La devastación producida en la población por la acción del los últimos gobiernos

Informes médicos como estos dan prueba una vez más de la devastación producida en la población por la acción del los últimos gobiernos, así como del aniquilamiento psíquico del hombre argentino. Son la consecuencia, entre otras cosas, de las políticas privatizadoras del menemismo al que votáramos una y otra vez, así como del duhaldismo con su mejor policía del mundo y las sospechas de alentar el narcotráfico.

Pero fundamentalmente es el resultado de los doce años ganados para el simulacro y los relatos embaucadores. Macri, al que llaman “la peste amarilla”, no es sino el fruto malsano de cuarenta años de política en que las variables peronistas abjuraron de todos sus principios.

No podemos continuar ignorando la enorme responsabilidad de la mal llamada dirigencia peronista, inmensa asociación ilícita que desvirtuó y malogró al movimiento revolucionario más importante que produjo latinoamérica en el siglo XX.

Hoy se exponen sin pudor los Espinosa, los Randazzo, y los innumerables antiguos barones del conurbano devenidos en meros alcaldes por el peso creciente del narcopoder en sus territorios. Le hemos dado la espalda al mundo, y no sólo a nuestra propia historia./

Jorge Rulli en: Trinchera Por La Liberación Nacional


En Buenos Aires, un 30% de la población padece algún trastorno mental

La depresión y la ansiedad son los diagnósticos más frecuentes en los consultorios; se estima que en 2030 la depresión será la primera causante de discapacidad

La Nación

En principio pensamos tomar en joda esta situación

En principio pensamos tomar en joda esta situación ,que parodia una lucha de liberación pero por caminos insólitos y en un lugar inesperado,más luego pensamos que de no ser una operación mediática montada, el hecho tiene su importancia significativa porque expone esa brutal disciplina del capitalismo chino .

Pensemos, entonces, a qué riesgo nos estamos exponiendo en esta relación comercial que se hace cada vez más unidireccional.

Recordemos que el propio Macri, no pudo ni siquiera reconsiderar mínimamente las dos represas planeadas en la Patagonia, la Kirchner y la Cepernik.  Los chinos se lo dijeron sin ambages, los contratos se firman con el Estado argentino ,no con sus gobiernos…

Jorge Rulli: Trinchera Por La Liberación Nacional


Un poderoso empresario chino quedó atrapado en un piquete y frena millonaria inversión

Chengyu Fu, presidente de Sinopec, no pudo salir de una oficina de la empresa en Santa Cruz. Y suspendió los desembolsos en la provincia.

Clarín

Pareciera que no advirtieron que fueron sodomizados

A lo largo de los 12 años ganados,el kirchnerismo alentó a una generación de jóvenes a movilizarse contra la oligarquía vacuna, y mientras lo hacía .permitió la instalación de un nuevo poder rural de origen sionista que de la sojización transgénica se extendió a los negocios inmobiliarios y mineros.

La torpeza del viejo patriciado o de tamberos como Biolcati ,les hizo el juego fácil. Todavía Etchegaray convoca a la SRA, desde CAMBIEMOS, a no permitir el regreso del kirchnerismo y lo dice en un predio ferial de Palermo que ahora pertenece a E.Elzstain.

Pareciera que no advirtieron que fueron sodomizados, que los desplazaron del poder y que los han relagado a ser expectadores de un nuevo poder inmensamente mayor al que ellos tuvieron

En el año 1949, una de las mayores estancias de la oligárquía,tenía 10 mil hectáreas. Perón la expropió y hoy es el Parque Pereyra Iraola.Por contraste digamos que IRSA tiene más de un millón de hectáreas y además del predio ferial de Palermo, acaba de comprar el ex-Mercado del Plata y ahora el Centro de Exposiciones. Que el viejo patriciado continue sometido al nuevo poder sionista y a los exportadores como Cargill,asegura nuestra colonialidad y es la otra cara de una tragedia terrible como aquella en que Lanata y Grabois, nos arrastran a una grieta profunda y dolorosa en que se extravían los puntos de referencia y la brújula de lo nacional deja de guiarnos…/

