Luego del lodo, Brumadinho registra alta de suicidios y prescripción de remedios

O Estado de São Paulo

Los suicidios pasaron de 1 para 3 y los intentos, de 30 para 39 en la comparación del primer semestre de 2018 con el mismo período de 2019; el uso de antidepresivos creció 60% y de drogas contra la ansiedad, 80%. El trauma es semejante al de guerra, afirma especialista

Leonardo Augusto, especial para o Estado

09 de setiembre de 2019 | 03h00

Correcciones: 09/09/2019 | 12h14

BELO HORIZONTE – El lodo de la represa de la Vale que se rompió enBrumadinho continua afectando a los habitantes del municipio. Desde hace poco más de siete meses después de la ruptura de la represa de residuos de mineral de hierro de la empresa, ocurrida el 25 de enero, números de la Secretaria Municipal de Salud muestran un aumento de suicidios e intentos en el municipio, principalmente entre mujeres. El cuadro refleja la deterioración en la salud mental de la población, comprobada por una alta expresiva en las prescripciones de antidepresivos y ansiolíticos (medicamentos para controlar la ansiedad y tensión).
El primer semestre de 2019 fueron registradas 39 intentos de suicidio en la ciudad (11 entre hombres y 28 entre mujeres), 9 más que en el mismo período del año pasado – una alta de 30%. En relación a los suicidios, el número pasó de uno, en 2018, para 3 este año.

“Son mujeres que perdieron hijos y marido. La sensación de pérdida para ellas es mayor para resignificar su vida”, dijo el secretario municipal de Salud de Brumadinho, Junio Araújo Alves. “Esta es una face de la [adoecimiento mental de la población. Estamos trabajando para evitar un cuadro todavía peor.”

Los datos de la municipalidad muestran que el uso de antidepresivos por pacientes de la red pública de salud fue, en agosto de 2019, 60% mayor que en el mismo período del año pasado. En relación a los ansiolíticos, el crecimiento es todavía más significativo, de 80%, en el período.

Los números son aún más dramáticos si es hecho el corte por remedio prescripto. “el uso de risperidona aumentó 143%”, relata el secretario. La droga es utilizada en el tratamiento de psicosis, actuando contra transtornos relacionados a pensamiento, emociones, ansiedade, disturbios de percepción y desconfianza.

Ex-habitante de Córrego do Feijão – la localidad más afectada por el lodo -, Elizângela Gonçalves Maia, de 39 años, está en los dos registros de alta de medicamentos de la municipalidad: luego de la tragedia, empezó a tomar antidepresivo y ansiolíticos. Después del lodo, ella continuó viviendo en el barrio, que es alejado del centro, pero, con el sobrevuelo constante de helicópteros en la región, su casa fue tomada por [rachaduras e [interditada por la Defensa Civil. Hoy, vive en la ciudad en una casa alquiada por la Vale.

“Fui diagnosticada con depresión. Lo que siento es que estoy en un lugar que no es el mío”, afirma Elizângela, que perdió una prima y amigos en la tragedia. La ex-habitante del Córrego do Feijão continúa trabajando en el barrio, como gerente de procesamiento en una estancia que no fue afectada por el lodo que produce pestos y antipastos. Elizângela empezó a presentar también presión alta, pero dice que no toma remedios para la enfermedad.

La agricultora Soraia Campos, de 42 años, que participa de la comisión de afectados por la rotura de la represa, cuenta que el marido, un hijo y una hija também empezaron a tomar ansiolíticos. La agricultora relata que inició tratamiento con este tipo de remedios, pero, por cuenta propia, suspendió las dosis. “Estaba quedando postrada, y no puedo parar. Mi pelea contra la Vale es grande.”

Como en la guerra

El trauma psicológico sufrido por los habitantes de Brumadinho tiene un paralelo con lo identificado en poblaciones de países sometidos por guerras, destaca el profesor Frederico Garcia, del Departamento de Salud Mental de la Facultad de Medicina de la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG). “Las personas ven tanto a su vida como a su futuro amenazados de forma abrupta.”

En este escenario, crece el riesgo de aumento de casos de suicidio, enfermedades mentales y uso de drogas y alcohol. “Es una situación de sufrimiento que puede perdurar por muchos años. Y no se puede minimizar la pérdida de cada persona, sea de parientes, perspectivas, trabajo o sueños. Todas las pérdidas pueden tener consecuencias negativas”, dice.

Sumando los registros de todas las especialidades médicas, las atenciones en la red primaria de salud de Brumadinho aumentaron 63% en el primero cuatrimestre de 2019, ante el mismo período de 2018, saltando de 33 mil para 54 mil. La situación se repite en la Unidad de Pronta Atención (UPA). Antes de la rotura, el número máximo de atenciones en una guardia de 12 horas registrado por la Secretaria de Salud fue de 165. Luego del lodo, el techo de atenciones subió a 280.

