La situación en los territorios ocupados por Israel se ha tornado espantosa y el mundo enmudece de horror ante la crueldad y el desprecio que demuestra por las vidas humanas palestinas el Estado judío

El asesinato deliberado de palestinos en Gaza es un crimen de guerra, según Naciones Unidas


El relator especial de la ONU sobre los derechos humanos condena la muerte de 87 civiles por disparos de soldados israelíes

20 Minutos


La situación en los territorios ocupados por Israel se ha tornado espantosa y el mundo enmudece de horror ante la crueldad y el desprecio que demuestra por las vidas humanas palestinas el Estado judío.

Las declaraciones de Naciones Unidas dan prueba de que han violado todos los códigos morales y de que existen presunciones de un genocidio por parte de Israel.

Si hay algo que conmueve y horroriza particularmente es el comprobar que aquellos soldados han sido conducidos a un estadío de barbarie homicida tal, que disfrutan dando muerte a quienes protestan por sus libertades canceladas .

El problema no nos es ajeno, todo lo contrario.

No sólo porque tenemos una de las comunidades judías más importantes en el mundo, sino porque esos mismos reclutas del ejército de Israel que compiten a darle en la cabeza a los manifetantes, son los que pasan su año sabático en la Patagonia.

También, porque unos de los rabinos más importantes de la capellanía de ese ejército terrorista, es probablemente el hombre más rico de la Argentina, dueño de un millon de hectáreas en nuestro territorio y dueño de todos los shoppings y hoteles internacionales más importantes.

Es evidente que la agudización del conflicto en Oriente Medio y el deterioro moral del Estado de Israel tendrá inevitables consecuencias sobre la situación argentina, en que a partir de la llamada crisis del campo en el 2009, sectores importantes de la colectividad judìa en la Argentina reemplazaron en el poder económico a las viejas oligarquías patricias.

Es evidente, asimismo, que en un año electoral en el que, como se sabe, todo vale, las repercusiones de lo que ocurre en Gaza tengan ecos imprevisibles sobre un gobierno en que abundan los rabinos y los representantes de la colectividad, donde además existe una creciente y enorme dependencia al Estado de Israel en lo concerniente a la provisión de armamento, cámaras de seguridad, sistemas informáticos y hasta entrenamiento policial y militar.

En un país donde todos juegan con inteligencia y especulan con las masas de votantes a las que se atonta con los relatos de la grieta, es dado imaginar que ciertas mesas de arena estratégicas busquen evitar la toma de conciencia de la verdadera situación de la Argentina, de sus dependencias y colonialidades.

Durante mucho tiempo, la inteligencia militar lo jugó a Esteche y a Quebracho como una carta importante para alentar un antisemitismo de opereta, que tuviese a la vez, el profundo rechazo de los sectores medios.

Suponemos que también D´Elía se sumó a este juego, que fuera sumamente útil para que el problema de la dominación sionista de la Argentina quedara reducido a un nivel burdo de parodia y relatos inconsistentes.

La intromisión de la diplomacia iraní en estos juegos de los servicios nativos, frustraron algunas estrategias y ahora, algunos de los protagonistas purgan la traición a los roles que les fueron asignados.

Pero esto es el pasado, aunque cercano, es el pasado, y la situación se modifica rápidamente .

Los recientes exabruptos de Cúneo, en el canal de Crónica, que por lo demás conllevan numerosísimas verdades de mucho peso, creo que deberían considerarse como una continuidad superior a lo que en su momento expresaron Quebracho y D´Elía, en el sentido de provocar reacciones que puedan ser más tarde controladas o abortadas.

Son, por otra parte, las reglas básicas de la contrainsurgencia francesa, de la que tanto se han nutrido los servicios argentinos y, recordemos una vez más, que Milani llegó a la jefatura del Ejército…se trata de anticiparse a las posibles reacciones populares que se preveen inevitables y forzar situaciones que puedan ser fácilmente desbaratadas.

