Apuntes para un manifiesto neo-ludita

The Anarchist Library

Chellis Glendinning
Es un apunte del año 1990!

La mayoría de los estudiantes de historia europea descartan a los luditas de la Inglaterra del siglo XIX como “imprudentes rompedores de máquinas” y “vándalos” dignos de mención solo por sus tácticas arriesgadas. Más allá de esta interpretación, encontramos a un movimiento social complejo, reflexivo y poco comprendido, cuyas raíces se encuentran en un choque entre dos cosmovisiones.

La cosmovisión que desafiaron los luditas del siglo XIX fue la del capitalismo laissez-faire con su creciente amalgama de poder, recursos y riquezas, racionalizada por su énfasis en el “progreso”.

La visión del mundo que ellos respaldaban era una más antigua, más descentralizada, que propugnaba la interconexión del trabajo, la comunidad y la familia a través de gremios artesanales, redes de pueblos y municipios. Vieron a las nuevas máquinas que los propietarios introdujeron en sus lugares de trabajo, hiladoras y  telares automáticos como amenazas no solo para sus trabajos, sino también para la calidad de sus vidas y la estructura de las comunidades que amaban. Al final, la destrucción de estas máquinas fue un último esfuerzo de un pueblo desesperado cuyo mundo estaba al borde de la destrucción.

Bombardeados por las tecnologías

La actual controversia sobre la tecnología recuerda a la del período ludita. A nosotros también nos bombardea una nueva generación de tecnologías: televisión bidireccional, fibra óptica, biotecnología, superconductividad, energía de fusión, armas espaciales, supercomputadoras. Nosotros también somos testigos de protestas contra la embestida. Un grupo de estudiantes de Berkeley se reunió en Sproul Plaza para patear y destrozar a televisores como un acto de “terapia para las víctimas de la tecnología”. Una empresaria de Los Ángeles subió a la Base Aérea Vandenberg y golpeó una computadora relacionada con armas con una palanca cortadores, martillo y taladro inalámbrico. Los aldeanos en la India se resisten a las excavadoras que talan sus bosques envolviendo sus cuerpos alrededor de los troncos de los árboles. Las personas que viven cerca del aeropuerto de Narita en Japón se sientan en la pista para evitar que los aviones despeguen y aterricen. Los alemanes del oeste trepan por las chimeneas de las fábricas para protestar contra las emisiones que están causando la lluvia ácida, que está matando a la Selva Negra.

Neoluditas desesperados

Tales actos se hacen eco de las preocupaciones y el compromiso de los luditas del siglo XIX. Los neo-luditas son ciudadanos del siglo 20 -activistas , trabajadores, vecinos, críticos sociales y académicos- que cuestionan la cosmovisión moderna predominante, que predica que la tecnología desenfrenada representa el progreso. Los neo-luditas tienen el coraje de contemplar la catástrofe total de nuestro siglo: las tecnologías creadas y diseminadas por las modernas sociedades occidentales están fuera de control y profanan la frágil estructura de la vida en la Tierra. Al igual que los primeros luditas, nosotros también somos personas desesperadas que buscamos proteger los medios de subsistencia, las comunidades y las familias que amamos, que están al borde de la destrucción.

¿Que es la tecnologia?

Así como los recientes movimientos sociales han desafiado la idea de que los modelos actuales de roles de género, organizaciones económicas y estructuras familiares son necesariamente “normales” o “naturales”, el movimiento neo-ludita ha llegado a reconocer que el progreso tecnológico y los tipos de tecnologías producidos en nuestra sociedad no son simplemente “como son las cosas”.

Como señaló el filósofo Lewis Mumford, la tecnología consiste en más que máquinas. Incluye las técnicas de operación y las organizaciones sociales que hacen que una máquina en particular sea viable. En esencia, una tecnología refleja una cosmovisión. Las formas particulares de tecnología (máquinas, técnicas y organizaciones sociales) generadas por una cosmovisión particular dependen de su percepción de la vida, la muerte, el potencial humano y la relación de los humanos entre sí y con la naturaleza.

