Exhaustivo Informe: Como los medidores inteligentes invaden la privacidad

Fuente: Take Back Your Power

29 de agosto de 2014
por KT Weaver

El medidor inteligente invade ilegalmente su privacidad en el hogar.

La semana pasada, SkyVision Solutions publicó un informe [es un pdf] actualizado titulado, “Una perspectiva sobre como los medidores inteligentes invaden la privacidad individual”.

El informe original se publicó en marzo de este año (2014) y ahora se ha actualizado con nueva información sobre las ganancias de los inversores (GDI), así como un informe de la Casa Blanca sobre “big data” publicado en mayo de 2014.
Resumen de las Conclusiones

El informe de PDF de 75 páginas es quizás el documento más completo de su tipo sobre el tema de las invasiones a la privacidad de los medidores inteligentes. Mediante un enfoque lógico paso a paso, se demuestra que la recopilación de datos incrementales relacionados con la energía de los clientes eléctricos residenciales que utilizan medidores inteligentes representa una invasión irrazonable de la privacidad y, en las jurisdicciones aplicables, constituye una búsqueda irrazonable que viola a la Cuarto Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos.

Basándose en la información presentada en el documento sobre la privacidad actualizado, se establece que las empresas de servicios públicos exponen a los consumidores a riesgos innecesarios recolectando cantidades masivas de datos relacionados con los medidores inteligentes que no son necesarios para los fines de la facturación simplemente porque “pueden” y lo hacen sin tener en cuenta la privacidad y la seguridad de sus usuarios.

Los datos de los medidores inteligentes, que consisten en medidas del uso de energía desmenuzados, detallados y de alta frecuencia, que pueden ser utilizados por otros maliciosamente o inadvertidamente utilizando tecnología existente o en desarrollo para inferir tipos de actividades u ocupaciones de un hogar por períodos específicos de tiempo . El análisis de los datos desmenuzados de los medidores inteligentes de energía produce o puede resultar en:

  • Invasión de privacidad e intromisión en la soledad;
  • Vigilancia casi en tiempo real;
  • Perfil de los comportamientos;
  • Poner en peligro la seguridad física de la vida, la familia y la propiedad; y
  • Publicidad y vergüenza indeseables (por ejemplo, divulgación pública de hechos privados o publicación de hechos que sitúan a una persona de una manera equivocada.

Más específicamente, el análisis de los datos de los medidores inteligentes o la manipulación de datos / firmware de los medidores inteligentes puede usarse para los siguientes propósitos:

    • Determinar cuántas personas están en casa y en qué momentos;
  • Determinar sus rutinas de alimentación;
  • Determinar qué electrodomésticos utiliza cuando, por ejemplo, lavadora, secadora, tostadora, horno, A / C, microondas, dispositivos médicos … la lista es casi interminable dependiendo de la granularidad de los datos;
  • Determinar cuándo un hogar está vacío (para planear un robo), quién tiene aparatos de alto precio y quién tiene un sistema de seguridad;
  • La policía puede obtener información para identificar comportamientos sospechosos o ilegales o determinar más tarde si estuvo en casa la noche del presunto delito;
  • Los propietarios pueden espiar a los inquilinos a través de un portal de cuentas de servicios online;
  • Para los consumidores con vehículos eléctricos enchufables, los datos de carga se pueden utilizar para identificar las rutinas del recorrido y su historial;
  • Las empresas de servicios públicos pueden promover servicios y productos específicos de gestión de energía;
  • Los vendedores podrían obtener información para publicidad dirigida;
  • Ataques cibernéticos de hackers pueden actualizar de forma inalámbrica el firmware del medidor inteligente y desconectar remotamente a los usuarios. Esto también podría permitir a los atacantes corromper los medidores inteligentes de las casas individuales, ejecutar cargas falsas o causarle un mal funcionamiento del sistema eléctrico, apagado, o sobretensión (quemando a todos los enchufes y a todo lo que estuviera conectado en ellos). Las agresiones cibernéticas podrían implicar que piratas informáticos causen que los termostatos y aparatos conectados en red funcionen mal, posiblemente causando u daño físico, especialmente a las poblaciones vulnerables. [Referencia: ” El futuro de la delincuencia “ del 14 de mayo de 2014];
  • En combinación con datos de medidores de agua inteligentes, se pueden determinar los tiempos exactos para tomar una ducha o un baño y, con mayor precisión , cuando un hogar esta vacío y susceptible a robos no detectados.

