TEDxDirigo – Paul Josephson – ¿Por Qué Todos Necesitamos Ser Neoluditas?

Si no lo puede ver en el blog, visite la página donde está alojado el video

Paul Josephson es un especialista sobre la antigua Unión Soviética y el lugar de la tecnología a gran escala en el mundo moderno. Es autor de nueve libros y muchos artículos, incluido una historia de la caña de pescar. Enseña historia e historia de la tecnología en el Colby College. Se enfoca en la tecnología y la democracia, y cómo los sistemas tecnológicos a gran escala casi siempre tienen costos humanos y ambientales irreversibles. La investigación de campo de Paul lo llevó a Siberia, al Ártico ruso y a la Amazonia, y estuvo en el bloque número 2 del reactor de Chernobyl.



Paul R. Josephson explica lo que son tecnologías autoritarias vs. las tecnologías democráticas.

Entre las tecnologías autoritarias cita a la energía nuclear, el automóvil y el agronegocio.

A estas las compara con la energía eólica o paneles solares a pequeña escala, la bicicleta y comprar y producir localmente alimentos.

Cierra la conferencia diciéndonos que al incorporar o comprar una tecnologías estamos haciendo una elección ideológica!

Tal vez argumentos para irnos de Facebook y repensar nuestras elecciones tecnológicas, sobre todo Facebook y otras plataformas de Internet!


Hay dos libros en Scribd de Paul Josephson, uno lo pude descargar:

Si alguien puede descargar a este último libre, avise en los comentarios o, si quiere, enviémelo por email a:

Eduardo(arroba)partidopirata.com.ar

(reemplaze arroba por @)

Anuncios

Lo que Amazon hace con los salarios

¿El minorista online más grande del mundo les está pagando menos a sus empleados?

The Economist

CUANDO Amazon anunció en 2010 que construiría un centro de distribución en el condado de Lexington, Carolina del Sur, la decisión fue aclamada como una victoria para el estado de Palmetto. Hoy, el gigante del comercio electrónico emplea a miles de trabajadores en el centro. Solo el 3.5% de la fuerza de trabajo local está sin trabajo. Lamentablemente, la afluencia de empleos no ha impulsado los salarios de los conductores de carretillas elevadoras y de los encargados de pedidos de la región. En los años transcurridos desde que Amazon abrió sus puertas en el condado de Lexington, las ganancias anuales para los trabajadores del almacén en el área han disminuido de u$s 47,000 a u$s 32,000, un descenso de más del 30% (ver cuadro 1).

El condado de Lexington no está solo. Desde que Amazon abrió un almacén en Chesterfield, Virginia, los salarios de almacén en la región han caído un 17%. En Tracy, California, han disminuido en un 16%. Los salarios fijos o decrecientes de la industria son comunes en las ciudades y pueblos donde Amazon abre centros de distribución, según un análisis de The Economist. Las cifras del gobierno muestran que después de que Amazon abre un depósito de almacenamiento, los salarios locales para los trabajadores del almacén caen en un promedio del 3%. En los lugares donde opera Amazon, dichos trabajadores ganan aproximadamente un 10% menos que los trabajadores similares empleados en otros lugares.

Alrededor de 44 centavos de cada dólar que se gasta online en Estados Unidos fluye hacía Amazon, según eMarketer, una firma de investigación. El éxito de la empresa se puede atribuir en parte a la velocidad y a la conveniencia. Para hacer llegar los pedidos a los clientes lo más rápido posible, la empresa cuenta con una amplia red de depósitos del tamaño de portaaviones donde la empresa almacena sus productos y procesa pedidos. Amazon opera más de 75 “centros de cumplimiento” y 35 centros de clasificación en Estados Unidos, atendidos por 125,000 trabajadores en tiempo completo.