Jorge Rulli enTrinchera Por La Liberación Nacional


IRSA toma el control del Centro de Exposiciones porteño hasta 2032

A fin de mes, la Ciudad de Buenos Aires entregará la concesión del predio municipal a una UTE que encabeza la firma de Eduardo Elzstain. Pagará casi $ 1,3 millones de canon

El Cronista

Pierre Clastres : La sociedad contra el Estado

Pierre Clastres / La sociedad contra el Estado

“Cuando, en la sociedad primitiva, lo económico puede ser considerado como campo autónomo y definido, cuando la actividad de producción se convierte en trabajo alienado, contabilizado e impuesto por los que se aprovechan de los frutos de este trabajo, es que la sociedad ya no es primitiva, se ha convertido en una sociedad dividida en dominadores y dominados, en dueños y sujetos, es que ha dejado de
exorcisar lo que está destinado a matarla: el poder y el respeto al poder. La mayor división de la sociedad, la que fundamenta todas las demás, incluida sin duda la división del trabajo, es la nueva disposición vertical entre la base y la cúspide, es la gran ruptura política entre detentadores de la fuerza, sea ésta guerrera o religiosa, y sometidos a esta fuerza.

La relación política de poder precede y fundamenta la relación económica de explotación. Antes de que sea económica, la alienación es política, el poder es anterior al trabajo, lo económico es una derivación de lo político, el surgimiento del Estado determina la aparición de las clases.”

Trinchera Por La Liberación Nacional


Pdf del libro para descargar

Una típica encerrona macrista -cristinista propia del período preelectoral

Juan Grabois, líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos, denunció a Lanata y PPT por participes criminales de un delito por violación a los derechos del niño.


Audio del fuerte cruce entre Jorge Lanata y Juan Grabois


Si no lo puede escuchar o quiere descargar el archivo de audio: Visite esta página

Fuente:Radio Mitre


Comentario por Jorge Rulli:

Una típica encerrona macrista -cristinista propia del período preelectoral , Al margen de las razones que cada uno expone,que parecen válidas, los dilemas tienden inexorablemente a la bipolaridad.

De un lado el “garantismo” sembrado por Zaffaroni,el derechohumanismo y el asistencialismo desmovilizador y restador de conciencia.

Del otro, esa Argentina Campamento ,soberbia y asertiva además, excluyente.

Ambas tienden a ser funcionales porque son dos caras del mismo sistema que preserva las políticas de Estado. En definitiva, que la inclusión o la exclusión que es la no inclusión, a una cierta inclusión, son decididas por el mismo sector que es el que decide, adónde se incluye a los otros o de dónde se los excluye.

En este juego perverso El Polaquito, su mamá asistencializada y su papá preso, no tienen ninguna chance, están condenados, no importa lo que hagan, porque siempre son otros los que deciden. Los Grabois y los Lanata, los Vera y las Lilitas, debaten y confrontan, sobre una Argentina,que está desde el vamos empujada a nos ser protagonista de sí misma ,de su propio destino.

¿Llegará de nuevo la hora de los Pueblos? ¿Será, acaso, la ruptura de la napa que contiene el magma kuscheano y que abre las puertas del infierno?

No podemos saberlo, pero lo que quedará del cristinismo-macrismo, será una Argentina devastada con innumerables pibes, como El polaquito.

Y si no queremos llegar a la Colombia o al México actual, deberemos proyectar algún tipo de planes sociales masivos de resocialización que deberán dejar pequeños a los generados a finales del siglo XIX, como el servicio militar y la educación pública, pero ahora, pensando en una Argentina, para la posglobalización en los marcos del cambio climático y cuando será preciso un esfuerzo gigantesco para rescatar lo mejor de nosotros mismos y resolver las nuevas agendas de problemas por venir.

