Las empresas que están detrás de la quema del Amazonas

Una primera traducción, si quiere chacer una corrección/revisión envíela a

Eduardo_g(arroba)riseup.net

(reemplazar (arroba) por @

No copié las imágenes para no tener líos por derechos de autor
Acá se pueden ver las imágenes y el original en inglés para posibles revisiones/correcciones

Si llega a salir una versión oficial traducida al español, avisen por favor!


Fuente: Might Yearth.

Por: Glenn Hurowitz, Mat Jacobson, Etelle Higonnet y Lucia von Reusner

La quema del Amazonas y el oscurecimiento de los cielos desde Sao Paulo, Brasil, hasta Santa Cruz, Bolivia, han capturado la conciencia del mundo. Gran parte de la culpa de los incendios recayó en el presidente brasileño Jair Bolsonaro por alentar directamente la quema de bosques y la toma de tierras de los pueblos indígenas.

Pero el incentivo para la destrucción proviene de compañías internacionales de carne y soja a gran escala como JBS y Cargill, y marcas globales como Stop & Shop, Costco, McDonald’s, Walmart / Asda y Sysco que les compran y se la venden al público. Son estas empresas las que crean la demanda internacional que financia los incendios y la deforestación.

La naturaleza transnacional de su impacto se puede ver en la crisis actual. Su destrucción no se limita a Brasil. Justo al otro lado de la frontera, en la Amazonía boliviana, se han quemado 2.5 millones de acres, en gran parte para despejar la tierra para nuevas plantaciones de alimento para ganado y soja, en solo unas pocas semanas. Paraguay está experimentando una devastación similar.

Nuevos mapas y análisis de Mighty Earth, basados en datos de la NASA, CONAB e Imazon y publicados aquí por primera vez, muestran qué compañías están más estrechamente relacionadas con la quema:

Ganado

La demanda nacional e internacional de carne y cuero ha impulsado la rápida expansión de la industria ganadera en la Amazonía. De 1993 a 2013, el rebaño de ganado en el Amazonas se expandió en casi un 200%, llegando a 60 millones de cabezas de ganado. Si bien la deforestación por el ganado se había reducido gracias a la acción del sector privado y del gobierno, la nueva ola de deforestación de este año muestra que las grandes compañías internacionales de carne y cuero, sus clientes y financistas continúan creando mercados para el ganado criado a partir de la deforestación.

Los efectos de esta demanda se pueden ver en el aumento de la deforestación cerca de los mataderos y las rutas que tienen acceso a los mataderos. La compañía más expuesta al riesgo de realizar deforestación en los mapas anteriores es JBS, la mayor procesadora de carne de Brasil y la compañía de carne más grande del mundo. JBS, al igual que otros grandes procesadores de carne brasileños, firmó la Moratoria de Ganado 2009, prometiendo no comprar carne de res vinculada a la deforestación. Sin embargo, las investigaciones del gobierno y las ONGs han encontrado en repetidas ocasiones violaciones graves por parte de JBS, incluso mediante el blanqueo del ganado.

Estos escándalos alcanzaron su apoteosis con el escándalo de la Carne Fría en 2017, en el cual las agencias de fiscalización y control del gobierno brasileño produjeron pruebas contundentes que mostraban que JBS estaba obteniendo ganado de áreas protegidas. Esta y otras investigaciones encontraron que JBS violó tanto sus propias políticas como las del gobierno al comprar ganado blanqueado que había sido criado en áreas vinculadas con la deforestación y luego transportada a “ranchos limpios” para evadir los requisitos. Los dos hermanos que controlan la compañía fueron encarcelados por su papel en escándalos de corrupción en Brasil.

Soja

Las cadenas de suministro de soja funcionan de manera diferente al ganado, y eso se refleja en los mapas anteriores. Gran parte de la ola actual de deforestación ha ocurrido cerca de la ruta BR-163. Los grandes productores de soja la transportan por la ruta BR-163 al puerto principal de Cargill en Santarem, donde se la embarca y se la envía a todo el mundo para alimentar al ganado en Europa, China y otros lugares. Hay dinámicas similares alrededor de otras rutas en el mapa. Cargill, Bunge y otras empresas líderes de la soja han participado en la Amazon Soy Moratorium [Moratoria de la Soja] en Brasil durante los últimos doce años, en la que se comprometieron a dejar de abastecerse de soja a través de proveedores que se dedican a la deforestación. En general, la Moratoria de la soja ha sido un gran éxito, eliminando virtualmente la deforestación causada por la soja.