Para mantener los costos bajo control, Amazon no solo debe mantener docenas de almacenes, sino operarlos de manera eficiente. Mientras que los trabajadores de las tiendas tradicionales pueden permanecer inactivos durante horas, los trabajadores de Amazon,—los “stowers” que hacen el inventario, los “recolectores” que extraen artículos de los estantes y los “empacadores” que los embalan para su envío, se mueven constantemente. Los recolectores están equipados con dispositivos  que les muestran cómo se ve cada elemento, dónde se puede encontrar y cómo llegar lo más rápido que sea posible. Mientras navegan fila tras fila de estantes, los temporizadores cuentan los segundos necesarios para recuperar cada elemento. Para alcanzar los objetivos de rendimiento, los recolectores deben recolectar hasta 1,000 artículos y caminar hasta 15 millas en un solo turno.

Según los datos disponibles de la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS), los trabajadores de almacenes en condados donde Amazon opera un centro de despacho ganan aproximadamente u$s 41,000 por año, comparado con u$s 45,000 por año para el resto del país, una diferencia de casi 10% (ver cuadro 2). Los datos de BLS también muestran que en los diez trimestres previos a la apertura de un nuevo centro de Amazon, los salarios de los almacenes locales aumentan en un promedio del 8%. En los diez trimestres posteriores a su llegada, caen un 3%.

¿Por qué Amazon le pagaría menos a sus empleados que otras empresas del ramo? Michael Mandel, un economista del Instituto de Política Progresiva, un think-tank, dice que puede ser porque los almacenes de la compañía se encuentran en áreas que han sido “dejadas atrás”. Pero la mayoría de las medidas económicas -incluidas los salarios, el desempleo y la pobreza- los condados de Amazon no son diferentes del resto del país. De hecho, en general están en mejor situación económica. Quizás, sugiere David Autor, un economista laboral del MIT, los trabajadores de Amazon son jóvenes e inexpertos. Hay alguna evidencia para esto. Los empleados de Amazon tienden a ser más jóvenes: los datos de la Oficina del Censo sugieren que casi la mitad de sus empleados de almacén son menores de 35 años. La permanencia en el puesto de trabajo en la compañía es típicamente de solo un año, según PayScale, una firma de investigación.

Otra posible explicación para los salarios de Amazon es su dependencia por trabajadores no calificados o con calificaciones mínimas. David Neumark, de la Universidad de California, Irvine, quien escribió sobre el impacto del crecimiento de Walmart en los salarios minoristas, dice que los almacenes altamente automatizados de Amazon pueden no requerir tantos trabajadores que puedan, digamos, operar un pallet jack. Los beneficios del personal también pueden desempeñar un papel. Amazon ofrece a sus empleados de tiempo completo atención médica, planes de ahorro para la jubilación y acciones de la compañía. Esos beneficios generosos pueden explicar por qué la empresa paga salarios por debajo del mercado.

Una nueva investigación ofrece otra posibilidad. Un paper de trabajo NBER de José Azar de la escuela de negocios IESE, Ioana Marinescu de la Universidad de Pensilvania y Marshall Steinbaum del Instituto Roosevelt encuentra que un número relativamente pequeño de empleadores representan una gran parte de las oportunidades de trabajo en muchas comunidades estadounidenses. En los lugares donde la concentración del mercado laboral es la más alta, los salarios tienden a ser más bajos. Estos hallazgos sugieren que si Amazon es el único empleador importante en las ciudades y pueblos donde opera, la compañía puede ofrecer salarios que están muy por debajo de los de sus competidores.

Corrección (22 de enero de 2018): una versión anterior de esta pieza describía a Amazon como el minorista más grande del mundo. Es, por supuesto, solo el minorista online más grande del mundo. Perdón

Evolución del desempleo en Brasil durante 2017, el trabajo en negro y por cuenta propia supera al trabajo en blanco!


Si no lo puede ver en el blog, visite la página donde está alojado el video


Si no hay nada mejor que el desempleo para disciplinar a los trabajadores, qué decir del trabajo por cuenta propia!

Un futuro de emprendedores formado por vendedores ambulantes!

