Bolsonaro: Brasil necesita de una quimioterapia…

Em la parte superior del video, a la derecha, donde están las rayitas se activan los subtítulos en español.

Jair Bolsonaro en un homenaje en la Cámara de Diputados dice que Brasil necesita de una Quimioterapia y que él va a cambiar al país…

Mientras tanto es aliado de los ruralistas que diseminan cáncer, chicos con malformaciones y muerte por todo el país.

Luego dice que si los medios critican que su hijo Eduardo Bolsonaro sea embajador de EE.UU. eso quiere decir que es una decisión acertada.

El reconocimiento facial “falla” y una mujer es detenida en Río de Janeiro “confundida” con una persona que tenía pedido de captura por homicidio y ocultación de cadáver!

En la parte superior del video, a la derecha, donde están las rayitas se activan los subtítulos en español.


 De Bom Dia RJ de la TV Globo, 11 de Julio


Para el experto en tecnología no es tan grave lo que pasó, el sistema tiene un 92 % de aciertos! Supongamos que por ese lugar pasan unas 10 mil personas por día, eso quiere decir que habrá unas 800 personas con Falsos Positivos. Los periodistas hablan, no pueden cuestionar la tecnología, ojalá que él caiga en uno de esos falsos positivos.
Dejo su foto aquí entonces!:

vlcsnap-2019-07-15-11h28m39s551

Fernando Veloso, para quien un 8% de falsos positivos no es tan grave!


vlcsnap-2019-07-15-11h53m32s321

Flávio Fachel de Bom Dia Río de Janeiro….¿Alguna vez ellos sufrirán un “falso positivo”?

Serie “Agro & Tóxico” por la profesora Larissa Bombardi


En la parte superior del video, a la derecha, donde están las rayitas se activan los subtítulos en español.

Video 1: La Unión Europea prohíbe el uso de 40% de los agrotóxicos recién liberados en Brasil por el gobierno Bolsonaro
Video Original


En la parte superior del video, a la derecha, donde están las rayitas se activan los subtítulos en español.

Video 2 de la serie “Agro & Tóxico” dedicado al glifosato y a la consulta solicitándole a la ANVISA que prohíba al glifosato
Video Original


En la parte superior del video, a la derecha, donde están las rayitas se activan los subtítulos en español.

Video 3 de la serie “Agro & Tóxico” sobre las intoxicaciones causadas por los agrotóxicos, las subnotificaciones, los intentos de suicidio y más.
Video Original


Sobre Larissa Bombardi

El libro para descargar en Google Drive

Blog de Larissa Bombardi


Los subtítulos de los 3 episodios de “Agro & Tóxico”


 

Vida que nace, corre y transborda

Cuando hablamos en relevancia ambiental, cuando reivindicamos la preservación, estamos hablando de vida. En la vida que nace, corre y transborda por toda esta inmensa chácara de jaboticabeiras. Fruto de la jaboticaba, árbol frutal brasileña nativa de la Mata Atlântica, apreciadora de las aguas, que es común que sea encontrada a la orilla de rios y en bajadas de los [mata pluvial.

Cuando reivindicamos por la preservación, hablamos también de la presencia de nacientes. Sobre el agua que nace, sobre la vida que brota. Aqui, bien aqui, debajo de este territorio.

El [lençol freático, muy aflorado, está siendo brutalmente impactado en los últimos años por [fundações de edificios absolutamente impropios para tal formación geológica, alterando la dinámica de las aguas e impactando sus recorridos naturales, desarreglando el trayecto que siempre recorrieron en dirección al encuentro de los rios.

Y así siguen ellos. Y avanzan! Día tras día. [Teimam en “progresar”. Insistiendo en [fincar aqui sus estacas, en este suelo particularmente sensible, inestable, inapropriado, valioso. se transforman en rehenes del bombeamiento mecánico 24 horas por día, 365 días por año, por años y años y años y años y años… sin fin, para que el agua, natural de este microterritorio y de sus nacientes, sea drenada para “fuera”, donde no perturbe, “descartada” indiscriminadamente. Uno de los recursos más valiosos de nuestros tiempos: el agua. Corren por las canaletas de las veredas… se pierden en las galerias urbanas subplaneadas.

Las aguas pluviales penetran por el suelo de las casas y por las cales de empedrado en su búsqueda visceral para encontrar el destino de siempre, el lecho del río (canalizado a lo largo de las décadas de infraestructuras urbanas desastrosas que nos traen hoy el legado de las colosales inundaciones en la ciudad). Los antiguos rios corren hoy, por toda la ciudad (y aqui, área de nacientes! nada difiere), entubados, escondidos abajo del asfalto y bajo las innumerables y mal planeadas edificaciones que lo encubren.

