Sacame la Rama Negra!

Algunas de las propagandas habituales de los programas de radio dedicados al campo


Si no lo pueden escuchar o quieren descargar el archivo de audio: Visiten esta página


“Sospechan que la Rama Negra se está volviendo resistente a inhibidores de ALS

Las sulfonilureas, imidazolinonas, y triazolopirimidinas ya no tendrían nada que hacer contra la Rama Negra, pues hay fuertes rumores que en Entre Ríos (vendría de Uruguay) ya apareció la resistencia. La preocupación de los productores por la resistencia múltiple de las malezas no es ninguna novedad, pero sí lo es que aparezcan nuevos biotipos resistentes a diferentes herbicidas.

Las sulfonilureas, imidazolinonas, y triazolopirimidinas ya no tendrían nada que hacer contra la Rama Negra, pues hay fuertes rumores que en Entre Ríos (vendría de Uruguay) ya apareció la resistencia.

La preocupación de los productores por la resistencia múltiple de las malezas no es ninguna novedad, pero sí lo es que aparezcan nuevos biotipos resistentes a diferentes herbicidas.

En el caso de la Rama Negra (Conyza Bonariensis) se sospecha que en Entre Ríos ya hay casos de tolerancia a los inhibidores de ALS (sulfonilureas, imidazolinonas, y triazolopirimidinas).

El Ingeniero Sebastián Dedominici, Jefe Comercial de Agroquímicos y Fertilizantes de la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), habló con Infocampo durante la Jornada a Campo Abierto que la cooperativa realizó en Henderson, y confirmó el temor.

“La sospecha viene viajando desde Uruguay, y ya habría casos en Entre Ríos de resistencia de la Rama Negra a las ALS, pero hay que aclarar que aún no está declarado ni confirmado por el REM”, explicó el especialista.

Cabe destacar que a mitad del 2015 se había confirmado la resistencia de dos biotipos de Rama Negra al glifosato.

Según Dedominici: “Hay que ser paciente y esperar a que el REM lo coloque en el rojo del semáforo, para poder alertar a los productores”.

Más y más biotipos resistentes

El ingeniero de ACA comentó además que “hay 28 biotipos de diferentes especies que mutan continuamente, y que tienen resistencias a varios mecanismos de acción”.

“Hay cerca de 6 o 7 mecanismos de acción con herbicidas cotidianamente utilizados en la Argentina, y ya hay malezas que tienen resistencia a cuatro de esos mecanismos (glicinas, als graminicidas, y los hormonales)”, continuó Sebastián.

En relación a por qué sucede esto, Dedominici dijo que “la no rotación de cultivos es clave, porque el monocultivo genera exceso de aplicaciones de un solo mecanismo de acción. Luego la maleza se selecciona y comienzan las tolerancias y las resistencias”.

Es por esa razón dio tres pautas para evitar fuertes pérdidas por la aparición de malezas.

“Es esencial rotas los cultivos, realizar un monitoreo continuo para poder identificar las malezas en estadíos tempranos, y variar los mecanismos de acción con agroquímicos para no utilizar siempre el mismo”, finalizó.”

Rural Rosario


Un modelo destinado al fracaso..

Automatizate esta! Resistencia Delivery en la Gig Economy

Tengo que darle una buena revisada, si alguien más quiere hacerlo abajo tiene el original en inglés.
La idea es mostrar las luchas que se están dando en la llamada Economía Gig la economía del trabajo totalmente precarizado a través de plataformas como Uber
Si quieren ayudar con la corrección/revisión/traducción, mi email es:
Eduardo_g(Arroba)riseup.net


Fuente: Metamute

Por Jamie Woodcock , 10 de marzo de 2017

La automatización de los lugares de trabajo y la tecnología han inclinado el equilibrio de poder en gran medida a favor del capital, pero, como explica Jamie Woodcock, los trabajadores están discutiendo esta situación,  desmontándola y llevando la voz cantante.

En mi nuevo libro Working the Phones 1 , trabajé en un call center para tratar de comprender el proceso de trabajo, las técnicas de gestión y las nuevas formas de resistencia y organización. Este artículo conecta el desarrollo de nuevos métodos de gestión de la vigilancia y el control, a menudo vinculados con la automatización, desde el call center a la nueva “economía gig”. El reciente ascenso de Uber y las nuevas empresas tipo “Uber para X” como Deliveroo, representan un nuevo cambio en las relaciones laborales, inclinando el equilibrio de poder en gran medida a favor del capital. Esto depende de la contratación de mano de obra subcontratada, un truco legalista, respaldado por nuevos métodos tecnológicos de vigilancia y control. Los call centers han proporcionado un sitio importante para entender estos cambios, ya que estaban a la vanguardia de la externalización y el desarrollo de estas tecnologías. Lo que sigue es un argumento que une al call center con la nueva “economía gig”, a través de una comprensión de la automatización y la tecnología, al tiempo que presenta algunos hallazgos iniciales de un nuevo proyecto con los trabajadores de Deliveroo.

Automatización

La automatización se ha convertido en un tema de discusión particularmente de moda, tanto en la izquierda como en general. La automatización tiene el potencial de transformar al trabajo en una escala que no se ve desde la revolución industrial, creando vastas franjas de desempleo, visto por ejemplo en la afirmación de que poco menos de la mitad de todos los empleos corren el riesgo de ser automatizados.2  Nick Srnicek y Alex Williams han planteado la importancia de cuestionar cómo ocurre la automatización, argumentando que un ingreso básico universal es una respuesta.3 La clave para entender la automatización es que no es un proceso neutral: puede servir a los intereses de los poderosos, o permitir que los trabajadores libres pasen su tiempo en otras cosas. Al igual que la aplicación de la tecnología en general, es un proceso impugnado. Por ejemplo, la automatización implicó en primer lugar aumentar el trabajo de varias maneras. Ha estado alterando las tareas llevadas a cabo laboralmente durante un tiempo muy largo, pero la mayoría de las veces está muy lejos del futuro de ciencia ficción de robots sensibles e interacciones sin fricciones que promete.

Los call centers se han desarrollado con el tiempo con la creciente aplicación de la tecnología al proceso laboral. Al principio, los trabajadores presionaban manualmente los números de una hojas de papel, pero con el tiempo estos ambientes se han transformado en lugares de trabajo profundamente moldeados por la integración de ordenadores y teléfonos. La marcación automática provocó que los trabajadores hicieran muchas más llamadas, reduciendo al mínimo el tiempo entre llamadas. Las secuencias de comandos de las conversaciones telefónicas eliminaron parte del trabajo mental involucrado en la conversación telefónica, racionalizándolo y regularizándolo. Esto aumentó considerablemente la productividad de los trabajadores de los call centers, aumentada a través de la aceleración tecnológica. Esto tuvo éxito en los call centers porque la integración de teléfonos y computadoras hace que el trabajo sea particularmente susceptible a esto .4 Los call centers también surgieron en un momento de desregulación, generalmente en el sector financiero del Reino Unido, lo que condujo a un rápido crecimiento de las operaciones de venta. .5

La siguiente etapa de la automatización trajo la posibilidad no sólo de aumentar la forma en que se lleva a cabo el trabajo, sino de desplazar en algunos sectores por completo a las personas del proceso. Esto plantea, como resultado, la posibilidad de un desempleo masivo. Pero la historia de la tecnología en el lugar de trabajo ha estado marcada por la introducción impugnada de nuevos métodos de vigilancia y control de la gestión, que implican una pelea sobre cómo se lleva a cabo el trabajo y en qué condiciones. Este próximo cambio implica una mayor capacidad tecnológica de automatización. Marx hace una distinción importante entre la “herramienta” y la “máquina” que es útil considerar aquí. La máquina era «un mecanismo que, después de ser puesto en movimiento, realiza con sus herramientas la misma operación que el trabajador hizo anteriormente con herramientas similares». 6 Esta replicación del trabajo a menudo lleva consigo errores y equivocaciones, sobre todo porque el mundo real es mucho más contradictorio y desordenado de lo que permite la planificación. Por ejemplo, las líneas de ensamblaje robóticas tienden a necesitar a los trabajadores para corregir, a mano, la desalineación y las cosas que caen fuera de lugar. Esta nueva ola de automatización estará dirigida por un nuevo tipo de automatización: en lugar de simplemente automatizar las tareas sobre la base de recrear las acciones anteriores del trabajador, es la automatización asistida por la inteligencia artificial que puede autocorregirse y aprender de varias maneras.