En contraste con las cosmovisiones de la mayoría de las culturas en todo el mundo (especialmente las de los pueblos indígenas), la visión que está en la base de la sociedad tecnológica moderna alienta un enfoque mecanicista de la vida: al pensamiento racional, la eficiencia, el utilitarismo, el desapego científico, y la creencia de que el lugar humano en la naturaleza es uno de propiedad y supremacía. Los tipos de tecnologías que resultan incluyen plantas de energía nuclear, rayos láser y satélites. Esta cosmovisión ha creado y promovido el complejo militar-industrial-científico-mediático, las corporaciones multinacionales y la expansión urbana.

Detener la destrucción provocada por tales tecnologías requiere no solo la regulación o eliminación de elementos individuales como pesticidas o armas nucleares. Requiere nuevas formas de pensar acerca de la humanidad y nuevas formas de relacionarse con la vida. Requiere la creación de una nueva visión del mundo.

Principios del neo-ludismo

  1. Los neo-luditas no son anti-tecnología. La tecnología es intrínseca a la creatividad y a la cultura humanas. A lo que nos oponemos es a los tipos de tecnologías que son, en la raíz, destructivas de vidas y comunidades humanas. También rechazamos tecnologías que emanan de una cosmovisión que considera la racionalidad como la clave del potencial humano, la adquisición de materiales como la clave para la realización humana y el desarrollo tecnológico como la clave del progreso social.
  2. Todas las tecnologías son políticas. Como escribe el crítico social [Jerry Mander en Cuatro Buenas Razones Para Eliminar La Television, las tecnologías no son herramientas neutrales que puedan usarse para bien o para mal dependiendo de quién las use. Son entidades que se han estructurado conscientemente para reflejar y servir a intereses poderosos específicos en situaciones históricas específicas. Las tecnologías creadas por la sociedad tecnológica de masas son aquellas que sirven para la perpetuación de la sociedad tecnológica masiva. Tienden a estar estructuradas para la eficiencia a corto plazo, la facilidad de producción, distribución, comercialización y el potencial de ganancias, o para la guerra. Como resultado, tienden a crear sistemas sociales rígidos e instituciones que las personas no entienden y no pueden cambiar o controlar.

Como señala Mander, la televisión no solo brinda entretenimiento e información a los hogares de todo el mundo. Ofrece a las empresas un método infalible para expandir sus mercados y controlar el pensamiento social y político. (También rompe las comunicaciones familiares y reduce la experiencia de la vida de las personas al mediar en la realidad y reducir su capacidad de atención).

Del mismo modo, el dispositivo intrauterino Dalkon Shield no solo hizo el control de la natalidad más fácil para las mujeres. Creó enormes ganancias para los empresarios corporativos en un momento en que la más grande generación nacida en los Estados Unidos era mayor de edad y los anticonceptivos orales estaban perjudicándonos. (También dañó a cientos de miles de mujeres al causar abortos sépticos, enfermedad inflamatoria pélvica, útero roto, esterilidad y muerte).

Crítica de la Tecnología

    1. La visión personal de la tecnología es peligrosamente limitada. El mensaje “pero no podría vivir sin mi procesador de textos” niega las consecuencias más amplias del uso generalizado de computadoras (contaminación tóxica de los trabajadores en plantas electrónicas y la consolidación del poder corporativo a través del acceso exclusivo a nueva información en lass bases de datos) .

Como señala Mander, los productores y divulgadores de las tecnologías tienden a presentar sus creaciones en términos optimistas y utópicos. ¡Los pesticidas aumentarán los rendimientos para alimentar a un planeta hambriento! La energía nuclear será “demasiado barata como para medirla”. ¡La píldora liberará a las mujeres! Aprender a criticar la tecnología exige examinar a fondo su contexto sociológico, ramificaciones económicas y significados políticos. Implica preguntar no solo qué se gana, sino qué se pierde y quién lo pierde. Implica observar la introducción de tecnologías desde la perspectiva no solo del uso humano, sino también de su impacto en otros seres vivos, sistemas naturales y el medio ambiente.