Jorge Rulli en Trinchera Por La Liberación Nacional

Nuestra solidaridad con la compañera Silvia Rivera Cusicanqui y las compañeras afrocolombianas

Nuestra solidaridad con la compañera Silvia Rivera Cusicanqui y las compañeras afrocolombianas.Repudiamos los espurios intereses que se esconden tras los poderes académicos y que en nuestro país se reproducen de similar manera en la persona de algún esperpéntico y notorio estalinista Cristinista que al igual que el argentino Walter Mignolo se esfuerza por argüir que China no es, ni será un imperialismo…, así como hemos lamentado que, tanto el Peronismo como la izquierda le dieran la espalda e ignoraran al movimiento Decolonial, ahora señalamos el modo en que el poder y los imperios han logrado seducir a alguno de sus exponentes.

No obstante ello, la decolonialidad continúa permitiéndonos ser contemporáneos de nuestro tiempo y protagonistas de los dilemas que cruzan nuestra época,Gracias Silvia por tu aporte.

Jorge Rulli enTrinchera Por La Liberación Nacional


Estimadxs compañerxs
En respuesta a una solicitud realizada por la profesora Silvia Rivera Cusicanqui, compartimos con ustedes una denuncia pública por acoso que Edna Martínez, compañera afrocolombiana, doctora en sociología, ha realizado contra el reconocido doctor Walter Mignolo.
Se agradece la lectura y circulación del siguiente mensaje entre sus contactos, especialmente entre las compañeras y las colectivas afro.
***
queridas amigas, colegas, hermanas.
mientras estuvimos, con rita laura segato, en un evento en gotemburgo, una joven se nos acercó para contarnos de su amiga afrocolomiana, edmé, quien había sido acosada nada menos que por el doctor decolonial y autor de varios textos e incluso del prologo a una antología de feminismo, WALTER MIGNOLO.
me pongo en contacto con ustedes para difundir esta denuncia, ya que el poder de controlar las carreras académicas de la gente joven parece estar sirviendo ahora para el despliegue de apetitos que vulneran el sentido más elemental de la ética y la dignidad.
Como buena birlocha enojada que soy, creo en el chisme, como arma de las débiles, y circular este collage de emails, que cuenta con el visto bueno de la damnificada, podrá ayudarla en su valiente decisiòn de enfrentar el riesgo y el costo de pelearse con el poder.
abrazos
src*
*Silvia Rivera Cusicanqui
***
Intercambio de emails entre Edna Martínez, doctorada en sociología y residente en Berlín, y Silvia Rivera Cusicanqui. Junio 2017
NOTA de src. El primer mensaje fue recibido durante el congreso NOLAN en Gotemburgo, el resto mientras daba un curso en el MACBA de Barcelona, y la respuesta a mi retorno a La Paz.
Hola Silvia, soy Edna Martínez. Gracias por el mensaje y la solidaridad. Sabes, justo en estos momentos estamos haciendo una campaña en Colombia con amigas afro “#Yo si te creo”. Pienso que sobra explicar el motivo de la campaña. Para mí lo que pasó con Mignolo es…no sé como describirlo. Tengo rabia, muchas veces conmigo. No porque piense que es mi culpa, sino porque no supe cómo reaccionar, y hasta el día de hoy más allá de contarle a mis amigas, no he hecho nada. Después de que Mignolo se portara como un cerdo que dijo sin pudor querer violarme, que me ofreció un sandwiche a cambio de entrar a su hotel, y que intentó besarme a la fuerza, me fui a mi hotel pensando qué debía hacer? Pensaba en los costos que tendría hacer algo. Pensaba que era mejor “olvidarlo” si quería tener alguna opción, o incluso peor..pense que debería sentirme “honrada” “agradecida” porque este macho blanco con posición y poder gustaba de mi y me podría abrir puertas. Ese pensamiento, saber que la violencia, el acoso, la humillación eran el costo a pagar para tener una vida exitosa en la academia, pensar en que casi debía prostituirme para acceder al mundo académico donde se mueve Mignolo, me atormenta. También me atormenta pensar que después yo lo