En lo que respecta a informar a los consumidores sobre el riesgo de la red inteligente, las empresas de servicios públicos y los fabricantes no tienen ningún incentivo para informarle a los consumidores sobre estos riesgos, ya que crearían una reacción aún mayor por parte del ellos contra el despliegue de las tecnologías de redes inteligentes. La información relacionada con el riesgo está siendo deliberadamente suprimida por la industria de la redes inteligentes, y el público está recibiendo información errónea que indicaría que no hay más riesgos contra la privacidad o de seguridad relacionados con los medidores inteligentes en comparación con los antiguos medidores analógicos .


Esta es una parte del Exhaustivo Informe sobre como los medidores inteligentes pueden invadir la privacidad

Forman parte del site que realizó el documental Take Back Your Power Recupera Tu Energía (en traducción libre).

Tengamos en cuenta todas estas advertencias ahora que Edenor y Edesur están instalando Medidores Inteligentes en nuestras casas.

El documental Take Back Your Power está online pero no le encontré los subtítulos en castellano!



Trailer del documental “Take Back Your Power” (Recupera Tu Energía)

Anuncios

En Buenos Aires las compañías de electricidad comienzan a instalar medidores inteligentes: ¿Más vigilancia y más de nuestros datos vendidos?

De una nota en La Nación:

Comienzan a instalar medidores que les permitirán a los hogares vender luz

Con aparatos inteligentes, quienes generen energía renovable podrán despachar a la red; Edesur pondrá 5000; se sumarán a los de Edenor

“La intención del sector privado está en línea con los cambios legislativos que impulsa el oficialismo. De hecho, ayer la Cámara de Diputados le dio media sanción a un proyecto que propone habilitar a usuarios residenciales y del sector privado a producir su propia energía sobre la base de recursos renovables.”

“Edesur lanzará el plan más ambicioso conocido hasta ahora. El mes próximo iniciará la instalación de medidores inteligentes en clientes en distintos lugares de la ciudad y del conurbano bonaerense. El objetivo del plan piloto es tener para fin de año 5000 unidades de ese tipo en marcha, para avanzar con un plan masivo en los próximos dos o tres años.

“No es sólo el medidor, es un sistema. Permite mejorar la calidad técnica del servicio, la atención comercial a los clientes e introducir otros beneficios, también para la compañía. Hace 16 años que empezamos en Italia, con el despliegue masivo de la medición inteligente”, explica Alessio Montone, jefe de Soluciones Inteligentes de Medición (Smart Meter Solutions) de ENEL, la empresa dueña de Edesur.

Los medidores inteligentes son aparatos que no sólo pueden medir el consumo de energía de un hogar de manera digital, sino también la salida de electricidad a la red. Este último punto, que a nivel local suena casi quimérico, es una realidad consolidada en otros países. En Italia, país de origen de ENEL, la empresa reemplazó en tres años, a partir de 2001, unos 30 millones de medidores. Hoy hay 400.000 pequeños distribuidores conectados que, en el pico de generación, aportan 25.000 MW al sistema, la mitad de lo que necesita ese país. Y el equivalente, en términos aproximados, al pico de consumo de la Argentina. Esa onda tecnológica expansiva también llegó a países de la región como Colombia, Perú y Chile, donde también opera ENEL.

Edenor tiene planes similares. Desde mayo de este año hay 30 medidores inteligentes instalados en la zona de Vicente López y Olivos, para probar el sistema. La intención de la empresa es encarar un desarrollo masivo en los próximos años, algo que está contemplado en su plan de negocios.

Además del nuevo negocio que tendrán a mano, los usuarios residenciales de electricidad verán otros cambios. Cuando hay un corte de media tensión, las empresas lo advierten de inmediato, pero no ocurre lo mismo en el caso de la baja tensión, el tipo de cable que llega a los hogares. Tanto Edenor como Edesur sólo lo notan cuando el cliente hace el reclamo. Con los medidores inteligentes, en cambio, las empresas sabrán de inmediato qué zona tiene cortes de luz y podrán disponer más rápido los mecanismos para la reparación del problema.

