Se le terminó la preocupación por el glifosato a Marcelo Tinelli!

A C T U A L I Z A C I O N

Marcelo Tinelli publicó este twitt el 14 de Octubre, ojalá que le pregunte a Alberto Fernández qué va a hacer con esto!


 


Si buscamos los últimos twitts de Marcelo Tinelli sobre el glifosato encontramos que el 2 de octubre se terminó su preocupación!:



¿Habrá tenido algo que ver el acercamiento entre Alberto Fernández y Marcelo Tinelli organizado gracias a Matías Lammens?
¿O, tal vez, el plan de Alberto Fernández con Syngenta?

Seguimos sin saber cuántos agroquímicos/agrotóxicos se arrojan en la Argentina

“En Argentina, el mercado de herbicidas fue durante el año pasado de 1.500 millones de dólares: creció en 6 años más de 800 millones de dólares.”


No hay estadísticas oficiales sobre las ventas de herbicidas en la Argentina, CASAFE, la Cámara que agrupa a los productores y vendedores de estos productos pararon de publicar sus estadísticas en el año 2012!.

En la última estadística del 2012 da como total de ventas de herbicidas u$s 1530,17 millones de dólares (estadística de CASAFE sobre ventas en el 2012 es un pdf)


herbicidas

Las ventas de herbicidas en el 2012 según CASAFE


Según la nota la facturación de herbicidas creció más de 800 millones de dólares en 6 años pero el autor de la nota dice que fueron u$s 1500 millones, ¿se mantuvo estable desde el 2012 al 2016?…No me parece, seguiremos sin saber cuánto se tira de herbicidas en la Argentina.

Eso sí, si seguimos con este modelo cada vez serán necesarios más y más herbicidas, agroquímicos o agrotóxicos.


Por eso es que no se puede rebatir lo que dice Marcelo Tinelli


 


Pero no es posible hacer lo mismo con el comentario sobre la cantidad de glifosato empleada en la Argentina porque no contamos con datos para indicar si tal afirmación es válida o no.

La transparencia estadística, lejos de provocar temores infundados, es uno de los principales antídotos contra la desinformación instrumentada ya sea de manera involuntaria como voluntaria.

El negocio agrícola es la principal fuente genuina divisas de la Argentina, una nación con serios problemas económicos y financieros urgida por el abastecimiento de ese recurso crítico. Por ende, la política de comunicación referida al agro debería ser considerada una política de Estado. Y la transparencia, en ese marco, tendría que ser uno de los pilares de esa política.

Ezequiel Tambornini”.

Bichos de Campo

 

Pobreza cero sin crecimiento económico!- No lo pueden ni siquiera imaginar o plantear!

La parte final del artículo: ¿Cuánto tiempo lleva llegar a la pobreza cero?- Daniel Schteingart, Guido Zack y Federico Favata:


A modo de cierre

Crecer al 2,5% per cápita anual implicaría, dado el crecimiento demográfico de Argentina (1% anual), que la economía en su conjunto crezca al 3,5% cada año. No se trata de una “tasa china”, pero tampoco es una cifra baja. Teniendo en cuenta el historial de Argentina de las últimas cuatro décadas, crecer al 3,5% por año sería algo para estar más que conformes. Pero para que ello sea posible, hacen falta dos cosas fundamentales, una más del corto plazo y otra del mediano-largo.

En el corto plazo, es imposible crecer si existe tanta volatilidad macroeconómica. De este modo, el primer objetivo del gobierno que asuma en diciembre tendrá que ser poner toda la artillería en estabilizar la macro, lo cual implica como condición necesaria (pero no suficiente) acuerdos sociales entre los distintos actores (trabajo y capital) para aplacar las muy altas expectativas inflacionarias que tiene hoy la economía.