busqué, yo le escribí un correo con el objetivo de mantener contacto con él, porque para mi era claro que él tenia poder, y que sería más fácil hacer una carrera en la universidad si contaba con el apoyo de este tipo. Creo que esta situación rompió mi confianza en la academia como institución. Al final pienso que fue para bien porque le perdí el respeto, la credibilidad a las instituciones, a los grandes autores, y a las grandes figuras. Esa experiencia afinó mi sentido de desconfianza y de irreverencia. Si esto hacen los intelectuales críticos, las eminencias de las teorías emancipadoras, no me alcanzo a imaginar cuánta más mierda debe haber ahí. Pienso que debemos hacer algo, pero no se me ocurre qué. Estoy abierta a propuestas. Un abrazo. Edna
17 de junio
Estimada Edna.
Te agradezco por la confianza, como tú debes saber, desde hace bastante tiempo he estado intentando desenmascarar a este personaje, que tiene graves fallas éticas y políticas con respecto a las temáticas indígenas y a las luchas de descolonización de nuestros pueblos. En este caso, el tema del acoso ya es la última gota que rebasa el vaso. Estoy dispuesta a hacer parte de una campaña en la que se lo desenmascare por completo, y apoyar así tu justo reclamo. Ahora estoy de ida a Barcelona y tendre poco tiempo, pero estoy muy indignada y no me faltan deseos de hacer algo a la brevedad posible, usando para ello los contactos y relaciones de respeto que mi trabajo y compromiso han logrado construir a lo largo de años.
Para ello me hace falta precisar algunas informaciones, yo podría hacer una especie de reporte de situación para pasar a todos mis contactos. Cuando y en que evento ocurrió esto? Que estudias, en que nivel vas, y cuáles son tus perspectivas academicas? Si le escribiste posteriormente, que le planteaste? Yo sé que ha estado muy interesado en venir a Europa, y que ha venido a Gotemburgo varias veces. Por cierto, el chisme puede correr y seguir corriendo, pero él no le dará ninguna importancia por ser blanco y macho, y por el prestigio que lamentablemente se le atribuye entre la izquierda convencional. Sin embargo, tengo amplias redes feministas, y también amplias redes colombianas, incluidas redes afros, con las que podríamos respaldar tu denuncia.
Es importante, por ahora, que no te decepciones de TODA la academia, porque hay gente valiosa y activista que esta pugnando por superar el racismo y el patriarcalismo que ha plagado muchas de las esferas de izquierda. Yo soy una persona un tanto marginal, pero si de algo sirve el que ahorita se me escuche, pues son causas como la tuya las que me alientan a seguir desde esos márgenes desmontando los poderes que nos bloquean, como mujeres y como subalternas.
Y que sepas que habrá gente capaz de reconocer tu trabajo, en el cual tienes que desempeñarte con transparencia, valentía y seriedad…. todo eso te permitirá recuperar la confianza no solo en ti misma sino también en la universidad, como espacio que debería ser plural, y abierto a las más diversas personas e ideas.
Por lo pronto, va mi solidaridad, y espero mayores informaciones para elaborar una carta o algo por el estilo, que te ayude a transformar esta experiencia dolorosa y frustrante, en un motivo de lucha
me gustaría que me cuentes cuáles son tus intereses académicos, que tema de tesis estás pensando trabajar, y que me mandes algún trabajo tuyo (siempre que no sea en aleman… jejeje) para que te conozca mejor y pueda apoyarte con más conocimiento de causa.
un saludo sororal.
Src
19 junio 2017