Sin embargo, la Moratoria de la Soja contenía dos lagunas principales. Primero, los grandes empresarios de soja pueden continuar comprándosela a a los agricultores que se dedican a la deforestación en gran escala, siempre que la deforestación sea para cultivos distintos de la soja. La ubicación de la deforestación cerca de la BR-163 sugiere que los agricultores están explotando esta laguna para continuar la deforestación, incluso cuando le venden soja a las principales exportadoras como Cargill y Bunge.

En segundo lugar, la Moratoria de la Soja solo se aplica a la Amazonía brasileña. Los principales exportadores de soja han seguido impulsando la deforestación en la cuenca amazónica boliviana, el Cerrado brasileño y el Gran Chaco de Argentina y Paraguay, creando un importante incentivo para la rápida deforestación, de las últimas semanas, en Bolivia. Los informes de Mighty Earth The Ultimate Mystery Meat y Still At It (es un pdf) mostraron los extensos vínculos de Cargill con la deforestación en la cuenca amazónica boliviana, y su reiterada negativa a tomar medidas contra proveedores claves incluso cuando son confrontados con repetidas pruebas. Y sin tanta atención como está recibiendo la región del Amazonas el mosaico de sabana de bosques altamente biodiverso de medio billón de acres de Brasil, conocido como el Cerrado, ha sido aún más deforestado. Si bien el 80% de la Amazonía aún está intacta, los intereses del ganado, la soja y la agricultura han destruido más de la mitad del Cerrado, poniendo a este ecosistema en un riesgo aún mayor. Mighty Earth descubrió que en el Cerrado, donde la deforestación ha continuado, dos compañías fueron las principales responsables de impulsar la deforestación, Cargill y Bunge.

Cargill es el mayor exportador de soja de Brasil y la compañía de alimentos y agricultura más grande del mundo. El informe de julio de 2019 de Mighty Earth, La Peor Compañía Del Mundo, describió la extensa deforestación de Cargill en América del Sur y en otras partes del mundo, basándose en investigaciones anteriores en Bolivia, el Cerrado brasileño, Paraguay y Argentina.

Aunque Bunge es el jugador más importante en el Cerrado, a través de América del Sur, en Bolivia, Paraguay y Argentina, los análisis previos de Mighty Earth sobre la deforestación relacionada con la alimentación con soja en América del Sur encontraron que Cargill estaba más estrechamente asociada con la deforestación. La compañía se ha negado a descontinuar a los proveedores que Mighty Earth encontró involucrados en la deforestación después de que se compartieron las pruebas con ellos, y se ha resistido amargamente a los esfuerzos para expandir plataformas exitosas en toda la industria para monitorear y vigilar la deforestación en Sudamérica fuera de la Amazonía brasileña.

Hace cinco años, compañías como Cargill, Unilever y Yum Brands subieron al escenario en la Cumbre del Clima en Nueva York y proclamaron su compromiso de eliminar la deforestación de sus cadenas de suministro para 2020. También lo ha hecho el Consumer Goods Forum, cuyos miembros incluyen a Walmart, Marte y Danone.

Todavía tienen que cumplir con este compromiso.

Ahora, con un año hasta su fecha límite y el Amazonas en llamas, ya es hora de actuar.

Estas empresas deben asumir la responsabilidad de los impactos de sus productos. Deben eliminar los incentivos de mercado que promueven esta imprudente destrucción ambiental.

El Consumer Goods Forum y compañías como McDonald’s, Burger King y Ahold Delhaize, propietaria de Stop & Shop, así como de los supermercados Hannaford, Food Lion, Pea Pod y Giant, no pueden seguir mirando hacia otro lado mientras el Amazonas arde. En su lugar, deben obtener solo de proveedores y regiones que muestren evidencia de eliminación de la deforestación. No en otros diez años. No en cinco años. No en un año. Ahora. Hoy.

El cuadro a continuación muestra los principales clientes de los mataderos y los comerciantes de alimentos de soja más asociados con la deforestación producida por el ganado y la soja, respectivamente.

Marcas

Varias marcas destacan por sus contratos y relaciones con los proveedores más responsables por la deforestación.

