Cuando algunos periodistas me preguntan cómo sería hoy un revolucionario pienso en Martìn Oliveras

A RIESGO DE contrariar el derecho a la intimidad que nos debìamos, con el recientemente fallecido Martìn Olivera, publico uno de sus ùltimos correos ganado por la esperanza de transmitir y legar ese entusiasmo de vida y de lucha a las jòvenes generaciones.

El ingeniero Martìn Oliveras era un luchador, a su manera y con sus armas, trabajò con semillas y paradigmas de agriculturas amigables con la naturaleza .Y hasta el final de sus dìas se mantuvo de pie y ponièndole palabras a su esperanza.

Como hicieran algunos viejos revolucionarios, cuando la muerte golpeò a su puerta, colocò el señalador en el libro que leìa…

Cuando algunos periodistas me preguntan còmo serìa hoy un revolucionario, cuando ya la mìstica no conduce a imaginarse un final con alaridos propios del combate, o manteniendo el silencio en la tortura, es entonces cuando me preguntan eso, que pienso en Martìn Oliveras .

Jorge Rulli

Amigo Jorge Rulli:

Gracias por acordarte de mí, estoy casi en la misma situación tuya, voy por la tercera aplicación de la Quimio, un suero cada veintiún días que me deja mal durante un día y 8 pastillas diarias (cuatro a la mañana y cuatro a la tarde) que me dan una sensación de asco, eso sí, con una semana de descanso y después vuelta a lo mismo. Trato de hacer una vida normal pero me cuesta, aunque todavía me quedan fuerzas. Mi mejoramiento depende de los análisis posteriores ojalá todo este padecimiento no sea inútil.

También deseo tu pronta recuperación, que aunque tarde nos encontró luchando por las mismas causas, hasta llegamos a compartir un editorial que ha sido bien recibido por una gran mayoría.-

Te cuento que me hice amigo ( por el FB) de Hugo Tolletti parece un tipo macanudo, coincidimos con el pastoreo Voisin y la necesidad de reflotar el maíz Flint ( el colorado que le dábamos a las gallinas) que ha sido usurpado por las multinacionales y sus híbridos tienden a desaparecer porque el amarillo semidentado rinde más.

Ni bien pueda me pondré en contacto con el Ing. Constanza. Lamento mucho lo de Adolfo (el genio de la tribu como lo definía el “oso” Villa) sin duda una pieza muy valiosa en nuestra generación que se atrevió a enfrentar al agronegocio.-

En cuanto a la situación de Argentina coincido con tus dichos, vengo escuchando desde hace unos días, que el país está mal desde los últimos setenta años, claro, es la remanida frase antiperonista donde la cuna de nuestros males, estaría con la aparición de Perón en la escena política. Un mensaje subliminal para ver si prende en la sociedad.- Vayamos ahora a lo de Pino, estaría “bailando en una pata” si esta propuesta hubiera sido hace uno o dos años, sabés mis limitaciones; para un intercambio on line, hasta para un viaje corto podría ser, pero sí tendría que viajar a Bs As. sería muy dificultoso.

Con Guillermo Folguera somos amigos del FB, y con María Argeri (creo que de ella le dicen “la tana”) no la conozco más que de leerla en las redes sociales, Mario Cafiero y Peletti son dos elementos valiosísimos para encarar un proyecto.- Bueno Jorge, a partir de ahora me pongo manos a la obra siguiendo tus instrucciones para ver en que puedo ser útil.-

Abrazo Martín 5 de Septiembre de 2018. Puan. Bs As. Argentina.

Grobocopatel: El pensamiento más lúcido y modernizante de toda la izquierda colonial en la Argentina

Grobocopatel: “La izquierda tiene que entender que hicimos la revolución agraria”

Plaza de Mayo.Com


Año 2011. El reportaje a Grobocopatel demuestra claramente lo que él se niega a aceptar, no sólo que es el ideologo del proceso impuesto de sojización, sino también, que el suyo es el pensamiento más lúcido y modernizante de toda la izquierda colonial en la Argentina.

