Cómo hacer que Google y Facebook se preocupen por la privacidad

Golpéalos en los algoritmos.
Bloomberg

Por Cathy O’Neil
15 de janeiro de 2021 12:00 BRT

Cathy O’Neil es columnista de opinión de Bloomberg. Es una matemática que ha trabajado como profesora, analista de hedge-fund y científica de datos. Fundó ORCAA, una empresa de auditoría algorítmica, y es autora de “Weapons of Math Destruction” [Armas Matemáticas De Destrucción].

Si no ha oído hablar del auge y caída de la aplicación de fotos Ever, le sugiero que preste atención. Su historia ilustra como el gobierno, si quisiera, podría obligar a las grandes empresas tecnológicas como Google y Facebook a respetar la privacidad de las personas.

Como muchos servicios en la nube, Ever ofreció a los usuarios un lugar para almacenar sus fotos. Luego fue un paso más allá, utilizando esas fotos para entrenar a un algoritmo de reconocimiento facial , que comercializó para las agencias de aplicación de la ley y otros potenciales clientes. Algunos usuarios de Ever sintieron que su privacidad había sido violada, y la Comisión Federal de Comercio [FTC por su sigla en inglés] alegó que la compañía, Everalbum, había actuado de manera engañosa al emplear el reconocimiento facial sin el conocimiento de los clientes y al no borrar sus fotos cuando ellos desactivaron sus cuentas.

Lo realmente interesante son los términos del acuerdo alcanzado esta semana. No solo requiere que Everalbum elimine las fotos en cuestión y obtenga el consentimiento de los consumidores para usar el reconocimiento facial. La empresa también debe eliminar cualquier algoritmo que desarrolló con las fotos y videos que obtuvo a través de la aplicación (que se cerró el año pasado).

El enfoque de la FTC sobre los algoritmos podría sentar un precedente poderoso. En el mundo de la inteligencia artificial, los datos de las personas son solo la materia prima: para Google, los términos de búsqueda y clics en los anuncios; para Facebook, las publicaciones que leen las personas y cuánto tiempo están entusiasmadas en esa plataforma; para Amazon, qué compra la gente y cómo lo encuentra. Luego, las empresas utilizan esos datos para actualizar sus algoritmos, diariamente, cada hora o incluso cada minuto, para atraer y generar ganancias de cada vez más personas. Los algoritmos son el núcleo del producto. Contienen el completo conocimiento acumulado, incluidos los enlaces más recientes, los videos virales más recientes y los productos nuevos más populares.

Entonces, cuando la FTC multa a Facebook con u$s 5 mil millones por hacer un mal uso de los datos de los usuarios, como lo hizo en 2019, tal vez sea caro, pero está lejos de ser fatal. Los activos más valiosos, los algoritmos que Facebook desarrolló a partir de los datos malversados, permanecen intactos. Al igual que los cuerpos de los pacientes con eutanasia en el thriller distópico “Soylent Green” [Cuando El Futuro Nos Alcance], la información de las personas ya ha sido procesada en el producto final, lista para ser enviada al siguiente en la fila.

Pero, ¿y si las autoridades le exigieran a Facebook que elimine las partes ofensivas del algoritmo? ¿Qué pasaría si la empresa tuviera que volver a una versión anterior antes de empezar a hacer un mal uso de los datos? La IA estaría completamente desconectada: imagine que Facebook publica los artículos antes de las elecciones de 2016. El reentrenamiento sin la información faltante requeriría un esfuerzo monumental, arruinando severamente el modelo de negocio durante algún tiempo.

Ahí radica un arma potente. Si las autoridades hacen saber que perseguirán los algoritmos la próxima vez que descubran a alguien haciendo un mal uso de los datos, las empresas de tecnología probablemente se tomarán las preocupaciones sobre la privacidad mucho más en serio.

Puede contactar a la autora de esta historia: Cathy O’Neil en coneil19@bloomberg.net

Un estudio revela que Bolsonaro lideró una “estrategia institucional de propagación del virus”

Tras analizar 3.049 normas federales creadas en 2020, la Facultad de Salud Pública de la Universidad de São Paulo y la ONG Conectas Derechos Humanos demuestran por qué Brasil supera las 212.000 muertes por covid-19

La línea del tiempo más macabra de la historia de la salud pública de Brasil emerge del estudio de las normas creadas por el Gobierno de Jair Messias Bolsonaro con relación a la pandemia de covid-19. Desde marzo de 2020, el Centro de Investigaciones y Estudios de Derecho Sanitario de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de São Paulo (USP) y Conectas Derechos Humanos, una de las más respetadas organizaciones de justicia de Latinoamérica, han recopilado y desmenuzado las normas federales y estatales referentes al coronavirus y han producido un boletín llamado Derechos en la pandemia: mapeo y análisis de las normas jurídicas que dan respuesta a la covid-19 en Brasil. Esta semana, lanzan una edición especial en la que afirman: “nuestro estudio ha revelado la existencia de una estrategia institucional de propagación del virus, promovida por el Gobierno brasileño liderado por el presidente de la República”..