Ahold Delhaize: Los poderosos supermercados con sede en los Países Bajos posee las marcas Stop & Shop, Giant, Food Lion y Hannaford en los Estados Unidos y Albert Heijn, Delhaize, Etos, Albert, Alfa-Beta y otras en toda Europa. Mientras promociona constantemente sus compromisos de sostenibilidad, Ahold continúa vendiendo a sus clientes productos de algunas de las peores empresas del mundo. Con el conocimiento de los problemas actuales de trabajo infantil de Cargill y su papel en la deforestación en América del Sur, Ahold ha presionado simultáneamente a Cargill para que haga un mejor trabajo, incluso al lanzar una asociación conjunta con ellos para proporcionar la carne de la marca a las tiendas Stop & Shop. Además, Ahold Delhaize realizó negocios por un valor de u$s 113 millones con JBS en 2019 a través de ventas de alimentos y otras asociaciones.

A pesar de lo atroces que son las acciones de Ahold Delhaize, no está sola:

McDonald’s: McDonald’s es probablemente el cliente más grande e importante de Cargill. Los restaurantes McDonald’s son esencialmente escaparates para Cargill. Cargill no solo proporciona pollo y carne de res a McDonald’s, sino que también prepara y congela las hamburguesas y McNuggets, que McDonald’s simplemente calienta y sirve.

Sysco: Con ingresos anuales de u$s 55 mil millones, Sysco es el mayor distribuidor mundial de productos alimenticios para restaurantes, centros de salud, universidades, hoteles y posadas. A pesar de afirmar que “protegerán al planeta mediante el avance de prácticas agrícolas sostenibles, reduciendo nuestra huella de carbono y desviando los desechos del vertedero, para proteger y preservar el medio ambiente para las generaciones futuras”, han honrado a Cargill como su proveedor más valioso de carne de cerdo y carne de res e hizo negocios por un valor de u$s 525 millones con JBS en 2019 a través de ventas y otras asociaciones.

Costco: Tanto JBS como Cargill mencionan a Costco como uno de sus principales clientes. Popular entre las familias y los propietarios de pequeñas empresas, se ubica como el tercer minorista más grande del mundo. Costco afirma que “tiene la responsabilidad de obtener sus productos de manera respetuosa con el medio ambiente y con las personas asociadas con ese entorno”. Según su sitio web, “Nuestro objetivo es ayudar a proporcionar un impacto positivo neto para las comunidades en paisajes productores de productos básicos, al hacer nuestra parte para ayudar a reducir la pérdida de bosques naturales y otros ecosistemas naturales, que incluyen praderas nativas y / o intactas, turberas, sabanas y humedales ”. Sin embargo, según Bloomberg, Costco realizó negocios por un valor de u$s 1,43 mil millones con JBS en 2019.

Burger King/Restaurant Brands International: La Unión de Científicos Preocupadosa le otorgaron un cero al gigante de la comida rápida Burger King por su práctica de vender carne vinculada a Cargill y otros destructores del bosque. Burger King le ha pedido a Cargill que deje de destruir los bosques de su cadena de suministro … pero la fecha límite no es hasta 2030. También es un cliente importante de JBS. Burger King es parte de la cadena Restaurant Brands International (RBI) que también incluye a Tim Horton’s y Popeye’s.

Nestle: Con sede en Suiza, Nestlé es la compañía de alimentos y bebidas más grande del mundo. Nestlé fue una de las primeras compañías en asumir compromisos de deforestación cero, pero solo comenzó a monitorear a sus cadenas de suministro nueve años después en 2019, y solo para el aceite de palma, no para la soja o la pulpa / papel. Certificando recientemente al 77 por ciento de su cadena de suministros como libre de deforestación, Nestlé continúa comprando a Cargill para su subsidiaria de alimentos para mascotas, Nestlé Purina Petcare. Los datos de Bloomberg también muestran a Nestlé como uno de los principales clientes de Marfrig.

Carrefour: La empresa francesa Carrefour es una de las cadenas de supermercados más grandes del mundo, propietaria mayoritaria de las cadenas de supermercados más grandes de Brasil, y con riesgo de deforestación impulsada por el ganado. Tiene importantes vínculos en su cadena de suministros con Cargill y JBS. Carrefour se ha comprometido a eliminar la deforestación de sus productos para 2020, pero la política no se aplica a los productos de carne procesada o congelada, lo que significa que solo alrededor de la mitad de la distribución de carne de Carrefour en Brasil está cubierta por su política de cero deforestación. De acuerdo con Chain Reaction Research, el 35 por ciento de la carne de res y los productos de carne de res que probó provienen de mataderos ubicados dentro de la Amazonía Legal, incluido un 2.3 por ciento de mataderos de alto riesgo.