Podríamos resaltar muchos aspectos y vamos a intentarlo.

En principio, que el desconocimiento del mundo rural, y la mirada excluyentemente urbana de los periodistas le facilitan a Grobocopatel la expopsición de su relato, por ejemplo:

Que los monocultivos de soja avancen sobre campos de pequeños productores o pastores, que no tienen suficientemente probado con escrituras la legitimitad de sus posesiones , es un hecho menor en el enorme escenario de la nueva ruralidad , y al poner el foco tal como hiciera el MOCASE y los movimientos piqueteros en esa particular situación que remite a la provincia de Santiago del Estero, en realidad de manera encubierta , se estaría legitimando el modelo impuesto.

Se equivoca Grobocopatel , entonces, cuando dice que la izquierda debería comprender que ellos hicieron la reforma agraria

Yo creo que siempre lo comprendieron perfectamente y que por eso lo celebraron y dieron la espalda a nuestras voces , por eso también organizaron y organizan a los emigrados del campo para reclamar un mayor asistencialismo, nunca jamás para que puedan volver a la tierra de la que fueron expatriados …

Tiene razón en cambio, Grobocopatel cuando celebra el discurso de Cristina, y el plan estratégico agroalimentario que proponía doblar la cantidad de tierras dedicadas a la sojización.

En ese plan la propuesta de Grobocopatel se confirmó como la doctrina oficial del kirchnerismo, les guste o no les guste a los muchos que repitiendo sus discurso niegan o solapan una relacion personal con el personaje.

Desde los diputados que proponen extender a tres años los contratos rurales , siguiendo las propuestas de Grobo como aquellos que ahora lo eligen para debatir sobre la posibilidad de nuevos modelos productivos.

Son a los sumo diversas formas de ignorancia o de compllicidades.

Tiene razón Grobocopatel cuando señala a la mesa de enlace, presidida por un tambero de larga lengua gorila, como instituciones retrógradas que no comprenden el nuevo proceso de industrializar la ruralidad que nos proponía junto con Cristina y porque tal como nos explica, “la tierra ya no es de los herederos , sino de los nuevos emprendedores globales”. ..

Es preciso leerlo a Grobocopatel y reflexionar sobre cada uno de los conceptos que expone.

Lo que se nos ha vendido es una modernidad tardía, periférica y colonial.

Pasamos de los altos hornos y de la producción de aviones y locomotoras a poder abastecer en piensos transgénicos a un gigante como China.

Por supuesto que la Argentina no es ni volverá a ser la misma. La soja acabó con la población rural y además con los ” herederos”, o sea los hijos de la vieja clase patricia que se impuso durante el gobierno de Roca a finales del siglo XIX.

Con la crisis del campo se impone una nueva clase oligárquica ligada a los mercados globales y extendida a todo el Cono Sur.

Esa nueva plutocracia rural es de origen inmigratorio reciente y generalmente de origen hebreo y algunos muy ligados al sionismo y al Estado de Israel como el rabino Eduardo Elzstain .

Cuando la militancia progresista urbana pone el acento en la “sociedad campesino indígena” , está , de hecho respaldando absolutamente la Argentina de los agronegocios y el relato de Grobocopatel.

Cuando Cristina subsidió en exceso a los feedlots, estaba , en realidad , concentrando la ganadería en corrales para cumplir el sueño de una Argentina cubierta por sojales.

Cuando en la interna de FAA(Federación agraria) la extrema izquierda propone la reforma agraria, con un millón de productores más, era en respaldo de la sojización , y los digo porque se lo pregunté en una asamblea al lider de los pro chinos que refería a un millon de chacareros de boina y bota de goma como él, y le pregunté para hacer qué …y me respondió “para hacer soja, por supuesto”.

Estoy convencido que es el marxismo el que conduce a esta enorme enajenación de pretender industrializar la ruralidad a la vez que tener una visión de los recursos y de los ecosistemas propia del siglo XIX.

Lo discutimos alguna vez con el propio Strapazón, líder del MOCASE .

