Eric Hobsbawm: Los Trabajadores, estudios sobre la historia de la clase operaria

El libro está en portugués y alguien lo dejó por acá

Anuncios

Evgeny Morozov, Serie de Al Jazeera:Devuélvanos Nuestros Datos

Actualización: Colgaron al programa en Youtube, si alguien quiere hacerle los subtítulos


En el site de Aljazeera


Fuente Al Jazeera

Evgeny Morozov decodifica el panorama digital para mostrar cómo las nuevas tecnologías proporcionan una cortina de humo para un gran cambio de poder.

El investigador de la Tecnología y pensador Evgeny Morozov cree que toda la discusión en torno a la nueva tecnología cool innovadora es una distracción gigante de los temas más importantes.

Lo que ha sucedido es que creo que el Silicon Valley ha usurpado nuestra imaginación y ha hecho que sea imposible que nosotros soñemos en nuestros propios términos. Tenemos que tratar los datos más o menos como la forma en que trataríamos a una gran cantidad de recursos naturales. Tenemos que tratarlos como algo que no se puede vender.

Evgeny Morozov, investigador de la tecnología y pensador

En esta película, Morozov desenreda el panorama digital y nos muestra los procesos reales que están liderando la enorme transferencia de poder desde la gente común.

Nos encontramos con él en Cambridge, Massachusetts, donde está investigando la historia digital del mundo.

Morozova nos muestra cómo la tecnología de reconocimiento biométrica y facial de vanguardia lleva a un mundo sin privacidad. Argumenta que la identificación instantánea conduce a la ultradiscriminación.

Morozov ve los datos como una “nueva arma poderosa” .

“Esto juega un papel importante en la generación de valor para las empresas y tenemos que entender de dónde viene. Y viene de nosotros -. Los usuarios”, dice.

“Uno tiene que ser muy ingenuo para creer que estos datos no van a dar forma a nuestra manera de vivir el resto de nuestras vidas, especialmente cuando las compañías de seguros y los bancos están tan ansiosos por incorporarlo en su toma de decisiones”, dice Morozov. “Si no cambiamos la situación jurídica de los datos, no vamos a llegar muy lejos.”

También tenemos en cuenta la realidad del llamado “consumo colaborativo”, donde la gente comparte sus bienes, como casas, autos y su tiempo y mano de obra. ¿Es esto realmente tan amigable como podría implicar la palabra “compartir” o es simplemente otro negocio? Nos encontramos con el abogado que representa a los taxistas de Uber en un juego de la ley de todo el país en contra de la empresa. Los conductores han encontrado que las condiciones “de trabajo flexibles” son tan perjudiciales para su negocio que ahora han tenido que luchar contra la compañía por sus derechos laborales básicos.

También vemos cómo los auto-monitoreos centralizados que utilizan la tecnología de la salud como Fitbit terminan entregando grandes cantidades de sus datos. Pero ¿qué significa cuando la gente comienza a monitorear todo lo relacionado con ellos mismos? Examinamos las consecuencias más amplias para todos.

Con las empresas que recolectan datos de recopilando nuestra información social y financiera y vendiéndosela a otras empresas, nos dirigimos a una start-up en Nueva York que está animando a las personas a recuperar el control de sus datos personales.

Sin embargo, como argumenta Morozov, esta es otra forma en que los pobres y marginados son aún más marginados. Y esas start-ups ocultan esta exclusión. “Lo que se escucha desde las start-ups en este asunto es que – es una decisión política, no es nuestra. Estamos aquí sólo para empoderar a las personas,” dice Morozov says.

‘Devuélvanos Nuestra datos’ se puede ver en Al Jazeera Inglés a partir del 7 de diciembre a las 2230GMT.


Estemos atentos entonces: a partir del 7 de diciembre busquémoslo en Al Jazeera

La serie se llama:
Rebel Geeks

¿Eres un ludita?