Las cuentas de la municipalidad proyectan un alta de R$ 15 millones en 2019 con gastos en el sector de salud, llegando en el período a R$ 70 millones ante R$ 55 millones en 2018. Los recursos para cubrir la diferencia saldrán de un Término de Ajuste de Conducta (TAC) en el valor de R$ 31 milones, por dos años, cerrado entre la Vale y la fuerza tarea del Ministerio Público que trabaja en la investigación de los impactos del lodo en la comunidad.


Y el Secretario de Medio Ambiente que estaba cuando fue lo de Brumadinho, en la administración del Partido de los Trabajadores que gobernaba el estado, ahora sigue estando en la gestion del Partido Novo [Nuevo) de Derecha y aliado de Bolsonaro y autoriza una mina que es peor que la de Brumadinho!



vlcsnap-2019-01-28-18h30m19s616

Germano Vieira, Secretario del Medio Ambiente (ministro provincial) del Estado de Minas, antes con el Partido de los Trabajadores (de ¿izquierda? ) ahora con el gobierno del Partido Novo (de derecha)

Minera china tiene un proyecto multimillonario con megarepresa en Minas Gerais, Brasil

vlcsnap-2019-01-28-18h30m19s616

Germano Vieira, Secretario del Medio Ambiente (ministro provincial) del Estado de Minas, antes con el Partido de los Trabajadores (de ¿izquierda? ) ahora con el gobierno del Partido Novo (de derecha)


O Estado de São Paulo

Subsidiaria de Honbridge Holdings prevé invertir R$ 9,1 mil millones [unos u$s 2275 millones] en el complejo con mineroducto hasta Ilhéus, en Bahia; licencia está en análisis

Mariana Durão, O Estado de S.Paulo

13 de setiembre de 2019 | 12h00

RIO – El gobierno de Minas Geraisfirmó el último jueves, 12/9, un protocolo de intenciones con Sul Americana de Metales (SAM), subsidiaria de la chisa Honbridge Holdings, para la construcción de un complejo de minería de R$ 7,9 mil millones [unos u$s 2000 millones] en el norte del Estado.

Llamado de Bloque 8, el proyecto incluye un mineroducto de 480 kilómetros que irá desde la ciudad de Minas Gerais Grão Mogol hasta Ilhéus, en Bahia, pasando por 21 municipios – la construcción del mineroducto eleva la inversión total a R$ 9,1 mil millones [unos u$s 2275 millones].

El proyecto preveé una de las mayores represas de residuos del País y es condenado por entidades como el Movimiento de los Afectados por Represas. La empresa afirma que la represa tiene un modelo seguro.
Cuando esté en operación plena, el Bloque 8 tendrá una producción de 27 millones de toneladas de mineral de hierro por año, un poco menor que la de la mina de Brucutu, de la empresa Vale, y semejante a la capacidad total prevista en el proyecto Minas-Rio, de la Anglo, cuya logística depende también de un mineroducto.
Los yacimientos a ser expotados están en los municipios de Grão Mogol y Padre Carvalho. El complejo tendrá una usina de concentración de mineral, represas de agua y represa con capacidad para soportar 845 millones de metros cúbicos de residuos.

La represa de la Vale en la mina de hierro Córrego do Feijão, enBrumadinho, tenía capacidad para almacenar más de 12 millones de metros cúbicos de residuos. Su rotura, el 25 de enero, liberó una ola de barro que mató a 249 personas y dejó 21 desaparecidas.

La represa de Fundão de la empresa Samarco, en Mariana, tenía almacenados 55 millones de metros cúbicos cuando se rompió, en noviembre de 2015, de un total de 111 millones de metros cúbicos licenciados.

Inicialmente a cargo del Instituto Brasileño del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (Ibama, organismo del Estado Federal), el proyecto terminó teniendo su licencia desmembrado. La parte de minería quedará a cargo de la autoridad ambiental de Minas, mientras que el mineroducto, por cruzar la frontera del Estado, será licenciado por el Ibama. El será construído y operado por una empresa llamada Lotus Brasil Comercio y Logística, que seria independiente de la SAM.

Críticas al proyecto

En una publicación divulgada el miércoles, 22 entidades, entre ellas sindicatos, el Movimiento de los Trabajadores Sin Tierra (MST), la Comisión Pastoral de la Tierra y el Movimiento de los Afectados por Represas (MAB en su sigla en portugués), afirman que este será un “proyecto de muerte”, con impactos severos para la región del semiárido de Minas.

“En caso que el proyecto sea aprobado, serán totalmente destruídas por lo menos 11 comunidades tradicionales geraizeiras en Grão Mogol, pero los impactos serán sentidos a lo largo de toda la cuenca del Rio Jequitinhonha y del Rio Pardo, en caso de que consigan aprobar la operación de la mina y del mineroducto”, dice el manifiesto.