Generar un antisemitismo que denoste a Beraja o a la DAIA, también a Mindlin, pero que no mencione a Grobocopatel, a Sigman o a Elsztain, tampoco a los Werthein, me parece, en principio altamente sospechoso.

Es verdad que el atentado a la AMIA, provocó profundos desgarramientos en la colectividad, entre los posibles encubridores como Beraja /Corach, éste último al que no se menciona jamás, y eso es más que llamativo, y los familiaries con su enorme dolor y su reclamo de justicia.

Ahora, bien, cuando estas internas se mezclan con las propias internas de los servicios de inteligencia, todo se complica hasta lo indecible.

Este pensamiento me lleva a la reciente visita de Raanan Rein, profesor de la universidad de Tel Aviv, y honesto estudioso de las relaciones de la colectividad judía con la primera etapa del Peronismo, en que da pruebas fundadas del respaldo que diera Perón a grandes sectores de la colectividad judía y de que promoviera como propios a muchos de sus dirigentes, a los que incorporaría a su gobierno y a sus planes económicos. Aún más todavía, y a pesar de que en su momento Yalta decidió que Perón era “nazi”, Ranaan Rein asegura que no lo era y lo sostiene tanto en sus libros como en sus reportajes.

Cuando lo entrevistamos se le recordó que en los años 40 la colectividad judía era una comunidad pobre de obreros y pequeños artesanos o comerciantes, también campesinos sin tierra, una comunidad agradecida a un país que les había abierto los brazos.

Ahora bien, también le dijimos que en dos generaciones buena parte de esa colectividad había alcanzado el más alto nivel político y económico .

Pensamos, por ejemplo, el emblemático caso de los Grobocopatel. El abuelo cargaba bolsas en el campo, ni siquiera hablaba el español, mientras su nieto ha sido uno de los responsables del diseño agroexportador de la Argentina reciente.

Rein, justificó el no opinar sobre estos cambios y consecuencias manifestándose un estudioso del pasado. A todo esto nos quedó resonando la inquietud de que la edición de la excelente obra “Los muchachos judíos peronistas”, en la medida en que remite al pasado, no fuera, asimismo, un modo de evitar la conciencia sobre las actuales hegemonías .

Reconocemos que el tema merece las mayores preocupaciones y son muchos los que en estos días nos piden opinión sobre algunos de los temas que hemos mencionado y en particular por los discursos de Cúneo y su influencia sobre el Peronismo electoral con miras al 2019.

Una vez más repetimos, si Macri es la dictadura, ¿qué cosa es Milani?

Si acusamos de “ratas” a los miembros del equipo del actual gobierno, ¿No estaremos acaso soslayando o solapando el enorme endeudamiento externo o la megaminería y el fracking en Mendoza?

Temo que elevemos al paroxismo los resentimientos electorales y el odio personal y que de esa manera evitemos hablar de las políticas de Estado. donde hasta ahora Cambiemos y los que intentan reemplazarlos, no se diferencian.

Durante años he luchado para que se reconozca que a partir de la crisis del campo hubo una reconfiguración política de la Argentina, y que la clase oligárquica cambió.

Que hubo un cambio en las oligaerquías, tal como se dio a finales del siglo XIX con Roca. Que el predio ferial de todos los fastos de la clase patricia en la sociedad rural de Palermo ahora pertenece al rabino Elsztain.Y ello es expresión de un paradigma de poder.

Me indigna el modo en que el kirchnerismo continúa denostando a una oligarquía vacuna, que ellos saben que dejó de existir hace mucho y que lo saben porque fueron el correlato político de la sojización compulsiva.

Esta fue la simulación y el relato progresista y por develarlo en el año 2009, nos echaron de Radio Nacional.

