Me sentí hondamente impresonado por esta carta y por ello quiero compartirla a la vez que comentarla

Se cumplen 61 años de esta magnífica carta de Perón

Sigue en Alianza Nacionalista Argentina


La carta en formato pdf


Me sentí hondamente impresonado por esta carta y por ello quiero compartirla a la vez que comentarla. La misiva de Perón está dirigida a un compañero impreciso, del que solo figuran las iniciales de su nombre, pero sus contenidos refieren a un momento decisivo en la historia del Peronismo.

Esos años se hacen mucho más importantes porque fueron incomprendidos por ciertos sectores de la clase media progresista y los equívocos que se fundaron sobre aquellas equivocas interpretaciones, estoy convencido que son la base teórica de la actual reconversión espantosa del Peronismo en el más confiable partido de la dependencia nacional.

La carta trasluce la pulseada política que Perón llevaba con el entonces presidente Frondizi, y en simultáneo con gran parte de la propia conducción táctica del Peronismo a la que acusa de ocultar, cuando no tergiversar sus órdenes.

Recordemos que la idea de firmar un pacto con Frondizi para respaldarlo electoralmente fue idea de John William Cooke, y que en aquellos momentos la mayor parte de quienes nos identificábamos por nuestro espíritu combatiente y por nuestras propuestas insurrecionales estuvimos totalmente en disidencia con esos acuerdos .

Sin embargo, para la fecha de la carta, habíamos superado los enfentamientos preelectorales y nos disponíamos a enfrentar al gobierno de Frondizi con una nueva resistencia.

El día que asumió, frente a la Casa Rosada, eran tan escuálidas las huestes radicales, que prácticamente le copamos la Plaza, y lo único que nos separaba del palco presidencial eran las tropas militares que desfilaban y las filas policiales que impedían que avanzàramos sobre ellas.

Lo que hicimos entonces, fue lanzar decenas de globos, de los que colgaban fotos de Perón o de Evita y que se balancearon sobre quienes desfilaban y sobre el palco de los nuevos funcionarios, convirtiendo aquel ceremonial en un acto tragicómico . La idea genial y la compra de los globos de helio allí mismo en la plaza a un vendedor ambulante, fue de Osvaldo Agosto, el mismo que años más tarde, estaba junto a Ignacio Rucci, cuando los montoneros lo acribillaron a balazos.

Retomemos el proceso ideológico que se produce con la llegada de Frondizi.
El provenía del radicalismo pero se lo podía considerar de izquierda. Era marxista al igual que sus hermanos y suficientemente progresista y modernizador como para generar cambios decisivos en la vida argentina, mientras fue presidente .

Con él llegaron los supermercados y el hotel alojamiento, los geriátricos y los velatorios. También la ley de asociaciones profesionales, que inició el proceso de burocratización del movimiento obrero.

Nosotros no éramos la oposición como pretendió Cooke y buena parte del partido peronista. Eramos la Resistencia y estábamos en guerra contra el sistema, pretendíamos el retorno incondicional de Perón e intentábamos fundar el Estado Nacional Sindicalista, del que Perón habla en esta maravillosa carta .

No creíamos en los partidos políticos ni en la democracia burguesa, y lo mejor era que el pueblo estaba con nosotros en las barriadas y en las asambleas de fábrica. La traición política de la dirigencia comienza en esos años y va tomando diferentes formas. Estaban los que buscaban ser la oposición política y legitimadora, y crecer en la lucha política partidaria a través de las organizaciones políticas .

Estában. también, los que pretendían proyectar la fuerza del movimiento obrero hacia un partido de la clase, quizá una especie de nuevo laborismo. Unos y otros tenían críticas larvadas al estratega que conducía, y como les costaba manifestarlas porque la base los denunciaría, saboteaban las directivas, las tergirversaban o las ocultaban .

Hoy, cuando el peronismo ha devenido en la garantía mayor de las nuevas colonialidades, del sistema de la deuda y del nuevo poder agrario transnacional, gran parte de la dirigencia se referencia en la figura de John William Cooke, que fue quien presidió aquella funesta etapa de acuerdos traicionados y de fracasos políticos.//

Jorge Rulli


La carta en formato pdf

La Unión Sindical Obrera de la Industria del Petróleo de Colombia (USO) contra el Fracking!

usologo
Twitt de la USO:


Del site de la USO:

Todo esto en el site de una unión sindical!!!


