El yuyo colorado (Amaranthus) un éxito en casi toda Córdoba!

“En algunos departamentos, la maleza resistente a glifosato tiene presencia en todos los lotes, según Aapresid.

l yuyo colorado (Amaranthus) se ha convertido en la especie que más presencia tiene en la superficie de la provincia de Córdoba, por encima del área que ocupan cultivos productos como la soja y el maíz juntos.”

 

Afectación múltiple

Del relevamiento surge también la superposición de malezas que presentan algunos lotes. Por ejemplo, el 80 por ciento de los lotes cordobeses poseen yuyo colorado resistente, mientras que el 36 por ciento posee chlorídeas y el 34 por ciento sorgo de alepo resistente a glifosato, lo que muestra que hay lotes con dos o tres de estas malezas”, sostiene el informe.”

“La mayor afectación

Río Cuarto: 1,134 millones de hectáreas.

General Roca: 832 mil hectáreas.

Unión: 687.994 hectáreas.

San Justo: 583.200 hectáreas.

Juárez Celman: 500.888 hectáreas.

Río Primero: 337.066 hectáreas.

San Martín: 279.194 hectáreas.

Río Segundo: 278.196 hectáreas.

 

Fuente:

http://agrovoz.lavoz.com.ar”

Mitre y El Campo


Lo república Mitre y El Campo, no alguien que está en contra de este modelo!!

Un éxito el Yuyo Colorado en la Provincia de Córdoba!!

Anuncios

Director del IICA felicitado por Monsanto!

Tweet de Monsanto Argentina



En la nota de Clarín twitteada:

Asumió el argentino Manuel Otero como Director General del IICA

Es el primer argentino que desde el 2003 esté al frente de un organismo internacional, principal organismo hemisférico promotor del desarrollo rural.

“Apoyado en un fuerte compromiso por la agricultura familiar y el desarrollo territorial, Otero manifestó que su preocupación pasará “el fortalecimiento de las zonas rurales”, y expresó su interés en “trabajar con los países menos desarrollados para contribuir a bajar la desigualdad en el continente americano”.”

Clarín

 


¿Qué tipo de agricultura familiar desarrollará Manuel Otero si es felicitado por Monsanto?

Un posible lema: Glifosato para todos y todas!

Fracaso del modelo agrícola argentino: Avance de las malezas

Eduardo Gudynas advierte:


La página en La Nación



En la nota de La Nación dan la dirección de Red en conocimiento en Malezas (REM) Para poder ver los mapas con las comparaciones sobre la evolución de las distintas malezas en la Argentina es importante resaltar que esta Red es organizada por AAPRESID así que no podemos decir que sean enemigos del modelo agrícola!


rem

El cuadro que aparece en REM de AAPRESID, llama la atención el aumento de P/A (Presencia y Abundancia) en 2017 en comparación con los años anteriores!


Ante esto el problema serán quienes no apliquen las buenas prácticas agrícolas nunca un sistema que está condenado al fracaso!, seguirán tirando más y más venenos y generando más y más resistencias, y cambiar de modelo?

Gualeguaychú Sin Glifosato

GUALEGUAYCHÚ SIN GLIFOSATO

NOTA QUE PRESENTAMOS AYER AL CONCEJO DELIBERANTE DE GUALEGUAYCHÚ.
NECESITAMOS DE MODO URGENTE QUE SE TRATE EL PROYECTO DE ORDENANZA PROHIBIENDO EL USO , COMERCIALIZACIÓN Y ALMACENAMIENTO DEL GLIFOSATO.
POR UN 2018 SIN GLIFOSATO EN GUALEGUAYCHÚ TAMBIÉN!!!!!!!

San José de Gualeguaychú, 19 de diciembre de 2017.

