. Podría sorprendernos la elección, si no comprendiésemos el entrampamiento profundo y acordado por los protagonistas que significó la opción entre Mauricio y Cristina. Hemos recordado, asimismo, muchas veces la sucesión entre Bachelet y Piñera para demostrar que existian antecedentes de estos juegos de Poder.

No están en discusión los grandes problemas pendientes de una Argentina aplastada por la deuda y con cerca del 40 % de pobreza estructural. Tampoco existe voluntad ni ánimo de resolver los grandes desafíos, tales como pueden ser las consecuencias de la derrota de Malvinas, la ausencia de un modelo productivo de tipo industrial y el vaciamiento del territorio nacional sobre el cual el Estado en forma creciente ha perdido control, de una manera tal que hay quienes afirman que no vivíamos situaciones semejantes desde la Campaña al Desierto del General Julio Argentino Roca.

Repito: Nuestra dirigencia política y en particular, esa casta parasitaria que se denomina peronismo han sido moldeadas por el modelo de los Agronegocios y por el humillante tratado de paz que firmaran Menem y Cavallo con el Reino Unido en 1992. Las consecuencias más dolorosas de este proceso de tergiversación y envilecimiento se expresan a nivel de las mayorías populares, su falta de autonomía, la ausencia de liderazgos propios y la enorme dependencia a las mafias municipales y a los planes asistenciales, así como a los comedores para pobres.

El Peronismo siempre estuvo orgulloso de su clase trabajadora organizada y reivindicó para la nueva Argentina que se proponía, una sola clase de hombres; la de los que trabajan. El Pejotismo y el Setentismo Neoperonista han logrado cambiar tanto la relación de fuerzas que ahora a los pobres los conducen activistas provenientes de la izquierda o de los sectores medios más altos. Claro que no los conducen para dar la pelea contra un gobierno regresivo sino que son financiados generosamente por ese mismo gobierno para apaciguar, domesticar y en definitiva controlar a los sectores más pobres. Es por ello que los hemos denominado muchas veces como”contrainsurgentes”.

Son contrainsurgentes porque impiden toda rebeldía y porque son funcionales al actual modelo de los agronegocios. Lo que sorprende es que son públicamente financiados por el gobierno de Macri y que, sin embargo, han aportado públicamente a la opción por los Fernández.

Los juegos del poder, van mucho más allá de los intereses en juego y de los encuentros habidos para acordar los límites de la confrontación y las sucesiones posibles, entre Mauricio y Cristina. Estamos refiriéndonos a una clase dirigencial que vive del Estado, y fundamentalmente de la obra publica. Estamos refiriéndonos, asimismo, al gobierno de los Kirchner, al cual se les imputa el traficar con centenares de bolsones con dólares o euros que habrían sido obtenidos como retornos o comisiones a lo largo de muchos años según los cuadernos de Centeno. Lo que no se les inculpa, es que durante los años del Menemismo/ Duhaldismo/ Kirchnerismo entraron tantas pero tantas divisas al país que algún diputado nacional señaló con tristeza alguna vez: “…podríamos ser Alemania, y lamentablemente, apenas somos Ghana…

Los bolsones de López son insignificantes en relación al modo en que se malversó las entradas de dólares que posibilitaran las agroexportaciones, como consecuencia de la sojización del país y es notable la impunidad que se reconoce a estos actos, que por lo demás dejaron más de 8 milloones de tierras deforestadas y que trasplantaron forzadamente a más de diez millones de personas a los conurbanos de miseria. Recordemos que Cristina le dejó como herencia al gobierno de Macri, de un 30 por ciento de pobreza.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, afirmamos que pudo ser positivo sancionar al gobierno de Mauricio Macri, pero que las consecuencias del retorno de Cristina y de sus huestes al poder son imprevisibles y absolutamente inquietantes.

El Populismo Progresista que representan se manifestó en el pueblo como desarraigo, pérdida de la autoestima y extravío de las identidades culturales.

Una modernidad tardía, una urbanización exasperada y políticas asistenciales devastadoras para la comunidad fueron y siguen siendo el programa de esta dirigencia parasitaria en que se mezclan los que atentaron ayer contra Rucci o contra el mismo Perón, con los corruptos del Menemismo, los hombres de Cavallo que desindustrializaron masivamemte a la Argentina y los renegados de la izquierda que se adapataron al kircherismo e integraron esa intelectualidad apologética que se expresara en Carta Abierta.