Casino: Casino, propietaria de Pão de Açúcar, es un gigante de supermercados de origen francés que se enorgullece de su reputación de sostenibilidad en su país de origen. Pero como la segunda cadena de supermercados más grande de Brasil, continúa comprándole a Cargill, Bunge y los principales proveedores de ganado de Brasil.

Walmart: La corporación con sede en Arkansas es la compañía más grande del mundo por ingresos, y también el mayor empleador privado. Walmart también tiene una importante presencia en el Reino Unido, a través de su subsidiaria ASDA. La política declarada de Walmart es “como miembro del Foro de Bienes de Consumo, apoyamos la resolución para lograr una deforestación neta cero en nuestra cadena de suministros para 2020, alentar a nuestros proveedores de productos [de carne de res, soja, aceite de palma, pulpa y papel] a trabajar productos de origen producidos con deforestación neta cero. Pedimos a los proveedores que eviten los bosques antiguos y en peligro de extinción, que fomenten soluciones de conservación y que aumenten el contenido reciclado ”. Sin embargo, Walmart realizó negocios con JBS por un valor de u$s 1,68 mil millones en 2018 y sigue siendo un cliente líder de carnes Cargill y otros productos.

E. Leclerc: E.Leclerc es una cadena minorista francesa, con más de 600 locales en Francia y más de 120 tiendas fuera del país. De las cadenas de supermercados en Francia, Leclerc tiene quizás las políticas de sostenibilidad menos robustas. Un informe reciente de Sherpa , France Nature Environment y Mighty Earth muestra que Leclerc no cumple con las medidas de sostenibilidad de la soja en todos los ámbitos. La compañía se niega a unirse a los llamados de la industria para proteger al Cerrado en peligro de extinción [es un pdf] , no ha cumplido con las obligaciones legales de revelar sus fuentes y tampoco ha desarrollado un mecanismo de alerta para identificar riesgos o dar seguimiento a las alertas de deforestación proporcionadas por otros. El último informe de sostenibilidad de E.Leclerc [es un pdf] no se compromete con el abastecimiento de carne ni con ningún otro producto que no sea el aceite de palma.

Un Desastre Prevenible

Si bien la tasa de quema ha aumentado dramáticamente en los últimos meses en respuesta a las políticas de Bolsonaro, estas compañías han estado impulsando la deforestación durante años en toda América del Sur. En muchos casos, se han resistido amargamente a los esfuerzos para crear sistemas que permitan que la agricultura se expanda sin deforestación.

La movilización del ejército ordenada por Bolsonaro para combatir los incendios puede ayudar a corto plazo, al igual que la nueva disposición del presidente boliviano, Evo Morales, de aceptar la ayuda internacional para combatir incendios. Pero mientras estas compañías internacionales estén creando un mercado para carne de res, cerdo y pollo que sea indiferente a la deforestación, es probable que este tipo de desastre ambiental continúe.

Después de años de iniciativas de conservación notablemente exitosas que redujeron la tasa de deforestación de Brasil en dos tercios, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha reabierto las puertas a la destrucción desenfrenada como un favor al lobby de los agronegocios que lo respalda. Esa industria es responsable de la atmósfera de ilegalidad, deforestación, incendios y el asesinato de pueblos indígenas que siguió. Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE) de Brasil, la deforestación de la Amazonía brasileña en julio de 2019 aumentó en un 278 por ciento con respecto al julio anterior. Bolsonaro respondió a esta noticia despidiendo al jefe del INPE.

Los incendios recientes son el último ejemplo de las industrias de ganado y soja que intentan aprovechar una cultura de impunidad tanto en Brasil como en Bolivia. Desde enero de 2019, se han desatado más de 74,000 incendios en todo Brasil, un aumento del 85 por ciento desde la misma fecha en 2018. En Bolivia, se quemaron 2.5 millones de acres en dos semanas.