El riesgo es considerar la automatización en términos muy generales, pensando en ella como un punto de ruptura que desencadenará un cambio de época en la existencia humana, un trampolín para la “singularidad” de Ray Kurzweil 7 . Sin embargo, como Michael Burawoy ha argumentado, “en realidad, la maquinaria abarca una serie de posibilidades, muchas de las cuales son sistemáticamente frustradas, más que desarrolladas, por el capital”. 8 El progreso tecnológico no es lineal, pero sus posibilidades están profundamente moldeadas por el capital. En el lugar de trabajo específicamente, Harry Braverman ha argumentado que la tecnología estaba ligada con eficiencia y control, ya que “la maquinaria ofrece a la gerencia la oportunidad de hacer por medios totalmente mecánicos lo que previamente había intentado hacer por medios organizativos y disciplinarios”’ 9 . Este método de control es uno de los que ha tenido gran éxito en los call centers, creando condiciones de trabajo post-industrial que se han convertido en el sueño de Daniel Bell, pero la pesadilla de Harry Braverman. 10

Capitalismo de Plataformas y la Economía Gig

El call center puede ser entendido como una forma arquetípica del trabajo contemporáneo, que viene a simbolizar los cambios desde las fábricas al trabajo en los servicios. Los trabajadores son a menudo subcontratados, y generalmente empleados en condiciones precarias, con un trabajo que es estresante, difícil y emocionalmente agotador. En ausencia de un sindicalismo fuerte o de organizaciones de trabajo, la dirección ha tenido un reinado relativamente libre para diseñar e implementar métodos despóticos creando, de hecho, un “panóptico electrónico”. Los altos niveles de vigilancia se han convertido en sinónimo de este tipo de trabajo, junto con el uso omnipresente de métricas [medidas] y los intentos perversos de gamificación. El centro de llamadas proporciona un poderoso modelo para que los administradores reduzcan los costos y exploten a los trabajadores, con su inspiración cada vez más presente en otros tipos de trabajo. El desarrollo de estos métodos tecnológicos de vigilancia y control han aportado valiosos conocimientos sobre cómo gestionar la transformación del trabajo tras la crisis financiera de 2008, en lo que Paul Mason ha descrito como una recuperación sin empleo. 12  El crecimiento de la “economía gig” ha sido impulsada por la “economía de la plataforma delgada”, creciendo dentro de un contexto que “en última instancia aparece como una salida para el capital excedente en una era de tasas de interés ultra bajas y oportunidades de inversión de Vanguardia destinadas a revivir al capitalismo “. 13

Estas plataformas pretenden reunir a personas que necesitan un servicio con personas preparadas para proporcionarlo: viajes en taxi en el caso de Uber, para Deliveroo es la entrega de alimentos. Los trabajadores de Deliveroo y Uber están actualmente clasificados erróneamente como contratistas independientes, a pesar de tener que pagar un depósito por un uniforme que se espera que usen, y que las relaciones laborales sean muy similares a las de un trabajador, pero despojada de la mayoría de las responsabilidades del empleador. Por lo tanto, es una elección deliberada en este artículo utilizar el término “trabajador”, en contraposición a la construcción jurídica de forma larga que actualmente apoya el modelo de negocio de estas plataformas. 14 Este proceso de subcontratación contractual de los trabajadores ha sido descrito como “trabajo digital en caja negra”. 15 Esto capta cómo las organizaciones tratan de oscurecer el trabajo que es clave para sus modelos de negocio, reduciendo los pasivos de la empresa y haciéndola parecer una oportunidad de inversión más atractiva. Por lo tanto, es una tarea importante revelar las condiciones de este tipo de trabajo, junto con desafiar su categorización falsa.

En Deliveroo, el panóptico electrónico del call center se está adaptando a un contexto geográficamente disperso que es mediado online. Esto da lugar a que los trabajadores asuman e internalicen las presiones de la dirección, a menudo respaldadas por el castigo directo o la precariedad de contratos inseguros. En los call centers esto ha dado como resultado altos índices de rotación y una experiencia de trabajo casi universalmente vilipendiada, tanto por los trabajadores como por las personas que están siendo llamadas. Para los trabajadores en la economía gig, si conducen de Uber o dejan de hacer delivery para Deliveroo, esta presión se manifiesta a través de una aplicación online. Los trabajadores son supervisados en gran detalle, anotando las horas exactas y las rutas tomadas, mientras los clientes proporcionan sus propias calificaciones. Pero a diferencia del call center, el contacto entre un trabajador de Deliveroo y la dirección es extremadamente limitada. La externalización contractual no sólo establece condiciones precarias de empleo, sino que también opera en un entorno en el que los trabajadores sólo pueden tener contacto físico con la empresa cuando se inscriben – y este es contacto con otros trabajadores precarios asignados en los centros de contratación – o con el call center de los trabajadores cuando algo va mal. En lugar de la supervisión física y la gestión que se encuentra en el régimen de la fábrica, o el supervisor aumentado del call center, la gestión es por el panoptico del algoritmo 11 . En las entrevistas que he realizado hasta ahora, los trabajadores de Deliveroo han detallado cómo ‘no hay una persona que les dice qué hacer, es el algoritmo’ y que ‘el algoritmo es el jefe. Trabajan en el algoritmo, trabajamos en el algoritmo, simplemente interpretan los números con los que salimos 16 . La función de gestión viene principalmente en forma de correos electrónicos que evalúan el rendimiento. Aunque éstos no le dicen a los trabajadores los objetivos reales, sólo si los están cumpliendo o no. Esto introduce la demanda de auto-regulación que se encuentra en el panóptico, inculcando la sensación de ser constantemente rastreados y observados, a pesar de la falta de un jefe físico o supervisor.

En lugar de eliminar la posibilidad de resistencia, esta nueva encarnación del panóptico crea una doble precariedad en la plataforma Deliveroo. La falta de derechos laborales y la naturaleza peligrosa del trabajo hacen que los trabajadores se queden con poca protección. Como explicó un entrevistado:

Soy joven, no tengo familia para cuidar, no es tan malo para mí a corto plazo. Pero a largo plazo tienes miedo, tienes miedo. Si quiero salir de vacaciones necesito guardar el dinero, si choco o rompo mi pierna no puedo trabajar. Si no puedo trabajar no puedo pagar el alquiler, no puedo salir de vacaciones por lo que es un proceso bastante difícil.17

Estas condiciones que crean claras dificultades estructurales para la organización, también enmascaran una precariedad de la propia plataforma. La función de gestión que se encuentra en otros lugares de trabajo también está en su mayoría subcontratada en este modelo de plataforma, lo que significa que la organización tiene relativamente pocas herramientas a su disposición para hacerle frente a la resistencia organizada.18

Cómo Resisten los trabajadores en la Economía Gig

Mi interés por la “economía gig” comenzó desde un punto de partida similar al del proyecto con los call centers: se trata de una forma de trabajo nueva y en rápido crecimiento, que presenta agravios claros pero sin señales de organización tradicional en el lugar de trabajo. Al igual que en los call centers, la posibilidad de que los trabajadores en la ‘economía gig’ se organicen se ha anulado demasiado rápido. El estribillo era que los conductores de Uber no tenían ningún lugar de trabajo físico, ninguna manera de reunirse, así que no podían formar las redes necesarias para organizarse. Tal vez sea más exacto decir que estas dudas fueron sostenidas por personas que pensaban que no podían llegar a los conductores Uber para organizarlos, una defensa desde la perspectiva de los sindicatos existentes sobre por qué no podían justificar los recursos para la campaña. En su lugar, lo que muestra Deliveroo es que a menudo estas plataformas requieren que los trabajadores se junten en varios puntos – puntos de encuentro – para que los trabajadores estén en una posición privilegiada para iniciar una entrega. Incluso sin esto, los conductores de Deliveroo se reúnen en varios puntos de la ciudad, desde restaurantes populares hasta cruces ocupados, teniendo una vista omnipresente de Londres. Uber reconoció que era fácil encontrar a los conductores de Deliveroo, con varios informes de pedidos de Deliveroo a la oficina central de Uber, donde los encargados intentaron reclutar conductores para el servicio rival. Estos trabajadores no están completamente fracturados a través de plataformas digitales, pero permanecen incrustados en las calles y caminos, partes muy reales de la ciudad. También hay que señalar que los conductores de Uber también tienen que presentar documentos, y las oficinas donde esto sucede proporcionan un importante punto de contacto potencial, a pesar de que un conductor Uber haga sólo un corto trayecto en coche, y una solicitud en una aplicación, lejos Londres.

A diferencia del proyecto del call center, donde trabajé encubierto durante seis meses, he estado involucrado en una etnografía activista con trabajadores de Deliveroo desde el año pasado. Esto ha significado participar en alguna campaña antes de la huelga, junto con la mayor actividad que siguió a la acción en sí. Como he detallado en otra parte, 19  la autoorganización de los trabajadores de Deliveroo, junto con el apoyo de la rama de los mensajeros de la IWGB, ha sido enormemente inspiradora. La huelga de seis días fue una respuesta espontánea al intento unilateral de Deliveroo de eliminar la tarifa horaria de la remuneración y reemplazarla por sólo pagos por entregas. Esta acción se organizó principalmente vía WhatsApp, basándose en redes preexistentes, algunas de las cuales se formaron en los puntos de reunión asignados en cada área por Deliveroo. Lo que siguió fue una campaña animada que fue ampliamente difundida en las redes sociales.