Por Tom de Castella Revista BBC News

Quemaron fábricas en nombre de un personaje mítico llamado Ludd. Así 200 años después de su batalla más famosa, ¿por qué seguimos condimentando las conversaciones con la palabra “ludita”?

Es una réplica popular a alguien que está luchando para usar su nuevo smartphone o se niega a comprar el último gadget: “Eres un ludita”.

Hay otra palabra para esto – tecnofobia – pero no transmite la misma sensación de hostilidad irracional hacía el mundo moderno. Así que ¿de dónde viene “Ludita”?

En medio de la revolución industrial británica, los trabajadores textiles con experiencia temían por sus puestos de trabajo. Comenzó un levantamiento en 1811, cuando los tejedores de Nottinghamshire atacaron a los nuevos telares automáticos que los estaban reemplazando.

Los trabajadores se inspiraron en un legendario general Ludd o Rey Ludd que vive en el bosque de Sherwood. Su nombre de fantasía puede haber venido de un joven tejedor de Leicestershire llamado Ned Lud, quien a finales del siglo 18 se rumoreó que había destrozado dos telares.

El romper máquinas se extendió a los trabajadores de lana de West Yorkshire y a las fábricas de algodón de Lancashire, en lo que el historiador Eric Hobsbawm llama “negociación colectiva a través de disturbios”. Las maquinarias naufragaron, las fábricas fueron incendiadas y los luditas lucharon batallas campales con el Ejército británico.

La respuesta del Estado fue brutal. Romper máquinas se convirtió en un delito capital. En un juicio en York, 17 luditas fueron ahorcados y otros 25 exiliados a Australia, mientras que en Lancaster ocho fueron ahorcados y 38 condenados al exilio.

Uno de los incidentes más graves ocurrió hace doscientos años este mes [la nota es de abril de 2012]. Cerca de 150 luditas armados con martillos y hachas atacaron molinos de Cartwright en Rawfolds, cerca de Huddersfield. Las autoridades les dispararon y dos de ellos murieron y el ataque fue finalmente rechazado.

Para Katrina Navickas, autora de lealismo y radicalismo en Lancashire 1798-1815, los que estaban trabajando fueron héroes de la clase. Los sindicatos habían sido prohibidos en 1800 y aquí había otra manera en que los trabajadores defendían sus medios de vida.

Utilizamos [el término ludita] para las personas que son hostiles a la tecnología, que no desean tener un teléfono móvil. Pero a lo que se referían los luditas hacía la tecnología era de que se iban a reducir sus salarios
Historiador Dr. Emma Griffin

No hay duda de que los luditas se han idealizado, dice la Dra. Emma Griffin, autora de Una breve historia de la Revolución Industrial británica. Ellos son considerados como los primeros trabajadores que destruyeron a sus maquinaria, sin embargo, esto había estado ocurriendo durante años. Lo que marca a los Luditas era que estaban mejor organizados que sus predecesores, según ella.

Pero ambos historiadores coinciden en que el uso actual de “Ludita” es erróneo. Usar el término hacía alguien que ignora Twitter o se niega a pasar de la televisión analógica a la digital es una tergiversación completa, dice Griffin.

“Lo utilizamos para personas que son hostiles a la tecnología, que no desean tener un teléfono móvil”, dice ella. “Pero a lo que se referían los luditas era acerca de la tecnología que iba a reducir sus salarios”.

Un ejemplo moderno preciso, de acuerdo con Griffin, es la batalla de 1986 del Wapping cuando los sindicatos gráficos hicieron piquetes en las nuevas oficinas de alta tecnología del periódico , de Rupert Murdoch, en protesta por la informatización que temían los transformarían en obsoletos.

Entonces, ¿cómo la palabra evolucionó tanto?

El primer uso registrado de ludita en el Diccionario Inglés de Oxford es de 1811. Pero su sentido como todo lo que es anti-tecnología parece ser un fenómeno relativamente reciente. Según el DIO, no fue hasta 1970 que se utilizó el término – por el New Scientist – para describir a insumisos a la tecnología.