Estos no son incendios forestales. Casi todos son el resultado de intentos intencionales de limpieza de tierras llevados a cabo por ganaderos y productores industriales de soja que alimentan los mercados globales y las compañías internacionales. De hecho, el 10 de agosto, los agricultores en la Amazonía celebraron un “Día del Fuego” para mostrar su apoyo a las políticas de Bolsonaro.

Según el Instituto Smithsonian , estos incendios, que son lo suficientemente grandes como para ver sus efectos desde el espacio , representan una amenaza significativa para los“pulmones” del planeta, una de las últimas mejores defensas del mundo contra el cambio climático.

La crisis de deforestación en Brasil y Bolivia no estaría ocurriendo sin compañías como Cargill, Bunge y JBS y sus clientes, compañías como Stop & Shop, McDonald’s, Burger King y Sysco, que crean la demanda del mercado que financia la destrucción.

Mighty Earth es una organización de campaña global que trabaja para proteger las tierras, los océanos y el clima. Mighty Earth es un proyecto patrocinado fiscalmente por el Center for International Policy, una organización sin fines de lucro 501 (c) 3.

Parte del trabajo de Mighty Earth en los bosques está respaldado por Waxman Strategies, parte de cuyo trabajo está financiado en parte por organizaciones, incluida la Federación Europea de Transporte y Medio Ambiente, el Centro de Política Internacional y el Medio Ambiente de Ayuda, con subvenciones de la Agencia Noruega para el Desarrollo Cooperación. Waxman Strategies se requiere bajo 22 USC § 614 para revelar que este material es distribuido por Waxman Strategies en nombre de una de las organizaciones mencionadas que trabajan bajo una subvención de la Agencia Noruega para la Cooperación al Desarrollo. Información adicional está archivada en el Departamento de Justicia, Washington, DC

Acá no se rinde nadie viernes 29 de agosto de 2019 (Programa 43) con Héctor Giuliano y Jorge Rulli


Si quiere descargar el archivo de audio, coloque la dirección donde está alojado

https://www.mixcloud.com/juanimperial/acá-no-se-rinde-nadie-viernes-29-de-agosto-de-2019-programa-43-con-héctor-giuliano-y-jorge-rulli/

en:

http://www.mixcloud-downloader.com/


Otros Audios con Jorge Rulli

Historias del Peronismo viernes 29 de agosto de 2019 (Programa 5) con Jorge Rulli hablando sobre John William Cooke

Porgrama Anterior de Historias del Peronismo



Historias del Peronismo viernes 29 de agosto de 2019 (Programa 5) con Jorge Rulli hablando sobre John William Cooke


Si quiere descargar el archivo de audio, coloque la dirección donde está alojado

https://www.mixcloud.com/juanimperial/historias-del-peronismo-viernes-29-de-agosto-de-2019-programa-5-con-jorge-rulli-hablando-sobre-joh/

en:

http://www.mixcloud-downloader.com/


Programa Siguiente de “Historias del Peronismo


Otros Audios con Jorge Rulli

CARTA AMBIENTAL – hoy: AMAZONIA – AGRONEGOCIOS – INVITADO JORGE RULLI


Audio del video

CLick Para descargar el archivo de audio


EL PERONISMO AMBIENTAL VUELVE A LA RADIO CON “CARTA AMBIENTAL”, PARA PROPONER SOBRE EL PLANETA UNA VISION HUMANISTA Y LATINOAMERICANA INSPIRADA EN PERON Y EL PAPA FRANCISCO. ¿POR QUÉ ES URGENTE FRENAR LA DESTRUCCION DE LA AMAZONIA? ¿LAS MULTINACIONALES ALIMENTARIAS DOMINAN A LOS GOBIERNOS? ECO INVENTOS PARA MEJORAR LA VIDA. LAS POLÍTICAS AMBIENTALES DE ESTADO QUE NOS DEBEMOS EN ARGENTINA. LA PRÓXIMA CUMBRE DE LA ONU, EL SINODO AMAZONICO DE LA IGLESIA, EL PROTAGONISMO DE LOS ADOLESCENTES EN LA LUCHA AMBIENTAL, LA AGRICULTURA SUSTENTABLE, EL RETORNO A LA “VISIÓN CÓSMICA” QUE PROPONÍA EL GENERAL PERON. TODO ESTO Y MUCHO MÁS EN HISTORIA Y POLITICA

Historia y Política


Otros audios y videos con Jorge Rulli

Tal vez, en algún momento, habrá un boicot a la soja argentina, como al cuero brasileño!