¿En la Argentina cómo será este dato?

¿La CGT cuando convoca a un paro, estará pensando en esto?

Con el aumento de los suicidios en los lugares de trabajo, las empresas planean lo impensable

The Wall Street Journal

Súbitos y traumáticos, los incidentes pueden provocar oleadas de ira y culpa en toda la organización, lo que puede dañar la productividad.
Por Rachel Feintzeig
Actualizado el 17 de enero de 2018 4:45 p.m. ET

En medida en que las tasas de suicidio aumentaron en los últimos años, también lo hacen las [instancias de empleados que terminan sus vidas en el lugar de trabajo.

Ocurrió en un call center del Bank of America Corp. en Nuevo México en noviembre, en una planta de Ford Motor Co. en las afueras de Detroit en octubre, y en la sede central de Apple Inc. en Cupertino, California en abril de 2016.

En todo el país, los números son pequeños pero llamativos. Según la Oficina de Estadísticas Laborales, los suicidios en los lugares de trabajo totalizaron 291 en 2016, el año con datos más recientes y el número más alto desde que el gobierno comenzó a contar a estos eventos hace 25 años. En general, los suicidios en EE. UU. Sumaron casi 45,000 en 2016, un aumento del 35% en comparación con 10 años antes, según el Centro Nacional de Estadísticas de Salud del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Súbitos y traumáticos para los colegas, los incidentes pueden provocar oleadas de ira y culpa en toda la organización, lo que puede dañar a la productividad.

Los gerentes corporativos se preparan cada vez más para esta posibilidad. Los empleadores están trayendo consejeros para enseñarles a los gerentes a detectar algunas de las posibles señales de advertencia: alguien que planea suicidarse podría exhibir una fuerte disminución en la higiene personal o un cambio significativo en la personalidad. Él o ella podría decir cosas como: “El mundo estaría mejor sin mí”, dijo Larry Barton, que asesora a las compañías de [Fortune 500 sobre violencia en el lugar de trabajo y manejo de crisis.

Después de un suicidio, las compañías generalmente utilizan un programa de asistencia a los empleados para ayudar a los colegas traumatizados, incluidos aquellos que pudieron haber presenciado el evento.

Los expertos y líderes dicen que no están seguros de lo que está impulsando al aumento en el suicidio en los lugares de trabajo. “Si lo supiera, podría evitarlo”, dijo Leon Lott, el alguacil del condado de Richland en Carolina del Sur, que perdió a uno de sus ayudantes que se suicidó en julio.

“No existe un remedio”, dijo Barton. Él recibió 47 llamadas relacionadas con intentos de suicidio en el trabajo en 2017, frente a 23 en 2016. “Es parte de nuestra vida laboral”, dijo.

Un posible factor del repunte de la tasa general de suicidios es que ahora se pueden registrar más a los suicidios, en comparación con datos anteriores que a menudo estaban influenciados por la presión social para negar o encubrir al suicidio como causa de muerte.

En PricewaterhouseCoopers LLP en el Reino Unido, colegas y transeúntes fueron testigos de cómo un empleado de contabilidad de 23 años, Joshua Jones, saltó desde las oficinas de la empresa en un edificio de Londres una tarde de agosto de 2015. La compañía contrató a asesores durante dos semanas en un esfuerzo para calmar a los empleados, algunos de los cuales [bursting into tear a llorar durante el día de trabajo, dijo Sarah Churchman, una ejecutiva de recursos humanos de PwC. Otros se mantuvieron alejados del trabajo durante días.

“Algunas personas no podían entrar a la oficina porque no se lo podían quitar de la cabeza”, dijo Churchman.

Después de la muerte, PwC ayudó a los empleados a compartir historias sobre la ansiedad y la depresión entre sí y creó una aplicación móvil con información sobre recursos de salud mental.

La compañía pretende este año capacitar a unos 5.000 gerentes sobre las señales de que un compañero de trabajo está en riesgo y cómo acercárseles para ofrecerles ayuda.