Chácara das Jaboticabeiras, un microterritorio de relevancia ambiental, cuna de nacientes, corredor ecológico de significativa importancia de fauna y flora. Fuente de vida. Es sobre eso, es sobre eso de lo que estamos hablando…

* este video integra el informe que fue protocolado en el DPH/CONPRESP por el colectivo Chácara das Jaboticabeiras el día 06/05/2019 solicitando la preservación de esta área singular en la forma de [tombamento del conjunto urbano y paisajístico – hasta el momento no fue emitido ningún parecer técnico, seguimos manifestando la urgencia de este análisis.

Chácara das Jaboticabeiras


Sobre la Chácara das Jaboticabeiras

El dilema de Toritama-Documental sobre la “Capital Brasileña del Jean”


Trailer del documental: Estou Me Guardando Para Quando o Carnaval Chegar [Estoy Cuidándome Para Cuando Llegue El Carnaval]

¿Debemos proteger a las personas de su propia ambición y de un modo de vida insalubre?

Folha de Sâo Paulo
Fabio Zanini

En la semana en que la aprobación del cambio en el sistema jubilarorio mostró como será nuestra vida largo plazo, estrenó un documental que dá pistas de lo que puede suceder en un futuro más cercano.

“Estou Me Guardando Para Quando o Carnaval Chegar” [“Estoy Cuidándome Para Cuando Llegue el Carnaval] está centrado en Toritama (Pernambuco), ciudad de 45 mil habitantes que se proclama la capital nacional del jean.

En [fabriquetas de [fundo de quintal, los habitantes trabajan hasta 15 horas por día por cuenta propia [cociendo, teñindo, colocando cierres relámpagos y bolsillos y dándole terminación a pantalones, bermudas, vestidos etc.

Casi nadie está en blanco (fichado, según el término local). Cuanto más se trabaja, más se gana, lo que estimula a un ritmo inclemente de producción. El único momento en que la ciudad para es en el Carnaval. Ni el famoso São João de Caruaru, cerca de allí, tiene este poder.

El documental muestra los bastidores de la capital brasileña del jean

Estuve en Toritama en marzo, y una palabra que oí mucho fue [empreendedorismo. Algunas fábricas, de no más que cinco máquinas de coser amontonadas, crean sus propias marcas, modelos y acciones de marketing.

No sé lo que Paulo Guedes [actual ministro ultra-neoliberal de Jair Bolsonaro] está esperando para ir hasta allá, donde su sueño liberal ya es realidad, con menos derechos y desempleo casi cero.

Para un forastero como yo, [choca un sistema que recuerda a la Revolución Industrial. Pero no consegui encontrar a una única persona que reclamase (como también lo muestra la película).

Si hubiese una consulta sobre cambiar la vida actual por un trabajo en blanco, salario fijo y derechos, la respuesta seria un abrumador “no”.

Estamos frente, entonces, de lo que puede ser llamado de el dilema de Toritama: ¿debemos proteger a las personas de su propia ambición y de un modo de vida insalubre, para decir lo mínimo?

Pero ¿qué derecho tenemos, figuras bien intencionadas, de interferir en el libre albedrio de quien sólo quiere ganar dinero? La discusión es actual y supera y mucho los límites de esta ciudad de calles polvorientas en el agreste pernambucano.

Entregador de Rappi se descompone, es ignorado por la empresa, Uber y Samu y muere en São Paulo

Thiago Dias, 33, esperó horas por atención médica en la vereda; Samu [Sistema de Emergencias de la Municipalidad] abrió una investigación sobre el caso

Dhiego Maia
São Paulo

Folha de São Paulo

Thiago no recibió la atención que necesitaba a la misma velocidad en que hacía sus entregas sobre una moto en el tránsito de São Paulo. Y murió.

La historia del entregador aumenta la estadística derivada de los obstáculos a los que están sometidos los paulistanos que necesitan de atención pública de salud en la mayor ciudad de Brasil. También es un retrato de las actuales relaciones de trabajo.

Eran más de las 22 hs. del último sábado (6). De un lado, cuatro amigos reunidos en un departamento de Perdizes (zona oeste) en aquella que fue una de las noches más heladas de este invierno en la capital paulista.

Del otro, el entregador Thiago de Jesus Dias, 33, que tenía la misión de llevar un vino para sus clientes. Thiago trabajaba para Rappi, aplicación de compras y entregas de productos.

El entregador llegó a la dirección ya quejándose de un fuerte dolor de cabeza y sintiendo mucho frio. Su cuadro de salud se agravó rapidamente, recuerda Ana Luísa Ferreira Pinto, abogada del área de derechos humanos. “Él ni llegó a entrar en el edificio. Se cayó en el piso, estaba con el cuerpo endurecido y se quejaba del frio”, dijo la abogada.