En la huelga de UberEATS, que siguió poco después de la huelga de Deliveroo del año pasado, se intentó un enfoque similar. Había una oferta especial para el servicio de Uber que significaba que la primera orden recibia un descuento de £ 5. Los trabajadores en huelga, junto con algunos de Deliveroo, se dieron cuenta de que podían aprovechar esta oferta. Comenzaron a hacer pedidos por menos de 5 libras de comida, consiguiendo tanto una comida gratis y a otro conductor que podría ser convencido de unirse a la huelga. Aquellos que estaban en huelga se agolparon alrededor del conductor, animando y cantando por el ‘cierre de sesión’ – el equivalente a ‘ahorro de la economía gig’ de herramientas de desguace – en una línea de piquete espontánea. Uber, que era muy consciente de la acción que estaba teniendo lugar, encontró una solución para detener las órdenes de la manifestación, evitando que otros conductores se unieran ese día. Como uno de los conductores que entrevisté sobre esto lo explicó, así como el entretenimiento de los huelguistas salieron de la acción, también mostraron que podían “ocupar el sistema de una manera … si es una huelga imprevista … es como una sentada .20 . A esto siguió la discusión de cómo las plataformas podrían ser utilizadas contra sí mismas, similar al uso de “ataques de llamadas” en los call centers de entrada en Turquía, donde los activistas organizan llamadas telefónicas a los centros de llamadas para difundir información e intentar organizarlos.21

La campaña en Deliveroo continúa construyéndose, con el IWGB que lucha ahora para el reconocimiento del sindicato. Esto significaría, si tienen éxito, un cambio enorme en las condiciones de los trabajadores de Deliveroo, ya que, si se revierte la situación laboral falsa, los trabajadores tendrían derecho a vacaciones y pagos por enfermedad entre otros derechos. Esto ha sido seguido por campañas en Leeds, Bristol, Brighton, y un número creciente de lugares donde Deliveroo se está estableciendo. También hubo una reciente huelga de trabajadores italianos en Foodora, una empresa similar .22  de entrega de alimentos. Estos acontecimientos demuestran que es posible que los trabajadores se organicen en la “economía gig”, experimentando nuevas formas de organizarse al tiempo que adaptan las técnicas antiguas.

Automatización en el Transporte y el delivery

La lucha de clases en los call centers toma un sabor y una forma particular debido al rechazo generalizado del trabajo y a la falta (quizás necesaria) de una visión más positiva para lo que podría utilizarse un call center de ventas. Hay una dimensión diferente con el trabajo en el transporte y el delivery, ya que una forma alternativa de realizarlos se está forzando en el horizonte cercano. Uber ha dejado muy claro que su objetivo es automatizar sus servicios con coches sin conductor, y está probando estos servicios con Toyota, Volvo y ahora Mercedes Benz, que verán que la compañía maneja una red de autos sin conductores que pueden ser reservados a través de la aplicación de Uber. 23 En Deliveroo esto sigue siendo una posibilidad, aunque la compañía rival Just Eat ya había comenzado a probar un vehículo de entrega robot en Londres. Como señaló un analista de TCC Global: “Es una idea loable y aventurera, pero también me pregunto cómo podría desarrollarse a escala cuando ya existe una alternativa humana de bajo costo”. 24  A pesar de esto, los vehículos autónomos y los drones están bajando los precios, y son mucho más cooperativos que los trabajadores humanos, lo que significa que la automatización de estos sectores se está convirtiendo rápidamente en una posibilidad. Desde una perspectiva puramente académica, esto puede crear un sentido de inevitabilidad y derrota – estos sectores van a ser automatizados de todos modos, así que ¿por qué deberíamos preocuparnos por el surgimiento de una lucha aquí?

La automatización, al igual que la tecnología que la facilita y desarrolla, no es neutral. Más bien emerge de conjuntos particulares de relaciones sociales, reflejando el contexto de donde emerge, y pasando a ser utilizado como parte de una intervención en esas relaciones sociales. El concurso sobre la automatización debe considerarse desde la perspectiva de los trabajadores que actualmente están haciendo este trabajo, resistiendo su reorganización, y pensando en qué alternativas podrían parecer. Como observó Marx:

La habilidad especial de cada uno de los operadores de las máquinas, que ahora ha sido privado de todo significado, desaparece como una cantidad infinitesimal frente a la ciencia, las gigantescas fuerzas naturales y la masa del trabajo social incorporado en el sistema de la maquinaria, que, junto con estas tres fuerzas, constituye el poder del «maestro»..25

El “maestro” está ahora ampliamente aumentado por la nueva tecnología, con la amenaza de la automatización sobre grupos cada vez más amplios de trabajadores. Esta amenaza hace que sea aún más importante encontrar maneras de luchar para que la maquinaria ya no sirva al “maestro”, viendo que no es una batalla perdida sino parte de una alternativa. En lugar de aceptar o rechazar de manera acrítica la nueva tecnología, necesitamos comenzar nuestro análisis a partir de estas preguntas. Esto significa pensar en quién diseña esta tecnología y en qué presiones, qué nuevas formas de organización y explotación surgen de su uso y cómo la tecnología está transformando el trabajo y la vida cotidiana de una manera más general. Desde el call center hasta la ‘economía gig’, la tecnología se ha utilizado para dominar y explotar a los trabajadores. Sin embargo, vale la pena recordar que las computadoras y la automatización alguna vez prometieron interesantes posibilidades, pero esta creatividad y potencialidad fueron retorcidas y volvieron a trabajar en la plataforma capitalista del presente. A través del trabajo podemos entender que a pesar de las indicaciones distópicas, este presente sigue siendo discutido, y que un nuevo tipo de política puede obligar de nuevo a que el potencial liberador de la tecnología vuelva al horizonte político.

Jamie Woodcock es un becario de la LSE y autor de Working The Phones , un libro sobre el control y la resistencia en los call centers. Su último proyecto es sobre Deliveroo y la ‘economía gig’. También está realizando actualmente una investigación sobre trabajo digital, tecnología, gestión y videojuegos

Notas a pie de página::

2 Carl Benedikt Frey & Michael A. Osborne, ‘The Future of Employment: How Susceptible are Jobs to Computerisation’, 2013, available online at: http://www.oxfordmartin.ox.ac.uk/downloads/academi…

3 Nick Srnicek and Alex Williams, Inventing the Future: Postcapitalism and a World Without Work, London: Verso, 2015.

4 Phil Taylor and Peter Bain, ‘“An Assembly Line in the Head”: Work and Employee Relations in the Call Centre’, Industrial Relations Journal, Vol.30 No.2, 1999, pp.101–17.

5 Peter Bain and Phil Taylor, ‘Ringing the Changes? Union Recognition and Organisation in Call Centres in the UK Finance Sector’, Industrial Relations Journal, Vol.33 No.3, 2002, p.246–261.

6 Karl Marx, Capital, Volume 1: A Critique of Political Economy, London: Penguin, 1990 [1867], p.495.

7 Ray Kurzweil, ‘The Law of Accelerating Returns’, 2001, available online at: http://www.kurzweilai.net/articles/art0134.html

8 Michael Burawoy, The Politics of Production, London: Verso, 1985, p.53.

9 Harry Braverman, Labor and Monopoly Capitalism: The Degradation of Work in the Twentieth Century, London: Monthly Review, 1999, p.134.

10 Enda Brophy, ‘The Subterranean Stream: Communicative Capitalism and Call Centre Labour’, Ephemera, Vol 10 Issue 3/4, 2010, p.474.

11 Sue Fernie and David Metcalf, (Not) Hanging on the Telephone: Payments Systems in the New Sweatshops, Centre for Economic Performance, London School of Economics, 1998.

12 Paul Mason, PostCapitalism: A Guide to our Future, London: Penguin, 2016.

13 Nick Srnicek, Platform Capitalism, Cambridge: Polity, 2017, p.91.

14 Brishen Rogers ‘Employment Rights in the Platform Economy: Getting Back to Basics’, Harvard Law and Policy Review, Vol.10, 2016.

15 Trebor Scholz, ‘Think Outside the Boss’, Public Seminar, 2015, available online at: http://www.publicseminar.org/2015/04/think-outside…

16 These interviews have been conducted as part of an ongoing collaborative research project with Deliveroo workers and the IWGB union.

17 Deliveroo interview.

18 Srnicek, 2017.

20 Deliveroo Interview

21 Şafak Tartanoğlu, ‘The Conditions and Consequences of Informal Organisation in Turkish Call Centres’, ILPC 13-15 April 2014, London, 2014.