El Sr. Barton dijo que los clientes solían rechazar incluir el tema del suicidio en la capacitación de los empleados. Una respuesta común, dijo, era: “¿Realmente tenemos que hablar de esto?”. Ahora, muchos clientes solicitan la capacitación.

El Sr. Barton dijo que los empleados angustiados a los que no les importa mucho su trabajo podrían elegir suicidarse en el trabajo porque no tendrian que preocuparse de que sus seres queridos encuentren el cuerpo. Por otro lado, los trabajadores que se sienten consumidos por su trabajo también pueden terminar con sus vidas mientras están en el trabajo, tal vez en un intento de enviar un mensaje.

En noviembre de 2016, un empleado de Amazon.com Inc. saltó desde un edificio en el campus de la compañía en Seattle. Afirmó que había sido puesto en un plan de mejoras del rendimiento y envió un correo electrónico al presidente ejecutivo Jeff Bezos y a sus colegas criticando a la empresa. Él sobrevivió a la caída.

Los colegas estaban molestos por el incidente y hablaban en voz baja sobre esto, dijo Adam Park, un ingeniero de software de Amazon que estaba trabajando en el edificio contiguo al del incidente.

Los empleados recibieron una nota sobre los problemas de salud mental y servicios de asesoramiento, dijo Park. El evento fue un recordatorio de que Amazon es un lugar de alto estrés para trabajar, dijo. “[Doblegaron mi determinación de hacer bien mi trabajo para no terminar en una situación como esa”, dijo, refiriéndose a los planes de mejoras del rendimiento.

Un portavoz de Amazon se negó a comentar sobre el incidente.

El Bank of America cerró su call center en Rio Rancho, N.M., por una semana en noviembre, luego de que un empleado se pegó un tiro y se suicidó en una sala de descanso, dijo Lori Henkel, una ejecutiva de recursos humanos.

Los empleados habían evacuado el edificio durante un enfrentamiento con funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, que estaban tratando de evitar el suicidio, según un portavoz del Bank of America. Después, los trabajadores esperaron en el estacionamiento mientras el personal de seguridad guiaba a los gerentes a través del edificio para recuperar sus pertenencias personales, protegiéndolos de las consecuencias. Los ejecutivos del banco viajaron a Nuevo México y se reunieron con gerentes, trabajadores y consejeros en un hotel local.

Los empleados solicitaron que la empresa reutilizara el espacio donde ocurrió el incidente. “En este momento, es solo una habitación extra en el frente del centro de llamadas”, dijo Henkel, agregando que la compañía aún está decidiendo qué hacer con el espacio.

 

Según los expertos, los trabajos en los que las personas tienen acceso a un medio para terminar con su vida pueden aumentar el riesgo. El ayudante del alguacil Lott, Derek Fish, se disparó con su arma de servicio en un patrullero mientras estaba estacionado en una de las sedes regionales del departamento.

El Departamento del Sheriff del Condado de Richland inició este mes una capacitación para la prevención de los suicidios para los empleados. El departamento tiene un consejero en el personal y entrenamiento obligatorio para el síndrome de estrés postraumático.

El sheriff Lott, que ha sufrido cuatro suicidios de empleados desde que asumió su empleo hace unas dos décadas, dijo que siempre se siente fracasado. Esta vez, dijo, se aseguró de hablar sobre la tragedia públicamente. “Lo peor que puedes hacer es ignorarlo”, dijo.

Para escribirle a Rachel Feintzeig : rachel.feintzeig@wsj.com

Amazon…¿Buen Negocio Para la Sociedad?

New Republic

Amazon Está Prosperando Gracias a los Dólares de los Contribuyentes

Amazon está prosperando gracias a los dólares de los contribuyentes
El gigante de la tecnología ha recibido más de u$s 1,000 millones en exenciones impositivas. El gobierno también está financiándolo con cupones de alimentos para muchos de sus trabajadores.