Al Secretario del
Honorable Concejo Deliberante de Gualeguaychú
Sr. Leandro Silva
D / D

Las asambleas, colectivos, organizaciones, grupos de vecinas y vecinos y organizaciones no gubernamentales abajo mencionadas, nos dirigimos a Usted, y por su intermedio a todos los Concejales y las Concejalas de la Municipalidad de San José de Gualeguaychú, para solicitar el urgente tratamiento y aprobación del Proyecto de Ordenanza sobre la prohibición del Glifosato en el ejido de San José de Gualeguaychú (expte. Nº 6104/2017).
Motiva nuestro pedido la certeza de que el Glifosato es sumamente dañino para la salud del ambiente y las personas, tal lo prueban numerosos estudios científicos divulgados y de público conocimiento.
Nuestra urgencia tiene que ver con el convencimiento de que es necesario generar normativas que protejan el derecho de las personas a vivir en un ambiente saludable. Porque existen pruebas también de que se puede producir de otra manera, tal es el ejemplo de la AGROECOLOGÍA.
Esperando que los Concejales y las Concejalas se expresen protegiendo la salud de las personas, esperamos que se sancione el proyecto de ordenanza mencionado, entendiendo que es un paso necesario y urgente que dar en el sentido de construir territorios libres de contaminación y las enfermedades que los agroquímicos producen.
Solicitamos imperiosamente que los Concejales y Concejalas prioricen la salud de vecinas y vecinos, por encima de los intereses económicos de las corporaciones denominadas agroindustriales, que en otras localidades (ejemplo Rosario) han intentado incidir en el posicionamiento de los funcionarios públicos.
Saludamos atentamente y nos manifestamos atentos y solicitamos sean escuchados los argumentos de nuestra posición.

Grupo de Vecinas y Vecinos de Pueblo Belgrano
Colectivo Me Hago Cargo, Pueblo Belgrano
Foro Ecologista de Paraná
Güerta y Energía, Concepción del Uruguay
Por la Vida sin Agrotóxicos, Concepción del Uruguay, Entre Ríos.
Asociación por la Justicia Ambiental. Presidenta María Fernandez Benetti.
Asamblea Ciudadana Ambiental de Concepción del Uruguay
Grupo de Vecinas y Vecinos de Pueblo Belgrano
Colectivo Me Hago Cargo, Pueblo Belgrano
Ambiente Saludable de San Andrés de Giles
Vecinos Autoconvocados de Arroyo Leyes, Santa Fe
Red Federal de Docentes por la Vida
Chañar libre de ageotóxicos, Santa Fe.
Comisión Regional de DDHH de San Lorenzo, Santa Fe.
Paren de Fumigarnos, San Carlos centro, Santa Fe.
Paren de Fumigar las Escuelas.
ONG Capibara. Naturaleza, Derecho y Sociedad, Santa Fe.
Vecinos Autoconvocados de Ceres y Hersilia, Santa Fe.
Vecinos autoconvicados del Este Mendocino.
Surcando desde la Memoria Campesina. Agricultores familiares, San Gerónimo, Santa Fe.
Progranma de TV regional “Onda verde”; Santa Fe.
Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria, Salta.
Asamblea por la Vida, Chilecito, La Rioja.
Naturaleza de Derechos.
Colectivo por la Ventana, Entre Ríos
Más Ríos, Menos Termas, Entre Ríos.
Asamblea Las Malezas, Rosario, Santa Fe
Fundavida, Gualeguaychú
Asamblea Ciudadana Ambiental de Colón, Entre Ríos.
Asamblea San José y Colón por el NO a los Agrotóxicos.
Conciencia Agroecológica 9 de Julio, Buenos Aires.
Colectivo Artesanos del Derecho, Córdoba.
Multisectorial Paren de Fumigarnos, Santa Fe
Asamblea Pueblo Esther por la Vida, Santa Fe.
Tupungato por Agua Pura, Mendoza.
Asambleas Mendocinas por el Agua Pura
ONG Conciencia Solidaria
Conciencia Agroecológica 9 de Julio.
Cátedra Abierta Estudios Urbanos y Territoriales UNPatagonia, sede Trellew
Cátedra Libre Soberanía Alimentaria EALGSM y FCV de la Universidad Nacional de Rosario.
Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria de 9 de Julio, Buenos Aires.
Asamblea Berta Cáceres, Salta
Unidos por la Vida y el Medio Ambiente, Ramallo, Buenos Aires.