Finalmente, ya no habrá una persona que pase periódicamente a revisar el consumo de cada hogar en los actuales medidores, sino que esa cuenta se hará de manera remota, algo que ayudará a evitar errores. Pese a eso, las empresas sostienen que no despedirán personal, sino que lo capacitarán para hacer otras tareas que, por ejemplo, sirvan para reducir la cantidad y la duración de los cortes de luz.

Pese a la sofisticación del aparato, el ejecutivo de Edesur sostiene que la empresa se hará cargo del costo adicional. No por altruismo, sino por su propia conveniencia. “La empresa lo otorga porque el aparato representa una serie de beneficios para la distribuidora. Nos hace mucho más eficientes. En otros países -entre otras cosas por la medición inteligente-, hemos bajado un 40% nuestros costos operativos en 15 años”, explicó.

Los cambios en el sector eléctrico van más lejos. Es probable que en los próximos meses prospere un plan de etiquetado de hogares, algo similar a lo que ocurre hoy con los electrodomésticos, para identificar cuán eficiente es una casa en términos energéticos.”

La Nación

¿Cómo es este etiquetado?, ¿En qué consiste?, ¿No será discriminatorio?,

La empresa podrá saber, en el momento, si hay baja tensión, o sea que estará las 24 hs. monitoreando el flujo de electricidad, ¿Sabrá cuando no hay nadie en la casa ya que hay menos consumo de energía?, ¿Le dirá a las compañías de telemárketing cuando hay gente en la casa para que llamen?, ¿Cuál es el marco de privacidad de estos datos?.

No lo sé, ¿Alguien sabe?, ¿A quién preguntarle?, si alguien sabe avise o envíe un mail a:

Eduardo_g(arroba)riseup.net


Haciendo una búsqueda rápida sobre Smart Meter (medidores inteligentes):

marchafranc

Convoatoria a una marcha, en Francia,  contra la instalación de medidores inteligentes de electricidad

Aparece una nota en The Guardian

Patrick Collinson

Los franceses están enojados con sus medidores que están recopilando datos sobre su vida cotidiana. Tal vez los británicos también deberían preocuparse

Sábado 24 junio 2017 02.00 EDT

Los Mini-computadores están siendo instalados en los hogares y negocios de 30 millones de británicos en un programa, cuyo costo es de 11.000 millones de libras, les permitirá a las compañías de energía monitorear remotamente nuestro uso de gas y electricidad. Pero ¿podrían los los medidores inteligentes convertirse también en nuevos espías en nuestros hogares, planteando nuevos temores sobre una sociedad de vigilancia en la medida que rastrea a nuestras actividades diarias?

Activistas en Francia, donde se está llevando a cabo un programa de instalación similar, piensan eso. En mis vacaciones en Burdeos recientemente me llamó la atención los carteles que anunciaban una marcha llamada “ Stop Linky “. Linky es el nombre del nuevo medidor inteligente de EDF [la cia francesa de energía], pero ha provocado una reacción más vociferante que aquí. ” Dites NON! aux compteurs communicants LINKY ” , gritaban los carteles antes de una marcha para mediados de junio, junto con otras planeadas por todo el país.

Los abogados de Stop Linky están preparando una demanda colectiva contra EDF y su filial Enedis, que están implementando el programa. El abogado Arnaud Durand afirma que los medidores inteligentes plantean problemas de salud y de privacidad. Él los llama de “caballo de Troya” que podría cosechar grandes cantidades de datos sobre nuestras actividades. Incluso información rudimentaria tiene valor comercial. “Por ejemplo, una compañía de telemárketing sabrá si es un buen momento para llamarte a tu casa”.