Ahora tememos que la nueva e incipiente toma de conciencia del Pueblo argentino acerca del poder y de le hegemonía de ciertos sectores en el poder se frustre por el cambalache de la denuncia programada por el poder mismo.//

Jorge Rulli

Anuncios

Estamos en el laberinto, y del laberinto se sale por arriba

ortega

Daniel Ortega y Rosario Murillo (su esposa) presidente y vice de Nicaragua


Nicaragua está viviendo un momento trascendental, pero también lo estamos viviendo todos nosotros en América latina, gracias al pueblo de Nicaragua. Porque por primera vez, en esta patria grande inconclusa y balcanizada uno de los procesos progresistas basados en las exportaciones y en la dependencia a China, ha generado un contestación revolucionaria que está intentando salir del laberinto por donde corresponde, por arriba…

Hasta ahora, y lo prueban Brasil, Argentina, Chile y otros, los pueblos hartos de tanta simulación mentira y relatos mentirosos, pero también hartos de la corrupción generalizada, han intentado salir por derecha, eligiendo o respaldando a gobiernos de empresarios quizá tan progresistas como los anteriores, pero que en el imaginario popular aseguraban un nuevo orden.

En el caso de Nicaragua por vez primera, se estaría intentando una salida “por izquierda” y uso este concepto que no me gusta, pero que intenta expresar lo que necesito decir.

La salida que se busca en Nicaragua, es popular y antidictatorial, se intentaría profundizar el proceso traicionado y lograr que el ejército nicaragüense respalde los reclamos de las multitudes insurreccionadas.

Nicaragua, así como Venezuela, me da derecho a preguntarme acerca de qué habría pasado si hubiese ganado Scioli en la Argentina las elecciones en 2015.

Quizás estuviésemos en las calles levantando barricadas y levantando las banderas del viejo y revolucionario Peronismo.

Ahora, por lo contrario nos preocupan las tarifas de los servicios y el precio del dólar.

Estamos en pleno laberinto, si Macri es la Dictadura, ¿Qué cosa es Milani?

Se supone que Milani es el peronismo con minúscula, o sea el kirchnerismo. Milani, no sólo es el transgresor de los derechos humanos, el desaparecedor de conscriptos, es también, la panchería, o sea la comida chatarra, y es también, el íntimo amigo de Guillermo Moreno, a quien muchos creen ver como el más sano de los kirchneristas.

Estamos en el laberinto, y del laberinto se sale por arriba. El progresismo no es ni fue nunca peronista.

El kirchnerismo nada tiene que ver con nuestro movimiento. Las simulaciones y los relatos del bibliotecario mayor, de Forster y de Grobocopatel, nos han conducido a quedar en manos del presidente de Boca Junior y sus amigos del Colegio Newman. Del laberinto sólo se puede salir por arriba…repito./

Jorge Rulli

El progrecamporismo sindical es la expresión más acabada de un Estado colonizado

Daniel Catalano, dirigente de ATE:

-si no levantan los despidos de Agroindustria y SENASA estamos dispuestos a ir a los puertos para que los sojeros que saquean al país no puedan vender sus granos”.

ATE Capital


El progrecamporismo sindical ha estado tanto tiempo sumido en la lucha de género o guerra de sexos, que frente a las lucha de clases reales “se sacan” y se llenan de frases de barricada, como si viviéramos al borde de la guerra civil.

En realidad, son la expresión más acabada de un Estado colonizado que no necesitó de Monsanto, ni de que sus ejecutivos utilizaran las puertas giratorias para llevar adelante, en los años 90, un plan de modernización y de agronegocios que todavía permanece vigente como política de Estado.

Es lógico que ATE defienda al ministerio de Agroindustria y que no comprenda o no quiera comprender, que si Macri devolvió la cartera a la vieja oligarquía vacuna, por algo será…

Se les pasó casi inadvertido los veinte últimos años de sojización compulsiva, así como el despoblamiento de más de diez millones de personas y su conurbanización forzada en todas las grandes ciudades. Ahora, descubren la soja, cuando ya el modelo de la soja vive su triste final y no es precisamente el modelo del que depende el gobierno, ni lo desvelaría que algunos activistas de ATE, se suban a los barcos granarios.