Programa para el futuro

  1. Como un movimiento para hacer frente a las consecuencias de las tecnologías modernas y evitar una mayor destrucción de la vida, favorecemos el desmantelamiento de las siguientes tecnologías destructivas:
    • tecnologías nucleares, que causan enfermedades y muertes en todas las etapas del ciclo del combustible;
    • tecnologías químicas, que reprograman los procesos naturales mediante la creación de productos químicos sintéticos, a menudo venenosos, y dejan residuos tóxicos e indisponibles;
    • tecnologías de ingeniería genética, que crean mutágenos peligrosos que cuando se liberan en la biosfera nos amenazan con riesgos sin precedentes;
    • la televisión, que funciona como una fuerza de control mental centralizada, que disrompe la vida comunitaria y envenena al medio ambiente;
    • las tecnologías electromagnéticas – cuya radiación altera la dinámica eléctrica natural de los seres vivos, causando estrés y enfermedad; y
    • las tecnologías informáticas, que causan enfermedades y muertes en su fabricación y uso, mejoran el poder político centralizado y alejan a las personas de la experiencia directa de la vida.

    Tecnología por y para la gente

    2. Favorecemos la búsqueda de nuevas formas tecnológicas . Como aboga el científico político Langdon Winner en Autonomous Technology [Tecnología Autónoma] , favorecemos la creación de tecnologías por parte de las personas directamente involucradas en su uso, no por científicos, ingenieros y empresarios que obtienen ganancias financieras de la producción y distribución masiva de sus inventos y que saben poco sobre el contexto en el que se utilizan sus tecnologías.

    Favorecemos la creación de tecnologías de escala y de estructuras que las hagan comprensibles para las personas que las utilizan y se ven afectadas por ellas. Favorecemos la creación de tecnologías construidas con un alto grado de flexibilidad para que no impongan una huella rígida e irreversible en sus usuarios, y favorecemos la creación de tecnologías que fomenten la independencia de la adicción tecnológica y prometan libertad política, justicia económica y Balance ecológico.

    3. Favorecemos la creación de tecnologías en las que la política, la moral, la ecología y la técnica se fusionen para el beneficio de la vida en la Tierra:

    • las fuentes de energía basadas en la comunidad que utilizan tecnologías solares, eólicas y de agua, que son renovables y mejoran las relaciones con la comunidad y el respeto por la naturaleza;
    • tecnologías orgánicas y biológicas en agricultura, ingeniería, arquitectura, arte, medicina, transporte y defensa, que se derivan directamente de modelos y sistemas naturales;
    • tecnologías de resolución de conflictos, que enfatizan la cooperación, la comprensión y la continuidad de la relación; y
    • tecnologías sociales descentralizadas, que fomentan la participación, la responsabilidad y el empoderamiento.

    4. Favorecemos el desarrollo de una cosmovisión que mejore la vida en las sociedades tecnológicas occidentales. Esperamos inculcar una percepción de la vida, la muerte y el potencial humano en las sociedades tecnológicas que integrarán la necesidad humana de expresión creativa, experiencias espirituales y de comunidad con la capacidad de pensamiento racional y funcionalidad. Percibimos el rol humano no como el dominador de otras especies y la biología planetaria, sino como algo integrado en el mundo natural con aprecio por lo sagrado de la vida.

    Prevemos un futuro sostenible para la humanidad siempre y cuando las sociedades tecnológicas occidentales reestructuren sus proyecciones mecanicistas y fomenten la creación de máquinas, técnicas y organizaciones sociales que respeten tanto la dignidad humana como la totalidad de la naturaleza. Al avanzar hacia esa transición, somos conscientes: no tenemos nada que perder, excepto una forma de vida que conduce a la destrucción de toda la vida. Tenemos un mundo que ganar.