Sigue en: El País


Esta nota en formato pdf

Bordaderas, tejedoras y poesia- proyectos rescatan las tradiciones de comunidades rurales de Minas Gerais

En la parte superior del video, a la derecha, donde están las rayitas se activan los subtítulos en español.
En el programa Globo Rural muestran a diferentes proyectos que rescatan las tradiciones y la cultura del Valle de Jequitinhonha en el norte de Minas Gerais.
Video del programa de TV


Globo Rural


Asociación de Mujeres del Valle de Jequitinhonha

El presidente Alberto Fernández respaldó el proyecto minero en Chubut

Se reunió con el gobernador Arcioni, quien fue acompañado por el vicegobernador Ricardo Sastre y el diputado provincial Carlos Eliceche. También participó el secretario de Minería de la Nación. La reunión se realizó en la Casa Rosada y se extendió durante más de una hora.

Sigue en: El Chubut


Los comentarios de El Chubut parecen no estar muy de acuerdo con Fernández!

Comentarios de la nota en formato pdf

Brasil: ‘Manaos está perdida’, dice investigador que pide el envío de una misión internacional

Noticias UOL

Redacción, O Estado de S.Paulo

São Paulo

21/01/2021 18h58

Frente al colapso del sistema de salud por causa de la segunda ola de coronavirus en Manaos, el epidemiologista Jesem Orellana, de Fiocruz-Amazônia, defendió, en un alerta divulgado este jueves, 21/1, el envío urgente de una misión de observadores internacionales, porque no es “más posible confiar en los diferentes niveles de gestión que están al frente de la epidemia”. En el comunicado, con el título “Manaos está perdida y el covid-19 explotó”, el investigador también pide la decretación inmediata de lockdown para evitar más muertes en la ciudad.

Todavía en diciembre, Orellana había previsto que, sin medidas más restrictivas, Manaos viviria un nuevo boom del covid que resultaria en el salto del número de óbitos. Ahora, luego de tener los alertas negados y ver la tragedia confirmarse, con el registro hasta de pacientes muertos por falta de oxígeno [hospitalar, el epidemiologista dice que la conducción de la crisis sanitaria está “entrando a la historia reciente de las pandemias como una de las más dramáticas experiencias sanitarias y humanitarias ya documentadas”.

“Mi previsión, de que el mes de enero seria el ‘mes de los lamentos y del luto’, está más que confirmada y, por más inhumano y monstruoso que parezca, en Manaos, capital mundial del covid-19, no hay ninguna señal de ‘lockdown'”, escribió. “Esto parece ser parte de un proyecto que muchos insisten en no ver y, en este caso, Manaos es el laboratorio a cielo abierto, donde todo tipo de negligencia y barbaridad es posible, sin castigo y ninguna amenaza a la hegemonia de los responsables.”

Orellana también destaca que las 945 muertes confirmadas, sólo en los 20 primeros días de enero, ya se aproximan a todos los óbitos sumados entre agosto a diciembre, cuando 1.308 personas murieron por covid. Los datos fueron compilados de la Fundación de Vigilancia en Salud del Amazonas (FVS-AM), el organismo oficial.

También de acuerdo con la información compilada por el científicos, Manaos ha registrado un promedio diarío de 27 muertes en casa, entre los días 13 y 19. “Decenas de personas que fueron a óbito en casa sofocadas sin asistencia médica, que quedaron a la deriva al sabor del mayor mercado paralelo de oxígeno medicinal para uso domiciliario”, relató. “Buena parte puede haber terminado sofocada y les ocasionado danos psicológicos irreversibles en familiares y entes queridos.”

Para enfrentar a la situación, Orella afirma que no es “más aceptable que se crea en la [descabida tesis de la inmunidad de rebaño” o “en tratamientos inexistentes”. También explica que, aunque la campaña de vacunación haya empezado, “sus efectos sólo podrán ser sentidos dentreo de algunos meses, lo que significa que, en el corto plazo, necesitamos de medidas en carácter tempestivo y emergencial”.

Para eso, dice el científico, es necesario “un severo ‘lockdown’ en Manaos, con al menos 21 días de duración, o veremos a esta tragedia aprofundizarse todavía más”. Otra medida, que defiende, es la inspección externa. “Necesitamos urgentemente de observadores internacionales independientes relacionados a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Pan-Americana de la Salud (OPAS) y a la Comisión de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (CNUDH), ya que no es más posible confiar en los diferentes niveles de gestión que están al frente de la epidemia en Manaos.”