Estimada Silvia. Gracias por tu correo. Estoy decidida a hacer algo para develar a este sujeto. Seguramente no seré la única mujer a la que le ha hecho algo similar. Hace poco este personaje hizo el prefacio de un libro sobre feminismo. Yo quería vomitar. Voy a sentarme con calma a escribir lo que ocurrió, y también a revisar los posteriores correos que intercambiamos. Pienso en los costos y efectos que hacer esta denuncia pueda tener, pero no tengo miedo. No estoy dispuesta a tolerar ningún maltrato, ningún abuso más de nadie, y a pesar del dolor y la rabia, sigo creyendo en el potencial de la academia como herramienta de trasformación para los y las oprimidas. Sé que el camino es largo y espinoso, lleno de víboras, mezquindades e intereses miserables, pero a nosotras nunca se nos ha regalado nada en ese contexto. Por fortuna ya terminé el doctorado en sociología… y ahora tengo tiempo para pensar con calma, y para planear los siguientes pasos en mi vida. Mi tesis de grado será publicada pronto, entonces se puedo mandar una copia.
Abrazos sonoros y soronos.
27 de junio.
Hola Silvia. Hoy me enteré que Mignolo viene en tres semanas a Berlín. Decidí hacer algo para confrontarlo, y sé que me va a quitar energía, tiempo… ya una persona descalificó mi denuncia y me dijo mentirosa. Entonces vamos para adelante.
Revisé los correos que intercambiamos, y tengo que decir que me da vergüenza el contenido de esos correos y también mi razonamiento. Después de lo que ocurrió con él en Manchester, yo le escribí, pensando “bueno Edna, no es tiempo para ponerse a llorar ni para dolerse por lo ocurrido. Haz lo que me mejor puedas y sobrevive está situación como mejor puedas. Al fin y al cabo no es la primera vez que te violentan… entonces haz de tripas corazón y pon al tipo de tu lado. Él es el hombre, blanco, intelectual, con prestigio… tu eres la mujer negra, pobre, hija de la señora que limpia. Entonces deja la rabia, el dolor atrás y sigue adelante que el camino es duro y largo.
Le escribí exculpandolo… le escribí “que esperaba que su silencio no fuera porque tenía vergüenza de haber intentado besarme.. que se olvidara de la culpa y la moralidad católica”. Mi lógica era: bueno, ya te violentó, ahora intenta que no todo sean pérdidas. No es la primera vez que un hombre me abusa. He internalizado durante toda mi vida esta violencia, la he naturalizado y lo que intento hacer es no quedarme paralizada ni destruida. Qué no todo sean pérdidas me digo siempre.
Mignolo dará una conferencia en Berlin el 20 o 21 de julio. Estoy buscando otras mujeres que hayan tenido experiencias similares.
Un abrazo y me alegraré de un correo tuyo.
27 de junio
Querida Edna. Me alienta saber que ya sacaste el doctorado y que no alzaste las manos con la academia. También apoyo tu decisión de desenmascarar a este individuo, que para mí no es sino la representación más visible de un mal universitario contagioso y tenaz, el del poder masculino que aprovecha la autoridad pedagógica para formar rebaños, liquidar creatividades y violentar a las mujeres que logran, a punta de esfuerzos y desempeños brillantes, pensar con cabeza propia y ética personal
Como soy una abuela de 68 años, y tengo distancias fundamentadas con la tecnología, voy a hacer un trabajo más artesanal. Pegaré estos correos uno tras otro, para circularlos, entre mis contactos. Las modas académicas decoloniales eclipsan y en última instancia desestimulan la creación de espacios sostenibles, y eso afecta no sólo a la diáspora nuestra en eeuuropa, sino también a las universidades de nuestros países. Comenzaré entonces por circular este collage de correos a mis contactos de referencia.
De hecho, ya denuncié el asunto, pero sin mencionar su nombre – a buena entendedora pocas palabras – en una entrevista pública que di en Barcelona hace pocos días. Fue bajo el auspicio del MACBA, yo creo que te será fácil encontrarla a través de su sitio web. Por el momento, mi supuesta fama y autoridad hay que aprovecharla antes de que se pase y por fin nos den un respiro para seguir nuestra labor de hormigas en nuestros territorios y con nuestras frágiles colectividades. Yo no creo en el activismo web pero respeto a quienes hacen lo mejor que pueden con él.
Salud entonces, quedamos en contacto.
src