Pero pronto este sentido estaba en todas partes. En 1984, el novelista Thomas Pynchon escribió un ensayo preguntando “¿Está bien ser un ludita?” Para el New York Times Book Review.

El debate nunca ha sido lo suficientemente resuelto, porque el deseo de ser un ludita es una cuestión de gusto personal. Un alarde común en la década de 1980 era que no podías programar el vídeo. Pero para otros “ludita” es un insulto útil para tecnófobos Neandertales que se mezcla a menudo con diferentes cantidades de humor o desprecio.

“¿Las computadoras atraerán la misma atención hostil como los telares una vez lo hicieron?”, Se preguntó Pynchon en su ensayo. “Realmente lo dudo. Los escritores de todo tipo están en estampida comprando procesadores de texto.”

Y, sin embargo surgió un movimiento neo-ludita. La expresión más extrema de esta filosofía fue la campaña de bombardeos de Ted Kaczynski, también conocido como el Unabomber, que fue condenado a cadena perpetua. Su manifiesto, el cual se publicó en el New York Times, dijo que la “Revolución Industrial y sus consecuencias han sido un desastre para la raza humana”.

Hoy con la tecnología digital animándose o inmiscuyéndos en – dependiendo de tu visión – en las experiencias del día a día, el término es más popular que nunca. Las personas nostálgicas un tiempo antes de los ringtones habían colonizado vagones de tren clasificándose a sí mismos como luditas.

Definición de términos

Ludita, s. (y adj.)

  1. Miembro de una banda organizada de mecánicos ingleses y sus amigos, que (de 1811-16) destruyeron las maquinaria de las fábricas en la región central y el norte de Inglaterra.
  2. El que se opone a la introducción de nuevas tecnologías, sobre todo en el lugar de trabajo.

El uso del del término en los libros aumentó dramáticamente en 1960, llegando a la cima en el año 2000, como puede verse en este gráfico de Google Ngram.

El término fue utilizado por primera vez para describir los insumisos a la tecnología en el New Scientist en 1970:

El New Scientist del 10 de septiembre página 549: “Ellos [. Sc errores] puedieron prevenirse mediante la mejora de los sistemas y la organización, pero primero es necesario superar a los luditas profesionales y oficiales.”.

Fuente: Diccionario Inglés de Oxford


En la Real Academia Española no está registrada la palabra Ludita

ludita


Pero aunque una vez que fuera genial que los niños no entendieran la ciencia, la marea parece ahora estar con los nerds y los geeks. Ludita a veces puede ser un término aficionado pero sus partidarios están en el bando perdedor.

La enorme variedad de situaciones en las que “ludita” puede utilizarse asombraría a los atacantes del Molino de Cartwright si ellos resurgieran hoy.

En los últimos años, el término se ha utilizado para los opositores de la reforma de la planificación, los documentos de identificación, Tesco y la tecnología de línea de gol. El Príncipe Carlos es un blanco, al igual que el novelista Jonathan Franzen – después de un ataque a los e-books y Twitter – y Oasis fue una vez descrita por sus compañeros de banda y Bloc Party como “luditas repetitivos”.

Los historiadores puedieron refrenar el uso tan inexacto de la palabra, pero es demasiado tarde, dice Mark Forsyth, autor de The Etymologicon: Un paseo circular a través de las conexiones ocultas del Idioma Inglés.

“No hay absolutamente ningún historiador puntual indignándose hacía el lenguaje. Nunca va a dejar de cambiar -. Están tratando de contener a la marea como los luditas.”

Y “ludita” no es único. Muchos términos históricos están barajándose casualmente, perdiendo su significado preciso. “La gente tiene una “actitud caballerésca”, señala Forsyth. “Hay ‘puritanos’ por todas parres. Y ‘bolshie’ es un poco clásico.”

Nada de esto significa que la Gran Bretaña contemporánea está llena de partidarios de Carlos I, de calvinistas de la línea dura o revolucionarios bolcheviques. Pero estos términos coloridos se suman a la riqueza de la lengua Inglés, declara.