Le explicamos como quien le habla a un niño, le dijimos ” como en esas películas de acción en que los terroristas transportan una bomba atómica en un tren , nosotros éramos el comando que tratábamos de desactivarla, y que eso había que hacerlo en la zona núcleo de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fé.

Le decíamos que el MOCASE estaba en la zona de expansión de la frontera agropecuaria o sea en los límites de la radiación de la bomba, y que si bien nosotros reconocíamos la lucha que llevaba contra los que corrían alambrados o quemaban ranchos, ocurría que los amigos del mocase en Buenos Aires , incluyendo a los estudiantes de agronomía organizados , como podrían ser los obreros del ferrocarril en que se transportaba la bomba, nos agredían a la vez que defendían al que había instalado la bomba.

Veinte años después no sólo siguen defendiendo a la bomba sino que pretenden debatir el nuevo modelo rural con Grobocopatel…

Me pregunto si no comprenden o no quieren comprender .

Me pregunto si es el marxismo residual en que los han formado lo que les impide comprender de qué hablamos cuando hablamos o cuando escribimos, aquella clase plutocrática que se impuso como una oligarquía del cono sur durante la crisis del campo respaldaba ampliamente a Cristina, aún más todavía, le transmitió su propio credo al kirchnerismo…

Sin embargo, cansados de retórica estúpida , en ausencia de políticas coherentes que no fueran las de seguir traficando bolsones con euros , decidieron poner a su propio presidente, y ese es Machir…la grieta, no es más que un entretenimiento para desavisados y para discapacitados políticos por el asistencialismo y la comida chatarra.

La empresa Los Grobo quebró y pasó a otras manos, pero de igual manera el discurso de Grobocopatel, que es un discurso de izquierda modernizante en un sentido colonial sigue siendo inspirador de la facultad de agronomía.

En nombre de Fabián Tomasi, del ingeniero Martín Olivera y del ingeniero Adolfo Boy, pido una vez más que no legitimemos esta Argentina colonial que se nos propone. Pueden derrotarnos muchas veces pero tenemos esperanzas de renacer mientras no los legitimemos. No los legitimemos//

Jorge Rulli


El martes último, falleció en Puan, donde vivía, el ingeniero Agronomo Martín Olivera

Quiero hacer saber a los actuales amigos de Trinchera por la Liberación Nacional, y a todos los amigos y hermanos que fueron del GRR, que el martes último, falleció en Puan, donde vivía, el ingeniero Agronomo Martín Oliveras.

Estamos consternados. Hace poco escribimos con el de manera conjunta, un ensayo sobre el final del ciclo de la soja (Click para leer el ensayo), la quiebra de la empresa Los Grobo, así como la más grande feedlotera Don Corral.

Martín se mantuvo activo y pensante hasta el final y ello teniendo una avanzada edad, y habiendo participado durante los últimos 20 años en la lucha contra el modelo sojero.

Si a la muerte de Martín Oliveras, le sumamos la actual agonía de nuestro compañero Adolfo Boy, fundador del GRR (Grupo de Reflexión Rural), deberíamos tomar conciencia de que una generación de luchadores está desapareciendo, sin haber podido vislumbrar siquiera un modelo alternativo de repoblamiento y soberanía alimentaria.

La Argentina y especialmente sus partidos políticos, nos dieron la espalda durante 20 años, y cerraron sus oídos a nuestros incansables reclamos mientras adherian a enajenados a una modernidad periférica y colonial.

La ingesta de sojas transgénicas y la enorme cantidad de disruptores hormonales productos de la contaminación han producido evidentes efectos de salud sicológicos y culturales .

Los grandes temas de los aparatos hegemónicos de cultura ya no son la deuda o los temas relativos a la deuda o los relativos a la defensa nacional sino a la diversidad de identidades sexuales, al poliamor, a las prácticas swinger y al derecho a que los niños elijan su propia sexualidad. Innumerables documentos del GRR, anticiparon estas situaciones propias de una Argentina neocolonizada que extravió sus raíces y modifico su alimentación con comidas chatarras.