Sobre trabajar en Amazon, BBC-Panorama: Amazon, La Verdad Detrás del Click

Los que trabajan en las mineras suecas están tranquilos!

De una nota de The New York Times:

“GARPENBERG, Suecia — Desde el interior de la sala de control incrustada en las rocas a casi un kilómetro de profundidad, Mika Persson puede ver los robots en marcha que supuestamente vienen a quitarle su trabajo en la mina de New Boliden.

No tiene ningún problema con eso.

El sistema de asistencia social de Suecia, famoso por su generosidad, hace que en este lugar no se preocupen por la automatización —o, es más, casi por ninguna cosa—.

Persson, de 35 años, se sienta frente a cuatro pantallas de computadora; una de ellas muestra el cargador que él maneja mientras levanta roca dinamitada que contiene plata, zinc y plomo. Si descendiera al pozo de la mina a operar el cargador de forma manual, inhalaría polvo y el humo de los escapes. En cambio, se reclina en una silla de oficina y controla la máquina con una palanca de mando.

Está consciente de que los robots evolucionan día con día. Boliden está probando vehículos autónomos para remplazar a los choferes de camiones. Sin embargo, Persson supone que siempre se necesitarán personas que mantengan las máquinas funcionando. Tiene fe en el modelo económico de Suecia y sus protecciones en contra del tormento del desempleo.”

The New York Times


Y en la Argentina tenemos casi la misma protección social que en Suecia así que podemos quedarnos tranquilos!

El “Modo Esponja” pero del otro lado: Las Máquinas en “Modo Esponja” chupando todos los datos de los trabajadores!

“¿Qué hacer para no marearse en la tormenta de información sobre los actuales avances exponenciales en ciencia y tecnología? ¿Qué estrategias conviene aplicar, a nivel personal, en un contexto de cambio acelerado y de incertidumbre extrema como el que vivimos? Con decenas de historias recientes y ejemplos prácticos, Sebastián Campanario y Andrei Vazhnov bucean en lo más interesante y relevante de la agenda de la innovación, la creatividad y el futuro “en tiempo real”, un futuro que ya comenzó y se despliega por capas. Este libro propone un recorrido en “modo esponja”, en actitud de curiosidad y aprendizaje permanentes, a través de ideas y tendencias que ya están modificando nuestra vida cotidiana y nuestra carrera laboral. Indispensable en esta era maravillosa, en la que la creatividad, la más humana de nuestras habilidades, seguirá haciendo la diferencia.”

Cúspide sobre el libro “Modo Esponja”


En “esta era maravillosa” la visión del futurista depende de donde está ahora,Cathy O´Neil clasifica 4 tipos de futuristas, los que ya tienen un presente maravilloso y entonces, ¿por qué deberían pensar que el futuro puede ser horrible? y los que ya viven en una distopía o perciben que vivimos en algo así y se preocupan por el futuro.

Otro Modo Esponja es el que sufren los trabajadores que están monitoreados y controlados todo el tiempo o que su relación de dependencia es con una plataforma impersonal que les impone cuánto van a ganar, si van a trabajar que son constántemente clasificados como Uber.

Una nota en NPR sobre los conductores de UPS, correo privado de EE.UU.:

Para Aumentar la Productividad, UPS Monitorea a Todos Los Movimientos de sus Conductores

La fuerza de trabajo estadounidense podría prestarle atención a todos esos camiones marrones llenos de cajas de cartón. UPS está usando la tecnología de maneras que pronto puedan ser comunes en toda la economía.

En su apariencia, los camiones de UPS tienen el mismo aspecto que tenían hace más de 20 años, cuando Bill Earle comenzó a conducir para la empresa en la zona rural de Pensilvania.

Pero debajo de la superficie, dice Earle, el trabajo ha cambiado mucho. El hecho de que firmes con tu nombre cuando el tipo de UPS te da un paquete solía hacerse en una hoja de papel. Ahora es una computadora que le dice a Earle todo lo que necesita saber.