Unión de Asambleas Ciudadanas

 

La izquierda y los transgénicos

De Prensa Obrera del Partido Obrero:

” Los OMG pueden ser desarrollados por entidades públicas, sin fines de lucro, el Estado cubano tiene líneas de investigación con OMG.”
“Una cosa es la tecnología, que no es ni buena ni mala per se, y otra muy distinta es el uso que se le da, los objetivos sociales que se le dé a esa tecnología.

Lo que debe hacer un partido revolucionario es luchar porque la tecnología no sea propiedad de una o de unas pocas empresas, que sea de libre uso; que no exista el secreto en la investigación y se compartan todos los hallazgos científicos inmediatamente y no cuando a la empresa le convenga. Que los técnicos, biólogos, veterinarios, farmacéuticos, especialistas de distintas ramas puedan trabajar con libertad, sin estar orientados por las necesidades de la empresa, sino de las necesidades sociales. Para eso se necesita que los trabajadores de la tecnología de OMG sean financiados por el Estado, a través de universidades públicas. Que los campesinos no tengan que pagar las regalías para enriquecer aún más a las multinacionales agropecuarias. Se debe expropiar esa tecnología, como tantas otras, para beneficio de la sociedad en su conjunto y no para el de la burguesía y los terratenientes. Solamente así, entre otras medidas, se podrá ir reduciendo el impacto ambiental de la actividad humana a consecuencia del manejo capitalista de la agroganadería.”

Prensa Obrera del Partido Obrero


Desde Mèxico quien podría ser Secretario de Agricultura del precandidato Andrés Manuel López Obrador, de izquierda:

Ciudad de México.- La organización Greenpeace México criticó la propuesta del precandidato Andrés Manuel López Obrador de designar a Víctor Villalobos como Secretario de Agricultura en su gabinete.

Recordó que, cuando fue Coordinador General de Asuntos Internacionales de Sagarpa, Villalobos impulsó el llamado “TLC transgénico” junto con Estados Unidos y Canadá.

“Promueve como Secretario de Agricultura a un funcionario que ha dado un espaldarazo a la industria de transgénicos, los cuales plantean un grave daño a la biodiversidad, a las semillas nativas mexicanas”, acusó la organización.

También señaló al funcionario de boicotear las negociaciones de la primera reunión del Protocolo de Cartagena sobre la bioseguridad de los Organismos Vivos Modificados (OVM) y de permitir la contaminación transgénica de maíz en la sierra norte de Oaxaca.

La propuesta, añadió, es incongruente con el proyecto de nación del precandidato, que busca la sustentabilidad natural.

“Su currículo tiene una marcada tendencia a favorecer los intereses de la industria biotecnológica y menospreciar a los detractores del acaparamiento corporativo y la devastación ambiental”, denunció María Colín, campañista legal de Greenpeace México.”

El Zócalo


La izquierda no puede pensar alternativas por fuera de este modelo industrial, no puede salir del esquema industrial y de crecimiento

Brasil: El Instituto Agronómico de Campinas crea naranja transgénica más resistente al “amarelinho”

Jornal Valor

Por Bettina Barros | De São Paulo

Mayor productor y exportador de jugo de naranja del mundo, con más de 80% del mercado global, Brasil podrá anunciar en los próximos años un hecho marcante desde el punto de vista científico y agronómico, pero que suscita preocupaciones: el desarrollo de la primera naranja transgénica del mundo con mayor resistencia a dos enfermedades simultaneamente: amarelinho y cáncer cítrico. Causadas por las bacterias Xylella fastidiosa y Xanthomonas citri, respectivamente, estas enfermedades son antiguas y recurrentes en los [pomares. Llevan a la pérdida de productividad y, eventualmente, a la muerte de la planta.