22 Arianna Tassinari and Vincenzo Maccarrone, ‘Striking the Startups’, Jacobin, 2017, available online at: https://www.jacobinmag.com/2017/01/foodora-strike-…

23 Pete Campbell and Leslie Hook, ‘Mercedes and Uber plan network of self-driving cars’, Financial Times, 31 January 2017, available online at: https://www.ft.com/content/49866534-e7cb-11e6-967b…

24 Quoted in BBC ‘Takeaway app Just Eat to test delivery robots’, BBC News, 6 July 2016, available online, http://www.bbc.com/news/technology-36723089

25 Capital, op. cit., 1990, p.549.

Los trabajadores cuyos empleos se hacen precarios por la tecnología están organizándose

Open Democracy

A principios de 2015, un grupo de mensajeros en bicicletas se reunieron para averiguar cómo podrían obtener un aumento salarial. No habían tenido uno en 15 años, aunque sus costos habían aumentado en un 58%, lo que significa un recorte salarial de más de un tercio en términos reales. En febrero de ese año se unieron al Independent Workers Union of Great Britain (IWGB) [Sindicato Independiente de Trabajadores de Gran Bretaña] fundando la Couriers and Logistics Branch (CLB) [rama de Mensajeros y Logística (CLB)]. Después de 9 meses de campaña contra CitySprint, la empresa de mensajería líder en Londres, los conductores vestidos de azul recibieron el aviso de un aumento de 50p por entrega – un alza significativa. CitySprint debe haber pensado que esto sería el final de esto. Era sólo el comienzo.

“Es bueno tener un aumento de sueldo”, dice Mags Dewhurst, “pero muchos de los problemas de nuestra industria son a causa de los falsos contratos en los que estamos, y estos contratos sustentan todas las capas de explotación. Podemos ser despedidos en cualquier momento; No conseguiremos ningún pago en los feriados; Y todavía estamos sufriendo la fluctuación de la ecuación de oferta y demanda “. Dewhurst acaba de ganar una demanda contra CitySprint. En un espíritu similar al fallo en el juicio de octubre pasado contra Uber, o del éxito reciente contra Pimlico Plumbers, el juez dictaminó que la clasificación de Dewhurst de CitySprint como “contratista independiente” era ilícita, y le concedió licencia remunerada.

“Si nos fijamos en sus finanzas a partir de 2008, su volumen de negocios ha estado aumentando año a año en un 15%. Dice Dewhurst, señalando que el trabajo de los mensajeros es duro, peligroso e importante, con mensajeros profesionales a menudo entregando suministros urgentes como quimioterapia. “Estás sentado allí pensando, ¿Adónde va el dinero?, porque estoy trabajando cada vez más duro, pero ganando cada vez menos, y la compañía para la que trabajo desafiando todas las historias financieras nos dice, debes aceptar menos y por qué debemos aceptar la austeridad, mientras mi CEO se da un aumento del 55% en 2013. ”

El CLB emplea un enfoque doble, combinando la acción legal estratégica con campañas sobre el terreno, demostrando un modelo más dinámico, cooperativo y horizontal que responde a los recientes desarrollos en el mundo del trabajo que los sindicatos tradicionales han demostrado ser incapaces de iniciar. A medida que más personas son registradas como “trabajadores por cuenta propia “, existe una necesidad urgente de sindicatos innovadores, forjando alianzas con cooperativas, digamos, para defenderse más contra la precariedad. Según el vicepresidente de IWGB, Jon Katona, “el reciente triunfo de Dewhurst representa una” punta “de esta visión, que se está acelerando a medida que los trabajadores afiliados a Deliveroo IWGB comienzan una acción industrial en Brighton y ahora en Leeds con International Workers of the World,[Sindicato: Trabajadores Internacionales del Mundo] , después de una campaña acertada en Londres el año pasado. La IWGB está pidiendo al gobierno que amplíe los derechos relacionados con el estatus de los trabajadores y facilite a los demandantes el acceso a la justicia, ya que actualmente estos contratos también les prohíbe a los trabajadores demandar a su (no) empleador.

En Brighton, conductores apoyados por gente como John McDonnell y Green MP Caroline Lucas deben comenzar una campaña de alto perfil después de que los jefes de Deliveroo se han negado a asistir a la mesa de discusiones por reclamos por un aumento de £ 1 por entrega. Aunque Deliveroo parecía capitular ante una congelación en la contratación, que estaba resultando en demasiados trabajadores por muy pocos puestos de trabajo, se han negado a participar más. En una declaración enviada a los conductores, explicaron sus métodos de contratación diciendo: “cuando no hay suficientes conductores en estas horas pico, que resulta en pedidos retrasados o no aceptados para los clientes, nuestro sistema cree que necesitamos más ayuda y comienza a buscar nuevos conductores en la zona “. Esto significa que la empresa recluta sobre la base de la demanda en las horas más concurridas, y significa que es imposible para un mensajero estar plenamente empleado el resto del tiempo.

Desde entonces, Deliveroo ha tratado de aclarar esta afirmación, negando que continúe cualquier congelamiento y diciéndole a openDemocracy que están “proporcionando un trabajo bien remunerado y flexible que los conductores quieren”. Esto sirve para ocultar la realidad de que la mayoría de los trabajadores de la industria de mensajería ya son precarios, y no se pregunta por qué podría ser que la gig economy emplee más ampliamente a una fuerza de trabajo desproporcionadamente inmigrante, personas que se ven obligadas a aceptar un trabajo ocasional debido al racismo sistémico que les niega un empleo más estable. Deliveroo también me dijo que no reconoce nada de esto como una acción industrial ya que “la IWGB no representa a nuestros conductores” – raro ya que sus conductores han firmado una oferta para duplicar su condición de contratistas independientes.

El sindicato comenzó representando a los trabajadores de limpieza mal pagos , invariablemente trabajadores inmigrantes, en las universidades de Londres en 2012, y recientemente ha establecido una sucursal para cuidadores de temporales de niñosl. Campañas como Justice for Cleaners en la universidad SOAS y la campaña 3 Cosas se dividieron en grandes sindicatos y se reformaron bajo la bandera de la IWGB. “Muchos son polacos o brasileños en la industria de mensajería. “Es un hecho por el tipo de trabajo, porque sons de bajos salarios, bajo nivel de seguridad, baja perspectiva. Es el tipo de trabajo que está más disponible para las personas que … ya son vulnerables. No tienen las mismas posibilidades de conseguir empleos financieramente seguros y estables, así que este caen en este tipo de trabajo precario “.

La descripción del sistema de Deliveroo -y su negativa declarada a restringirlo- también traiciona el funcionamiento de una estrategia más generalizada y deliberada por parte de plataformas similares para eludir la responsabilidad por los medios de vida de los trabajadores: presentando falsamente la degradación que resulta de un feroz modelo de negocios capitalista como las inevitables fluctuaciones de la tecnología eficiente que simplemente trata de darle a los compradores y vendedores lo que quieren. Estas plataformas se benefician de la economía “inteligente” al explotar y recomponer la precariedad existente.

Los trabajadores y la interfaz pública con las empresas que cultivan una imagen futurista, establecidas para “disrumpir” las redes de valor y ampliarse exponencialmente conquistando nuevos mercados, desatando una marea de comodidad por parte del consumidor que no puede ser devuelto. La rapidez con la que estas empresas aumentan es sólo posible, como Dewhurst señala, porque no tienen que cubrir los costos básicos de infraestructura – los vehículos, el pago de vacaciones, pago por enfermedad o seguro nacional. La misma lógica les permite levantando sus manos – “sólo somos una empresa de tecnología” – y desactivar las connotaciones políticas de ser un trabajador al rotular a los empleados como empresarios que reciben una patada al ser sus propios jefes.

Este mito del irreprimible avance tecnológico alimenta la gran quimera neoliberal de que los mercados deben ser autorizados a respetar sus propias leyes, demostradas por su verdadera naturaleza cuando los gobiernos se apresuraron a apuntalar al sistema financiero en la crisis bancaria de 2008, como Will Davies, entre otros, han argumentado. En su lugar, dicen los grupos como el IWGB, aquí es la explotación a la antigua – con una nueva cara brillante: “la tecnología les permite mantener a los trabajadores a distancia, para que puedan esconderse detrás de esta idea de que es un algoritmo el que lo está controlando” advierte Katona. Pero es la misma distancia la que hasta ahora les ha permitido a los trabajadores organizarse con gran éxito.