Con los miembros del consejo de ancianos del GRR, se pierde una visión del mundo y extraordinarias bibliotecas que ya nadie conocerá.

Confiemos en que no se acentúe este dolor y desgarramiento que sentimos en la derrota, legitimando ahora a los personajes siniestros que diseñaron y urdieron la Argentina de la soja..

Que los estudiantes de Agronomía debatan con esos personajes las posibilidad de otro modelo productivo nos revuelve las tripas y proofana el duelo que llevamos por la muerte reciente del ingeniero Martín Oliveras y por la situación de extrema gravedad de nuestro hermano el ingeniero Adolfo Boy-/

Jorge Rulli

La Soja , La Izquierda Y Las Dos Campanas

viajealospueblos


En los años 90, durante la presidencia del innombrable hubieron personajes poderosos que diseñaron una Argentina agroexportadora de commodities, o sea de bienes sin valor agregado…esa Argentina eligió la cantidad y desechó la calidad que como paradigma nos había caracterizado desde los finales del siglo anterior.

El modelo de los agronegocios fue un modo de adecuar la Argentina a la globalización que se impuso en la economía y las relaciones internacionales. Esa globalización implicó que una parte importante de la población en especial la población del campo, pasase a ser desechable o descartable. También, que la explotación de los recursos naturales que en la Argentina de las vacas gordas y los peones flacos había alcanzado importantes niveles de sustentabilidad para el interes de la vieja oligarquía, se transformase o deviniera ahora en simple y brutal saqueo de los recursos.

El modelo de globalización se vistió de una falsa modernidad y se acomodó al pensamiento de una generación que se pretendió revolucionaria y se formó en el marxismo leninismo.

Monsanto no necesitó en la Argentina, las llamadas puertas giratorias según las cuales sus ejecutivos se fingían de altos funcionarios para institucionalizar los intereses de la empresa.

En nuestro país fue la izquierda misma, bajo el mandato de Menem y los planes de Bunge y Born, la que implementó un agricultura industrial, con monocultivos, siembra directa, variados agrotóxicos y semillas transgénicas.

Fue el apogeo de una modernidad periférica y colonial y aprovechó una soja RR, que llegó a superar los 600 dólares en el mercado de Chicago.

Los Kirchner venían de otro modelo, un modelo autoritario y personalista en que los negocios giraban en torno a la megaminería, la pesca y el petróleo.

En el 2003, cuando Duhalde les facilita el acceso a la presidencia, los Kirchner se encuentran con unas 15 millones de hectáreas de soja y una enorme demanda por parte de China y de Europa para usar los porotos y sus derivados en la alimentación animal.

Es entonces cuando el esquema de una Argentina rentística complementada con asistencialismo masivo se da naturalmente y se expresa políticamente con el simulacro de falso peronismo y con el relato setentista y de los derechos humanos.

La soja es la vaca atada con que se encuentra Néstor y los sueños paranoicos de Unasur se desatan y replican a lo largo del continente en otros sistemas rentísticos similares, ya sea con el petróleo en Venezuela o Ecuador o, el aceite de palma, los biodieseles y alconaftas como en el Brasil de Lula..


cbot


Las estadísticas y los diagrama de la producciones de soja de aquellos años, tal como en el boletin de Agrofy que publicamos, del 2015, prueban el interés del progrecamporismo en multiplicar las producciones del poroto.

Con Cristina este esfuerzo aumenta y los subsidios a los feedlots o corrales de engorde llegan a ser tan altos y generosos que no solamente compensan la manutención de los animales sino que permiten habilitar nuevos y enormes espacios a la agricultura en gran escala.

Alguna vez intentamos dialogar sobre este tema con los estudiantes de izquierda de la FAuba. Ello fue imposible dado que nos exigían al igual que lo hiciera Lanata años después, sentarnos y debatir con Gustavo Grobocopatel, el mentor marxista del modelo de sojización. Nos negamos a ello, porque arguimos que detrás del modelo había crímenes de lesa humanidad, que la soja era un agrogenocidio y que jamás podríamos discutir de derechos humanos con el almirante Massera.