Anuncios

Saben lo que hacemos en Internet, lo que compramos, lo que comemos, las películas y series que vemos…Falta lo que hacemos en nuestras casas!

Presentación de Echo Look


Por Ronaldo Lemos
Moda será revolucionada por algoritmos
El nuevo asistente personal de Amazon dará una nota sobre como te estás vistiendo

Quien advirtió sobre el ema fue el escritor y periodista Kyle Chayka, que vive en Nueva York. Amazon está lista para lanzar un nuevo asistente personal doméstico llamado Echo Look.

La diferencia es que el aparato opera no sólo por voz (como hece el cada vez más popular Alexa) sino que también posee una cámera de alta definición capaz de “ver” lo que está sucediendo dentro de tu casa.

La primera función de este nuevo asistente digital tiene que ver con un área en que la visión es esencial: la moda. El nuevo asistente virtual es capaz de sacar fotos desde varios ángulos de tu look del día. A partir da ahí él dá opiniones y una nota sobre como estás vestiéndote.

Más que eso, sugiere otras combinaciones de ropas para mejorar tu visual. O, incluso, compara la forma como te estás vestiendo en aquel momento con otros looks que están de moda o que ya usaste en el pasado.

Y, claro, presenta nuevas piezas de ropa que podés comprar con un simple comando de voz para mejorar tu visual.

El producto está en fase de pre-lanzamiento y sólo tiene acceso a él hoy quien es invitado. Por la información que circula en internet (y por el relato de Chayka), ya se puede saber un poco del gusto de este nuevo “personal stylist” digital.

Aparentemente, un look totalmente negro obtiene notas mayores que ropas grises. Mangas dobladas también están mejor evaluadas que camisas con botones en el puño. Si tu opción son los jeans, cuanto más oscuro, mayor la nota.

Una sugerencia masculina polémica: camisas polo con cuellos levantados obtienen mejores notas que el cuello usado de forma convencional.

Para cada combinación, Echo Look atribuye una nota específica. En el caso de las ropas totalmente negras, Chayka obtuvo 73, contrastando con la puntuación de sólo 27 que recibió para sus ropas grises.

La llegada del Amazon Echo coloca en jaque a toda la cadena económica de formación del gusto: revistas de moda, blogueras, influenciadores, personalidades de Instagram, cool hunters, semanas de moda, estilistas, consultores de estilo y así siguiendo.

Todos se tornan esfuerzos meramente “artesanales” cuando son comparados con la cantidad avasalladora de datos que serán procesados y analizados por medio de la inteligencia artificial para que Echo Look determine lo que te queda mejor, de forma totalmente personalizada.

El impacto es todavía mayor considerando que la plataforma será simultaneamente consultora de moda y vendedora de moda.

Te gustó de una ropa que fue recomendada para mejorar tu look? Basta decir una palabra y ella estará en tu casa al día siguiente.

Este producto es sintomático. Muestra algo que el profesor Ben Koo, de la Universidad de Tsinghua, en Pequín, siempre afirma. Al principio, somos los que controlamos los algoritmos. Enseguida, son ellos los que pasan a controlarnos.

A Ben le gusta decir que los algoritmos están tornándose los nuevos demonios (“yaojing”), capaces de seducir e influenciar a nuestro comportamiento, como en el folklore chino.

Si la moda en si ya tiene un poder extraordinário de seducción, esperá cuando se torne, en breve, una extensión de los algoritmos.

Ronaldo Lemos


Ronaldo Lemos a veces exagera en esto de ser acrítico con la tecnología!.
En este caso hay algo del Complejo de Borg y un claro ejemplo de Capitalismo de Vigilancia.

O sea ¿dependeremos de Echo Look para saber si estamos bien vestidos o no?, ¿Es bueno tener un dispositivo que puede meterse tanto en nuestra intimidad como Alexa o Echo Look? ¿Por qué dejaremos que los algoritmos nos controlen?, Qué pasa si una empresa de ropa le paga una buena cantidad a Amazon para que le ayude a vender algún modelo, ¿las recomendaciones de Echo Look serán sinceras?.