Evangelizadoras de los Apóstoles

Los agronegocios, Pepsico, la tragedia y el circo

pepsico


Cuando la Democracia sucedió a la Dictadura en el manejo del gobierno, Alfonsín se encontró con que el mundo necesitaba divisas para pagar los intereses de la colosal Deuda que los militares habían dejado y que el mundo ya no necesitaba las materias primas de calidad: maíz, trigo y carnes, que tradicionalmente la Argentina había exportado durante más de un siglo. En ese momento, al menos lo que necesitaban aquellos países que tenían divisas con que pagar nuestras exportaciones, eran forrajes para alimentar sus ganados. La vaca loca y el cambio climático que alejó los cardúmenes de las costas y encareció la harina de pescado condujo a esos países a reclamarnos que exportáramos porotos de soja. Así comenzó otra historia en la cual todavía estamos inmersos. Lo que en los ‘80 fuera una necesidad y un accidente se convirtió, en los 90, en un modelo de Agronegocios que se instaló férreamente y que todavía perdura. Recordemos que Menem no tenía un plan de gobierno, y que ese plan lo puso Bunge y Born, en especial, Mario Hirsh, el hombre que había transformado a la granaria en una enorme productora de comestibles industrializados. La Argentina cambió calidad por cantidad, y puso todo su esfuerzo en la producción de commodities, así como en la exportación de bienes naturales. Extraordinariamente, deberíamos reconocer que el Modelo no lo instaló la derecha ni las puertas giratorias de Monsanto. Fueron los compañeros que venían del exilio, el setentismo escarmentado y ahora devenido progresista y modernizante los que alababan la Revolución Verde y los OGM, los que proponían una agricultura industrializada y en gran escala; fueron ellos, todos de izquierda, los que propiciaban el uso masivo de las tecnologías, los monocultivos, los herbicidas y la megaminería con cianurización. Esto comienza en los ‘90 con Menem, pero continúa con Duhalde, con el FREPASO, y muy particularmente con el kirchnerismo. Tanto el Peronismo como la izquierda en general respaldaron este Modelo que desplazó millones de argentinos rurales hacia la periferia de las grandes ciudades y que dejó decenas de miles de víctimas, en especial niños afectados por los agrotóxicos. Durante más de 20 años, denunciamos la instalación de este Modelo de los agronegocios que requería el vaciamiento de los territorios para la instalación de las corporaciones y el hacinamiento en los conurbanos para facilitar el asistencialismo clientelar y el desarrollo del Narco.
Tanto el Peronismo como la izquierda le dieron la espalda a nuestras denuncias; no importaba siquiera que el mismo modelo se expandiera por el mundo y que a través del land-grabbing, decenas de millones de hectáreas africanas fuesen compradas por empresas europeas, de Corea u otros países asiáticos como patios traseros productores de alimentos y a costa de la población del continente. La izquierda nos expulsó de Radio Nacional por develar estas realidades. Hasta el poder oligárquico se modificó y la vieja oligarquía vacuna se convirtió en un anacronismo, mientras se fortalecía un nuevo poder rural, mil veces más poderoso y, además, ligado a los exportadores y al negocio inmobiliario, y a los shoppings con inversiones en Estados Unidos y en Israel.
Pero es que con el progresismo vivíamos en el reino del simulacro y del relato, y fue útil para engañar al común continuar despotricando contra una oligarquía vacuna, particularmente durante la llamada crisis del campo, en la que Néstor condujo la guerra nacional y popular desde las mismas oficinas de Eduardo Elzstain en Puerto Madero.
La Argentina fue reconfigurada en lo económico, en lo social y en lo urbano; se nos acostumbró a la comida chatarra y, además, se bancarizaron los planes asistenciales para enriquecer a los supermercados. La propia Cristina se regocijó públicamente de las nuevas inversiones de Monsanto, mientras liberaba decenas de nuevas variedades transgénicas y festejó reiteradamente el altísimo consumo de gaseosas por parte de la población argentina.