En una entrevista a Estadão la semana pasada, el gobernador Wilson Lima (PSC) alejó la hipótesis de adoptar el cierre completo del Amazonas. “En ningún momento, el Estado de Amazonas [cogitou la posibilidad de hacer lockdown. No hay nada de eso vislumbrado en nuestro horizonte. No hay condiciones de hacer un cierre total, principalmente a causa de nuestra dinámica social. Seria ineficiente”, dijo. “Esa posibilidad no pasa por nuestra cabeza.”

En visita a Manaos, también la semana pasada, el ministro de Salud, Eduardo Pazuello, habló sobre un “tratamiento precoz” — en la práctica, el uso de medicamentos rechazados por entidades médicas y científicas contra el covid-19, como la cloroquina. En medio a la crisis sanitaria, el general debe volver a la ciudad este jueves.

En un evento en el Consejo Nacional de Secretarias Municipales de Salud (Conasems), a la mañana, sin embargo, Pazuello, ya intentó alejar de Brasilia la responsabilidad por la situación en el Amazonas. “Todo lo que el gobernador pidió ya fue hecho”, dijo. Según él, el ministerio “acompaña y apoya” a las medidas adoptadas por el Estado, pero las acciones están “a cargo del alcalde y del gobernador”. “No están a cargo del Ministerio de Salud.”

El Cacique Raoni denuncia a Bolsonaro en el Tribunal de La Haya por delitos ambientales

Ecoa

Fernanda Ezabella

Colaboración para Ecoa, de São Paulo

23/01/2021 08h00

Los caciques Raoni Metuktire y Almir Suruí abrieron ayer (22/01) una denuncia contra el presidente Jair Bolsonaro (sin partido) en el Tribunal Penal Internacional (TPI), citando delitos ambientales, en un contexto de delitos contra la humanidad.

La representación hecha por los dos líderes indígenas tuvo la ayuda del abogado francés William Bourdon, famoso por defender causas internacionales de derechos humanos y más recientemente casos de “whistleblowers” como Edward Snowden, Julian Assange y activistas africanos.

Esta es la quinta denuncia contra Bolsonaro en el TPI. El siguiente paso será un análisis preliminar por la Fiscalia de la corte para decidir si autoriza la investigación del caso.

Según el abogado Bourdon, en un documento divulgado a Ecoa, el caso puede ayudar en el reconocimiento del ecocidio entre los delitos internacionales juzgados por el TPI, que tiene competencia para analizar delitos de guerra, genocidios y delitos contra la humanidad. El ecocidio es definido como un daño serio y duradero al medio ambiente, en la medida en que causa daños significativos a la vida humana y a los recursos naturales.

“Los delitos por los que Bolsonaro es acusado probablemente serán calificados como delitos contra la humanidad. Sin embargo, estos delitos contra la humanidad fueron perpetrados en un contexto más amplio de delito ambiental”, dijo Bourdon. “En el contexto de la superexplotación de los recursos naturales de la selva amazónica, son innumerables los ejemplos de ecocidio.”

El abogado agregó que, en setiembre de 2016, La Fiscalía del TPI anunció publicamente que una de sus prioridades en la selección de los casos seria el combate a los delitos ambientales. “Esto refuerza a nuestra creencia que los delitos denunciados pueden ser delitos contra la humanidad”, cree.

La denuncia de Raoni y Almir Suruí cita records de deforestación desde el inicio del gobierno Bolsonaro, récord también de asesinatos de líderes indígenas en 2019 y describe al desmantelamiento de las agencias responsables por la protección ambiental.

“La tierra se va a rebelar”, dice Raoni

En un vije organizado por la ONG Darwin-Climax-Coalitions, que le presentó Raoni a Bourdon hace dos años, los periodistas extranjeros escucharon al cacique caiapó y a otros líderes indígenas en su aldea en la Tierra Indígena Capoto-Jarina (Mato Grosso), la semana pasada.

En un audio [disponibilizado por la ONG, Raoni dijo, de acuerdo con su traductor oficial: “Las represas que están construídas en los ríos, yo las repudio, no me gustan. También la deforestación que están haciendo, no me gusta. Queria que las selvas continuaran existiendo para minimizar la temperatura. ¿Uds. están viendo que está muy caliente ahora? Cuando el árbol queda en pié, hace sombra y queda frío.”

“Tuve visiones, y una persona me dijo: ‘Raoni, están deforestando y terminando con toda la selvaa y los animales. Los espíritus de los peces y de los animales están muy enojados’. No sé… Creo que la tierra se va a rebelar contra los humanos. Los animales hablaron conmigo, y yo estoy contándoselo a ustedes. Las selvas necesitan quedarse en pié. Pero muchas personas son locas y enfermas y continúan deforestando.”