El Menemismo no solamente instaló el agronegocio, sino una agricultura industrial con semillas transgénicas y diversos agrotóxicos. Ese modelo de nueva colonialidad se completó con el hacinamiento en los conurbanos, la comida chatarra y la televisión basura. La ingesta de fitohormonas propias del poroto de soja, durante màs de 20 años, ha provocado en la población argentina y tal como lo predijéramos alguna vez desde el GRR, notables cambios en la identidad cultural y sexual.

Para el Kirchnerismo al que el común sigue denominando Peronismo, hoy las tres banderas históricas del Movimiento han quedado obsoletas y pareciera que el tema principal que los preocupa es el del matrimonio igualitario. El Peronismo ha devenido en un movimiento gay friendly y se multiplican las expresiones supuestamente artísticas de la militancia K, en que se hiere la memoria de Evita en diversas formas de diversidades sexuales posmodernas.

No nos permitimos ahora juzgar el voto de cada cual y recordamos una vez más que el entrampamiento votado en la Argentina no tenía sino opciones funcionales al sistema. Sin embargo debemos señalar que los conurbanos montados en su hora por el Menemismo y el despoblamiento del campo son bolsones de votos cautivos que niegan toda posibilidad de auténtica democracia, La política de asentamientos y control político de las poblaciones a través de los planes y de los comedores es herededa del vanguardismo Antiperonista de los años 70 y niega toda posibilidad de que las poblaciones crezcan desde abajo generando sus propios liderazgos.

No podemos juzgar a las víctimas, pero sí debemos expresar nuestro cansancio y nuestro hartazgo. Es legítimo salir del Macrismo como sea, pero no es legítimo ni honorable continuar reconociendo como Peronistas a los que ayer mataron a Rucci, se rebelaron contra Perón en la Plaza de Mayo y supieron embaldosar el camino hacia el Golpe militar genocida del 76.

Que una cosa es el realismo político y el acomodarse a las circunstancias para intentar modificarlas, y otra muy diferente el legitimar a los traidores y tergiversadores del Movimiento Nacional. Tememos que esto último es lo que está ocurriendo y tememos a la vez que más allá de las opciones forzadas por el sistema mismo haya opciones individuales e interiores, en que se reconoce con ligereza y con banalidad al simulacro como la realidad, aceptable aunque a regañadientes, respecto a la cual referenciarse y optar.

Demás está decir que en este cuadro que exponemos, la rebeldía está ausente y por totalmente ignorada como valor de lucha moral y política. El simulacro ha devenido en una enorme loza que obtura no sólo todo destino para el Movimiento Nacional sino también el propio devenir de la Nación y la esperanza en un futuro mejor. De esa manera romper ese taponamiento es condición necesaria a recobrar nuestras mejores herencias y a recobrar la posibilidad de un porvenir como el que soñaran quienes nos precedieron.//

Jorge Eduardo Rulli. 29 de Octubre de 2019.

Compostera del Museo del Insecto-Museo del Instituto Biológico de San Pablo

CAM04645

Alimentación de la Compostera del Museo del Insecto-Todos Los Domingos 11 hs..


CAM04646

Vista de la Compostera


CAM04651

CAM04650

Alimentando la Compostera

CAM04649

CAM04648

Plantación de Maíz, en el Museo del Insecto

CAM04647

Otra Vista del maíz


Sobre el Museo del Insecto, en el Museo del Instituto Biológico


Más sobre la compostera en el Museo del Insecto

Día de Elección!

CAM04666

Edificio donde está el consulado argentino

CAM04667

En la cola para votar…más preocupación con el celular!

CAM04668

Antes de entrar a votar


CAM04669

Boleta Unica para presidente!

CAM04670

Boleta Unica para diputados (Provincia de Buenos Aires)


CAM04673

Las mesas

CAM04674

Llamar a Gustavo Grobocopatel para preguntarle por el dólar…

Entrevista a Gustavo Grobocopatel en Crónica Anunciada del 29 de Octubre


Click Para descargar el archivo de audio


¿Para qué llamarlo a Gustavo Grobocopatel y preguntarle por el dólar?
Crónica Anunciada es un programa que simpatiza con el “Frente de Todos”, ¿no puede cuestionarlo sobre el modelo agrícola?
Parece que no…Eso no se cuestiona!