En 2016 el Ibama rechazó el proyecto, en esa época llamado Vale do Rio Pardo, por inviabilidad ambiental. El parecer técnico que trabó la decisión destacaba los impactos negativos y riesgos a las comunidades vecinas y al medio ambiente. “El proyecto resultaria en la generación de un volumen muy grande de residuos, lo que prueba ser una elección tecnológica incompatible con las técnicas más modernas de minería, que buscan minimizar la dependencia de las represas de residuos”, decía el Ibama.

La directora de Relaciones y Medio Ambiente de la SAM, Gizelle Andrade, afirma que el proyecto fue reestructurado en 2017 y es seguro. Hasta aqui fueron invertidos US$ 74 millones en estudios y adquisición de derechos minerarios. De acuerdo con la ejecutiva, la represa dejó de utilizar el método de alteamento a montante – usado en Brumadinho y Mariana y hoy condenado – y tendrá un sistema de filtro capaz de evitar infiltraciones en el cuerpo de la represa.

En caso de rotura, un sistema de diques haria con que el material quedase confinado en los pozos de la represa, sin alcanzar a la comunidad.“No hay posibilidad de que los residuos extrapolem esta represa”, le dijo a Estadão/Broadcast el secretario de Medio Ambiente de Minas, Germano Vieira.

Según Vieira, la empresa tendrá que respetar la Ley Mar de Lama, sancionada por el gobernador de Minas, Romeu Zema, que prohíbe el mantenimiento de residencias o estructuras en un área de 10 kilômetros en la línea de proyección de la eventual mancha de barro de la represa.

Análisis de la licencia termina en 2020

El proceso de licencia previa, donde es analizada la viabilidad ambiental del proyecto, debe ser concluído en febrero de 2020. Vieira afirma que el trabajo de análisis del mineroducto será coordinado con el del Ibama.

El director-presidente de la Agencia de Promoción de Inversiones y Comercio Exterior de Minas Gerais, Thiago Toscano, dice que sólo ve beneficios para la comunidad. La expectativa es que sean generados 1.200 empleos directos en la operación e ingresos brutos de R$ 4 mil millones [u$s 1000 millones] por año sólo en la mina, sobre la que serán pagados royalties de minería. El protocolo firmado este jueves prevé el aplazamiento de ICMS [Impuesto sobre la circulación de mercaderías y servicios, es un impuesto que cobra cada estado] para la compra de equipos sin uno similar nacional.

La SAM no tiene un plan B en caso que el mineroducto sea prohíbido por el Ibama. La compañia va a explorar un mineral de bajo tenor de hierro (20%), que será beneficiado para alcanzar 66% de hierro antes de ser embarcado para China. El costo de transporte de la tonelada del metal via mineroducto hasta Ilhéus es estimado en US$ 0,80 por tonelada. Si tuviera que ser usada una ferrovia, el valor sube para US$ 15 por tonelada, inviabilizando al proyecto


Germano Vieira, Secretario del Medio Ambiente (ministro provincial) del Estado de Minas Gerais, antes con el Partido de los Trabajadores (de ¿izquierda? ) ahora con el gobierno del Partido Novo (de derecha)


Germano Vieira te dice que está todo bien, como en Brumadinho donde murieron 249 personas y todavía hay 21 desaparecidos y ahora aprueba este proyecto.
Antes estaba con el PT de Lula, ahora con el Partido Novo [Nuevo] de derecha, siempre aprobando proyectos de muerte.
¿Alguien lo conoce fuera de Minas Gerais?
¿Le pesarán los muertos y desaparecidos?, y al gobernador del Partido Novo ¿le pesarán?


Brumadinho registra alta de suicidios e intentos de suicidios luego de la ola de barro, ¿A Germano Vieira, le importará?

Brasil: El Agronegocio concentra las mayores tasas de suicidio entre los trabajadores

Rede Brasil Atual

Entre 2007 y 2015, los casos de trabajadores en la agropecuaria que se quitaron la propia vida creció el doble del promedio nacional. La exposición a los agrotóxicos es considerada la principal causa

São Paulo – El agronegocio es el sector económico que concentra las mayores tasas de suicidios entre trabajadores. De 2007 a 2015 fueron registrados 77.373 suicidios, cerca de 8.597 por año. Corresponde a una mortalidade anual de 8,9 por 100.000 indivíduos en 2007, y de 10,5 en 2015. El dato consta en la edición de agosto del Boletin Epidemiológico del Centro Colaborador de la Vigilancia de los Agravos a la Salud del Trabajador del Instituto de Salud Colectiva de la Universidad Federal de Bahia (UFBA).