Alli, en la vereda, Ana y sus amigos abrigaron a Thiago con frazadas, le dieron agua y le prestaram una primera atención a la víctima. Aún conciente, él le entregó su celular a Ana. Le pidió que avisara a Rappi que estaba descompuesto y no haria las próximas entregas programadas.

La abogada avisó. Y recebió la siguiente orientación. “Entramos en contacto con Rappi que, sin ninguna sensibilidad, nos pidió que nos diésemos de baja en el pedido para que ellos consiguieran avisarle a los próximos clientes que no recibirían sus productos en el horario previsto”, dijo.

El su última destello de conciencia, el entregador apretó la mano de la abogada y balbuceó el nombre de su hermana, Daiane. “Yo sólo pedia una cosa en aquel momento: Thiago, quedeate con nosotros, por favor”, afirma.

El grupo se dividió entre llamadas a los servicios públicos de emergencia. en la Policía, escucharon que necesitaban comunicarse con el Cuerpo de Bomberos.

En la central de atención del Cuerpo de Bomberos, fueron informados que el suceso había sido abierto, pero que el rescate, en este caso específico, deberia ser hecho por el Samu (Servicio de Atención Móvil de Urgencia).

En el Samu, organismo bajo la responsabilidad de la gestión Bruno Covas (PSDB, alcalde de São Paulo), escucharon de un recepcionista que “el suceso había sido abierto, pero que no había previsión de la llegada del equipo”.

En una nota reciente publicada por el diario Agora, del grupo Folha, se mostró que 67% de los llamados de socorro al Samu en la capital paulista presentan “grandes atrasos” en las atenciones.

Otra nota de Folha, mostró que los equipos del Samu están atendiendo menos llamadas.
En abril, la reducción llegó al 22%, cerca de un mes después del cierre de bases y la consecuente reubicación de equipos hacía otras direcciones.

En el caso de Thiago, el Samu no apareció. Eç entregador ya agonizaba y, luego de la crisis de dolor, se había orinado en la propia ropa. En ese momento, él estaba esperando hacía 1h30 desde la primera llamada hecha a los organismos de rescate, cuenta la abogada Ana.

Sin respuestas del servicio público, Ana resolvió avisarle a Daiane sobre lo que había pasado con su hermano. Daiane, que realiza trabajos domésticos de 30 años, cruzó buena parte de la zona oeste de la capital dentro de un auto de Uber para llegar hasta Perdizes. Ella, la madre, los tres hermanos (incluyendo Thiago) viven en una casa de tres pisos en Pirituba.

El desplazamieno entre los dos barrios lleva al menos 50 minutos en auto —eso cuando el tránsito coopera. Al llegar al lugar, Daiane se desesperó. “Mi hermano no hablaba, estaba en el piso y no presentaba ninguna reacción”, dijo.

Ella queria retirar al hermano de alli de cualquier manera. Fue cuando pensó que podria transportarlo también en un segundo auto de Uber hasta un hospital.

La llegada del conductor de Uber, sin embargo, sólo empeoró la situación. Cuando lo vió a Thiago ya en el asiento de atrás con la ropa empapada en orina, el conductor se negó a hacer el viaje alegando que el entregador “ensuciaria a su auto”. “Le dije que aquello era omisión de socorro, un delito. Pero él canceló el viaje”, dijo Ana.

Thiago sólo salió de alli porque, en ese mismo instante, su mejor amigo llegó en auto para prestarle ayuda. Ya en el vehículo del amigo, el entregador fue llevado a las apuradas al Hospital de Clínicas.

En el hospital administrado por la Universidad de São Paulo, los problemas continuaron. Un agente de seguridad obstaculizó la entrada del auto que transportaba a Thiago porque la unidad sólo recibe pacientes llevados en ambulancia. “Tuvimos que burlar al sistema. Aprovechamos que una ambulancia estaba entrando, fuimos atrás de ella y conseguimos llevar a mi hermano hasta la entrada”, dijo Daiane.

La doméstica todavía necesitó buscar a una camilla disponible y llevar a su hermano a la sala de emergencia. Ella recuerda que el reloj marcaba 2h cuando recibió el primer diagnóstico: Thiago sufrió un ACV (accidente cerebral vascular).

Alrededor de las 4h, el cuadro de salud del entregador empeoró y él fue transferido a una UTI (Unidad de Terapia Intensiva). “Yo conversé con él, vi una lágrima cayendo de sus ojos. Parecia que entendia todo. Fue nuestra despedida”, dijo Daiane.

A las 10h del domingo (7), la familia recibió el segundo diagnóstico: Thiago estaba con sospecha de muerte encefálica. Sin esbozar ninguna reacción, el cuadro se confirmó al día siguiente. El entregador murió a las 9h35 del lunes (8).