Pensando en el mediano y largo plazo, es imposible pensar en crecimiento sostenido si Argentina se topa a cada rato con la restricción externa, esto es, con la falta de dólares. Y para que ello no ocurra es fundamental exportar, exportar y exportar cada vez más y, en ciertos sectores en donde hay capacidades, ahorrar dólares sustituyendo mejor importaciones. Nada de ello se puede lograr sin una política productiva, científica y tecnológica activa alineada con una política macroeconómica que apunte a bajar la volatilidad cuanto antes.”

¿Cuánto tiempo lleva llegar a la pobreza cero?- Daniel Schteingart, Guido Zack y Federico Favata


Los autores son gente joven (está bien ponerlo en masculino ya que son todos hombres) y, pareciera, que no escucharon hablar de Greta Thunberg ni del cambio climático.

Crecer al 3,5% durante 25 añoss es crecer (1,035)^ 25= (1,035 la tasa de crecimiento elevado a la 25, la cantidad de años propuestos)= 2,3632, esto quiere decir un crecimiento del 136,32 %!! en 25años!

¿A costa de qué será ese crecimiento?

En el artículo mencionan a China:

“uno más reciente, China desde los años ’70, cuando era un país muy igualitario pero con el grueso de la población siendo pobre. Hoy China es mucho más desigual que hace 40 años, pero la mayoría de la población mejoró su situación absoluta, aunque algunos lo hicieron a un ritmo mucho más vertiginoso, dando así lugar a una sociedad mucho más estratificada.”

¿Cuánto tiempo lleva llegar a la pobreza cero?


Un costo que no se menciona en el artículo:

“Cinco de las 10 ciudades más contaminadas del mundo están en China. La República Popular se ha convertido en una fuente de problemas medioambientales (baja calidad del aire, escasez de agua potable, deforestación) y en protagonista del cambio climático global.

El ascenso de China como poder económico es uno de los grandes asuntos de la última mitad del siglo XX. Veinticinco años de reformas han dado resultados sorprendentes: cientos de millones de chinos han salido de la pobreza. La economía del país continúa creciendo a un ritmo del ocho-12 por cien anual y, a finales de 2005, China se convirtió en la cuarta economía más grande y en la tercera nación exportadora del mundo, después de Estados Unidos y Alemania.
Este crecimiento apenas ha tenido en cuenta el medio ambiente. A siglos de degradación y contaminación medioambientales, se añade una industrialización sumamente rápida durante el último cuarto de siglo que ha contribuido a que los índices de contaminación del aire y del agua sean los más altos del mundo, así como a una fuerte degradación de la tierra y a una serie de retos emergentes en relación a los recursos.
El problema medioambiental más evidente en China es la contaminación del aire. Casi dos tercios de las ciudades del país no cumplen con los niveles de calidad exigidos. Según el viceministro de la Administración para la Potección Medioambiental del Estado (SEPA, en sus siglas en inglés), Pan Yue, cinco de las 10 ciudades más contaminadas del mundo están en China. La lluvia ácida afecta a un cuarto del país y a un tercio de la tierra agrícola, disminuyendo la producción, erosionando edificios y propiciando problemas respiratorios. La calima regional hace que el 70 por cien de las cosechas produzcan entre un cinco y un 30 por cien menos de lo que podrían hacerlo. Según un informe de Clifford Loonan publicado en 2004 en el South China Morning Post, el 75 por cien de la población de las 340 ciudades de China estudiadas respira aire impuro.”

China: el coste de un modelo de desarrollo


Menos mal que los autores nos avisan que ese crecimiento no sería posible en la Argentina!