En realidad, los silobolsa que guardan gran parte de la última cosecha extorsionan al Banco Central para que deje llegar a 30, el valor del dólar. Mejor sería en todo caso que los heroicos luchadores de ATE, abran esos silos y los expongan a los riesgos de las adversidades climáticas.

El kirchnerismo fue clara y contundentemente el correlato político del modelo de la sojización . Durante los doce años ganados, entró tanto pero tanto dinero, por retenciones a la soja, que un gobierno probo nos habría convertido en Alemania.

Lamentablemente teníamos un gobierno que amaba las cajas fuertes y los bolsones de euros, que depositaba sus reservas en paraísos fiscales y que coleccionaba centenares de estancias compradas a precio vil, sobre tierras fiscales.

El correlato político de la soja fue un modelo de corrupción sin freno, y el final de ese gobierno fue de algún modo similar al de Venezuela: una implosión del modelo rentístico.

La dirigencia de ATE no puede reconocer que vastos sectores medios y gran parte del pueblo peronista votaron como presidente al gerente de Manliba y responsable de Boca, por hartazgo y por absoluto rechazo a un gobierno que se decía peronista, aunque no lo fuera.

Si comenzamos reconociendo la derrota electoral y sus causas en vez de adjudicarle de manera estúpida el mérito a Clarín, podríamos comenzar a dialogar en serio de política.

El otro gran tema pendiente es el del modelo de la sojización o sea de la agricultura biotecnológica .

Instalado el modelo en el año 96, con Felipe Solá y la pleyade de jóvenes turcos provenientes del exilio y fundamentalmente de la Tendencia, es preciso tomar conciencia que pasaron más de 20 años, desde entonces y que en estos dos últimos años los avisos por parte de los grandes sojeros, o sea de la nueva oligarquía, de que los “números no les cerraban”, anticipaban un final previsible .

Hoy quedan haciendo soja los dueños de sus propios campos, y a no más de 200 kilómetros del puerto, igualmente es tan alto el consumo de agrotóxicos que las ganancias son escasas.

El resto del país busca otros horizontes o naufraga .

El gobierno se inclina cada vez más por otros extractivismos, entre los que está la megaminería y los enormes negocios inmobiliarios .

Pero lo que más caracteriza al gobierno de Macri es el endeudamiento externo que resulta aplastante y que niega toda posibilidad de que volvamos a tener un destino independiente tal como soñaron nuestros proceres.

La dirigencia de ATE, parece no comprender estas cuestiones, tan aferrada está a la grieta psiquiátrica que divide a los argentinos.

Es la expresión de un Estado colonizado, y cumple su rol en el escenario global en que se desarrollan las actuales políticas .

Nos estamos refiriendo a temas tan graves que deberían ser objetos de debates y no de certezas infundadas. Por doquier se multiplican las reuniones de peronistas y del campo sindical . Los incentiva la actual debilidad del gobierno de Macri y la posibilidad de recuperar el gobierno en el año 2019.

Pero es la ambición personal y desmedida de una dirigencia parásita similar a la de Cambiemos .

Los peronistas impusieron en los 90 con Mario Hirsch y Bunge y Born, el modelo de los agronegocios . Se llevó adelante contra la Unión Europea, un juicio ante la OMC, para obligarlos a consumir soja transgénica y se lo ganamos, porque Monsanto y las grandes corporaciones globales nos respaldaron .

Han pasado más de 20 años, en que el grueso de los peronistas le dio la espalda al mundo, ignoraron las luchas antiglobales e incomprendieron los manejos de la Cuba de Fidel, cuya academia de ciencias le diera la medalla Lenin, a Monseñor Sánchez Sorondo.