El descubrimiento inédito, que empezó a ser desarrollado hace siete años por dos investigadoras del Instituto Agronómico de Campinas (IAC), con recursos de la Fapesp, fue publicada en un artículo que salió en la tapa de la revista Molecular Plant-Microbe Interactions, de la Asociación Estadounidense de Fitopatologia.

La investigación involucró a dos variedades de naranja dulce y utilizó un gen de la misma Xylella para “engañar” la genética. Al insertarlo en la planta, las investigadoras Raquel Caserta, pos-doctoranda en el IAC, y su orientadora Alessandra Alves de Souza provocaron lo que llaman de “confusión del patógeno”.

Grosso modo, eso significa que la planta, ahora con el gen de se invasor, empieza a producir una molécula que interfiere en el sistema de comunicación de las bactérias, haciendo con que se muevan menos y, como consecuencia, colonicen menos a la planta. El resultado son árboles más resistentes a la enfermedad. “La transgenia redujo en 60% el CVC”, dice Alessandra, refiriéndose a la Clorose Variegada de los Citros, el nombre científico del amarelinho. “No evitamos que la Xylella entre en los vasos de la planta – ella es transmitida por insectos. Pero una vez ahí, redujimos su avance”, explica.

Para sorpresa de las investigadoras, el mismo gen de Xylella mostró señales importantes de retardamiento de la proliferación bacteriana también para el cancro, ampliando más su potencial de uso.

La doble resistencia fue especialmente festejada porque vino asociada a una bacteria “especial” para la Academia brasileña. En el 2000, investigadores del país (Alessandra entre ellas) presentaron al mundo el secuenciamiento del genoma de la Xylella fastidiosa, en lo que se reveló el mayor proyecto científico ya realizado en Brasil.

La apuesta en la Xylella surgió luego del período de un año en que Alessandra estuvo en la Universidad de California, en Berkeley, en 2010. Al lado del Dr. Steve Lindow, investigador del laboratorio de biologia de plantas y microorganismos, ella se encontró con la manipulación del gen de la bacteria en plantas de uvas. En el Hemisferio Norte, elamarelinho castiga a diversos cultivos – uvas y olivos son dos grandes víctimas. Los progresos eran visibles. Alessandra no tuvo dudas: se salía bien con uvas, podria funcionar también con las naranjas.

El amarelinho genera frutos pequeños y de maduración precoz. La enfermedad fue identificada aqui en 1987, em el Triángulo Minero y en São Paulo. Según Fundecitrus, entidad mantenida por la industria y productores, ella ocurre en intensidades diferentes en el país. Aunque esté relativamente controlada en esos Estados – las pulverizaciones para el combate al “greening” terminan matando a las cigarriñas transmisoras de la Xylella -, los índices de la enfermedad en Bahia y Sergipe aún son preocupantes.

La modificación genética como solución para problemas del campo atiende a los intereses de la industria y del productor, pero debe generar ruído en otros grupos. Al contrario de otras commodities agrícolas modificadas, la naranja puede ir directamente a la mesa del consumidor. “Teoricamente, la transgenia está en la estructura de la planta, no en la naranja. Pero si llega, no hay problema. Comemos bacterias todos los días en los alimentos. Y esta no hace mal”, defiende Alessandra.

Esta línea de investigación es una entre varias realizadas por los institutos, lo que incluye el mejoramiento tradicional y la cisgenia (cambio genético entre plantas del mismo gênero). Además del amarelinho y del cancro, la transgenia es estudiada en el IAC para otras enfermedades de los naranjales, como greening y leprose – todas aun en una etapa laboratorial.

Las mudas modificadas aún están en invernaderos, bajo un ambiente controlado y en macetas. El próximo paso será llevarlas al campo, donde frutificarán y generarán los resultados científicos necesarios antes de la comercialización. Para eso, el IAC va a protocolar aún este año el pedido de Liberación Planificada en Medio Ambiente, en la Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad (CTNBio), que regula a los transgénicos. LLa liberación deberá suceder el año que viene. La comercialización, sin embargo, no deberá llegar antes de cuatro años.