Según los autores del artículo, la pérdida del empleo y el desempleo prolongado llevan al desaliento, a la depresión y a otros transtornos, que a su vez llevan a la persona a quitarse la propia vida. Además, las condiciones de trabajo y empleo específicas, que llevan al estres psicológico en el trabajo, como violencia y asedio, o incluso el contacto con substancias químicas que producen alteraciones endócrinas en el funcionamiento neuroquímico, también pueden desencadenar transtornos mentales o neurológicos que evolucionan hacía el suicidio.

Según el Boletín, el suicidio es menos frecuente en homens y mujeres en la franja eteria a partir de los 25 años hasta 36-45 años. Y mayor entre aquellos con mayor edad. Sin embargo, es más común entre las trabajadoras más jóvenes, que ni llegaron a los 25.

Todavía no hay un consenso sobre las causas de este fenómeno complejo y multifactorial, que afecta de manera perversa también a los amigos y familiares. Lo que se sabe actualmente, entre las explicaciones están los bajos ingresos, la inestabilidad en el empleo, la presión por la productividad, el acceso limitado a la educación y a los servicios de salud de calidad.

Agrotóxicos

Sin embargo, diversos resultados de estudios sugieren que la exposición a substancias químicas, presentes en los agrotóxicos, puede ser una causa importante. Muchas de ellas, por su acción en el sistema nervioso central o desreguladora del sistema endocrinológico, están asociadas al aparecimiento de la depresión, ansiedad y enfermedades neurodegenerativas, entre otros transtornos mentales causadores del suicidio.

“Es necesario mencionar que algunas ocupaciones, al facilitar el acceso a venenos que pueden ser letales, permiten circunstancias favorecedoras del suicidio”, destacan los autores del Boletin.

La asociación entre trabajo en la agropecuaria y el suicidio no es exclusiva de Brasil. En varias regiones del mundo, los estudios confirman esta relación. Es el caso de una comparación entre todas las investigaciones de alta calidad publicada en 2018 por investigadores del Instituto de Investigación en Salud, Ambiente y Trabajo de la Universidad Rennes 1, da Francia.

La protección de la exposición a agrotóxicos, como ejercicio del principio precautorio, es recomendada por estudiosos, por la Organización Mundial de la Salud(OMS) y por las Naciones Unidas (ONU), que recomiendan la eliminación del uso de estas substancias y la transición para prácticas agroecológicas, fundamentadas en la sustentabilidad.

“La mortalidad por suicidio en trabajadores de la agropecuaria fue estimada en 16,6 x 100.000 en 2007, aumentó para 18,6 en 2011 y saltó 20,5 en 2015. Esto representa el doble del promedio nacional a cada año. En comparación, los trabajadores de la industria tuvieron 10,8, 11,8 y 14,2 x 100.000 por año, valores más cercanos de las estimaciones nacionales, con cerca de 20% de diferencia. Es la expresión del genocidio del agronegocio”, afirma la médica Raquel Rigotto, profesora e investigadora del Departamento de Salud Comunitaria de la Facultad de Medicina de la Universidad Federal de Ceará (UFC) y coordinadora del Núcleo Tramas – Trabajo, Medio Ambiente y Salud.

 

Irresponsabilidad de la CTNBio [Comisión que autoriza los transgénicos en Brasil] produce ‘súpermosquito’ del dengue

Red Brasil Actual

Publicado por Cida de Oliveira, da RBA 14/09/2019 10:27

São Paulo – Sin haber sido consultada y mucho menos aclarada sobre los riesgos a que estaria siendo expuesta, la población del distrito Pedra Branca, en Jacobina (estado de Bahía, BA) fue ratón de laboratorio de un experimento realizado entre 2013 y 2015, con autorización de la Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad (CTNBio). Durante este período, los 1.144 habitantes fueron infestados con miles y miles de Aedes aegypti geneticamente modificados (GM) por la empresa Oxitec. Participaron la organización social Moscamed y la Secretaria Municipal de Salud. Aparentemente inofensivos, tenían la misión de copular con hembras del Aedes común y transmitirle a los descendientes una proteína capaz de matarlos antes de llegar a la edad reproductiva. Por la propaganda, los insectos GM no se reproducen con otras especies y mucho menos se perpetúan en el ambiente.

El objetivo era reducir la población de Aedes salvaje, responsable por la transmisión del vírus causador de más de 1.800 casos de dengue en el municipio en 2012. Aunque Oxitec afirme que al final del proyecto haya reducido em 92% a la población de los mosquitos del dengue, el 19 de agosto de 2014 el alcalde de Jacobina, Rui Rei Matos Macedo, decretó situación de emergencia en el município justamente en virtud de la enfermedad.