El resto de nosotros debemos resistir a una cultura que continúa santificando la codicia corporativa y la conveniencia del consumidor a cualquier costo. Innumerables servicios están siendo desgastados de esta manera, y debemos ser conscientes de que la tecnología ha creado nuevas posibilidades para que el trabajo sea socavado hasta el hueso. La automatización podría anunciar un mundo más allá del trabajo, pero no bajo los actuales arreglos de erosión a las protecciones sociales y la falta de regulación decente para los mercados en evolución. Sindicatos como el IWGB y los de las industrias a-b están a la vanguardia desafiando a este ataque, pero los contratos más cortos, el pago a destajo y las protecciones ausentes están en aumento en todos los ámbitos. Estas empresas no se preocupan por sus empleados – pero se preocupan por su imagen pública y sus márgenes de ganancia. Llevan un registro de sus intentos de escparse de estos requisitos básicos; las cosas pueden empeorar.

Expertos de la ONU denuncian el ‘mito’ de que los plaguicidas son necesarios para alimentar al mundo

The Guardian

Informe advierte sobre sus consecuencias catastróficas y culpa a los fabricantes por “denegación sistemática de daños” y “tácticas de marketing poco éticas”

Según expertos de alimentos y contaminación de la ONU la idea de que los plaguicidas son esenciales para alimentar a una población mundial en rápido crecimiento es un mito.

Un nuevo informe , presentado el miércoles ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, es muy crítico con las corporaciones globales que fabrican pesticidas, acusándolas de la “negación sistemática de los daños”, “tácticas de marketing agresivas y poco éticas” y lobby pesado sobre los gobiernos lo que  “obstruyó las reformas y ha paralizado las restricciones mundiales a los plaguicidas”.

El informe dice que los pesticidas tienen “impactos catastróficos en el medio ambiente, la salud humana y la sociedad en su conjunto”, incluyendo un estimado de 200,000 muertes al año por envenenamiento agudo. Sus autores dijeron: “Es hora de crear un proceso global para la transición hacia alimentos más seguros y saludables y de producción agrícola”.

La población del mundo crecerá de 7000 millones hoy a 9000 millones en el 2050. La industria de los pesticidas sostiene que sus productos -un mercado que vale alrededor de 50.000 millones de dólares al año y que crece- son vitales para proteger los cultivos y asegurar suficientes suministros de alimentos .

“Es un mito”, dijo Hilal Elver, la relatora especial de la ONU sobre el derecho a la alimentación. “El uso de más pesticidas no tiene nada que ver con eliminar al hambre. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), hoy podemos alimentar a 9 mil millones de personas. La producción está definitivamente aumentando, pero el problema es la pobreza, la desigualdad y la distribución “.

Elver dijo que muchos de los pesticidas se usan en el cultivo de commoditys, como el aceite de palma y la soja, y no para la comida que necesitan las personas hambrientas del mundo: “Las corporaciones no están lidiando con el hambre en el mundo, ellas se ocupan más con la actividad agrícola a gran escala “. ”

El nuevo informe, que está co-escrito por Baskut Tuncak, el relator especial de la ONU sobre tóxicos, dijo:“Aunque la investigación científica confirma los efectos adversos de los plaguicidas, demostrar que existe un vínculo definitivo entre la exposición y las enfermedades humanas o las condiciones o el daño al ecosistema, representa un considerable desafío. Este desafío ha sido exacerbado por una negación sistemática, alimentada por los pesticidas y la agroindustria, de la magnitud de los daños infligidos por estas sustancias químicas y por tácticas de marketing agresivas y poco éticas”.

Elver, que visitó Filipinas, Paraguay, Marruecos y Polonia como parte de la elaboración del informe, dijo: “El poder de las corporaciones sobre los gobiernos y sobre la comunidad científica es extremadamente importante. Si quieres lidiar con los pesticidas, tienes que lidiar con las empresas, por eso utilizamos estas duras palabras. Ellos dirán, por supuesto, que no es cierto, pero también ahí está el testimonio del pueblo “.

Ella dijo que algunos países desarrollados tenían regulaciones “muy fuertes” para los pesticidas, como la UE, que según ella basaba sus reglas en el “principio precautorio”. La UE prohibió el uso de pesticidas neonicotinoides , que dañan a las abejas, en los cultivos de flores en 2013, un movimiento fuertemente opuesto por la industria. Pero señaló que otros, como Estados Unidos, no usaron el principio precautorio.

Elver también dijo que mientras que los consumidores en los países desarrollados suelen estar mejor protegidos de los pesticidas, las explotaciones agrícolas a menudo no lo son. En Estados Unidos, dijo, el 90% de los trabajadores agrícolas eran indocumentados y su consecuente falta de protección legal y seguro de salud los ponía en riesgo por el uso de pesticidas.

“La afirmación de que es un mito que los agricultores necesiten pesticidas para enfrentar el reto de alimentar a 7 mil millones de personas simplemente no resiste a ninguna prueba”, dijo un portavoz de Crop Protection Association [Asociación Para La Protección de Cultivos] , que representa a los fabricantes de pesticidas en el Reino Unido. “La FAO de la ONU es clara en esto – sin herramientas de protección de cultivos, los agricultores podrían perder hasta el 80% de sus cosechas por los insectos dañinos, las malas hierbas y las enfermedades de las plantas.

“La industria de las ciencias vegetales está totalmente de acuerdo con los relatores especiales de las Naciones Unidas en que el derecho a la alimentación debe extenderse a todos los ciudadanos del mundo y que todos los ciudadanos tienen derecho a alimentos producidos de manera segura para la salud humana y el medio ambiente , “Dijo el portavoz. “Los pesticidas juegan un papel clave para asegurar que tengamos acceso a un suministro de alimentos saludable, seguro, asequible y confiable”.

El informe encontró que sólo el 35% de los países en desarrollo tenían un régimen regulatorio para los pesticidas e incluso entonces la aplicación era problemática. También se encontraron ejemplos de pesticidas prohíbidos para su uso en un país pero que siguen sendo producidos allí para su exportación .

Se recomendó avanzar hacia un tratado global que rija el uso de pesticidas y el paso a prácticas sostenibles, incluyendo métodos naturales para suprimir plagas y rotación de cultivos, así como incentivar alimentos producidos orgánicamente.

El informe señala : “La exposición crónica a los plaguicidas se ha relacionado con el cáncer, las enfermedades de Alzheimer y Parkinson, alteración de hormonas, trastornos del desarrollo y esterilidad. “También destacó el riesgo para los niños ante la contaminación por pesticidas de los alimentos, citando 23 muertes en la India en 2013 y 39 en China en 2014. Además, según el informe, estudios recientes del gobierno chino indicaron que la contaminación por pesticidas significaba que la agricultura no podría continuar en un 20% de las tierras cultivables.

“La industria usa con frecuencia el término ‘mal uso intencional’ para transferir la culpa al usuario por los impactos evitables de pesticidas peligrosos”, dijo el informe. “Sin embargo, claramente, la responsabilidad de proteger a los usuarios y otras personas durante todo el ciclo de vida de los pesticidas y en toda la cadena minorista recae en el fabricante de pesticidas”.

Como crear una cuenta anónima en Twitter para esquivar a las autoridades

Por Micah Lee
The Intercept

Una de las primeras medidas tomadas por el presidente Donald Trump cuando asumió la Casa Blanca fue impedir temporalmente que diversas agencias federales usen Twitter.

En respuesta, supuestos funcionarios del gobierno crearon una onda de cuentas en Twitter alternativas que comparten hechos verdaderos (no confundir con “fatos alternativos”, también conocidos como “mentiras”) sobre cambios climáticos y ciencia. En general, los administradores de las cuentas optaron por manterse anónimos, temiendo represalias — pero, dependiendo de cómo crearon y usan las cuentas, ellos no están necesariamente anónimos para Twitter o para quien Twitter comparte sus datos.

La expresión anónima de ideas está protegida inequivocamente por la Primera Enmienda de la Constitución estadounidense y por la Suprema Corte de los EUA. Además de esto, su historia empieza con tres de los fundadores de los EUA que escribieron la obra El Federalista, entre 1787 y 1788, bajo el pseudónimo Publius.

Pero la capacidad técnica de mantenerse anónimo en internet, donde cualquier resquicio de datos es meticulosamente monitoreado, es un problema completamente diferente. El FBI, la agencia de inteligencia doméstica de los EUA que abusa del poder de espiar a cualquier persona incluso sin que haya alguna sospecha — y que tiene un histórial antiguo y oscuro de violación de derechos de los estadounidenses — ahora responde directamente al presidente Trump, un líder autoritario, obcecado por venganza, con absoluto desprecio por el poder Judicial y por el Estado Democrático de Derecho.

