Algo grave está pasando y deberíamos interpelarnos

La Maternidad del Piñero sigue censurando murales: primero un feto, por “violencia simbólica”, ahora una embarazada, por “asepsia”

El cuadro de un niño en gestación en la fachada de una Maternidad fue censurado para no ofender a quienes van allí a abortar. Ahora cubrieron la imagen de una mujer embarazada y de una madre con su hijo (nacido). Las explicaciones de las autoridades

Infobae


El carecer de un proyecto nacional, es en sí mismo una tragedia.En casos dolorosos como el del hospital Piñeiro, todos pierden como en la perinola y todos quedan mal.tambien consigo mismos.No es la provincia de Kicillof, es la ciudad de Larreta, sin embargo los problemas son los mismos y también las presiones y los malos entendidos.

En un mismo lugar alguna vez se pretendió reunir los embarazos felices y los desdichados. Ahora los medicos no saben cómo solapar sus acciones contradictorias y su incapacidad de encontrar vías indoloras en una sociedad profundamente desgarrada.

Aquí sufren todos, la artista incluida, que seguramente puso lo mejor de sí, pero tal vez en el lugar y en la época equivocada.

Yo no puedo dejar de recordar aquellos días felices en que Perón viajaba desde Olivos a la casa Rosada, y todo el trayecto era un mar de gente que en las mañanas lo saludaba y le deseaba felicidad y que pudiese resolver los problemas que entonces nos aquejaban y que ahora comparados con los actuales nos parecen pequeños.

Hoy nuestra presidente provisoria trata de pasar inadvertida y la mayoría trata de ignorar quién ocupa el Ejecutivo y hace como que no lo sabe ni tampoco le importa.Pero sí nos importa, porque volver a realizar aquello que nos condujo al fracaso expresa nuestra impotencia de imaginar caminos nuevos. Como se dice vulgarmente”:Estamos en el horno”…

Los medios han propagandizado hasta el hartazgo el hecho criminal de Villa Gesell pero nos ocultan que similares situaciones se dan como práctica habitual cada fin de semana en las barriadas pobres del conurbano.

Si los chicos que pretenden “divertirse” actúan como fieras en manada, algo está pasando, algo grave está pasando y deberíamos interpelarnos.

Lo del Hospital Piñero es apenas una mancha en el tigre. Pasa que no tenemos un proyecto común y un destino detrás del cual debamos caminar.

Lo que es evidente es que somos objetos de todo tipo de planes sinàrquicos que no solo nos niegan ese proyecto o que gracias a las grietas nos impiden concretarlo, sino que consipiran insidiosamente contra el sentido de la trascendencia que alguna vez tuvimos,

Hoy un amigo me preguntaba si acaso entre los jóvenes que conocemos hay quienes han hecho andinismo o acaso han realizado prácticas de paracaidismo. Me quedé pensando , que cuando yo tenía la edad de los golpeadores de Gesell, tenía amigos que probaban su audacia y su coraje con las montañas de los Andes, o que se lanzaban desde un avión en paracaídas.

También tenía amigos que tocándoles el servicio militar obligatorio se proponían para integrar las dotaciones antárticas. Era otra Argentina y la juventud probaba sus fuerzas y sus sueños midiéndose en propòsitos tan generosos como ambiciosos,

Que hoy se maten a patadas en la puerta de un boliche es tan doloroso para todos, como que tenga que tapiarse un hermoso mural de una embarazada o de una madre y su criatura.//

Jorge Rulli

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s