Fracasado en el combate al mosquito “del mal”, la tecnologia del Aedes “del bien” puede haber causado alteraciones ecológicas todavía desconocidas en Jacobina.Esto porque los millones de transgénicos OX513 liberados en la pequeña ciudad del sudoeste bahiano transfirieron sus genes modificados en laboratorio para la población natural de Aedes aegypti. O sea, los transgénicos se habrían reproducido y perpetuado en el ambiente. El dato, que desmiente a Oxitec, fue revelado este martes (10) en un artículo publicado en el boletin electrónico Scientif Reports, del grupo Nature Research.

Los investigadores de la Universidad de Yale, en los Estados Unidos, de la Universidad de São Paulo (USP), del Instituto Nacional de Ciencia y Tecnologia en Entomologia Molecular y de Moscamed Brasil que firmaron al estudio afirman tratarse de una “anomalia”. De acuerdo a la muestra y el criterio utilizado para definir ese intercambio genético – tecnicamente llamado de introgresión – se puede decir que de 10% a 60% de los mosquitos cargan por lo menos un gen del OX513A.

Todavía según el artículo, muestras de genes de los Aedes salvajes recolectadas en períodos de seis, 12 y de 27 a 30 meses luegoo del inicio de la soltura de los transgénicos traen claras evidencias de que porciones del genoma GM fueron incorporadas por la población de insectos naturales que deberia haber sido reducida significativamente. “Evidentemente, descendientes híbridos y raros son lo suficientemente robustos para poder reproducirse en la naturaleza”, dicen los cientificos. Por eso recomiendan que haya un programa de monitoreo genético durante la liberación de organismos transgénicos para detectar “consecuencias imprevistas”.

Intercambio de genes

“El estudio muestra que hubo un intercambio de genes, y que en ese intercambio los mosquitos comunes incorporaron genes de otra variedad, transgénica, resultando en insectos híbridos, que generalmente tienen mayor vigor, son más potentes, sobre los que todavía no hay estudios. Mucho menos sobre su eficiencia en la transmisión de vírus, que puede inclusive ser mayor. lo que tenemos ahora es un ‘super mosquito’, más resistente, que puede desarrollarse en ambientes en que otros tal vez no lo hicieran”, evalúa el biólogo José Maria Gusman Ferraz, investigador del Laboratorio de Ingenieria Ecológica de la Unicamp y profesor de posgraduación del Centro Universitario de la Fundación Hermínio Ometto (UniAraras).

Para él, es bienvenido que tales resultados hayan sido encontrados en un estudio que involucró a especialistas que conocen bien de cerca las experiencias en las ciudades del interior bahiano, con el de la profesora del Departamento de Parasitologia del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de San Pablo [USP], Margareth de Lara Capurro, y el geneticista Aldo Malavasi, profesor jubilado del Departamento de Genética de la USP y actual director de Moscamed.

En su calidad de integrante de la CTNBio, en 2013 Ferraz visitó la ciudad de Juazeiro, en Bahia, que desde 2011 estaba siendo infestada con mosquitos de la Oxitec. El objetivo de la visita técnica era conocer el laboratorio donde los insectos sueltos alli y en Jacobina estaban siendo producidos. Verificar, por ejemplo, si no estaban filtrándose larvas por las rejillas u otras situaciones semejantes, indeseables, verificar como estaban siendo hechas las liberaciones en el ambiente y cómo la población estaba relacionándose con la novedad.

En su informe, le pedia a la CTNBio la suspensión de la soltura de los insectos transgénicos en las dos ciudades hasta que fuesen hechos más estudios de impactos a la salud y al medio ambiente. Y destacaba el desprecio por la seguridad de la población, reducida a ratones de laboratorio. Primero porque la propia comisión de bioseguridad, que deberia desempeñar el papel para el que fue creada, encuadró al insecto GM en la clase de riesgo 1 (bajo riesgo individual y bajo riesgo para la colectividad) cuando deberia ser clase 2 (moderado riesgo individual y bajo riesgo para la colectividad), de acuerdo a fuentes escuchadas por la Red Brasil Actual eRBA].

Y después porque los habitantes afectados sólo recibieron información sobre el mosquito transmisor de vírus causadores del dengue y sobre la enfermedad propiamente dicha. Nada fue dicho sobre los riesgos de los insectos transgénicos a la salud de ellos y al ambiente. Para completar, no firmaron el Término de Consentimiento Libre y Aclarado, de práctica en casos de participación en experimentos científicos. Y, ni siquiera, fueron presentados – y ni la CTNBio exigió – pareceres de comités de ética humana y animal de las instituciones responsables, ya que las personas serían picadas y tendrían a su sangre en contacto con los insectos, estando sujetas a infecciones entre otras irregularidades.