Lamentablemente tanto el FANA de agronomía como Lanata de Radio Mitre no lo entendieron así y nos agredieron duramente.

Pasaron 20 años y aunque hablen de soberanía alimentaria siguen reclamando las dos campanas y estamos convencidos que el marxismo colonial en que han sido formateados en la universaidad argentina, les impide comprender de qué hablamos cuando referimos a los agronegocios, a la agricultura industrial, a la sojización compulsiva o a la conurbanización forzada de las poblaciones rurales.

Es probable que lo que a nosotros nos parece un crimen horrendo, para muchos de estos chicos formados en la FAUBA, sea tan solo un modo más de progreso…

De todos modos el legado que recibimos es que kirchnerismo o progrecamporismo y sojización compulsiva han ido de la mano y que si ahora el modelo se debilita o acaso agoniza, no es porque Mauricio pretenda cambiarlo o finiquitarlo, sino porque como dice Grobo, los números ya no cierran la soja está a 300 dólares, se requiere usar cada vez más insumos agrotóxicos, y fertilizantes, y todo ello ha multiplicado su valor.

El modelo impuesto en los años 90, ha fracasado y ello también explica la derrota de Cristina y el que los jueces puedan develar públicamente las innumerables tropelías de sus funcionarios.

La generación de los 70 a la que pertenecieron los kirchner acabaron cambiando las armas por el tráfico de bolsones con euros y fueron tan torpes y faltos de política en la simulación de un peronismo al que intrusaron que terminaron siendo derrotados electoralmente por el presidente de Boca.

Nos preguntamos ante semejantes y espantosas derivas y cuando el país disuelve su identidad y el sentido de su existencia en manos de un grupo apátrida que apuesta al endeudamiento externo, nos preguntamos ¿qué puede explicarnos G. Grobocopatel acerca del modelo que promovió impunemente?.

Durante años predicó en los medios, que no importaba el precio que tuviese la soja, que la misión del productor sojero era producir cada vez más y más, y que la salvaguarda de las poblaciones en relación a los agrotóxicos era un problema que dependia del Estado, no de los productores.

Sin embargo, un día cualquiera su empresa quebró, y él la vendió y se dedicó al bel canto.

Ahora la izquierda de agronomía, lo invita en lo que considera su propia casa, a que nos vuelva a dar lecciones sobre lo que debemos hacer….

Se supone que Pino será consecuente con la magnífica película llamada “Viaje a los pueblos fumigados”.

Los chicos del FANA de agronomía, que luego de 20 años deben ser agrónomos experimentados y profesores de la facultad, tendrán por fin esas dos campanas que nos reclamaban.

Aunque sea un poco tarde para todos , para ellos y para los millones de desterrados del campo y asistencializados como masa descartable por el progresismo, nosotros confiamos en que ahora algo puedan comprender…//

Jorge Rulli

 


El Peronismo es la casa ocupada por un setentismo escarmentado que extravió el sentido de la revolución y cambió los fierros por los retornos empresariales y las bóvedas para acumular euros y dólares

cartaperon2


 

Felices años aquellos en que los delincuentes con entorchados o sin ellos estaban en el gobierno y los patriotas en la cárcel, cuando Perón desde Madrid nos alentaba a permanecer unidos y mantener la disciplina revolucionaria porque poco faltaba para que llegara la hora de la patria nueva…

Ahora el Peronismo es apenas el espectro de lo que fuera y como en una casa intrusada otros parecen haberse hecho cargo de la representación y de la historia común.

Se trata de un simulacro horrendo en que los delincuentes con entorchados como el de Milani o sin ellos …se acuerdan de que serían Peronistas cuando los arrepentidos les buchonean sus tráficos de bolsones y la rapiña del Estado botín y se preocupan para que no los lleven a la cárcel.

En aquellos años la cárcel era un honor que asumíamos con dignidad y con la solidaridad del pueblo peronista.