En Gran Bretaña, los activistas de la privacidad comparten sus temores. Guy Herbert de NO2ID dice: “Los medidores inteligentes se presentan como una iniciativa ambiental y de ahorro de energía. Pero es un modelo altamente vigilante. Puede decir cuántas duchas te has dado, cuando estás cocinando, cuando estás dentro y fuera de tu casa. ”

Ya están surgiendo pruebas de la carrera para monetizar los datos de los contadores inteligentes. Un video en la página web de Onzo, una compañía de análisis británica, dice: “Tomaremos los datos de consumo de energía de los sensores y medidores inteligentes. Los analizaremos y construiremos un perfil altamente personalizado de cada cliente de los servicios públicos “. Que tendrá “la capacidad de monetizar los datos de sus clientes proporcionando un enlace directo a organizaciones de terceros basado en la identificación del carácter del cliente “. El año pasado, Onzo hizo en una “hackathon de bienes de consumo” organizada por Procter & Gamble para ayudar a vender más detergente, champú y artículos de tocador.

Pero, como dice Herbert, no se tratan sólo de actividades comerciales. La Ley de Poderes de Investigación también entrega a las autoridades acceso a datos en masa, incluyendo datos de energía. “Un medidor inteligente también es un controlador inteligente”, advierte.

¿Estos temores son exagerados? Bernard Lassus es el jefe de Enedis, la empresa que ya ha instalado 4,7 millones de contadores inteligentes en Francia. Estudio tras estudio en Francia, Estados Unidos y Canadá han refutado los temores sobre la salud que rodean a los medidores inteligentes, dice. Los medidores franceses transmiten datos de consumo de energía una vez al día y no contienen más información que un medidor de corriente. Los datos no están individualizados y no pueden ser vendidos a terceros sin el previo consentimiento previo de los habitantes de ese hogar.

En Gran Bretaña, los voceros de la industria Smart Energy GB adoptan una línea similar. “Su medidor inteligente almacena y transmite información sencilla sobre cuanta energía ha utilizado su hogar. Los datos personales como su nombre, dirección y datos de cuenta bancaria no se almacenan o se transmiten a través del medidor. Su proveedor no puede utilizar ningún dato de su medidor inteligente para propósitos de ventas y marketing a menos que usted le dé permisos para hacerlo. ”

Pero todos sabemos que una vez que los datos están ahí fuera, se usan de una manera de la que no podemos anticipamos. Un proyecto de ley de medidores inteligentes presentado esta semana también dice que habrá nuevos “poderes para hacer cambios en las regulaciones de los medidores inteligentes”.


No está claro si los medidores inteligentes resultarán en tarifas más baratas y transparentes, con algunas advertencias de que está siendo un elefante blanco de 11 mil millones de libras.¿Y alguien puede decirme por qué nuestro programa, idéntico en tamaño al de Francia, cuesta algo así como 5 mil millones de euros más que el de ellos?

Reisitir con el dinero en efectivo. Esta carrera para digitalizar a todos los pagos es peligrosa

The Guardian

Suecia lidera al mundo que lucha por menor cantidad de dinero en efectivo. Al hacerlo, también lidera el mundo hacía la apertura de sus ciudadanos a una detallada vigilancia financiera. “Cashless society”  {Sociedad sin dinero en efectivo] es un eufemismo para una “sociedad de pagos bancarios”, en la que cada transacción debe pasar a través de un complejo de bancos, compañías de tarjetas, proveedores de teléfonos y aplicaciones de smarthpones para realizar pagos.

Al otorgar a las corporaciones financieras un control completo sobre el sistema monetario, todas nuestras interacciones económicas terminan registradas en sus bases de datos para su análisis. Suecia puede llegar a ser la primera sociedad en la que se registren todas las acciones económicas privadas.

Al cashlessness [Cuanto menos dinero en efectivo] se presenta a menudo como un “progreso” natural. De hecho, BBC article about Sweden’s digital payments un reciente artículo de la BBC sobre el fetiche  por los pagos digitales de Suecia se pregunta: “¿Cómo fue que la nación nórdica se adelantó tan lejos del resto de nosotros?” Como si el cashlessness fuera una carrera en la que todos estamos dispuestos a competir.

Los comentaristas a menudo sugieren que el fenómeno está impulsado por la “demanda del consumidor”. Es parcialmente cierto. Pide a una sala a las personas que levanten la mano si desean poder usar pagos digitales, y la mayoría lo hará. Pero si se vuelves a formular la pregunta como “¿Quieres no tener ninguna opción de usar dinero en efectivo?” La gente estará más vacilante. Nos gustan las nuevas opciones, pero no nos gusta que se eliminen opciones.