Un artículo para mejorarle a traducción: Nadie debería destruír el planeta para ganarse la vida


Los Vetos Verdes de los trabajadores de la construcción en Australia

Carta al Papa Francisco

Marcos Paz Julio 2019
Santo Padre:
Esta carta será coloquial por pedido de quienes se la harán llegar, aunque debo confesar que el tema que tratará , es probable que requiera otro nivel de formalidad, pero opto por colocar el tema en sus manos del modo más sencillo para que Su Santidad disponga y considere.
Esta preocupación que le expondré se inscribe en la misma historia en que alguna vez le presentara las carpetas y testimonios de la Campaña “Paren de fumigar” que condujera el denominado GRR (Grupo de Reflexion rural) hasta el año 2009. En aquella ocasión, quizá Ud. pueda recordarlo, aproveché para exponerle las consecuencias negativas de la ingesta de soja en los comedores de Cáritas. Quiero decirle ahora que muchas de aquellas preocupaciones y luchas , se vieron ampliamente reflejadas en la Encíclica Laudato Sí. Sin embargo, debo ahora manifestarle mi preocupación y mi alarma por la pretendida aprobación de un trigo transgénico en la Argentina.
Para comprender lo que estoy denunciando se requiere una breve historia que paso a desarrollar. A principios de este siglo la empresa Monsanto disponía, en los Estados Unidos de un trigo genéticamente modificado para resistir el Roundup , o sea el glifosato. La oposición mundial a la habilitación comercial de este trigo transgénico fue tan extendida en las asociaciones de consumidores , comités de bioética y gobiernos centrales , que en el año 2004 se llegó a un acuerdo , según el cual Monsanto archivaría esta semilla para siempre y daría por finalizada su intención de que fuese aprobada comercialmente.
El mundo rechazaba la posibilidad de que se afectaran los horizontes simbólicos de la alimentación de buena parte de la Humanidad, en que el pan es el símbolo mismo del alimento humano. Es por eso mismo que fue terrible para nosotros descubrir que en un documento del año 2017, la Congregaciòn para el Culto Divino, en un dictámen en que se reprueban las llamadas “hostias para celíacos”, determinó que la hostia no podría dejar de tener una parte, aunque pequeña, de trigo verdadero. Lo insólito, lo innecesario y lo inexcusable es que la Congregación añade que ese trigo verdadero, podría ser “genéticamente modificado”. Sorprende al creyente la ligereza de esta aclaración , pero también nos obliga a recordar que en ese año 2017 era muy difícil saber que en un país periférico y pobre como la Argentina , en un laboratorio ignoto de nombre Bioceres, una investigadora llamada Raquel Chan, avanzaba en la preparación de una semilla de trigo transgenico , con aptitudes para suelos salinos y resistencia al glifosinato. Este trigo de la Dra Chan fue presentado por los empresarios Gustavo Grobocopatel y Hugo Sigman en este año 2019, al gobierno de Mauricio Macri, con la intención de que fuera habilitado comercialmente. Aunque toda la cadena del trigo ,incluyendo molineros y productores se opusieron, así como nuestro tradicional comprador de excedentes, la República de Brasil, ellos siguen insistiendo en su propósito y el gobierno argentino ha pospuesto una decisión.
Yo añadiría ,Santo Padre, en este punto del relato, que la reciente aprobación de un posible acuerdo entre el Mercosur y la UE , transforma aquella intención en una propuesta absolutamente demencial y desquiciada. No obstante, restaría aclarar a los católicos aquella aclaración que llamé insólita e innecesaria sobre el trigo verdadero , en un importante documento eclesial, como al que referimos.
Dudo de mi capacidad ecoteológica , para opinar sobre el misterio de la Eucaristía y la transubstanciación del pan en el Cuerpo de Cristo. Me siento inclinado, en cambio, por mis prolongadas luchas ecológicas , a señalar la mano del lobbista que se anticipó en un documento de la Iglesia , a la existencia pùblica de un trigo transgénico. El trigo antiguo al que podríamos denominar verdadero, era un trigo más bajo que el actual, con menos gluten y más rústico. La llamada “Revolución verde” en la agricultura, lo mestizó para darle la altura que requería la máquina consechadora, pero además durante mucho tiempo lo manipuló para que tuviese cada vez mayor cantidad de gluten. El resultado de esa ingesta, sería que ahora todos somos un poco “celíacos” y que el número de los que no soportan esa ingesta se amplía constantemente. ¿Que nos ofrecerían ahora esas empresas para paliar los efectos de “su” trigo? : Un trigo genéticamente modificado…
Suelo comulgar en una capilla de la periferia rural en las afueras de la ciudad donde vivo. Sería una pesadilla para mí, tener que rechazar la hostia consagrada , por ser transgénica.
Le pido humildemente que considere la posibilidad de revisar aquel documento , y aclarar una vez más la definición de trigo verdadero. Quedo , Padre Jorge a su disposición , y como siempre , orando por Su Santidad, tal como nos lo ha pedido.

Jorge Rulli


Esta carta en formato pdf