Luego pasamos de Cristina a Mauricio, manteniendo el mismo sistema, el mismo ministro de Ciencia y Tecnología y el mismo periodismo militante en la radio Nacional. Las políticas de estado permanecieron intactas. Lo que se estaría discutiendo es quién ocupa la jefatura del directorio de esta empresa colonial que es hoy Argentina. Días pasados nos informamos de que, en una reunión peronista, gente ligada al gremialismo de la Central nuclear de Atucha contó que cuando la puja electoral entre Scioli y Macri, uno de los principales referentes se comunicó con la Rosada y les hizo saber que se sumaba con todo a la campaña de Scioli; la orden que le bajaron fue tajante: “Parece que no comprendiste, no es Scioli el que tiene que ganar, volvé a tu gremio y no seas pelotudo”. Por supuesto que a nosotros no nos sorprende aunque no terminemos de comprender las lógicas que inspiraban a Cristina y a su mesa chica. Lo que nos sorprenden son los millones de paparulos que la siguen de manera ciega e insensata…
Y ahora viene la tragedia de Pepsico, en épocas de ajuste laboral, cuando la CGT se encuentra tan debilitada que hasta la izquierda se la lleva por delante y cuando el ministro de Trabajo es nada menos que el hijo del primer dirigente sindical que fue aceptado como miembro del Jockey Club. La Pepsico es una empresa sumamente antigua que se fue adecuando a la producción de comida chatarra y que quedó inmersa en una zona de alto poder inmobiliario y en que es molestia para sus nuevos vecinos surgidos del poder sojero y de la nueva Argentina agroexportadora y sionista. Esos terrenos que ocupa valen una fortuna incalculable y es un negocio redondo trasladar la empresa, en especial porque se da de baja a los trabajadores agremiados y se calcula tomar a jóvenes precarizados. Estamos mencionando varios elementos: una empresa privilegiada por el agronegocio, un enorme negocio inmobiliario, la posibilidad de ajustar en materia laboral, y además, una comisión interna de izquierda que prioriza lo social y olvida el resto, y que está enfrentada al sindicato. Concretamente, que aprovechando la desesperanza y la falta de conciencia de clase se arregla con unos que son muchos, se apalea y desaloja a los más duros, y además de conformar a los vecinos de la zona se expresa un gesto de orden que reclamaban los sectores medios, en especial cuando comienza la campaña electoral. Por supuesto que luego de estos acontecimientos se desata el circo donde todos operan, en especial la izquierda que va por el propio desarrollo de su poder en las bases que alguna vez fueran peronistas y sin otros horizontes, además de la masa enorme de confusos y despistados que viven la zozobra de un retorno de prácticas que acusan de dictatoriales porque quisiéramos suponer que no llegaron a conocer lo que en verdad fue una dictadura…
Y lejos estamos de justificar la represión, que seguramente, de haber estado en el lugar, habríamos sido de los que arrojábamos los bancos y los botes de pintura… pero sentimos la necesidad moral de expresar que aquello fue una encerrona, una trampa largamente montada, de esas de las que no hay escapatoria. Durante más de 20 años se pavimentó el camino que lleva a la actual desolación y tenemos la obligación de señalarlo, no ya la obligación de tomar partido en la coyuntura y prestarnos como zombies a las estrategias de los operadores perversos. Cristinismo y macrismo son un solo modelo con dos caras y luchas por gerenciar el mismo proyecto. Daer se fortaleció con la industria del agronegocio y de la comida chatarra; pasó como Moyano con la sojización y Facundo con los peajes. Todos dejaron de hablar del proyecto nacional y se remitieron a cuidar su propio kiosco.
La izquierda aprovechó el descontento de la base para ganar posiciones internas que, en otras circunstancias, jamás habría obtenido. Las Madres le reprochan al kirchnerismo no haber puesto toda la carne en el asador de esta pelea y son coherentes con su nuevo rol de partido cristinista que caracteriza al gobierno como “una mierda” y como un grupo de “hijos de puta”, pero que no lo define ni podría definirlo, porque sería como definirlos a Néstor y a Cristina…//

Jorge E. Rulli en: Trinchera Por La Liberación Nacional