El investigador anotó también la omisión de Oxitec en informar la tasa de supervivencia del mosquito desarrollado en sus laboratorios, ya que la técnica no garantiza 100% de esterilidad en los machos producidos. Y cuestionó los niveles mínimos de contaminación del agua por el antibiótico tetraciclina necesarios para la supevivencia de sus insectos. El dato está directamente asociado a la expectativa de aumento de la población GM y a los consecuentes desequilíbrios ambientales.

Despreciado por la CTNBio, el informe de Ferraz cuestionaba aún la falta de estudios sobre el desempeño de los machos transgénicos sobre la cópula con hembras de Aedes. “La posibilidad de que este mosquito permanezca en el ambiente, así como de cruces con GM, todo esto fue alertado, pero despreciado por la mayoria de los integrantes de la comisión. Entonces fueron directo a campo y diseminaron los mosquitos en el ambiente, donde viven personas”, dijo el investigador.

Vista grossa

La experiencia en Jacobina fue autorizada por la CTNBio en deciembre de 2012. En el extracto del parecer 3.541/2012, publicado en el Diario Oficial de la Unión, el entonces presidente Flávio Finardi Filho declaro que “el proceso (01200.002408/2012-74) describe las condiciones de bioseguridad propuestas para la liberación, las condiciones generales para la conducción del experimento y la calificación del equipo de investigadores invlucrada en el proyecto”. Y que la “Comisión consideró que los protocolos experimentales y las demás medidas de bioseguridad propuestas atienden a las normas de la CTNBio y a la legislación pertinente que buscan garantizar la bioseguridad del medio ambiente, agricultura, salud humana y animal”.

Pero la Oxitec, como recordó Ferraz, omitió una serie de informaciones. Llegó a arrancar páginas del dossié, alegando sigilo, y a comisión de bioseguridad hizo vista grossa. Incluso sin haber hecho estudios al respecto, recordó, la empresa negó la posibilidad de implicaciones ecológicas del cruce entre mosquitos transgénicos sobrevivientes y hembras de Aedes salvaje. Y despreció la capacidad de su ascendencia OX513A cruzarse con o Aedes albopictus, especie que disputa espacio con el aegypti y que también es transmisor de diversos vírus.

Atropellando normas internas, la mayoria de los componentes de la CTNBio aprobó en abril de 2014 el pedido de liberación comercial del Aedes GM. Hasta entonces no había sido hecha una evaluación técnica del experimento en Jacobina, lo que sólo sucedería en 2018. Y el informe presentado a la comisión, según fuentes, estuvo lleno de defectos e imprecisiones, reflejando toda la inseguridad e irresponsabilidad que expuso a la población a riesgos desconocidos e innecesarios. Una vez más prevaleció la ciencia pequeña y comercial común en el ámbito del colegiado, salvo exceciones, que despreció a los organismos geneticamente modificados directamente asociados a vírus causadores de enfermedades graves en humanos.

El parecer sobre la liberación, ingenua, expresa el entendimiento de la mayoria del colegiado, de que unúnico estudio, realizado por un investigador de la propia Oxitec – Renaud Lacroix – más el dossié presentado por la empresa que estaba haciendo un proceso por el registro configuren un “conjunto considerable” de informaciones. De acuerdo a lo que destaca la ilustración, el parecer firmado por el entonces presidente, Edivaldo Domingues Velini, argumenta que “aunque aún no exista una experiencia con la liberación comercial de este OGM, hay un conjunto considerable de información pertinente advindas de la liberación planeada de este mosquito en otros países”. Y cita a Lacroix et al., 2012 como si su investigación no estuviese alineada con los intereses de la empresa para la que trabaja, según el site ResearchGate.com (mostradas a continuación).


liberacao-ctnbio-1


Lacroix


Lacroix-1


Comercio

En medio al brote de dengue de 2015, Oxitec aprovechó que ya tenía la autorización para la comercialización y buscó apalancar sus negocios. Empezó a vender Aedes GM para la Secretaria Municipal de Salud de Piracicaba. A ejemplo de Jacobina y Juazeiro, la población fue blanco de una campaña publicitaria para convencerla de la eficacia de una tecnologia que hasta entonces no había sido evaluada adecuadamente sobre los riesgos ambientales y a la salud. Sin ser consultados, los habitantes de 12 barrios pasaronn a ser bombardeados con miles y miles de insectos transgénicos. Sin el monitoreo adecuado ni transparencia, el caso fue a parar en el Ministerio Público, que firmó con la empresa y la Municipalidad un Término de Ajuste de Conducta (TAC) que, según activistas, nunca fue cumplido.

Buscando la ampliación de su mercado para otros municipios, Oxitec se tornó patrocinadora de eventos del área de políticas de salud, como el Congreso del Consejo de Secretarios Municipales de Salud de São Paulo (Cosems-SP), en las ediciones de 2015 a 2017. La empresa patrocinó también la realización de la Feria de Soluciones para la Salud – Zika, en agosto de 2017, en Salvador, recibiendo críticas de la Asociación Brasileña de Salud Colectiva (Abrasco). Para la entidad, la participación de la empresa es “sintoma de la distorción institucional que merece reflexión y permanente vigilancia ante la precipitación  de intereses ajenos a los de la salud pública brasileña”.