Los evangelistas del automóvil al comienzo del siglo 20 impulsaban a los coches como el transporte del futuro, superior a otras formas, tales como los carruajes de caballos. La bicicleta, sin embargo, se ha mantenido obstinadamente persistente, a pesar de la mayor velocidad del coche, la distancia y la capacidad de carga. Esto se debe a que la bicicleta es más eficiente en ciertos contextos y requiere menos mantenimiento. Los coches han llegado a causar congestión, contaminación, accidentes y expansión urbana, y hoy  vemos a la bicicleta simple como una solución a los problemas causados ​​por el auto “superior”.

Así es con dinero en efectivo. La industria de los pagos digitales intenta darle  un papel al dinero en efectivo como si fueran pago en carruajes de caballos; pero el efectivo es como la bicicleta, más flexible, resistente y conveniente en ciertos entornos, especialmente los informales.

La gente no “quiere” más cashlessness más que lo que “quieren” una sociedad donde se les permita sólo usar autos. Y una vez que la gente vislumbra el lado oscuro de los pagos digitales a través de los bancos -con vigilancia, aumento masivo del cibercrimen financiero y exclusión de las personas que no pueden acceder al sistema bancario formal- es probable que quieran que el dinero en efectivo permanezca.

Hay, sin embargo, ciertas instituciones – bancos, compañías de pagos y gobiernos – que realmente quieren la muerte del dinero en efectivo. Están librando guerra contra el dinero en efectivo, difundiéndola públicamente como un mal social anticuado, mientras que lo contrasta con una visión romántica de los pagos digitales. La mayoría de la gente común no ve al dinero en efectivo como un “mal social”. Lo ven como una utilidad pública normal. Las empresas privadas, sin embargo, ven a los servicios públicos como una competencia. La única razón por la que Visa llevó a cabo su campaña “cashfree and proud” [sin dinero en efectivo y orgulloso] es porque Visa pierde ingresos cuando se usa dinero en efectivo.

La ingeniería para conseguir el consentimiento público contra el dinero en efectivo es un proceso sutil. Las personas pueden disfrutar de una nueva aplicación para realizar pagos o tarjetas que no se necesitan pasar, pero las instituciones financieras luego utilizan eso para justificar la eliminación gradual de la infraestructura del efectivo – como ATMS – con el fin de hacer deliberadamente que el dinero en efectivo sea más difícil de usar. Esto se retroalimenta, haciendo que el aspecto digital parezca relativamente más conveniente, “inspirando” a más personas a elegirlo.

En una investigación reciente de la Comisión Europea sobre la implementación de umbrales que establecían límites en el monto de las transacciones que se podían pagar en efectivo se puede observar un loop de retroalimentación auto-realizable similar. Los umbrales parecen llegar a un compromiso, obstaculizando a los grupos criminales, que pueden utilizar grandes transacciones en efectivo, al tiempo que tienen un impacto mínimo en las empresas legítimas, que utilizan pequeñas transacciones en efectivo. Sin embargo, si quisieras crear lentamente una sociedad sin dinero en efectivo, los umbrales serían la manera ideal de realizarlo incrementalmente. Al disminuir gradualmente el umbral a lo largo del tiempo, las autoridades liberan lentamente a las personas de dinero en efectivo al hacer cada vez más difícil su uso. Actúa como un mecanismo de engranajes, empujándolos hacía los brazos de la industria de pagos digitales.

Puede ser que esté equivocado. Tal vez la gente común en Suecia desean apasionadamente no usar dinero en efectivo, y se dirigen hacía allí por ellos mismos. Tal vez no son conscientes de las desventajas del pago digital, o no les importa porque tienen altos niveles relativos de confianza hacía su gobierno y sus instituciones financieras. Pero esta cuestión va más allá de Suecia. El gobierno indio recientemente intentó forzar a sus ciudadanos hacía una sociedad sin dinero a través de su chapucero programa de desmonetización, que golpeó duramente a los indios más pobres.