Acercándonos a la Argentina está el ejemplo de Brasil y de los gobiernos de Lula/Dilma:

“De este modo, la lucha por la igualdad no puede depender de nuestro modelo de crecimiento económico mundial, del cual Brasil, India y China son solo las puntas más histéricas, porque quieren crecer muy rápido. El modo como el mundo está andando no puede continuar porque se basa en una idea de que el crecimiento puede ser infinito, cuando sabemos que vivimos en un mundo finito, con recursos finitos. Entretanto, nunca vi a nadie decir: “El crecimiento va a tenerse que parar aquí”. Vas a ir preso si dices eso en cualquier lugar del mundo. Yo no creo que Brasil tenga que parar de crecer, en el sentido de crecimiento cero. Lo que Brasil necesita, como el mundo necesita, es una redistribución radical de la riqueza. Cuanto más redistribuyes, menos necesitas crecer, en el sentido de aumentar la producción. La economía capitalista está fundada en el principio de que vivir económicamente es producir riqueza, cuando la cuestión realmente crítica es redistribuir la riqueza existente.”

“Pero hoy yo diría que hay dos posiciones dentro de la izquierda. Una posición que podríamos llamar “crecimentista”, centralista, que cree que la solución es tomar el control del aparato del Estado para implementar una política de depauperación del pueblo brasileño, en la cual el tema del medioambiente no tiene ninguna importancia. Dilma llegó a cometer aquel famoso lapsus en Copenhague (en diciembre de 2009 cuando era ministra de la Casa Civil del gobierno Lula) al decir: “El medioambiente es, sin duda alguna, una amenaza al desarrollo sostenido”. Un lapsus. No era lo que quería decir, pero lo dijo. Esa izquierda tiene cero de sensibilidad ambiental. Podría percibir que otra manera de decir “ambiente” es decir “condiciones materiales de existencia”. La falta de alcantarillado en la favela es problema ambiental del mismo modo que deforestación en la Amazonia es problema ambiental. No es de otro modo, es del mismo modo. Pero, para esa izquierda, aire, agua, plantas, bichos no son parte del mundo. Son personas totalmente antropocéntricas, que ven el mundo a disposición de los hombres, para ser dominado, controlado y esclavizado. Esa izquierda, que es la izquierda de Dilma, es una izquierda vieja, en el sentido de que es una izquierda que, en realidad, piensa como si 1968 no hubiera ocurrido. Es alguien con una especie de nostalgia de la Unión Soviética.”

“De dónde va a venir, entonces, el dinero para mejorar la vida de los pobres? Solo de un sitio. De la naturaleza. Entonces sobreexplotas, quemas los muebles de casa. Aumentó el dinero disponible para dar una migaja a los pobres. El pastel creció. No es por azar que Delfim Neto (ministro de Hacienda en el período llamado “Milagro Económico Brasileño”, en la dictadura cívico militar) sea un gran consejero de Lula. Primero es preciso crecer para luego distribuir. Se está creciendo, está dando renta a los pobres, pero ese dinero no está saliendo del bolsillo de los ricos. Está saliendo de la naturaleza. De la selva destruida. Y del agua que estamos exportando a China bajo la forma de buey, de carne y de soja. Nos estamos comiendo el patrimonio para no tocar el bolsillo de los ricos. Y de este modo, Dilma sale paseando con Kátia Abreu (senadora del PMDB, representante del negocio agrario y la principal líder de la bancada ruralista del Congreso) y concede “Bolsa Familia”. ¿Cómo Dilma consigue al mismo tiempo dar “Bolsa Familia” y hacer la vida de Kátia Abreu cada vez más fácil? El dinero tiene que salir de algún lugar. No está saliendo del empréstito internacional, está saliendo del empréstito natural. Ese empréstito no se puede pagar, Cuando la naturaleza venga a cobrar, estaremos fritos. ¿Y de qué modo está cobrando la naturaleza? Sequía, tifones, huracanes, inundaciones… Y a Brasil aún no llegó la peor parte. ”

Diálogos sobre el fin del mundo


Los autores son jóvenes, la foto de Daniel Schteingart parece la de alguien joven, ¿cómo no pueden poner a la naturaleza en su ecuación?, ¿Es tan deficiente su formación?

El reto para todos es, salir de la pobreza sin crecimiento!

Si para salir de la pobreza se plantea crecimiento el costo ambiental que se nos vendrá encima nos hará a todos todavía más pobres!