Y así podemos hacernos muchísimas preguntas…No sé si la llegada de Echo Look pone en jaque a toda la industria de la moda, creo que sí nos pone en jaque a nosotros como seres autónomos, creo que podemos resistirnos a esta gran una intromisión de nuestra privacidad.

Cada vez quieren vigilarnos más, saben lo que compramos, lo que leemos, lo que vemos en la TV, lo que comemos, ahora, también, lo que hacemos en nuestras casas!.

Resistámonos a esto!

Ticketmaster probará la tecnología de reconocimiento facial en eventos en vivo

Venturebeat

Paul Sawers

Ticketmaster ha revelado en voz baja planes para utilizar tecnología de reconocimiento facial en eventos para facilitar la admisión a espectáculos en vivo y más.

El lanzamiento forma parte de una prueba que sigue a la inversión del gigante de los ingresos en Blink Identity, una empresa con sede en Austin, Texas, que participó en el programa acelerador de música TechStars a principios de este año.

Los planes de Ticketmaster fueron revelados como parte de las ganancias del primer trimestre de 2018 de la empresa matriz Live Nation Q1 2018 earnings:

Seguiremos invirtiendo en nuevas tecnologías para diferenciar aún más a Ticketmaster de los demás en el negocio de la venta de entradas. Es muy notable que hoy anunciemos nuestra asociación e inversión en Blink Identity, que cuenta con tecnología de reconocimiento facial de vanguardia, que permite asociar tu boleto digital con tu imagen, y luego simplemente ingresar al show

La plataforma de Blink Identity básicamente permite que en un evento se identifique a las personas que usan su biometría facial sin que tengan que detenerse y pararse frente a un lente. Este es un cambio potencial que lo eleva por encima de muchas de las tecnologías de reconocimiento facial centradas en el consumidor que existen en la actualidad. Blink Identity afirma que puede capturar a las personas que pasan caminando a toda velocidad y puede manejar a más de 60 personas por minuto. Para un lugar que puede albergar a decenas de miles de personas, tal eficiencia es clave.

Más que eso, Blink Identity cita varios casos de uso potencial para su tecnología cuando el artista se encuentra dentro del evento. Se pueden comprar mercaderías y bebidas, por ejemplo, suponiendo que el usuario tenga una tarjeta de pago válida adjunta a su perfil de Ticketmaster. El reconocimiento facial también podría usarse para regular el acceso a las zonas VIP.

Sin embargo, Ticketmaster no ha especificado específicamente cómo usará la tecnología: el lanzamiento inicial comenzará pronto en “edificios corporativos y varios lugares de Live Nation”, según un comunicado emitido por VentureBeat. La compañía luego examinará “cómo la tecnología podría ser beneficiosa para los fanáticos, artistas y eventos por igual”.

La compañía sugirió varias otras maneras en que puede usar la tecnología, incluso para ofrecer ofertas más personalizadas y anexos de productos mientras los asistentes se desplazan por el lugar. También permitiría el “desarrollo de relaciones más profundas con los clientes” entre fanáticos, artistas, lugares y equipos. Además, Ticketmaster promociona la tecnología como un refuerzo de la seguridad y la protección, ya que permite a los lugares saber exactamente quién está presente, aunque presumiblemente un boleto electrónico vinculado al dispositivo móvil de un individuo ofrecería un beneficio similar.

La compañía sugirió varias otras maneras en que se puede usar la tecnología, incluso para ofrecer ofertas más personalizadas y anexos de productos mientras los asistentes se desplazan por el lugar. También permitiría el “desarrollo de relaciones más profundas con los clientes” entre fanáticos, artistas, eventos y equipos. Además, Ticketmaster promociona la tecnología como un refuerzo de la seguridad y la protección, ya que permite que en los eventos se sepa exactamente quién está presente, aunque presumiblemente un boleto electrónico vinculado al dispositivo móvil de un individuo ofrecería un beneficio similar.