Y luego está la rápida digitalización del sistema monetario de China. Dos servicios, WeChat y Alipay, han ganado terreno masivo en los pagos móviles. Hay enormes implicaciones de vigilancia al tener cientos de millones de transacciones encaminándose a través de dos empresas a las que el gobierno chino tiene acceso. Los pagos son una de las últimas fronteras de los datos. Tu perfil de Facebook presenta tu imagen pública, pero en tus pagos privados “pones tu dinero donde está su boca”.

Los estados que tienen acceso a tus datos de pagos abren un potencial para la censura económica. ¿Deseas interrumpir una gran protesta en un país donde todo el mundo usa dos proveedores de pagos principales a través de aplicaciones de smartphones que proporcionan datos de localizaciónn? Ordena a las compañías que no procesen pagos desde cualquier teléfono dentro del área de la protesta.

Las empresas también están babeando sobre el potencial de monitorear los datos de pagos de los clientes. Pueden pasarlo a través de sus sistemas de aprendizaje de máquina para entender sus rasgos y manipularlos con niveles cada vez mayores de sutileza.

Este es el mundo que festejamos cuando felicitamos a Suecia por encerrarse en una jaula de pagos digitales. Tal vez deberíamos ser más cautelosos.

Facebook y Google, muéstrennos sus datos publicitarios

Bloomberg


Comprender cómo nos influyen es crucial para el futuro de nuestra democracia.

Internet, dirigida por los gigantes de la tecnología Amazon, Facebook y Google, ha sido grande en conectarnos con productos. Ha sido menos buena, sin embargo, en conectarnos como algo político. Es hora de que empecemos a imaginar cómo se vería una Internet optimizada para el ciudadano.

Soy una mujer de tamaño plus, y cuando estaba embarazada de mi primer hijo en 1999, encontrar ropa para embarazada era un sufrimiento. Las tiendas para embarazadas no tenían mi tamaño, y las tiendas de tamaño plus no vendían ropa para embarazadas En el momento en que estaba embarazada de mi tercer hijo en 2008, Internet ofrecía todo lo que necesitaba – muy barato y con entrega rápida.

Hemos hecho un negocio. A cambio de vigilancia comercial y recopilación de datos, tenemos el mejor shopping del mundo. Y así como mis amigos y yo solíamos socializarnos en el shopping cuando éramos adolescentes, hoy nos socializamos online en espacios comerciales como Facebook y Twitter. Las tiendas que nos rodean, informadas por nuestros perfiles digitales, se transforman mágicamente para satisfacer nuestras necesidades y deseos. Tenemos una experiencia personalizada en Internet.

Esta feliz historia tiene excepciones. Las industrias depredadoras usan la misma tecnología de búsqueda de perfiles para localizar a personas que necesitan desesperadamente dinero o son vulnerables a los  juegos de apuestas y les venden cosas que no deben comprar. Pero en gran parte, estamos en nirvana del consumo.

El lado oscuro de esta revolución es que los datos recolectados para un uso pueden ser reutilizados para otros. Nuestros silos de márketing también son silos de información. Gracias a nuestras experiencias adaptadas, compartimos de nuestra realidad común muy poco con personas que no están de acuerdo con nosotros. Ellas ven diferentes productos, diferentes noticias políticas, incluso hechos diferentes.

Avanzó sobre nosotros lentamente, mientras jugábamos con nuestros nuevos chiches. Pero ahora los gigantes de Internet tienen un enorme poder. Facebook y Google juntos acumulan el  77 por ciento de los ingresos de publicidad digital en los EE.UU.. Representan una porción cada vez mayor de anuncios políticos y nos ofrecen entornos de noticias que controlan y editan. Capturan muchas horas de nuestra atención todos los días, es difícil ver cómo no podríamos ser influenciados.

Esta influencia no es benigna. El mes pasado, la New America Foundation cerró su iniciativa Open Markets después de que un gran donante – Eric Schmidt, presidente ejecutivo de Google Parent Alphabet Inc. – se opusiera a su posición sobre la regulación europea de antimonopolio. Los gigantes de la tecnología están gastando cantidades cada vez mayores en lobby, es mucho para que no pensemos en su poder de mercado y el acceso a los datos como algo más que inevitable.