En este contexto, ¿es fácil crear y mantener una cuenta en Twitter preservando tu anonimato, inclusive en relación al mismo Twitter y a las agencias de seguridad que pueden solicitar sus registros? Intenté descubrir la respuesta a esta pregunta y documenté la investigación. Hay diferentes formas de mantenerse anónimo. Si planeas seguir a estas orientaciones, está seguro de que comprendes su finalidad, en caso de que necesites improvisar. Tampoco puedo garantizar que esta técnica protegerá a tu anonimato — las cosas pueden salir mal por diversos motivos, muchos de ellos en el ámbito social, en vez del técnico. Pero espero que tengas por lo menos alguna chance de mantener a tu identidad en secreto.

Para este ejercicio, opté por un tópico político extremadamente controversial: hechos. Creo que lo que sabemos sobre la realidad está basado en evidencias que pueden ser analizadas de forma objetiva. Por esto, creé una cuenta en Twitter completamente anónima (hasta la publicación de este artículo, claro) llamada @FactsNotAlt. Fijate aqui como fue hecho esto:
Modelo de amenaza

Antes de empezar, necesitamos definir un modelo de amenaza, esto es: qué necesitamos proteger; de quién necesitamos protegernos; cuáles son sus capacidades; y qué medidas evitarían o atenuarian a estas amenazas.

Basicamente, es imposible mantenerse completamente seguro todo el tiempo, por lo tanto, necesitamos priorizar a nuestros limitados recursos para proteger lo que fuera de mayor importancia. La información más importante a ser protegida en este caso es tu identidad real.

Las agencias de seguridad y el mismo FBI pueden abrir una investigación para descubrir a tu identidad. Esto puede ser usado en tu contra — resultando en tu despido, acusación criminal o algo aún más grave. Esa cuenta en Twitter puede incomodar también a ejércitos de trolls que pueden amenazarte, atacarte con discursos de odio e intentar descubrir a tu identidad por su propia cuenta.

Si el FBI abre una investigación para descubrir a tu identidad, una de las primeras medidas que tomará será pedirle tus datos al mismo Twitter — y a todas las otras redes sociales que usas. Por lo tanto, deben esr tomadas medidas de protección importantes, como certificarse de que la información vinculada a tu cuenta — números de teléfonos, direcciones de e-mail y direcciones de IP — no lleven hasta vos.

Esto sirve para todas las cuentas que crees. Por ejemplo, si le proporcionas un número de teléfono para crear tu cuenta en Twitter, la operadora asociada al número no debe tener información que puedan llevar hasta vos.

Otra preocupación: el FBI también puede operar de forma camuflada en internet e intentar establecer una amistad para que les reveles tu información o para engañarte por medio de un link falso y, así, hackear a tu cuenta. Ellos también pueden usar informantes infiltrados en tu comunidad de seguidores en Twitter. Trolls organizados pueden hacer uso de las mismas tácticas.
Como ocultar tu dirección IP con el navegador Tor

La dirección IP es un conjunto de números que identifica a un computador o a una red de computadores en internet. A menos que tomes medidas extraordinarias, todos los sites que visitas tienen acceso a tu dirección IP. Si estuvieras conectado a Twitter usando el Wi-Fi de tu casa u oficina, o usando el plan de datos de tu celular, Twitter sabe tu localización. Si ellos pasasen estas dirección IP al FBI, perderás tu anonimato.

Es entonces que Tor entra en escena. Él es una red descentralizada de servidores que ayuda a esquivar a la censura en internet, a evitar la vigilancia on-line y a acceder sites de forma anónima. En caso que entres en tu cuenta usando el navegador Tor, Twitter no sabrá tu dirección IP real — en vez de esto, verá sólo la dirección IP de uno de los servidores aleatorios de Tor que son administrados por voluntarios. Y aunque uno de estos servidores sea maligno, no será posible determinar quién eres o lo que estás haciendo.

Este es el mayor beneficio que ofrece Tor en comparación con las Redes Privadas Virtuales (VPN – Virtual Private Network), servicios que intentan ayudar a los usuarios a ocultar sus direcciones IP. El FBI puede solicitar tu dirección IP real a un servicio de VPN (en caso que la VPN almacene registros de las direcciones IP de sus usuarios y coopere con este tipo de pedido). Esto no es posible con Tor.

Para empezar a usar Tor, haz el download del Browser Tor. Se trata de un navegador web, como el Chrome o Firefox, pero todo tu tráfico será roteado a través de la red Tor, ocultando tu dirección IP real.

Tor es la forma más fácil de empezar, pero el navegador no es perfecto. Por ejemplo, un hacker que conozca una vulnerabilidad en el navegador Tor puede descubrir tu dirección IP verdadero induciéndote a visitar un site que él control y explotando a esta vulnerabilidad — el FBI ya hizo esto en el pasado. Por esto, es importante siempre actualizar al navegador Tor inmediatamente después que sea solicitado.

También puedes protegerte de las fallas de seguridad de Tor usando un sistema operativo desarrollado para proteger a tu anonimato, como Tails o Qubes con Whonix, (ya escribí sobre el segundo aqui). Será más laborioso, pero debe valer la pena. Yo, particularmente, uso Qubes con Whonix.
Como obtener una dirección de e-mail anónimo

Antes de crear practicamente cualquier tipo de cuenta on-line, necesitás de una dirección de e-mail. Los servicios de e-mail más populares, como Gmail o Yahoo Mail, permiten que cualquiera abra una cuenta gratuita, no es fácil hacerlo de forma anónima. La mayoria de ellos exige que tu identidad sea verificada por medio de un número de teléfono. En verdad, esto puede ser hecho de forma anónima (más información a continuación), pero prefiero usar a un proveedor de e-mail que ofrezca e-mails para usuarios anónimos.

Uno de estos proveedores es SIGAINT, servicio que funciona sólo en la darknet y fuerza a todos los usuarios a entrar sólo usando Tor para leer o enviar emails. Este proveedor de e-mails es administrado de forma anónima y contiene anuncios para sites de la darknet (a veces, extremadamente sospechosos). Sin embargo, obtenés una dirección de e-mail funcional y anónima.

(El servicio SIGAINT parece estar fuera de aire en este momento. Pero, mientras tanto, podés probar Riseup, citado a continuación, o comprar un teléfono descartable y usar ProtonMail, Gmail u otro servicio de e-mail.)

Si preferís no usar SIGAINT, otra opción interesante es Riseup, un colectivo tecnológico que ofrece e-mail, lista de e-mails, VPN y otros servicios semejantes para activistas de todo el mundo. Las cuentas son gratuitas y no es necesario proporcionar ninguna información personal, pero es necesario ser invitado por dos amigos que ya usen el servicio para poder crear una cuenta.

Otra opción es ProtonMail – proveedor de e-mails con foco en la privacidad basado en Suíza que exige un mínimo de información personal y funciona bien con Tor. Sin embargo, para evitar abusos, el proveedor pide que los usuarios de Tor proporcionen un número de teléfono (que promete no almacenar) para que reciban un mensaje de texto durante la creación de la cuenta. Por lo tanto, si optás por ProtonMail (o cualquier otro proveedor de e-mail que exija un número de teléfono para crear cuentas con Tor), siga las instrucciones a continuación para crear un número de teléfono anónimo.

Elegí SIGAINT. Usando el navegador Tor, visité la dirección onion de SIGAINT, sigaintevyh2rzvw.onion, encontrada en el site del proveedor. Se trata de un tipo especial de dirección de la web que funciona sólo con el navegador Tor, y no funciona en la internet normal. Allá, completé un formulario para crear una cuenta nueva.

sigaint-create-1487276834-540x476

Listo. Está creada mi nueva dirección de e-mail anónima: factsaretrue@sigaint.org.
Como obtener un número de teléfono anónimo

Al intentar crear una cuenta en Twitter, enseguida encontré un problema: aunque les provea una dirección de e-mail, Twitter no me permite crear una cuenta nueva sin que mi número de teléfono sea verificado. (Podés tener suerte y recibir la opción de saltear la verificación de teléfono — vale la pena intentarlo — pero en caso que estés usando Tor, es poco probable que pase esto.)

Esto constituye un problema, ya que no puedo usar mi número de teléfono verdadero se quisiera permanecer anónimo. O sea, para proseguir, necesité descubrir una forma de obtener un número de teléfono que no esté asociado a mi identidad real. Este es un problema recurrente al intentar permanecer anónimo en internet, entonces siéntete libre para usar a estas instrucciones siempre que necesités de un número de teléfono para abrir una cuenta.

Hay otras formas de hacer esto, pero opté por un método conceptualmente simple: comprar un teléfono descartable, usarlo para verificar a mi nueva cuenta en Twitter y descartarlo. Visité kioskos y farmacias en el centro de San Francisco hasta encontrar lo que estaba buscando en un 7-Eleven.

burner-phone-1487276866-1000x750

Compré el aparato TracFone (un teléfono convencional LG 328BG, y no un smartphone) lo más barato que pude encontrar en efectivo, además de 60 minutos de llamadas por US$ 62,38, incluyendo impuestos. Es posible encontrar aparatos más baratos que este si lo buscas con calma.