Presence

La inteligencia del reconocimiento facial se integrará con Ticketmaster Presence, la plataforma de boletos electrónicos de la compañía presentada el año pasado que está impulsando el reemplazo de boletos impresos con pases digitales y otras formas de claves de acceso basadas en la proximidad. De hecho, el año pasado informamos que Ticketmaster estaba probando un sistema que admite usuarios basado en datos de audio transmitidos desde sus teléfonos.

Sin embargo, el reconocimiento facial lleva las cosas un paso más allá, reduciendo la fricción para los fanáticos que se apiñan para ver a sus artistas favoritos.

El debate sobre la privacidad

Sin embargo, no hay que ignorar al elefante en la habitación. Este tipo de tecnología será vista por muchos como una forma de construir una base de datos biométrica masiva de millones de personas, una que se pueda usarse para rastrear, realizar ventas cruzadas y más. Además, a medida que la tecnología de reconocimiento facial se generaliza, tales sistemas plantean dudas sobre si los individuos no solo pueden ser rastreados en su camino hacia y desde eventos, sino por toda una ciudad.

Facebook ya enfrenta presión por su tecnología de reconocimiento facial. Ahora la compañía está tratando de lograr que los usuarios europeos respalden su plataforma de reconocimiento facial con el argumento de la seguridad y la protección de la identidad de los usuarios, que no sean suplantados. En los EE. UU., a href=”https://venturebeat.com/2018/04/17/facebook-must-face-class-action-lawsuit-over-use-of-facial-recognition-tech-on-photos/”>Facebook enfrenta demandas por abusos históricos de privacidad en torno al reconocimiento facial.

Cuando la tecnología de Ticketmaster llegue al mercado, presumiblemente será de aceptación voluntaria, pero ciertamente insinúa el futuro al que nos dirigimos. La tecnología de reconocimiento facial está ganando fuerza, China liderando el camino a través de innumerables casos de uso, desde la búsqueda de delincuentes hasta el reemplazo de tarjetas de identificación en los campus de la empresa y la universidad. Con Apple, Facebook, Google y Amazon todos aceptando el reconocimiento facial, está bastante claro que este tipo de tecnología solo se volverá más común.

El método de Cambridge Analytica “a la Argentina”…

Segmento del programa del Canal de la Ciudad : Hoy Nos Toca A La Noche, todo el programa acá


Cuando escuché lo que decía sobre poder comunicarse bien y decirle a cada segmento lo que quiere escuchar es inevitable pensar en el método de Cambridge Analytica…

El método de Cambridge Analytica era segmentar al público, detectar primero a quien podría pensar en votarlos,  si percibían que nunca ibas a votar a Macr, por ejemplo, ni se gastaban en propaganda. Luego de ver si alguien podría llegar a ser un votante mandarle una propaganda con algo que pudiera gustarle a la persona!.


Ante calquier decisión tecnológica preguntarse si esa tecnología es democrática o autoritaria

La cuenta de twitter de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA anuncia:



Una pregunta en voz alta:



La respuesta:



La decisión fue desde Comunicación…¿Y una facultad que forma a científicos no debería preguntarse qué implica usar una cuenta en Instagram?

Instagram fue comprada por Facebook, esta plataforma hizo experimentos con las imágenes para entrentar a programas de Inteligencia Artificial:

Instagram es el arma secreta de Facebook en la carrera por desarrollar modelos más sofisticados de aprendizaje automático de inteligencia artificial. Y es que la empresa de Menlo Park se vale de las miles de millones de imágenes de la plataforma de fotografías para entrenar a su tecnología, informa el sitio “TechCrunch”.

Durante el segundo día de la conferencia para desarrolladores F8, Facebook detalló una investigación de cómo las miles de millones de fotos públicas de Instagram que han sido anotadas por los usuarios con etiquetas fueron utilizados como datos para entrenar a sus modelos de reconocimiento de imágenes.”

El dato

Las implicancias de privacidad en esta investigación son un tema aparte. Si bien Facebook solo utilizó imágenes públicas, pero ¿los usuarios eran conscientes que su información era utilizada para este fin?