Fidel respaldó los monocultivos argentinos y el del resto de los países latinoamericanos, respaldó los modelos rentísticos y las políticas de género, respaldó las políticas asistenciales que nos proponía el Banco Mundial y fue un entusiasta propulsor de la biotecnología, no solamente en América Latina sino también en Africa.

Las políticas cubanas fueron de la mano de Monsanto, durante los últimos 30 años y no lo advertimos desde el Peronismo ni desde el campo sindical, porque sólo escuchabamos una voz, seductora y constante que nos hablaba del poder del conocimiento y de que ante la nueva revolución que se avecinaba, y a similitud del siglo XIX, debíamos optar entre ser Inglaterra o ser la China colonial…Me refiero a Gustavo Grobocopatel que siendo judío, llegó a tener una escuela de agronegocios en la Universidad Católica, bajo el rectorado de Tucho Fernandez.

Aquel que tuvo la empresa bandera del modelo, y que, casualmente, acaba de quebrar. Ahora se dedica al Bel Canto junto a su trío folklórico sin que nadie le pregunte qué va a ocurrir con la Argentina sojera que él inspiró y que alentó hasta el año anterior.

Tampoco nadie se pregúnta quién o quienes van a remediar o recomporner los bosques y montes desaparecidos y los millones de hectáreas devastados por la sojización.

Mientras el rabino reza, el actual ciclo de lluvias torrenciales y sequías agudas dan cuenta de un país profundamente desestabilizado en lo climático. Que nosotros sepamos, estos temas no preocupan en la mayor parte del variado y extenso archipiélago peronista./

Jorge Rulli

 

Entrevista a Raanan Rein, investigador israelí sobre la comunidad judía argentina y su relación con el peronismo

Raanan Rein (Guivatayim, Israel, 1960) es un historiador israelí, a cargo de la cátedra Elías Sourasky de historia española y latinoamericana y vicepresidente de la Universidad de Tel Aviv.​ Desde el año 2005 dirige el Centro S. Daniel Abraham de Estudios Internacionales y Regionales en esa universidad. Es miembro correspondiente en Israel de la Academia Nacional de la Historia de la República Argentina (ANH)2​ y fue presidente de la Latin American Jewish Studies Association (LAJSA).​ El gobierno argentino le ha concedido el título de Comendador de la Orden del Libertador San Martín​ por su aporte a la cultura argentina. El Estado Espanol le otorgó el título de Comendador en la orden del Mérito Civil. Sus investigaciones actuales se centran en la comunidad judía argentina y su relación con el peronismo; el deporte y la política en Argentina; las organizaciones judías de autodefensa en Argentina; y la participación de voluntarios judíos en las Brigadas Internacionales durante la Guerra Civil Española.

Wikipedia


Este es un aporte de la compañera Fernanda B Q, redactora de la revista digital “Resurgir del espíritu nacional”

P ¿Qué lo llevó a usted a investigar sobre el peronismo?

RR Bueno. Yo empecé a estudiar la historia argentina en la Universidad de Tel Aviv allá por los años 80 y cuando tuve que elegir un tema para mi Tesis Doctoral opté por las relaciones entre España y Argentina durante la década peronista, me interesaba mucho el por qué de esta alianza entre un líder con una base popular, un apoyo por parte de la clase obrera y un líder que era un dictador, conservador, reaccionario entonces de ahí surgió mi interés inicial en el movimiento peronista. Después al acercarme un poco a este fenómeno, político, social, cultural tan importante decidí dedicarme a investigar distintos aspectos de las políticas del primer peronismo en materia de la educación, del deporte, de la política internacional, de la actitud hacia distintos grupos inmigrantes y sus descendientes en la Argentina etc.