El cacique Megaron Txucarramãe, sobrino de Raoni y considerado por muchos su sucesor, dijo que, desde que Bolsonaro tomó el poder, empezó a atacar a su tío.

“Mi tío quiere vivir en paz. Y los indios quieren vivir de la forma de ellos, de la forma que ellos son”, dijo Megaron, en una grabación [disponibilizada por la ONG. “Tenemos dos artículos en la Constitución […] que nos garantizan vivir en la tierra indígena de nuestra forma, cazar, pescar, plantar, vivir nuestra cultura, costumbres, rituales. Él quiere terminar con nosotros, pero nosotros no lo aceptamos.”

“La Funai [Fundación Nacional Del Indio, órgano federal de política indígena] no es más defensora del indio. El presidente de la Funai de Bolsonaro está a favor de los ruralistas, que quieren terminar con la tierra, plantar soja, crear vacas […] Alrededor de la aldea, si volás un poco, vas a ver todo deforestado. Sólo es soja y vacas.”

Otras denuncias

Entre las otras denuncias contra Bolsonaro en el TPI, tres son respecto al combate a la pandemia, y la cuarta aborda derechos de las poblaciones indígenas.

En diciembre, la oficina de la Fiscalía del TPI le informó a la Comisión Arns y al Colectivo de [Advocacia en Derechos Humanos (CADHu) que la corte estaba analizando la representación de las dos entidades, protocolada en noviembre de 2019. En la denuncia, Bolsonaro es acusado por delitos contra la humanidad e incitación al genocidio de pueblos indígenas.

Las otras tres fueron hechas por la Asociación Brasileña de Juristas por la Democracia (ABJD), por el Partido Democrático Trabalhista (PDT) y la Red Sindical Brasileña UNISaúde, una coalición de más de un millón de trabajadores de la salud.

Con sede en La Haya, en Holanda, el TPI fue establecido en 1998 y está compuesto por cerca de 100 países, incluyendo a Brasil. La corte recibe más de 500 denuncias por año, pero sólo cerca de 10 se transforman en investigaciones y una parte todavía menor es aceptada por el tribunal para ir a juicio.

Hasta hoy, la corte realizó 28 jucios. Los jueces del TPI ya emitieron 35 [mandados de prisão, y 17 personas fueron detenidas en el centro de detención de la corte. Trece siguen [foragidas, de acuerdo con el site oficial, mientras que las otras murieron. Cuatro personas fueron juzgadas y condenadas por la corte internacional. En 2019, el juicio de Bosco Ntaganda consideró al ex-líder rebelde del Congo culpable por delitos de guerra y lo condenó a 30 años de cárcel, la mayor sentencia ya dada por el tribunal. Al caso, sin embargo, todavía le cabe recurso.

#NotaDeVida en #LaCasaInvita por @AM750. Hoy: Guillermo Folguera

Click Para Descargar El Archivo De Audio


El invitado de hoy es Guilermo Folguera, biólogo, filósofo, investigador del Conicet, profesor de la UBA, militante socio ambiental
“Yo creo que parte de lo que tenemos, es un montón de grandes promesas y un encubrimiento debajo de la alfombra de riesgos que en muchos casos son riesgos muy serios, en el caso de las fumigaciones en la Argentina que es otro producto tecnológico muy importante, todo el tiempo se manifiestan sus supuestas virtudes en torno a la maximización de la producción pero no se mencionan un montón de efectos sobre cuerpos, sobre territorios, contaminaciones, etc”
“El nivel de impacto que hemos tenido en nuestra vida cotidiana hacen que la vida de nuestros abuelos y abuelas sean algo lejísimo”
“Yo veo un altísimo aumento en la concientización social, en sus diferentes aspectos, en diferentes luchas, en sus diferentes generaciones”

La Casa Invita


Para descargar o comprar el libro impreso:La Ciencia Sin Freno

Visite el blog del Grupo de Filosofía de la Biología

Sobre “The Walking Conurban”

En Tiempo Líquido entrevistan a uno de los realizadores de @walkingconurban The Walking Conurban


https://platform.twitter.com/widgets.js



Click Para descargar el archivo de audio

Deyse Ventura Lo que está sucediendo en Brasil no es normal


En la base del video, a la derecha, al lado del ícono con forma de engranaje, se activan los subtítulos en español
La profesora y abogada Deyse Ventura explica, el video es del 7 de setiembre, que en Brasil se está produciendo un genocidio!
Que hay que decirlo con todas las palabras: Bolsonaro Genocida!


Sobre el Movimiento Libere El Futuro