El Comercio


Comunicación de Exactas decide hacer una cuenta de la Facultad en Instagram…¿Sabrán que al hacerlo le permiten a Facebook hacer experimentos con sus imágenes?

¿La comunidad de Exactas evalúa si una tecnología es democrática o autoritaria?

 

En los trabajos del futuro habrá poca privacidad

La inteligencia artificial [IA] hará que los lugares de trabajo sean más eficientes, más seguros y mucho más espeluznantes

Sube por conjunto de escaleras empinadas al lado de un restaurante chino vegano en Palo Alto en Silicon Valley, y verás el futuro del trabajo, o al menos una versión del mismo. Esta es la oficina local de Humanyze, una firma que brinda “análisis de personas”. Cuenta a varias compañías de Fortune 500 entre sus clientes (aunque no dirá quienes son). Sus empleados se mueven en una oficina llena de luz solar y computadoras, además de balizas que rastrean su ubicación e interacciones. Todos llevan una tarjeta de identificación del tamaño de una tarjeta de crédito y el espesor de una caja de fósforos. Contiene un micrófono que detecta si están hablando entre sí; Sensores Bluetooth e infrarrojos para monitorear dónde están; y un acelerómetro para registrar cuando se mueven.

“Cada aspecto de los negocios se está volviendo cada vez más impulsado por los datos. No hay ninguna razón para que en el lado humano de las empresas no sea lo mismo “, dice Ben Waber, el jefe de Humanyze. El personal de la empresa recibe el mismo trato que sus clientes. Los datos de las credenciales de sus empleados se integran con información de sus correos electrónicos y calendarios para formar una imagen completa de cómo pasan su tiempo en el trabajo. Los clientes solo pueden ver las estadísticas a nivel de equipo, pero los empleados de Humanyze pueden ver sus propios datos, que incluyen métricas como el tiempo pasado con personas del mismo sexo, los niveles de actividad y la relación entre tiempo de conversación´versus el de atención.

Podemos ver a través de ti

Tales ideas pueden informar la estrategia corporativa. Por ejemplo, según el Sr. Waber, las empresas pueden ver que un equipo de gestión se comunica solo con un par de departamentos y descuida a otros; que ciertas partes de un edificio están infrautilizadas, por lo que el espacio debe rediseñarse; que los equipos reciben los incentivos incorrectos; o que las iniciativas de diversidad no están funcionando.

Hitachi, un conglomerado japonés, vende un producto similar, que alegremente ha calificado como “contador de la felicidad”. El bienestar de los empleados es un desafío particularmente en Japón, que tiene una palabra especial, karoshi , para la muerte por exceso de trabajo. Los algoritmos de Hitachi deducen niveles del estado de ánimo a partir del movimiento físico e identifican problemas en la empresa que podrían no haberse notado antes, dice Kazuo Yano, científico jefe de Hitachi. Por ejemplo, un cliente de la fábrica descubrió que cuando los empleados jóvenes pasaban más de una hora en una reunión, los equipos enteros desarrollaban una baja moral.

Los empleadores ya tienen grandes cantidades de datos sobre sus trabajadores. “Esta empresa sabe mucho más sobre mí que mi familia”, dice Leighanne Levensaler de Workday, una firma de software que predice, entre otras cosas, qué empleados probablemente se irán. Gracias a internet, teléfonos inteligentes y la nube, los empleadores ya pueden verificar quién está mirando un documento, cuándo están trabajando los empleados y si podrían estar robando archivos y contactos de la empresa. La IA irá más lejos, generará inquietudes sobre el espionaje orwelliano por parte de los empleadores sobre sus trabajadores. En enero, Amazon se garantizó un par de patentes para pulseras que monitorean la ubicación exacta de los trabajadores del almacén y rastrean los movimientos de sus manos en tiempo real. La tecnología permitirá a la empresa medir la productividad y precisión de sus empleados. JD.com, la firma china de comercio electrónico, está comenzando a experimentar con el seguimiento de qué equipos y gerentes son los más eficientes, y el uso de algoritmos para predecir si entre los trabajadores existen roces.