P ¿Y usted llegó a alguna conclusión acerca de que esa imagen de un Perón nazi no era real, con su investigación? O a qué conclusión llegó usted

RR Te referís específicamente a este tema, voy a decir lo siguiente: la imagen de un Perón nazi tiene que ver con la mal entendida neutralidad argentina durante la Segunda Guerra Mundial, Para muchos en aquellos tiempos y después de esta neutralidad expresaba un apoyo a Tercer Reich en Alemania, de hecho, esta neutralidad sirvió mucho a los intereses británicos, los ingleses necesitaban los envíos de granos y carnes desde la Argentina y les era importante que la Argentina mantenga su neutralidad. Como Perón formaba parte del gobierno militar surgido a raiz del golpe de junio de 1943, se lo asociaba con el nazismo, algo que para mi es completamente falso. Después también el tema de la entrada de criminales de guerra nazis en Argentina, me parece que mucha gente lo analizaba sin tener una perspectiva comparativa Es cierto entraron demasiados generales de guerra nazis en Argentina durante la segunda mitad de los años 40 cuando gobernaba Perón, pero al mismo tiempo entraron criminales de guerra nazis también en otros países desde los Estados Unidos hasta la Unión Soviética, desde Bolivia, Chile y Brasil hasta Canadá o Australia o sea asi que también en este aspecto me parece que tenemos que reevaluar un poco esta imagen distorsionada de un Perón nazi o con un régimen fascista aquí en la Argentina entre mediados de los 40 y mediados de los 50.

P En los años 40 cuando se establecieron estas relaciones entre los judíos que vinieron acá, que eran trabajadores pobres y hubo un ministro judío, usted escribió algo al respecto, hablo de Borlenghi.

RR Borlenghi no era judío, era de origen italiano, católico, sin embargo Borlenghi si era uno de los motores detrás de la política de establecer un tipo de sección judía del partido peronista, la Organización Israelita Argentina y allí efectivamente lograron reclutar a muchos argentinos de origen judío que apoyaban al peronismo desde sus inicios y su retorno después de las elecciones de noviembre de 1951.

P ¿Qué cambios sociales le parece que se dieron en la comunidad judía que de ser inicialmente miembros de sidicatos, pobres y trabajadores hoy son empresarios y manejan inmensos capitales como los Elstain, los Grobocopatel, los Midlin?

RR Sin ninguna duda, muchos argentinos de origen judío se beneficiaron de las políticas económicas peronistas, del impulso que se dio a la industria de sustitución de importaciones al crear una demanda mayor para los productos argentinos. Muchos comerciantes se beneficiaban, judíos y no judíos al igual y si esos años son años de un ascenso social importante de muchos argentinos de origen judío.

P ¿Qué opina usted de la transformación de la comunidad judía argentina en oligárquica y transnacional, global?

RR Me parece que ese argumento no tiene ningún fundamento, para nada, es harto incompleto, muchos comerciantes de cualquier origen tienen sus lazos transnacionales, imposible hoy en día en el mundo globalizado no tener este tipo de lazos. En este caso los argentinos de origen judío no son distintos de los argentinos de origen árabe, de origen armenio, de origen italiano, de origen japonés, de origen español, origen lo que sea, origen coreano, etc, etc.

Trinchera Por La Liberación Nacional

 

La situación en Bolivia parece desesperante a tal punto que algunos consideran que se estaría terminando con el concepto de reservas y parques nacionales

“El Estado directamente ha anulado las áreas protegidas”

Alerta que probablemente estemos viendo la última generación de pueblos indígenas.

Página Siete


El Progresismo en Bolivia apuesta por las megaobras, y más concretamente por el fracking, tal como en Argentina y en el resto de América Latina, se privilegia a las transnacionales y se compensa la neocolonización con asistencialismo y programas sociales.
Tenemos la fuerte impresión que derrotada electoralmente Cristina en Argentina, depuesta Dilma en Brasil, desaparecido Correa en Ecuador, y seriamente asediado el sandinismo en Nicaragua, sería García Lineras, el vicepresidente boliviano, la cabeza teórica del progresismo desarrollista modernizante y resistente, en nuestro continente.