Para la lexicógrafa Susie Dent, la evolución o el significado “transferido” a “ludita” a ella le recuerda como “filisteo” cambió. “El sentido figurado para referirse a una persona sin educación o no iluminada es de 1825. Antes de eso, el primer sentido transferido era una referencia humorística a menudo a un grupo considerado como uno de los enemigos.”

Estas nuevas alusiones son bastante comunes, dice ella. “Pero lo que siempre me llama la atención es su resistencia, más allá de los siglos de su aplicación original.”

Navickas señala un punto para corregir a la gente, aunque de una manera alegre, cuando ella escucha el mal uso de “ludita”. Y sin embargo, ella está agradecida por el uso con frecuencia descuidado, ya que mantiene la memoria de estos trabajadores textiles vivo.

El equivalente rural de los luditas fueron los trabajadores agrícolas que participaron en los Disturbios Swing de la década de 1830. Los Ricks fueron quemados, las trilladoras destruidas y el diezmo hacía los graneros atacados. Pero nadie se acuerda de esto ahora porque nunca desarrollaron una marca reconocible, dice ella.

Así que sin embargo es rallado oír una refutación al iPhone invocando a los tejedores de Nottinghamshire, Navickas se alegra de que “ludita” siga siendo una parte popular del habla cotidiana.

La ironía es que en la medida en que la velocidad del cambio tecnológico se acelera, el término “ludita” nunca ha sido más necesario.

Neolengua rural: Cuidado del Medio Ambiente=Deforestación, Aviones Fumigadores y “Mosquitos”

Algunas fotos de la revista CREA de Noviembre de 2015 dedicada al Cuidado del Medio Ambiente de donde viene Ricardo Buryaile el ministro de agricultura de Mauricio Macri:


revistacrea2

 


revistacrea1


mosquito


La Revista CREA, Noviembre 2015 online

Sobre la Neolengua en 1984 de George Orwell:

“La neolengua o nuevahabla (Newspeak en inglés) es una lengua artística que aparece en la novela 1984, de George Orwell.

Al final de esta novela aparece un apéndice titulado Los principios de la neolengua donde se explican los principios básicos de la misma. La neolengua no es más que una versión extremadamente simplificada del inglés (aunque en las traducciones de la obra se suele simplificar el idioma al que se traduce para evitar confusión), y es uno de los pilares básicos del régimen totalitario del Partido. El objetivo de crear tal lengua era sustituir a la viejalengua (Oldspeak), es decir, el que para el lector sería el inglés actual, para así dominar el pensamiento de los miembros del Partido, y hacer inviables otras formas de pensamiento contrarias a los principios del Ingsoc (lo que en el libro se conoce como crimen del pensamiento, crimental o ideadelito/ideacrimen, dependiendo del traductor del libro). Por ejemplo, para evitar que la población desee o piense en la libertad, se eliminan los significados no deseados de la palabra, de forma que el propio concepto de libertad política o intelectual deje de existir en las mentes de los hablantes.”

“El vocabulario se divide en tres partes:

  • Vocabulario A: palabras de uso común (comer, beber, árbol). En casi todos los casos las palabras de este grupo coinciden con la viejalengua. Con estas palabras se podrían expresar todos los pensamientos sencillos que no tuvieran contenido filosófico ni político.
  • Vocabulario B: palabras construidas con fines políticos, con el objetivo de dirigir y controlar el pensamiento del hablante. Como ejemplos tenemos buensexo (goodsex) que significa castidad, o bienpensadamente (goodthinkwise), que significa de manera ortodoxa. Otras palabras son más difíciles de traducir al lenguaje común, como por ejemplo doblepensar (véase el significado en el apartado algunas palabras peculiares).
  • Vocabulario C: compuesto exclusivamente de palabras científicas y técnicas, pero redefinidas de manera que estuvieran desprovistas de significados “potencialmente peligrosos”.”