La integración de la IA en el lugar de trabajo ofrecerá algunos beneficios a los trabajadores e incluso podría salvar vidas. Las empresas con un entorno de trabajo de alto riesgo están comenzando a utilizar la visión artificial para verificar si los empleados usan el equipo de seguridad adecuado, como gafas y guantes, antes de darles acceso a un área peligrosa. La visión por computadora también puede ayudar a analizar videos en vivo desde cámaras que monitorean plantas de fábricas y entornos de trabajo para detectar cuando algo anda mal. Sistemas como estos se volverán tan “comunes” como las cámaras de vigilancia en las tiendas “, dice Alastair Harvey, de Cortexica, una firma que se especializa en construirlos.

Los empleados también podrán rastrear sus propios movimientos. Microsoft, el gigante del software, ya ofrece un programa llamado MyAnalytics que reúne datos de correos electrónicos, calendarios y demás para mostrarles a los empleados cómo pasan su tiempo, con qué frecuencia están en contacto con sus contactos clave y si realizan demasiadas tareas múltiples. También integra los datos y se los ofrece a los gerentes de los departamentos para que puedan ver cómo les está yendo a sus equipos. “No tiene ese elemento de ‘gran hermano’. Está diseñado para ser más productivo “, insiste Steve Clayton de Microsoft. La idea es que los datos de los individuos no se entreguen a los gerentes, aunque no está claro si los trabajadores se creen eso. Como parte de una inversión más amplia en inteligencia artificial, Microsoft también está empezando a utilizar la tecnología para traducir la sesión mensual de preguntas y respuestas del jefe de la empresa, Satya Nadella, para sus trabajadores en todo el mundo y analizar las reacciones de los empleados.

No se necesita mucha imaginación para ver que algunas empresas, y mucho menos los gobiernos, puedan llevar esta información demasiado lejos. Veriato, una firma estadounidense, que produce software que registra todo lo que sucede en la computadora de un empleado. Puede buscar señales que pueden indicar una productividad deficiente y actividad maliciosa (como el robo de registros de la compañía) y escanea correos electrónicos para comprender cómo cambia el sentimiento a lo largo del tiempo. A medida que los reconoceros de voz y de palabras se vuelven más comunes en el trabajo, se pueden usar para recopilar cada vez más datos.

Esto es particularmente preocupante en los estados autoritarios. En China, un número creciente de empresas, e incluso algunas ciudades, usan cámaras para identificar a los empleados con el fin de darles acceso a los edificios. Más preocupante es que el gobierno está planeando recopilar un puntaje de “crédito social” para todos sus ciudadanos, agrupando datos online sobre ellos para predecir su comportamiento futuro.

Todo esto puede requerir un nuevo tipo de acuerdos entre empleadores y empleados. La mayoría de los contratos de empleo en los Estados Unidos le dan a los empleadores el derecho general de supervisar a los empleados y recopilar datos sobre ellos, pero pocos trabajadores lo saben. El Sr. Waber de Humanyze cree que estos datos deberían tener una mejor protección legal, especialmente en Estados Unidos (Europa tiene leyes de privacidad más estrictas).

A medida que más empresas confíen en firmas externas para recopilar y analizar la información de sus empleados, las preocupaciones sobre la privacidad aumentarán, y los empleados pueden sentirse violados si no creen que han dado su consentimiento para compartir sus datos. Laszlo Bock, quien solía dirigir el departamento de recursos humanos de Google y ahora encabeza una startup enfocada en el trabajo, reconoce que “s va a aplicar mal antes de que se desarrolle en el buen sentido”.
Este artículo apareció en la sección Informe especial de la edición impresa bajo el título “Sonríe, estás siendo filmado”

The Economist


Esta nota apareció en The Economist  ¿Cómo podemos hacer para zafar de este terrible futuro?