Si querés mantenerte anónimo al comprar un teléfono descartable, considera las siguientes recomendaciones:

  • Usa efectivo para comprar tu aparato descartable y tus minutos pré-pagos. No uses tarjetas de crédito.
  • Al comprar el servicio pré-pago de llamadas, tu tarjeta de servicio será activada en la caja. Esto informa a la operadora del teléfono (TracFone, en mi caso) exactamente en que tienda el teléfono fue comprado, y cuándo. Tené en consideración esto e intentá comprarlo en un negocio lejos de tu casa – cuando estuvieras viajando, por ejemplo.
  • Tu rostro probablemente será filmado por las cámeras de seguridad de la tienda. La mayoria de las tiendas grava imágenes nuevas encima de imágenes antiguas regularmente. Si es posible, aguarda una o dos semanas antes de empezar a usar la cuenta para que las imágenes ya hayan sido borradas cuando intenten descubrir tu identidad real.
  • Estos teléfonos y servicios pueden ser encontrados en kioskos. Si fuera necesario consultar a internet por kioskos cercanos que vendan teléfonos descartables, usá el navegador Tor.
  • Apenas conectes tu teléfono descartable, él se conectará a las torres de transmisión y la operadora de teléfono sabrá tu localización. Por eso, no atives o conectes tu teléfono en tu casa o en la oficina. Andá a un lugar público, como un café, antes de activar tu nuevo teléfono. Mantenelo desconectado cuando no lo estuvieras usando.
  • No uses a tu teléfono descartable para ningún fin que no esté relacionado a este proyecto específico. Esto se llama compartimentación; aunque alguien descubra todo el históial de este número de teléfono, no será posible descubrir nada nuevo.
  • Todo aparato de teléfono celular tiene un número identificador exclusivo. Por lo tanto, si por cualquier motivo necesitaras de otro número de teléfono en el futuro y no quisieras que sea asociado al primero, será necesario comprar a otro aparato.

Después de adquirir el servicio, es necesario activar al teléfono. Este proceso varia dependiendo de la operadora. TracFone exige que actives a tu aparato llamando a un número de teléfono a partir de otro aparato — obviamente, una pésima opción para quien está intentando mantenerse anónimo — o activando el aparato en el site de la operadora. Yo activé mi teléfono descartable usando al navegador Tor.

burner-activate-1487276939-640x433

Después de activar a tu teléfono, usá el menuú del aparato para descubrir a tu nuevo número de teléfono. En mi LG 328BG, presioné Menú, seleccioné Configuraciones y, enseguida, Información del teléfono para obtenerlo.
Como crear una cuenta en Twitter de forma anónima

Finalmente, munido de una dirección e-mail y de un número de teléfono que no están asociados a mi identidad verdadera, ya puedo crear una cuenta en Twitter.

Antes de crear a tu cuenta, llevá tu laptop y teléfono a un lugar público que no sea tu casa u oficina, como un café. llegando al lugar, conectá a tu teléfono descartable. Recordá que este lugar ahora está asociado a tu teléfono descartable, por lo tanto, tal vez sea una buena idea realizar esta etapa cuando estuvieras visitando a otra ciudad.

Usando al navegador Tor, visité https://twitter.com/signupy creé una cuenta nueva. El formulario para una nueva cuenta me solicitó mi nombre completo (“Facts Are True”), mi dirección de e-mail (factsaretrue@sigaint.org) y una contraseña.

Después de presionar en “Inscribite”, me fue solicitado inmediatamente mi número de teléfono. Coloqué mi número de teléfono anónimo y presioné em “llamarme”. Un robot de Twitter llamó a mi teléfono descartable y dictó seis números que usé en la siguiente página del navegador Tor. Todo funcionó perfectamente.

Después de concluir esta etapa de verificación de mi número, apagué el teléfono descartable. Cuando estés seguro de que no necesitás más a tu teléfono, es recomendable descartarlo.

Al final del proceso de inscripción, Twitter pide un nombre de usuario. Después de muchos intentatos, encontré uno que me agradó: @FactsNotAlt. Después de pasar por la pantalla de bienvenida, finalmente estaba conectado a mi nueva cuenta anónima.

Seguí y confirmé que controlo la dirección de e-mail factsaretrue@sigaint.org.

twitter-create3-1487277053-1000x709.png

Y listo. Configuré mi nueva cuenta y empecé a publicar informaión verdadera.

twitter-create4-1487277074-1000x873.png
Como mantener tu cuenta de Twitter a largo plazo

Si estuviste siguiendo las etapas, ya debes tener una cuenta en Twitter completamente anónima. Felicitaciones! Pero el trabajo sólo empezó. Ahora, viene la parte complicada: mantener a esta cuenta durante meses, o años, sin cometer ningún desliz que pueda comprometer a tu identidad. No voy a necesitar seguir a estas recomendaciones con la cuenta @FactsNotAlt porque recién revelé mi identidad. Pero, si deseas mantener anonimamente a una cuenta popular en Twitter, fijate a continuación algunas informaciones a ser consideradas.

    Sé cuidadoso en la interacción con otras personas:

  • Revelá sólo información imprescindible. No le reveles a nadie que no necesite saberlo sobre tu comprometimiento con la administración de esta cuenta. No lo cuentes por ahí. Esta es, de lejos, la mejor forma de arruinar todo y revelar tu identidad real: chismeando.
  • Sé cuidadoso con la información privilegiada que pretendes publicar. Si formas parte de un pequeño grupo de personas con acceso a información específica y publicar tweets sobre ellas, podés transformarte en sospechoso.
  • Si tue cuenta se hace popular, es posible que entres en contacto con varios extraños en internet. Sé cauteloso con lo que dices, aunque esés usando mensajes privados. Estos extraños pueden estar intentando conquistar tu confianza con la esperanza de que cometas un desliz y reveles información sobre tu identidad.
  • Ten mucho cuidado al clicquear en links que te enviaron — es posible que estén intentando descubrir tu dirección IP o hackear al navegador Tor. Evitá clicquear en estos links, pero si fuera necesario cliquear en uno de ellos, certificate de tener instalada la última versión del navegador Tor y colocá a tu barra de seguridad en el nivel Alto.
  • Estate atento a la redacción de tus tweets. Tu estilo de escribir puede ser analizado para revelar tu identidad, por lo tanto intentá escribir con un estilo diferente, se es posible. Por ejemplo, no seria inteligente por parte de Donald Trump escribir algo como “@theintercept continúa publicando NOTICIAS FALSAS. Triste!” en su cuenta anónima, pués sospecharían que el presidente de los EUA puede estar atrás de esa cuenta.

Compartiendo la cuenta:

  • Nunca entres en la cuenta usando a tu computadora en el trabajo — muchas empresas espían a las computadoras de sus empleados. Usá a tu computadora personal para eso. Evitá también la rede de internet de tu lugar de trabajo — muchas empresas registran exactamente que computadoras se conectan a su rede y lo que hacen online. Tor oculta tus actividades, pero la empresa aún puede identificar el uso de Tor en su red.
  • Siempre usa al navegador Tor cuando uses la cuenta de Twitter. No accecas a la cuenta con tu teléfono. No accecas a la cuenta con ningún otro navegador. Y no accedas a tu cuenta anónima en Twitter cuando estés conectado con tu cuenta personal.
  • No uses tu cuenta anónima para seguir a tu cuenta personal o cuentas de amigos. No retweetees o pongas “me gusta” en ninguno de los tweets de esas cuentas. Basicamente, no dejes que tu grupo social sea revelado.

Muchas cuentas exitosas en Twitter tienen un equipo entero atrás de ellas, en vez de sólo una persona. Si formas parte de un equipo como ese o estás pensando en compartir el acceso a tu cuenta con otras personas:

  • Invitá sólo a personas que conozcas y con quienes tengas confianza.
  • Crea un conjunto de reglas operativas — como las listadas anteriormente — y certificate de que todos los involucrados las entienden y están de acuerdo con ellas. Crea un canal de comunicación seguro para el equipo y sólo discutí asuntos relacionados a la cuenta anónima por medio de ese canal o personalmente. Diversas tecnologias pueden ser usadas, con ventajas y desventajas, pero una de las mejores opciones es la aplicación de mensajes criptografiados Signal. Crea un grupo en Signal (con un nombre inocuo) y ajustá la configuración de desaparecimiento de mensajes para un plazo corto, como cinco minutos.
  • En vez de publicar tweets apenas tengas una idea, editá los tweets de tus colegas y vice-versa. Eso aumentará la calidad de tus tweets y podrá ayudar a despistar el análisis de estilo de redacción, ya que el estilo final será heterogeneo.
      Por fin, tené en mente que, después de todo esto, Twitter puede cerrar tu cuenta por motivos propios. Y, si tu cuenta fuera hackeada y la dirección de e-mail asociada a ella fuera alterada, no será posible recuperarla.