Imaginemos una Argentina con menos pobres y con menos crecimiento, ese es el desafío, el resto es legitimar este modelo y el fin del mundo para muchos, tal vez para los mas ricos no, pero para muchos si!

“Bichos de Campo” y el conflicto por las fumigaciones en Entre Ríos

 

“Fabio Schneider es un pequeño productor tambero de Colonia Merou, que se ubica a tan solo 30 kilómetros de la ciudad de Paraná, la capital de Entre Ríos, y es uno de los tantos pueblos rurales afectados por el insólito fallo de la Suprema Corte provincial que prohibió las aplicaciones con agroquímicos alrededor de las escuelas en un radio de 1.000 metros para los equipos terrestres y de 3.000 metros para los aéreos.”
“El fallo que prohíbe las aplicaciones con químicos alrededor de las escuelas fue impulsado por un grupo de ambientalistas que se llama Basta es basta y el gremio deAgmer, “pero no los maestros”, aclaró Schneider, que incluso contó que los productores locales recibieron el apoyo explícito de la directora de la escuela del lugar.Buscando las razones de tan drástica decisión de la justicia, el tambero se lamentó: “Por la mala praxis de algunos, terminamos pagando todos”.”

Bichos de Campo



Agroquímicos en Entre Ríos: Lo que mata es la idiotez



Jorge Gvozdenovich – INTA Paraná y docente de la UNER, esto es lo que aparece en la parte final del video anterior



Jorge Gvozdenovich – INTA Paraná y docente de la UNER 2



Jorge Gvozdenovich – INTA Paraná y docente de la UNER 3



Lucas Sacks – Estudiante de Agronomía


Tal vez en un próximo programa una entrevista con el colectivo Basta Es Basta de Entre Ríos que impulsa, junto con el gremio docente, estas medidas!.

A pesar del comienzo catastrófico de Bichos de Campo al final muestran que es posible reconvertirse, que es necesaria la articulación entre: Estado-Ciudadanos/Vecinos y Productores aunque lo muestre como algo difícil….Salvo en el relato del estudiante Lucas Sacks que dice que el campo es productivo…

Sería un buen tema para el debate presidencial, pero, ya se sabe, de eso no se habla en la campaña!

Apuntes Personales 9

Apuntes Personales 8


Desconcierta un poco que a quince dÍas exactos de las elecciones nacionales, no hayan mayores manifestaciones que algunas sombrillas por aquí y por allá, o acaso la publicidad radial.

Algunos hablan del shock que habrían producido los resultados de las PASO, y seguramente se refieren a que la gente castigó a Macri con justicia, pero ahora, se enfrentan al gobierno de los Fernández y quizás, no haya sido esa situación, la que más conforma. .

Serían comprensibles esos sentimientos de desconcierto o de incertidumbre.Cada día resulta más claro que los modelos de la dependencia no están en debate, y que las políticas generales continuarán vigentes, no importa quién gane.

Me refiero al extractivismo incluyendo Vaca Muerta, esperanza generalizada de la dirigencia cualquiera que fuere .

Me refiero también a los agronegocios y en especial a la deuda, respecto a la cual se dice que será convenientemente honrada o que acaso se apelará a una nueva deuda con los chinos para pagar los intereses de la que ya tenemos.

Lo que me interesa señalar es que si bien el desgarramiento apasionado que significó la grieta duraente mucho tiempo, parecería haberse diluido, no es que haya desaparecido sino que revive en cada situación o conflicto que se nos plantea.

Amenazados de que la polarización, la antinomia o la llamada grieta sea un modo de proceder y de pensar en la Argentina, replicamos ahora la confrontación en relación al 12 de Octubre,y a la conquista y colonización española, o acaso la grieta se reproduce en el seno del espacio rural entre productores y Syngenta, debido a la participación de esta última en un supuesto proyecto contra el hambre en la Argentina.