La familia donó las corneas, el hígado y los riñones. El cuerpo de Thiago fue enterrado el martes (9) en el cementerio Dom Bosco, en Perus (zona norte).

El entregador de Rappi dejó tres hermanos, la madre, el padre, su hija Brenda, 6.

Thiago amaba andar en moto desde adolescente y planeaba reformar el tercer piso de la casa, donde vivía con la madre, para construir un canil para sus dos perras Kiara y Giulia.

Era considerado un bromita incorregible, dijo Daiane. “Perdimos a nuestro gran humorista, quien sólo nos hacía reir”, afirma.

Brenda, hija única de Thiago, es quien consuela a la familia ahora. Siempre que sale a jugar en el patio de casa, señala con el dedo hacía el cielo y avisa: mi papá se transformó en una estrella, que ahora cuida de mi allá arriba.

El Hospital de Clínicas fue cuestionado sobre el hecho de haber obstaculizado la entrada de Thiago en el sector de emergencia y dijo, por medio de la asesoria de prensa, que las imágenes de las cámaras mostraron que el vehículo que transportaba al entregador demoró tres minutos para entrar en la unidad.

EL OTRO LADO

Rappi dijo que lamenta la muerte de Thiago de Jesus Dias e informó que está buscando mejorias en sus procedimientos.

“La empresa está desarrollando un botón de emergencia, que estará disponible dentro de la aplicación de los entregadores, por medio del cual ellos mismos podrán optar por accionar directamente al soporte telefônico de Rappi o a las autoridades competentes”, dijo la empresa.

El servicio, según Rappi, podrá ser usado por sus entregadores en situaciones relacionadas a la salud o a la seguridad.

El Samu dijo que el llamado de Thiago llegó hasta su central a las 22h15 del sábado, como dolor de cabeza y clasificado con una prioridad meédiana, recibiendo monitoreamiento a distancia hasta ser cancelado con la información de que el paciente había sido retirado en un auto particular.

El organismo resaltó que abrió un procedimiento para verificar todas las circunstancias que involucran la atención de Thiago y, luego de su conclusión, la dirección del servicio dijo que adoptará las medidas cabibles.

La Secretaria de Seguridad Pública informó que la Policia no registró ningún pedido de rescate para Thiago. La cartera de la gestión Doria (PSDB, Gobernador del Estado) dijo que analizó los llamados recibidos por la Policía la noche del último sábado (6) y no encontró la dirección informada por los solicitantes.

El Cuerpo de Bomberos, por medio de su asesoria de prensa, también negó haber recibido las llamadas.

Dijo que en el caso del entregador, es el Samu el responsable por la atención. “Casos clínicos son de responsabilidad del Samu. Los bomberos atendien eventos de traumas y accidentes”, afirmó.

Buscada durante este jueves (11) por Folha, Uber no se manifestó sobre el comportamiento de su conductor y sobre los procedimientos de la empresa en casos como este.

Para la abogada Ana Ferreira Pinto, el caso no quedará impune. “Sucedieron una serie de negligencias. Y eso necesita ser evitado. Ya me puse a disposición de la familia para no dejar la muerte de Thiago en vano”, dijo.


Nota de la Orden de los Abogados de Brasil-São Paulo [OAB-SP, como Colegio de Abogados de Brasil, filial São Paulo]:

Causó bronca y consternación la muerte de Thiago de Jesus Dias, de 33 años, entregador de la empresa Rappi, aplicación de compra de productos, en la madrugada del último domingo (07/07), en São Paulo.

Él se descompuso, luego de hacer una entrega en un edificio en el barrio de Perdizes. Ayudado por vecinos del lugar, fue practicamente ignorado por Rappi, para la cual prestaba servicios. Su atención fue empujda de la Policía a los bomberos y de estos al Samu, que no envió la ambulancia para socorrerlo. Luego de tener su transporte negado por un conductor de Uber, fue transportado en el auto de un amigo, que tuvo dificultades para entrar con él en la Guardia del Hospital de Clínicas.

Diagnosticado a las 2h de la madrugada del domingo como habiendo sufrido un ACV, Thiago falleció alrededor de las 10h de la mañana.

La Comisión de Derechos Humanos de la OAB-SP se solidariza con la familia de Thiago, consternada por la tragedia. Al mismo tiempo, alertamos y lamentamos por las graves consecuencias para el derecho a la vida causadas por una coyuntura sociopolítica marcada por el acelerado desmonte de políticas públicas sumada, concomitantemente, a la amplia fragilización de las relaciones de trabajo. Aunque no se pueda afirmar que la atención adecuada preservaria a la vida de Thiago, es verdad que se le habría ahorrado un inmenso sufrimiento y dolor.

Globo