En julio de 2017, la municipalidad de Juiz de Fora (Minas Gerais) firmó un contrato para la compra del mismo mosquito liberado en Juazeiro, Jacobina y Piracicaba. Con una vigencia de cuatro años, y la previsión de su expansión, costó, en el primer año, [R$ 165 mil. Los insectos empezaron a ser manipulados em una “fábrica” instalada en el municipio, ya que las instalaciones en Piracicaba fueron desactivadas en esa misma época. La empresa, que no admite hablar en fracaso de la primera generación, obtuvo en la CTNBio la autorización para la liberación planeada en el medio ambiente de una segunda generación, la OX5034http://ctnbio.mcti.gov.br/. El blanco, esta vez, será la población del município de Indaiatuba, en la región de Campinas.

El diferencial de estos nuevos Aedes GM es un gen defectuoso, fatal para las hembras, que morirán ya en la fase larval – período acuático del ciclo de vida del mosquito, cuando todavía no se transformó en insecto alado. La característica deberá ser transmitida para toda la prole. Una vez más, la promesa es reducir la población de mosquitos salvajes, disminuyendo así la transmisión del vírus causador del dengue, zika y Chikungunya.

En su voto en contra de la liberación en la Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad (CTNBio), el entomologista y profesor de la Unicamp Mohamed Habib le dijo a RBA que, desde el punto de vista tecnológico, estos insectos más modernos fueron desarrollados para intentar corregir fallas de los primeros, pero tampoco van a funcionar. “Hasta podrían funcionar en áreas insulares, como islas, valles cercados, pero no en extensas áreas abiertas, en que los mosquitos vuelan libremente de un ponto a otro, reproducíendose, como sucede en esas localidades. E Indaiatuba no es área insular, sino una extensa área plana”.

Filtra Cayman

En el mismo mes de julio, tan movido para la Oxitec, la organización británica GeneWatch reveló que la primera generación de mosquitos GM es cara, no funciona y puede colocar a la salud de la población en riesgo. Para llegar a esta conclusión, técnicos de la entidade analizaron el contenido de e-mails intercambiados entre gestores de la empresa y representantes de la autoridad de salud en las Islas Cayman, un território británico en el Caribe.

A ejemplo de la Vaza Jato [audios y textos filtrados de los fiscales que llevaron adelante la operación Lava Jato y el ex-juez Sergio Moro, que condenó al ex-presidente Lula da Silva que demuestran la falta de imparcialidad del juez], en que el periodista Glenn Greenwald contextualiza con hechos los mensajes intercambiados via Telegram entre fiscales de la Lava Jato, GeneWatch compara datos propalados en la propaganda de Oxitec con aquellos recolectados en audiencias públicas, como en el Congreso de los Estados Unidos, los poquísimos estudios realizados – que la CTNBio considera [fartos – con las conversaciones obtenidas por medio de un servicio oficial de acceso a la información.

En medio a la política de cortes, ajuste fiscal y Enmienda Constitucional (EC) 95, que penaliza principalmente a las municipalidades, con una menor recaudación entre los entes federativos, las dificultades de Oxitec tienden a multiplicarse como los mosquitos transgénicos diseminados sobre la población de Jacobina. La Secretaria Municipal de Salud de Piracicaba ya no tiene el logotipo de su asociación con el “Aedes del Bien” que exhibió durante tantos años. En su lugar, un anuncio con buen humor le advierte a la población sobre su responsabilidad para evitar criaderos dentro de casa. Buscada por la RBA, la secretaria no se manifestó hasta el cierre de este artículo.

Reproducción

Como resalta José Maria Gusman Ferraz, es coherente con el sistema una empresa querer lucrar con la venta de sus productos, aunque tenga que hacer propaganda muchas veces engañosa y omitir datos desfavorables. “Lo que no podemos aceptar es la falta de ética científica de la CTNBio, de liberar eventos transgénicos incluso sin información suficiente, colocando a la población en la situación de cobayas, vulnerables a los efectos negativos de una tecnologia que generó híbridos, posiblemente resistentes a inseticidas. Nada de esto fue evaluado.”

Es inaceptable también, según el, es el mantra repetido por integrantes de la comisión, de que su papel es estrictamente analizar el gene insertado en una planta, animal o microorganismo, como si esto no tuviera relaciones e impactos a la salud, medio ambiente y a la vida. “El transgénico aumenta el uso de agrotóxicos, que es muy dañino. ¿Y vienen a decir que este es otro problema, fuera del ámbito de la CTNBio, como si fuese posible separar todo en cajitas? Cartesiano esto. Es incompetencia e irresponsabilidad de los investigadores entrar en esa de aprobar todo sin análisis críticos, en decisiones que no son científicas.”