En los EUA, la transgenia en naranjas busca sobre todo la resistencia al greening. Las investigaciones, sin embargo, aún están en una fase inicial.


Más información en la FAPESP

 

Brasil: Resistencia a las malezas aumenta y preocupa a los productores

Jornal Valor es un diario económico con una sección dedicada al agronegocio

Según la Embrapa [INTA de Brasil], hay en el país 20,1 millones de hectáreas con plantas tolerantes a herbicidas en el sistema de producción de soja

Los esfuerzos para contener el avance de las malezas resistentes a herbicidas pueden elevar de forma substancial – en algunos casos, más que triplicar – el costo de producción de soja en Brasil. Un estudio recien lanzado por la Embrapa estima que los aumentos varían de 42% a 222% por hectárea, resultado del mayor uso de químicos en el suelo y de la caída de la productividad que acarrean las plantas indeseadas.

Las malezas surgen de forma espontánea en las plantaciones, pero el uso contínuo y por mucho tiempo de herbicidas del mismo grupo químico hizo propicia una selección natural de especies que obtuvieron, ciclo trás ciclo, la tolerancia a las aplicaciones. E resultado es que la batalla por espacio en el campo se tornó todavía más competitivo: Brasil figura actualmente en 5º lugar en el ranking mundial de países con el mayor número de casos de malezas resistentes, disputando nutrientes, agua y luz con otros cultivos, en 46 registros oficiales.

Según la Embrapa, hoy existen en el país estimados 20,1 millones de hectáreas con plantas tolerantes a diferentes herbicidas en el sistema de producción de soja, y en todas las regiones del país – casi 60% del área sembrada con la oleaginosa en la zafra 2016/17. Plantaciones de maíz, trigo y arroz también son afectadas. “Son números alarmantes y percibimos que el productor está ansioso por información, discusión y solución para el tema de la resistencia”, afirma Fernando Adegas, investigador de la Embrapa Soja y uno de los autores de la circular técnica que intenta elucidar el impacto en el bolsillo del productor.

“Es una preocupación mundial”, dice Adegas. Y destaca el tamaño del problema: 252 malezas ya se transformaron en tolerantes a herbicidas, alcanzando a 92 cultivos agrícolas sembrados en 69 países. En Brasil, son ocho especies: [buva, capim-amargoso, azevém, capim-pé-de-galinha, cloris y caruru.

Según el investigador, el costo promedio para el control de las malezas en el país es de [R$ 120 (unos u$s 40) por hectarea. Este valor, sin embargo, recorre una larga regla de graduaciones, dependiendo del tipo de maleza, de la etapa de la infestación y el potencial de perjucios a la productividad del cultivo.

En un escenario de azevém resistente al glifosato, la necesidad del uso de un herbicida alternativo asociado al control de la planta infestante queda entre R$ 118,60 y R$ 236,70, lo que representa un aumento promedio de gastos con herbicidas por hectáreas de R$ 57,65. Los valores suben, en promedio, entre 42% y 48% para las infestaciones aisladas de [buva y de azevém, respectivamente, e incluso hasta 165% si también hubiera crecido el capim-amargoso. En casos de infestacioes mixtas de buva y capim-amargoso, el alta promedio estimado por la Embrapa es de 222%.

No es sólo el coctail químico extra que eleva los costos. La pérdida de productividad es otro factor resultante de la disputa entre las plantas. Tomemos como ejemplo el capim-amargoso, una planta de crecimiento agresivo que llegó a Brasil a través de las importaciones de arroz de Bolívia – y hoy es comun en buena parte del país. Con crecimiento diario rápido, el ´amargoso facilmente sobrepasa y le da sombra a la soja, si no es controlado. El estudio de la Embrapa calcula que la presencia de una cada tres plantas por metro cuadrado de cultivo reduce la productividad de la soja en 23,5%.