La computadora no solo le da consejos. Recopila datos todo el día. La camioneta de Earle también está llena de sensores que registran al segundo cuando abre o cierra la puerta detrás de él, se abrocha el cinturón de seguridad y cuando enciende a la

La tecnología significa que no importa qué tipo de trabajo tengas, incluso si estás solo en un camión en una carretera vacía, tu empresa ahora puede medir todo lo que haces.

En el caso de Earle, esas mediciones entran en una pequeña caja negra en la parte trasera de su camión. Al final del día, los datos se envían a Paramus, New Jersey, donde las computadoras procesan los datos de los camiones de UPS en todo el país.

“Los datos son tan importantes como el paquete para nosotros”, dice Jack Levis, que está a cargo de los datos de UPS. Es su trabajo pensar en pequeñas cantidades de tiempo y grandes cantidades de dinero.

“Solo un minuto por conductor por día en el transcurso de un año suma hasta u$s 14.5 millones”, dice Levis.

Su equipo descubrió que abrir una puerta con una llave estaba reduciendo la velocidad de sus conductores. Así que a los conductores se les dio una llave con un botón que se conecta a un lazo en el cinturón.

El equipo descubrió cómo usar sensores en el camión para predecir cuándo se va a romper una pieza.

Y UPS resolvió un problema que Bill Earle y otros conductores solían tener: que al final del día, hubiera un paquete en la parte trasera del camión que debería haber sido entregado horas antes.

“Quieres ponerte a llorar porque tienes que regresar”, dice Earle.

Una computadora ahora descubre la mejor manera de cargar el camión por la mañana y la mejor manera de entregar paquetes todo el día.

Earle dice que un día típico para él solía ser de alrededor de 90 entregas, ahora son de alrededor de 120.

Cuando escuchas a la gente hablar sobre la tecnología que aumenta la productividad de los trabajadores, de esto es de lo que están hablando: el mismo tipo, el mismo camión, muchas entregas más.

A la larga, a medida que los trabajadores se han vuelto más productivos, su salario ha aumentado. Los conductores de UPS hoy en día ganan aproximadamente el doble de lo que ganaban a mediados de los 90 cuando sumaban a sus salarios, atención médica y pensiones, según el jefe de su sindicato.

Pero Earle dice que hay otro lado de conducir un camión lleno de sensores: “Sabes, se siente como un big brother”.

Toma, por ejemplo, tener que regresar. Por razones de seguridad, a UPS no le gusta cuando los controladores retroceden demasiado.

“Ellos saben exactamente cuántas veces estás retrocediendo”, dice Earle, “donde estás retrocediendo, y también saben la distancia y la velocidad a la que estás retrocediendo”.

Todos los días, dice Earle, la compañía les hace saber a los conductores si están retrocediendo demasiado.

“No puedes dejar que se sienta como un ataque contra su propio personal, la forma en que ha estado haciendo su trabajo”, dice Earle. “No puedes verlo de esa manera porque te sentirás tan frustrado que ni siquiera querrás hacerlo más”.

Jack Levis, el tipo de datos de UPS, dice que los datos son solo una nueva forma de descubrir cómo hacer las cosas mejor y más rápido. Y, dice, los conductores se benefician de eso junto con la compañía.

“Son los mejor pagos en el negocio, y es por eso que mi trabajo es mantenerlos productivos para que sigan siendo los mejor pagos de la industria”.

Aún así, las cuestiones sobre los datos que recopila la empresa se han convertido en parte del proceso de negociación entre el sindicato de conductores y la empresa. En virtud del contrato de conductores, la empresa no puede disciplinar a los conductores basándose únicamente en los datos, y no puede recopilar datos sin comunicárselos.

Este tipo de ida y vuelta, sobre qué tipo de datos pueden recopilar las empresas y qué pueden hacer con ellos, no se limita a UPS. Va a comenzar a aparecer en más y más trabajadores y en más y más empresas.

NPR