En realidad, y sin pretender ser conspiranoico, es evidente que algunos manejan “los piolines” de nuestros estados emocionales.

A contrapelo de un modelo de sojización que cada día es menos viable, tanto porque no cierran los números como por la creciente resistencia de las poblaciones a los agrotóxicos se manifiesta una creciente exasperación a persistir en el modelo.

Seguramente muchos están preparando el terreno para una reedición de la “mesita de enlace” y previendo las batallas que se darán contra el nuevo probable gobierno de los Fernández.

Parece que una vez más todos apostamos de nuevo al simulacro y persistimos en ignorar que la llamada “crisis del campo” dio por resultado el reinado de una nueva oligarquía de origen hebrea y que los que hoy claman contra los piqueteros y el kirchnerismo son apenas aquellos que quedaron rehenes de un modelo obsoleto del que hasta ahora son incapaces de salir.

En los últimos tiempos pusimos expectativas en lograr espacios de reflexión y de sentido común con los periodistas de Bichos de campo, si se trataba fundamentalmente de sentar a los sectores rurales y escucharlos para acordar políticas que tuviesen un viso de proyecto nacional…

Lamentablemente Bichos de campo también se polariza arrastrado por la situación de exasperación reinante y parece creer al igual que Mauricio o que el gobernador de Entre Ríos, que si no se fumigan las cercanía de las escuelas rurales, serían imposible avanzar con políticas agrarias.

Poco importa que decenas de productores rurales hayan salido a todo riesgo de la sojización que los atrapaba para volcarse al pastoreo racional, que recupera los suelos, da empleo y enriquece nuestras exportaciones…..

Es difícil convencer a los grupos veganos de opinión de la conveniencia para el país de estas propuestas, porque ahora resulta que muchos argentinos urbanos no aceptan que se sacrifiquen animales y acorde con ellos alguna prensa internacional sostiene el insólito aserto que el principal aporte de Argentina al Cambio Climático son las ventosidades de sus ganados…

Desde ya que en este clima en que la llamada grieta electoral ha logrado transferirse a otros planos de la vida nacional, resulta más que difícil abrir espacios razonables y de diálogo, no importa el tema de que se trate

¿Somos así los argentinos o acaso nos están operando?

Me sorprendo cada día con activistas políticos que me interrogan sobre Greta, la mocosa sueca con Asperger. les preocupa Greta, no el Cambio Climático. Me cuesta explicarles que en veinte o pocos años más, la zona núcleo de la Argentina desde donde nace toda nuestra riqueza exportable estará bajo las aguas, o al menos anegada.
Lo importante para ellos ahora, pareciera ser el verificar que Greta es manipulada por oscuros intereses internacionales,no tener en cuenta el previsible crecimiento del nivel de los océanos

Lo terrible es que esta anécdota se repite una y otra vez y que cada vez se hace de lo accesorio, lo importante, y que se busca que ello sea el motivo para un nuevo desagarramiento entre nosotros

Resulta casi evidente que no podemos cambiar este clima desde arriba porque allí tienen poder de influenciar los ánimos tdos los intereses políticos y los medios comprometidos con la fragmentación que señalamos .

Ellos también nos han enseñado a menospreciar las luchas desde abajo o desde el pie como suele decirse, em que el despertar de una nueva conciencia, es un milagro que se opera de uno en uno,.

Sin embargo ese es el camino y lo sostenemos así desde Trinchera. Estamos estimulando redes de grupos y de personas que sostengan su fe en una Patria justa libre y soberana y particularmente en que volver a tener esa Patria es posible en la medida que estemos dispuestos a luchar por ella.

No es un camino fácil, porque debemos primero desenredarnos de todas las mentiras y de las grietas con que dificultan el reencuentro de un pensamiento nacional.

Estamos convencidos que lograr ese primer escalón de Pensamiento Nacional es la condición primordial para poner en marcha un movimiento liberador. //

Jorge Rulli