La situación en Bolivia parece desesperante a tal punto que algunos consideran que se estaría terminando con el concepto de reservas y parques nacionales, a la vez que podríamos estar viviendo la última generación de pueblos indígenas tal como los conocimos.

Los problemas bolivianos, no importa cuáles fueren, no nos son ajenos. Todos nos tocan muy de cerca, y en un país inacabado tal como es nuestra América, constituyen nuestros propios desafíos.

De hecho, nosotros mismos vivimos en la grieta sin comprender todavía qué nos pasó y qué nos pasa .

Las políticas de Estado tan vigentes nos muestran continuidades que no somos capaces de reconocer porque nos enseñaron a que las antonomias y lo accesorio nos cubra lo importante.

En Bolivia, como en Argentina, a nombre del marxismo se implementan políticas que amenazan poner en jaque nuestra identidad nacional y nuestra Cultura con mayúscula./

Jorge Rulli

 

¿Los planes sociales se financiaban con las rentas de la soja?

“Sucede que el despegue económico de los últimos años y los avances sociales registrados en casi todos los países se explican en buena medida por el boom de los commodities, y la renta que habilitan es apropiada por el Estado y, con mayor o menor éxito, redistribuida. A uno podrá gustarle más o menos, pero habrá que reconocer que los ingresos extraordinarios y la ampliación del gasto social están relacionados. En términos argentinos, hay un vínculo entre el monocultivo sojero y la Asignación Universal, y ése es, desde mi percepción, el punto ciego del correcto razonamiento planteado por Carta Abierta cuando alerta sobre la imposibilidad de una política social inclusiva sin retenciones: lo que falta decir es que para que haya retenciones tiene que haber soja, y para que haya soja tiene que haber glifosato. ”

José Nátanson, El Diplo

Los chicos desafían a la paradoja climática de Alaska: el Estado promueve el petróleo a medida que el calentamiento global genera estragos


José Natanson es la pluma editora de “El Diplo”, el periódico de Hugo Sigman y Luisa Gold. Ambos son miembros del partido comunista desde siempre, y usufructuarios de una de las más importantes inversiones de la URSS, del que fuera responsable el padre de Luisa, antiguo miembro de la rama financiera del partido Comunista de la Argentina.

El matrimonio que se conoció en la FEDE, nunca renegó de sus convicciones y ha sido íntimo del matrimonio de Néstor y Cristina, tanto como ahora lo es de Mauricio.

Desde el Dipló han defendido el modelo de agroexportación de commodities a lo largo de los últimos 25 años y Natanson ha sido su escudero.

Una de las razones en las que ha insistido, es la de que los planes sociales se financiaban con las rentas de la soja.

Nosotros creemos que eso no es cierto, y que al menos el subsidio por hijo iba a deuda con el Banco Mundial.

Si alguno puede aportar información al respecto lo agradeceremos.

Las retenciones a la soja, justificaron la enorme corrupción y el capitalismo de amigos del kirchnerismo que dejaron al país en bancarrota y los llevaron a perder las elecciones.

Ahora, vastos sectores de la izquierda como en este caso o del archipielago peronista como en otros, reconocen el respaldo dado a la sojización compulsiva, así como al uso de agrotóxicos y, por consiguiente, a las numerosas muertes y deformaciones de niños, tanto como innumerables abortos habidos en los últimos años. Las posiciones están ahora más claras, los que llaman a los venenos fitosanitarios asumen una intrínseca criminalidad, algunos como Carta Abierta justifican la criminalidad y la colonialidad a nombre de la pobreza.

Nos parece importante que lo reconozcan, ya que durante años tratamos de informarles que existía un agrogenocidio y nos repetían que no nos comprendían…

Durante 20 años no nos comprendieron y ahora, en el final de la fiesta de la soja, cuando las consecuencias del cambio climático provocado por la deforestación masiva y el colapso de los suelos, nos somete al insostenible ciclo de sequías e inundaciones, reconocen al fin ser parte del modelo de la soja.