Wikipedia

Algunos Lemas que CREA podría adaptar de los Lemas del Partido de la novela 1984:

Los lemas del Partido son:

“Guerra es Paz, Libertad es Esclavitud, Ignorancia es Fuerza”

En la novela un miembro del Partido Interior, O’Brien, explica su significado, invirtiéndolos.

  • La Guerra es Paz: ya que la guerra provoca que los ciudadanos no se levanten contra el Estado ante el temor al enemigo; de esta manera se mantiene la paz. Por eso O’Brien dice que su verdadero sentido sería: “Paz es Guerra”
  • La Libertad es Esclavitud: pues el esclavo se siente libre al no conocer otra cosa, de este modo; “Esclavitud es Libertad”
  • La Ignorancia es Fuerza: debido a que la ignorancia evita cualquier rebelión contra el Partido, por lo cual “La fuerza es Ignorancia”, concluye O’Brien.

1984 en Wikipedia


Posibles Lemas de Crea:

Cuidado del Medio Ambiente es deforestar.


Actualización:

 


Agricultura Sostenible con Fitosanitarios (o sea con agrotóxicos)

Leña al fuego del 28 de Noviembre

Este programa lo financian los oyentes. Bienvenido cualquier aporte a: Banco Ciudad – Caja de Ahorros Nº 0290012410000002123393 Cuit/Cuil: 20-04269198-5


http://www.ivoox.com/lena-al-fuego-28-11-2015_md_9537212_wp_1.mp3″

Si no lo pueden escuchar o quieren descargar el archivo de audio: Visiten esta página


¿MAURICIO RIMA CON PRECIPICIO?
– CLAUDIO KATZ. – ALEJANDRO OLMOS GAONA.

  • CLAUDIO KATZ.
    Economista. Docente universitario. Investigador del CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas). Disertante en varias casas latinoamericanas de altos estudios, principalmente las universidades de La Habana y Caracas. Autor de varios textos de interpretación del capitalismo contemporáneo y de la crisis económica global. Activo partícipe en los foros continentales de impugnación del neoliberalismo, el libre comercio, el endeudamiento externo y la militarización. Entre sus principales libros figuran: “El porvenir del socialismo” (2004); “La disyuntiva de la izquierda en América latina” (2006); “La economía marxista hoy. Seis debates teóricos” (2010); “Bajo el imperio del capital” (2011); y “Neoliberalismo, desarrollismo o socialismo”
  • ALEJANDRO OLMOS GAONA.
    Historiador, investigador, escritor.
    Especialista en el tema de la deuda pública.
    Lleva el mismo nombre de su padre, quien, mediante su histórica denuncia penal, dejó al desnudo en 1982 el origen espurio de la deuda externa argentina. Y siguió aportando nuevas pruebas hasta que falleció en el año 2000.
    Su hijo continúa esa lucha. Es autor del trabajo “La deuda odiosa”. También es docente en derecho internacional público y ha declarado que ese endeudamiento, apócrifo en un noventa por ciento, es una gran estafa que se perpetúa en el tiempo.
    Hace poco se cumplieron 15 años del día en que un juez federal, Jorge Ballesteros, dejó comprobada la comisión de más de 477 actos fraudulentos e ilícitos en la contratación de la deuda externa durante la dictadura.
    Meses antes del fallo del juez Ballesteros había fallecido Alejandro Olmos (padre), luego de impulsar la causa contra los endeudadores, desde los tiempos mismos del régimen militar.

Participación especial:
GUIDO MOLTENI, uno de los delegados de los trabajadores del diario “La Nación”, que saldrá al aire para repudiar el aberrante editorial prodictadura publicado por sus patrones apenas algunas horas después de conocido el triunfo de Macri.
Y -vía telefónica- de MARCOS WOLMAN, hablando sobre la situaciòn de los Jubilidos.

Columnista:
MARIA DEL CARMEN VERDU. Abogada de CORREPI, Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional.

Y, como siempre, la palabra libre de los oyentes y los luchadores sociales