La gravedad de exponer la identidad de pseudónimos con actuación política en tiempos autoritarios

Nada Novo No Front

LEONARDO ROSSATTO

Para entender el tamaño del problema que sucede cuando un candidato pide que se revele la identidad real de un pseudónimo en un proceso:

Cuando Trump ganó la elección en 2016 en los EE.UU., varios funcionarios del gobierno epezaron a hacer oposición a través de perfiles anónimos, los llamados perfiles “rogue”. También surgieron perfiles anónimos como Sleeping Giants.

El recelo era la persecución personal de un gobierno autoritario y la destrucción de políticas públicas.

En 2018, algo similar sucedió en Brasil con la victoria de Jair Bolsonaro. Para conseguir hacer oposición a un gobierno con fuertes inclinaciones autoritarias, surgieron así perfiles

Algunos hablaban sobre políticas sectoriales o desde dentro del gobierno, como el Fiscal do Ibama [Inspector del Ibama, Agencia de Medio Ambiente Federal] o el Fiscal del Patrimonio Cultural [Inspector del Patrimonio Cultural]. Otros utilizaron el anonimato para hacer oposición sin represalias, como Jairme, BolsoRegrets y Tesoureiros. Todos hicieron un papel esencial.

Esos perfiles empezaron de hecho a ser perseguidos sistematicamente por el gobierno Bolsonaro. En cierto momento, durante la Comisión Parlamentaria de Investigación [del COVID], una de las prioridades del gobierno Bolsonaro era encontrar a los dueños de esos perfiles. Así surgieron “investigadores” como el loco que dijo que Jairme era Glória Groove [Una cantante].

El hecho de que la “inteligencia” del gobierno Bolsonaro fue demasiado burra para conseguir saber quienes eran esos perfiles no torna a esos perfiles menos vulnerables. La única protección que ellos tienen es el hecho de estar anónimos y de que las redes no serán obligadas a quebrar este anonimato.

Gracias al ataque de bruto absurdo y sin motivo del señor Ciro Gomes, provocado por el hecho de él ser un pésimo perdedor, un juez emitió una decisión rompiendo a ese principio. No es sólo Jairme que está con el anonimato en riesgo: son todos los perfiles anónimos que hacen oposición.

No es necesario decir que perseguir y callar a esos perfiles es un enorme favor al gobierno Bolsonaro. Y no sirve que la decisión sea revertida en otra instancia: a partir del momento en que el dueño del perfil es revelado, la pérdida es irremediable y la persecución es inevitable.

Ahora, con el anonimato de esos perfiles en riesgo:

  1. Personas politicamente vulnerables pueden tener sus nombres revelados sin consentimento y sin derecho a la defensa;
  2. Esa modalidad de oposición va a caer en desuso porque nadie más va a sentirse seguro para hacer oposición así.

Y todo porque un candidato ya derrotado a la Presidencia de la República, que no acepta su papel irrelevante en la política nacional actual, resolvió volverse contra un perfil anónimo con una denuncia desproporcional y encontró a un juez que cayó en su argumento.

Un enorme perjuicio al país!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s