Ahora los pabellones con simuladores del progrecamporismo son un infierno para esa nueva burguesía enriquecida con los dineros del Estado, acostumbrada a una vida de placeres y de lujos…

Un infierno donde reina el Pata Medina y donde prima la desesperación, el egoísmo y la abjuración de todos los ideales que alguna vez tuvieron…//

Jorge Rulli

Esto fue y es el kirchnerismo lo demás es mera simulación y relato

Brillante análisis. Desde Trinchera hemos insistido en el rol que le cabe a la generación de los 70, no sólo en haber cambiado el rumbo del movimiento nacional peronista, sino en haber hecho un culto de la violencia o acaso del afán desenfrenado de poder que la caracterizó, de conducir al pueblo como vanguardia o como conducción política.

La hora de la prueba para ello, y de la tragedia para nosotros, se da primero con Menem y los negociados del indulto, luego se repite, pero potenciado con Néstor en el 2003.

La misma soberbia de los años 70, la misma asertividad en suponer saberlo todo, el mismo afán de conducir y someter los pobres a su penosa gobernanza clasemediera.

Dice el boliviano Prada Alcorezza, que cuando esta generación formateada por la revolución cubana extravió o diluýo el concepto guía de la Revolución que se proponía, solo le quedó el espíritu de tribu y el apropiarse del Estado botín, para los propios.

Tal cual nos ocurrió y evidentemente eso fue y es el kirchnerismo, lo demás es mera simulación y relato . //

Jorge Eduardo Rulli


De la orga de los fierros a la orga de los bolsos

La Nación

En Brasil como en la Argentina, el que no es descartable es manipulable, o ambas cosas a la vez,

En Brasil como en la Argentina, el que no es descartable es manipulable, o ambas cosas a la vez, que tambien es posible…

Una minoría de manipuladores profesionales conducen una programación de idiotez colectiva que lleva a dejar de comprender y a dejar de participar .

Por ejemplo, Si se es de derecha, porque se implementa un genocidio, deberíamos comprender que lo que hicieron los rusos en los bosques de Katyn en Polonia, o lo que hicieron en Ucrania, también lo que hizo el partido comunista en Paracuellos durante la guerra civil española, los ubica en la extrema derecha.

Seguramente Videla también estaría entremezclado con ellos en ese lugar. El otro tema que se nos enseña es que la izquierda centraliza en el Estado y la derecha hace todo lo contrario, con lo cual los viejos anarcos se revolverían en sus tumbas y ni hablar de los zapatistas que según parece podrían ser conducidos por el comandante Biondini…

Recordemos que las categorías de izquierdas y derechas provienen de la Asamblea popular que se dio la Revolución francesa en el siglo XVIII y que correspondía a los sitios en las bancas en los que se ubicaban los diputados.

Hoy aquellas categorías de poco sirven excepto para confundir y para que nos manipulen.

Los crímenes del nazismo , poco tienen que ver con que proviniera de la izquierda y que sus orígenes se remontaran a la fragmentación del Komintern o sea la tercera internacional comunista .

Sus crímenes tienen que ver con el racismo, con el despotismo de Estado, o acaso con una política que sometió los pueblos vecinos a la Alemania nazi.

Esto que ser nazi es de derecha , o que ser de derecha es ser facho, fue, sin lugar a dudas un invento de Stalin, gran propagandista, que el zonzaje y los manipuladores sigue repitiendo, de una manera tal en que la realidad suele hacerse ilegible a la comprensión racional de los acontecimientos .

Aún peor que todo ello resulta de tales efectos la manipulación que en el mundo globalizado de las profecías autocumplidas muchos terminan adaptándose estupidamente a las anticipaciones de la ingeniería social y al final deberíamos darles razon a los manipuladores, porque Biondini es de derecha y los neonazis que apalean inmigrantes también…//

Jorge Rulli


¿Eran los nazis de derechas o de izquierdas? En Brasil hay debate

La polarización política lleva al país sudamericano a discutir hasta la inclinación ideológica del nazismo

El País