“Es lo que llamamos de uno, dos y boom”, afirma André Salvador, director de Digital Farming de Bayer Crop Science para Brasil, refiriéndose a la capacidad de reproducción acelerada de estas plantas. Esto porque dentro de cada maleza hay algunas miles de semillas. Liberadas en el campo, ellas componen un gigantesco banco de semillas en el suelo que las mantienen constantemente brotando.

Para la industria de agroquímicos, como Bayer, la resistencia es un problema enorme. A fin del día, dice Salvador, ella impacta en la longevidade del portfolio de opçiones de manejo químico en la agricultura. “El desarrollo de nuevas moléculas es demorado y caro, y no consigue acompañar la rapidez de los casos de resistencia en las plantas. Independientemente de quien vá a vender [al herbicida], el impacto [de la resistencia] es muy grande”.

La resistencia ocurre con el uso sistemático de un único herbicida o de herbicidas distintos pero con el mismo mecanismo de acción, lo que lleva a una presión de selección por plantas estructuralmente más fuertes para tolerar a las pulverizaciones. En el caso de la soja, la elección del glifosato como preferido – asociado a la semilla transgénica, las ganancias de productividad en el campo alcanzaron niveles records – fue determinante para que él se transformase en el agroquímico que más encuentra especies resistentes.

“En aquella época, no teníamos tanto conocimiento sobre este asunto. La recomendación era usar sólo glifosato”, dice Ramiro Ovejero, gerente regulatorio y especialista en manejo de resistencia de malezas de Monsanto. La empresa desarrolló al glifosato.

La primera identificación de resistencia al glifosato ocurrió en Australia, en 1996. Siete años después, Rio Grande do Sul colocaba a Brasil en las estadísticas mundiales.

Están mapeadas en el mundo 252 malezas resistentes a herbicidas que perjudican a 92 cultivos en 69 países

El surgimiento de malezas resistentes al glifosato en cultivos perennes, como las manzanas en Rio Grande do Sul y a la naranja en São Paulo, encendió la señal de alerta, afirma Ovejero. Según él, la “clave empezó a cambiar” sólo en la zafra 2008/09.

En una reversión de postura, Monsanto empezó a indicarle a sus clientes la aplicación de un “mix” de químicos para el manejo correcto, así como la rotación de cultivos. Esa línea técnica es defendida por 100% de la industria y academia. Representado poe la Asociación Brasileña de Acción a la Resistencia de Plantas Dañinas a los Herbicidas (HRAC), el sector intenta controlar a uno de los mayores desequilíbrios de la agricultura moderna.

Otra apuesta está en la agricultura de precisión, justamente por ayudar al productor rural a pulverizar defensivos en el dosaje correcto y de forma puntual. En la perspectiva del mercado, el uso digital puede contribuir para darle más tiempo de uso a los herbicidas – evitando que la proliferación de plantas resistentes fuerce a una “jubilación” anticipada de portfolios carísimos.

Leonardo Menegatti, CEO de Inceres, empresa de inteligencia en el campo, afirma que la incorporación de nuevas tecnologias (máquinas con sensores que identifican y matan a las malezas) combinado al uso racional de químicos pueden generar una economia en el consumo de herbicidas de 40% a 50%.

En Rio Verde, Goiás, Bayer dió início a un proyecto piloto con 58 productores de soja en el que drones ayudan a detectar el surgimiento de las primeras plantas indeseadas. Es un aliento, y también un desafio de escalabilidad.

Sea como sea, el sector tiene apur. Mato Grosso, tierra apreciada por el amargoso y por la buva, intenta contener hace tres años la proliferación de una especie nueva en Brasil: el[ Amaranthus palmeri, el [caruru. Con crecimiento de dos a tres centímetros por día, la hierba llegó al país por las ruedas de máquinas agrícolas usadas importadas de los EUA. La mala noticia es que ya vino con tolerencia cero a químicos.

Por Bettina Barros | De São Paulo


La gente de Monsanto no tenía idea de lo que iba a pasar!, eso sí, de cambiar este modelo por algo un poco (un poquito) más sano ni se les ocurre!