Considere las implicaciones para la sociedad. La forma en que Google presenta los resultados de las búsquedas puede influir en las opiniones de los votantes y posiblemente ayudar a radicalizar a las personas vulnerables (¿recuerda a Dylann Roof?). Los experimentos de Facebook con su botón “He votado” sugieren que podrían cambiar los resultados de las elecciones. Imagine las posibilidades si el CEO de Facebook Mark Zuckerberg se postulara para presidente (no un escenario impensable). Estaría completamente dentro de su derecho que sus ingenieros programaran para desviar el feed de noticias de Facebook hacia la cobertura positiva de su campaña.

Nos dimos cuenta de a qué podría parecerse en la última campaña presidencial. El equipo de Donald Trump, por ejemplo, supuestamente plantó publicaciones en Facebook como parte de una operación para suprimir al voto afroamericano. Y ahora sabemos que las cuentas falsas, probablemente operadas desde el Exterior de Rusia, gastaron unos 100.000 dólares en anuncios de Facebook antes de las elecciones de 2016, anuncios que podrían haber llegado  a decenas de millones de personas. Sin embargo, los investigadores no pueden tener una idea más precisa de lo que sucedió, porque Facebook no ha publicado los datos necesarios para hacerlo.

Facebook nos da mucho. Es un lugar para conectarse con amigos y familiares. También es la máquina de propaganda más eficiente jamás construida por el hombre. ¿Cómo podemos desacoplar esas dos cosas y promover una mientras limitamos la otra? De manera más general, si decidimos que hemos hecho un mal negocio con la gran tecnología, ¿qué podemos hacer al respecto?

La autoridad de lo inescrutable hace que sea difícil para cualquier individuo disgustarse con los gigantes de la tecnología – nadie que no sea un científico de datos especializado en el aprendizaje de las máquinas puede incluso entender a los algoritmos. Eso deja al gobierno, que hasta ahora se ha centrado en asuntos antimonopolios relacionados con los consumidores, no sobre el estado de nuestra democracia. Y el clásico enfoque antitrust de dividir a las empresas para aumentar la competencia probablemente no conseguiría el truco: ¿Quién puede competir contra Google sin los datos, los equipos de ingeniería, la infraestructura y el programa?

Tendremos que intentar algo más. Podría ser el  establecer un estándar legal para la transparencia, para que la gente sepa cómo se están vendiendo sus datos, por cuánto y a quién. O podría requerir encontrar maneras de limitar el uso de la publicidad dirigida, así habría menos incentivos para recolectar tanto datos sobre nosotros.

Tal vez lo que necesitamos es una especie de algo análogo para la era de Internet al ideal de la radiodifusión pública: una nueva y paralela internet optimizada para el ciudadano y no para el consumidor. Imagine un espacio que no esté contaminado con anuncios, que le permite a la gente buscar, por ejemplo, información sobre la salud en fuentes que no tengan nada para vender. Nos gustaría ir allí para aprender, escuchar y participar, y volver a la Internet comercial sólo cuando quisieramos comprar algo. Puede comenzar localmente, a nivel de ciudad o vecindario, seleccionada e informada por las normas y costumbres locales. Las personas que crearon contenido podrían ser compensadas por sus comunidades.

Probablemente no hay una solución única o perfecta, pero tenemos que empezar por alguna parte. Extrapolar hacía 50 años en el futuro, cuando el big data de hoy se verá insignificante y sus algoritmos inexactos y modestos. ¿Qué tipo de economía de la información apoyará a una democracia saludable?

Esto no es un desafío tecnológico. Es un imperativo político. No podemos entregar nuestra democracia a un pequeño grupo de corporaciones con fines de lucro a cambio de una mejor experiencia de compras. Como mínimo, debemos exigir que Facebook y Google publiquen todos los datos de sus anuncios políticos, incluyendo quién los compró y cuáles fueron sus objetivos. Al menos entonces tendríamos una mejor idea de hacía qué nos estamos enfrentando.

¿Escuchás lo que dice tu campo?

Twitter enviado por Monsanto Argentina



Y, si usás esas plataformas digitales, quien va a escuchar lo que dice tu campo ya sabés quien será!

No creo que en las misas biotecnológicas de los fines de semana (los programas de radio del campo te digan hacía donde van todos esos datos!)