Buena suerte!

Los Robots no sólo tomarán nuestros trabajos – harán a los ricos aún más ricos

The Guardian

La robótica y la inteligencia artificial seguirán mejorando, pero sin cambios políticos como un impuesto, el resultado irá de lo malo a lo apocalíptico

En lugar de hacer posible crear más riqueza con menos mano de obra, la automatización podría hacer posible crear más riqueza sin mano de obra.

Ben Tarnoff desde San Francisco

@bentarnoff

¿Los robots deberían pagar impuestos?

Puede sonar extraño, pero un número de gente prominente ha estado haciéndose esta pregunta últimamente. A medida que crecen los temores sobre el impacto de la automatización, los pedidos para un “impuesto al robot” están ganando impulso. A principios de este mes, el parlamento europeo consideró uno para la UE. Benoît Hamon, candidato presidencial del Partido Socialista Francés, que a menudo es descrito como el Bernie Sanders, de su país, ha colocado un impuesto robótico en su plataforma . Incluso Bill Gates recientemente respaldó a esta idea.

Las propuestas varían, pero comparten una premisa común. A medida que las máquinas y los algoritmos se hacen más inteligentes, reemplazarán a una parte cada vez mayor de la fuerza de trabajo. Un impuesto al robot podría aumentar los ingresos para capacitar a los trabajadores desplazados, o proporcionarles un ingreso básico.

La buena noticia es que el apocalipsis de los robots aún no ha llegado. A pesar de un flujo constante de titulares alarmantes sobre computadoras inteligentes engullendo a nuestro trabajo, los datos económicos sugieren que la automatización no está sucediendo en gran escala. La mala noticia es que si lo hace, producirá un nivel de desigualdad que hará que los EE.UU. actual se vea, en comparación, como una utopía igualitaria.

La verdadera amenaza que plantean los robots no es que se conviertan en malvados y nos maten a todos, que es lo que mantiene a Elon Musk desvelado – es que se amplificarán las disparidades económicas a tal extremo que la vida se convertirá, literalmente, en algo inviablle, para la gran mayoría. Un impuesto al robot puede o no ser una herramienta de política útil para evitar este escenario. Pero es un buen punto de partida para una conversación importante. La automatización masiva presenta un serio problema político, que exige una solución política seria.

La automatización no es nueva. A finales del siglo 16, un inventor inglés desarrolló una máquina de punto conocida como stocking frame. A mano, los trabajadores realizaban, en promedio, 100 puntos de sutura por minuto; Con la stocking frame, se hacían 1.000 en promedio. Este es el patrón básico, repetido a través de los siglos: a medida que la tecnología mejora, reduce la cantidad de mano de obra necesaria para producir cierto número de bienes.

Hasta ahora, sin embargo, este fenómeno no ha producido el desempleo extremo. Esto se debe a que la automatización puede crear y destruír empleos. Un ejemplo reciente son los cajeros de los bancos : los cajeros automáticos comenzaron a aparecer en la década de 1970, pero el número total de cajeros ha crecido desde entonces. A medida que los cajeros automáticos hacían más barato el funcionamiento de una sucursal, los bancos abrieron más sucursales, lo que dio lugar a más cajeros en general. La descripción del trabajo ha cambiado – los cajeros pasan más tiempo vendiendo servicios financieros que dispensando dinero en efectivo – pero los trabajos todavía están allí.


Comentario Personal:

Sería interesante comparar el número de bancarios en la década del 70 y su número ahora, por lo menos en la Argentina. No sé dónde se podrá encontrar este dato, si alguien sabe, avise.


Lo diferente de esta vez es la posibilidad de que la tecnología se vuelva tan sofisticada que no habrá nada que los humanos puedan hacer. ¿Qué pasa si tu cajero automático no sólo te puede dar cientos de dólares, sino venderte una hipoteca de tasa ajustable? Aunque la retórica actual sobre la inteligencia artificial es sobrevalorada, ha habido avances significativos en los últimos años. Y no es inconcebible que avances mucho mayores estén en el horizonte. En lugar de simplemente transformar el trabajo, la tecnología podría comenzar a eliminarlo. En lugar de hacer posible crear más riqueza con menos mano de obra, la automatización podría hacer posible crear más riqueza sin mano de obra.

¿Qué tiene de malo la riqueza sin trabajo? Depende de quién posea la riqueza. Bajo el capitalismo, los salarios son la forma en que los trabajadores reciben una parte de lo que producen. Esa porción siempre ha sido pequeña, en relación con las recompensas que fluyen hacía los propietarios del capital. Y en las últimas décadas, se ha vuelto más pequeña: la proporción del ingreso nacional que va a los salarios se ha ido reduciendo , mientras que la parte que va al capital ha estado creciendo . La tecnología ha hecho que los trabajadores sean más productivos, pero los beneficios se han reducido. La productividad aumentó un 80,4% entre 1973 y 2011, pero la remuneración real por hora del trabajador medio aumentó sólo un 10,7%.

Tan malo como esto, la automatización en masa amenaza con hacerlo mucho peor. Si piensas que la desigualdad es un problema ahora, imagina un mundo donde los ricos puedan hacerse más ricos por sí mismos. El capital liberado del trabajo no sólo significa el fin del trabajo, sino el fin del salario. Y sin el salario, los trabajadores pierden su único acceso a la riqueza, por no mencionar su único medio de supervivencia. También pierden su fuente primaria de poder social. Mientras los trabajadores controlen el lugar de producción, pueden cerrarlo. La huelga sigue siendo el arma más eficaz que tienen los trabajadores, aunque raramente la usen más. Una economía totalmente automatizada les haría no sólo redundantes, sino impotentes.

Mientras tanto, el capital robótico permitiría a las élites separarse por completo de la sociedad. De los jets privados a las islas privadas, los ricos ya dedican mucho tiempo y dinero en aislarse de otras personas. Pero incluso el mejor búnker de lujo fortificado, mientras el capital necesite trabajo para reproducirse, está atado al mundo exterior. La automatización masiva haría posible cortar a este enlace. Equipadas con un suministro infinito de riquezas sin trabajadores, las élites podrían sellarse en un paraíso cerrado, dejando a las masas desempleadas para su putrefacción.

Si ese escenario no es suficientemente sombrío, considera la posibilidad de que la automatización masiva podría conducir no sólo al empobrecimiento de los trabajadores sino a su aniquilación. En su libro Four Futures, Peter Frase especula que las hordas económicamente redundantes fuera de las puertas de las fábricas sólo serían toleradas durante algún tiempo. Después de todo, pueden ponerse inquietos – y eso es un montón de posibles problemas. “¿Qué pasa si las masas son peligrosas pero ya no son una clase obrera y, por lo tanto, no tienen valor para los gobernantes?”, Escribe Frase. “Alguien eventualmente tendrá la idea de que sería mejor deshacerse de ellos”. Él le da a este futuro un nombre apropiadamente aterrador: “exterminismo”, un mundo definido por la “guerra genocida de los ricos contra los pobres”.

Estas distopias pueden sonar como ciencia ficción, pero son perfectamente plausibles dada nuestra trayectoria actual. La tecnología en torno a la robótica y la inteligencia artificial continuará mejorando, pero sin cambios políticos sustanciales, el resultado va de lo malo a lo apocalíptico para la mayoría de la gente. Es por eso que vale la pena tomar en serio a los rumores recientes acerca de un impuesto al robot. Ofrecen una oportunidad para desarrollar una respuesta política a la automatización de masas ahora, antes de que sea demasiado tarde.

Cuando le pregunté al prominente pensador de izquierda Matt Bruenig por sus pensamientos, me explicó que, independientemente de lo que hagamos, no deberíamos tratar de desalentar a la automatización. “El problema con los robots no es la fabricación y su aplicación – algo que es realmente bueno para la productividad”, me dijo. “El problema es que son propiedad de los ricos, lo que significa que los ingresos que fluyen de los robots van a una pequeña porción de gente rica”.

En otras palabras: Los robots que matan el trabajo son buenos mientras la prosperidad que producen esté ampliamente distribuida. Un informe de Oxfam publicado a principios de este año reveló que los ocho hombres más ricos del mundo poseen tanta riqueza como la mitad de la raza humana. Imagina cómo serán esos números si la automatización se acelera. En algún momento, un puñado de multimillonarios podría controlar cerca del cien por ciento de la riqueza de la sociedad. Entonces, tal vez, la idea de que la riqueza debe ser propiedad de muchos, en lugar de monopolizada por unos pocos, no parecerá tan radical, y podemos emprender una redistribución muy necesaria – antes de que el capitalismo robot nos mate a todos.