Estudio publicado en la Revista Nature sobre la experiencia con mosquitos transgénicos en Jacobina en Bahía, Brasil.


Traducción automática al español del artículo de Nature es un pdf.


Cualquier parecido con la aprobación de la soja transgénica hecha por Felipe Solá, no es mera coincidencia!

Los Mosquitos transgénicos, que se lanzaron para frenar al mosquito del dengue, se están reproduciendo en Brasil

Deutsche Welle

Los investigadores esperaban que los descendientes del “Aedes aegypti” geneticamente modificados muriesen antes de llegar a la fase adulta. El test en Bahia terminó, sin embargo, creando una nueva generación de mosquitos, que puede ser más resistente.

Un intento de contener a las poblaciones del mosquito Aedes aegypti, que transmite dengue, fiebre amarilla, zika y chikungunya, puede haber fracasado en Brasil. Aparentemente, las alteraciones genéticas de mosquitos transgénicos fueron transferidas para la población local de insectos.

Durante 27 semanas, la empresa británica Oxitec liberó con la aprobación oficial cerca de 450 mil mosquitos transgénicos machos por semana en la ciudad de Jacobina, en Bahia. La operación buscaba combater epidemias de dengue, zika y fiebre amarilla.

El cambio genético llamado OX513A fue proyectado para que la primera generación de mosquitos, F1, no alcanzara la fase adulta y, por lo tanto, no pudiera reproducirse.

La esperanza del Ministerio da Salud era reducir la población de mosquitos en un 90%. Eso funcionó durante el test de campo. Después de 18 meses luego del final del experimento, la población de mosquitos, sin embargo, volvió a crecer alcanzando el volume anterior al test.

El cambio genético de los mosquitos liberados también producia una proteína fluorescente que permitia distinguir a la primera generación F1 de los otros mosquitos. Los investigadores de la Universidad de Yale, en los Estados Unidos, estudiaron las alteraciones genéticas de los mosquitos presentes en la región, respectivamente, 12 y entre 27 a 30 meses luego de su liberación.

El resultado de estos análisis no era el esperado. Los investigadores concluyeron que partes del cambio genético producidos en laboratorio migraron inesperadamente para la población objetivo de los mosquitos locales.

La modificación genética se transmitió

En las varias muestras, entre 10% y 60% de los mosquitos presentaron alteraciones correspondientes a las de los transgénicos en el genoma, indicó un estudio que fue publicado el martes (10/09) en la revista especializada Nature: Scientific Reports.

Si el test de campo hubiese ocurrido con lo inicialmente previsto por los científicos, la modificación genética no se habria pasado para las poblaciones locales porque los descendientes de los transgénicos liberados originalmente no serían capaces de reproducirse.

Sin embarjo, ya se sabia anteriormente a partir de experimentos de laboratorio que una pequeña proporción, de cerca de tres a cuatro por ciento de los descendientes de mosquitos OX513A podria afectar la edad adulta. Los científicos presumian, sin embargo, que ellos serían demasiado débiles para reproducirse.

Los autores del estudio también relatan que los mosquitos, tanto antes como después el experimento, continuaron igualmente potenciales transmisores de las enfermedades relatadas. El equipe de investigadores en torno de Jeffrey Powell, en Yale, alertó también que la nueva población de mosquitos, creada a partir de la liberación de los insectos transgénicos, puede ser más resistente que la anterior.

Según los pnvestigadores, es importante acompañar a esos tests de campo “con un programa de observación para poder detectar cambios inesperados”.

Científicos críticos de la ingenieria genética cuestionan los tests realizados en Brasil. “La liberación fue realizada precipitadamente, sin que algunos puntos fuesen aclarados”, afirmó el biólogo José Maria Gusman Ferraz al diario Folha de S. Paulo.

El laboratorio de investigaciones de Munich Testbiotech también critica a Oxitec por haber iniciado los tests de campo sin los estudios adecuados. “Los experimentos de la empresa Oxitec llevaron a una situación en gran parte incontrolable”, dijo el director del laboratorio Christoph Then. “Este incidente deberá tener consecuencias para el uso futuro de la ingenieria genética”, agrega.

El test de campo en Brasil no utilizó el controversial método Gene Drive, que les proporciona a los mosquitos un gen muy asertivo, siempre dominante en la reproducción.

Los investigadores que trabajan con Gene Drive em laboratorios estrictamente blindados esperan que este método erradique permanentemente a las poblaciones de mosquitos. Esa extinción, sin embargo, seria irreversible. El método nunca fue probado en campo.