Algo más sobre Agricultura de Precisión

The Open Mind: “Twitter y Gas Lacrimógeno”, entrevista a Zeynep Tufekçi

En la base del video, a la derecha, donde dice CC le activan los subtítulos en español
En este programa entrevistan a Zeynep Tufekçi socióloga especialista en tecnoogía, autora del libro: Twitter y Gas Lacrimógeno, El Poder y La Fragilidad de las Protestas en Red
El libro está online, pueden descargarlo acá, está en inglés.


El video en Youtube


Las Columnas de Zeynep Tufekçi en The New York Times en inglés.


Para descargar los subtítulos en español de la entrevista

Si vas a usar reconocimiento facial para desbloquear a tu celular o publicar tu foto en todos lados…Pensalo un poco más!

Inteligencia artificial ya puede determinar tu orientación sexual con una foto

Publicado: 9 sep 2017 16:02 GMT

Un sofisticado programa informático puede adivinar si eres gay o heterosexual a partir de imágenes faciales.

La inteligencia artificial (IA) ahora puede identificar con gran precisión la orientación sexual de una persona mediante el análisis de fotos del rostro, según un nuevo estudio de la Universidad de Stanford que será publicado en la revista ‘Journal of Personality and Social Psychology’.

“Redes neurales profundas”

La investigación se basó en más de 35.000 imágenes faciales de hombres y mujeres que están disponibles en un sitio web para encontrar pareja. Los investigadores extrajeron características de las imágenes usando “redes neurales profundas”: un sofisticado sistema matemático que aprende a analizar imágenes basándose en un gran conjunto de datos.

El ‘software’ informático probado durante el estudio logró distinguir correctamente entre homosexuales y heterosexuales con una precisión del 81 % en los hombres y del 74 % en las mujeres. Cuando el programa revisó 5 imágenes por persona, tuvo aún más éxito: fue capaz de aumentar el nivel de acierto hasta el 91 % en hombres y el 83 % en el caso de las mujeres.

Los humanos se desempeñaron mucho peor que el algoritmo, al identificar con precisión la orientación sexual solo del 61 % en los hombres y del 54 % en las mujeres. En términos generales, eso significa que “los rostros contienen mucha más información sobre la orientación sexual de la que puede ser percibida e interpretada por el cerebro humano“, escribieron los principales autores del estudio, Michal Kosinski y Yilun Wang.”

 

“Una amenaza a la seguridad y la privacidad”

La investigación ha llevado a los críticos a cuestionar el posible uso de este tipo de IA, tanto desde la ética de la tecnología de detección facial como en términos de la violación de la privacidad de una persona.

Con conjuntos de datos apropiados, pruebas similares podrían, de acuerdo con los investigadores, detectar otros rasgos personales como el nivel de IQ de un individuo o incluso sus opiniones políticas. Sin embargo, Kosinski y Wang también advirtieron sobre las ramificaciones potencialmente peligrosas que tales ‘softwares’ de la IA podrían tener en la comunidad LGBT.

“Teniendo en cuenta que las empresas y los gobiernos están utilizando cada vez más algoritmos de visión computarizada para detectar rasgos íntimos de las personas, nuestros descubrimientos exponen una amenaza a la privacidad y la seguridad de hombres y mujeres gays“, concluyeron Kosinski y Wang.

Rusia Today


Más allá de si es verdad o si es posible algo así, el sólo hecho de que se largue algo así me parece peligrosísimo.

Más en Rusia donde se penaliza la homosexualidad. ¿Cómo puede ser que los científicos no se hayan cuestionado más antes de largar algo así?

En otro estudio dice que analizaron fotos de personas que se declaraban gays o lesbianas en Facebook, otro motivo más para no exponerse tanto en Facebook, para no subir fotos a esa plataforma.

¿Cuánto tiempo pasará hasta que salga una aplicación donde tu smartphone analice una foto y te diga si es de un gay o no?

¿Qué pasa si en un trabajo lo usan para “descubrir” la orientación sexual de posibles postulantes?

¿De qué otra forma estamos ayudando a gente como los que hicieron estos estudios con lo que subimos o compartimos en esas plataformas sociales?

¿No lo pensarías más veces antes de habilitar el reconocimiento facial como forma para desbloquear a tu celular?