Hace años venimos afirmando que el correlato político de los agronegocios fue el kirchnerismo, y cuando decimos el kirchnerismo, podríamos añadir, asimismo, al extenso progresismo que ignorando los miles de abortos producidos por los tóxicos, se preocupa por la legalizacion del aborto individual.

O los que haciendo bandera de los derechos humanos se permitieron ignorar los miles de niños nacidos deformes, cuando bastaría darse una vueltecita por el Garraham para saber de qué estamos hablando. Ayer fueron indiferentes a las muertes provocadas por el modelo, hoy son indiferentes a las consecuencias provocadas por ese modelo en la vida argentina, y no sólo referimos a los inválidos sino también a las consecuencias en el cambio climático.

Este reconocimiento es imprescindible porque Argentina requiere remediaciones masivas de su territorios y ecosistemas, y lo que tenemos ahora es una emigración de buena parte de los poderosos que provocaron esos daños, que como en el caso de los patrones de Natanson, ya se han marchado, para reconstruir su hogar lejos del país devastado./

Jorge Rulli.

Deberíamos poner fin a este suicidio gradual de la Argentina

La Sorprendente Vida en Malvinas Hoy

En medio de la noche densa, apenas iluminada por unos faroles que la niebla vuelve espectrales, Ros Road –el boulevard costero en Puerto Argentino (o Stanley, como le dicen los lugareños)– luce desolador. Pero nunca lo que parece, es: por suerte. Aunque la calle esté vacía, en algún lado –seguro– que hay una fiesta. En algún lado se baila, se juega a los dardos, se escucha música fuerte y se toma alcohol potente. Y, encima, si es sábado, la fiesta se multiplica.

Clarín


La Gran Bretaña es, sin lugar a dudas un imperio en franca decadencia, y el Brexit ha sido un punto importante a destacar en su creciente crisis como antigua potencia dominante. Sin embargo, ha sido capaz en las Islas de generar una inteligente estrategia de posguerra, tanto para poblarla como para revitalizar su economía por supuesto a costa de nuestros recursos o bienes nacionales, fundamentalmente los recursos pesqueros.

Es importante, para nosotros, tener en cuenta estos logros, para reconocer nuestras propias debilidades y carencias.

Desde la guerra de Malvinas no hemos hecho sino retroceder como país, en todos los aspectos, hasta devenir en una mera colonia financiera, sin fuerzas armadas, desindustrializada, agroexportadora de commodities y de recursos naturales, y por lo demás, aplastada por una deuda impagable.

Es evidente que deberíamos poner fin a este suicidio gradual de la Argentina, y denunciar a una presunta dirigencia infinitamente corrupta o inepta que nos parasita y que usa las diversas camisetas políticas y que juega en el mismo juego propio de la derrota y de la desesperanza.

Las relaciones globales actuales y la creciente multipolaridad nos facilitarían un nuevo rol en el mundo, si fuésemos capaces de recobrar un proyecto nacional.

Necesitamos repoblar la Patagonia, tanto como el resto del territorio vaciado por la sojización.

Necesitamos remediar los millones de hectáreas deforestadas por una oligarquía sionista e infinitamente codiciosa y poder salir de los ciclos actuales sucesivos de sequías e inundaciones.

Deberíamos reconstruir nuestras Fuerzas Armadas desde nuevos presupuestos éticos y patrióticos a la vez que asegurar la unidad de la Argentina con los países hermanos de América Latina.

Necesitamos volver a generar trabajo para nuestra población combinando los antiguos recursos de la producción de alimentos sanos con las nuevas tecnologías que son parte de la cuarta revolución industrial que se extiende por el mundo. Ello es absolutamente posible, para lograrlo sólo necesitamos vovlver a un pensamiento situado, afirmarnos en una identidad cultural y recuperar el orgullo de ser argentinos./

Jorge Rulli.