Sobre el boicot al cuero brasileño:

Un importante fabricante de ropa y calzado veta el cuero brasileño tras los incendios en la Amazonia

VF Corporation, dueña de marcas como Timberland o Vans, no utilizará pieles procedentes del gigante sudamericano hasta asegurarse de que su origen no contribuye a la destrucción del pulmón del mundo

“VF Corporation y sus marcas han decidido no seguir suministrando directamente el cuero y los curtidos de Brasil a nuestros negocios internacionales hasta estar seguros de que los materiales utilizados en nuestros productos no contribuyen a perjudicar el medio ambiente en el país”, ha informado la empresa a través de un comunicado de prensa. El Centro de las Industrias de Curtidos de Brasil afirmó a EL PAÍS el pasado jueves que los importadores habían pedido información adicional a los fabricantes brasileños sobre el origen del cuero. Para el presidente de la institución, José Fernando Bello, la escalada del boicot podría ser desastrosa para una industria que exporta más del 80% de su producción y genera 2.000 millones de dólares al año en ventas al mercado exterior.

Desde que llegó al poder, Bolsonaro ha cercenado la inspección ambiental del país, llamado radicales a los activistas y desdeñado el dinero que Alemania y Noruega han dejado de destinar al Fondo Amazonia, que contribuye a preservar la selva brasileña, incluso con proyectos de prevención de incendios. Los especialistas ven su discurso beligerante como una especie de autorización para realizar acciones contra el medio ambiente. En su primer año en el Gobierno, además de los incendios, la deforestación también ha aumentado, aunque el presidente haya desmentido los datos revelados por el INPE y haya destituido al presidente del instituto tras conocerse la información. Todo ello va construyendo la imagen de villano ambiental que el ultraderechista —y el país— ofrece al mundo.

La semana pasada, muchos famosos y dirigentes de países de la Unión Europea, como el francés Emmanuel Macron, criticaron en las redes sociales la política ambiental de Brasil. La joven sueca Greta Thunberg, que se ha convertido en icono de la lucha contra el cambio climático, también se manifestó. [Los que incendian la Amazonia] muestran “claras señales de que tenemos que parar de destruir la naturaleza, que nuestra guerra contra la naturaleza tiene que terminar”, dijo el miércoles al llegar a Nueva York, tras dos semanas navegando por el Atlántico.

Bolsonaro, que inicialmente llegó a decir que las ONG que actúan en la Amazonia eran las principales sospechosas de haber prendido fuego a la selva, se vio obligado a actuar ante la presión internacional. El viernes pasado, anunció en red nacional que enviaría a la Fuerza Nacional —una especie de cuerpo de élite del país, formado por policías militares de varios estados— a la Amazonia para combatir el fuego y las actividades ilegales que lo provocan.

En la presionada selva brasileña, las llamas son solo una etapa del proceso productivo. Primero se entra en la selva para talar los árboles más valiosos, como el lapacho; después, se destruye el resto de los árboles con el correntão, una cadena de hierro de la que tiran dos tractores y que devasta la vegetación rápidamente; por último, se prende fuego para plantar el pasto que alimentará a los bueyes. Según Greenpeace, la ganadería es el principal vector de deforestación en la Amazonia.

El Gobierno, que asegura que los focos están disminuyendo, ha destacado a más de 3.900 militares y brigadistas, centenares de vehículos y 18 aeronaves, entre las que se encuentran dos aviones Hércules C-130, para controlar las llamas, según datos del Ministerio de Defensa. En el decreto anunciado este jueves, Bolsonaro ha prohibido que se hagan quemas en Brasil durante dos meses. La única excepción son las controladas, permitidas por el Código Forestal Brasileño en prácticas agrícolas y forestales cuando están justificadas y autorizadas por los órganos de control.

Mientras tanto, las reacciones mundiales al discurso de Bolsonaro siguen preocupando a los empresarios brasileños, incluso a los de la agroindustria, que temen perder ventas con un posible boicot de los países europeos. Según el periódico Folha de S. Paulo, algunos productores presionan al ministro del Medio Ambiente, Ricardo Salles, para que refuerce el control y abandone el discurso beligerante contra los órganos ambientales del Gobierno. Quieren mostrar al mundo que el sistema de control ambiental funciona, en una excepcional posición pública contra la deforestación, lo que convertiría al sector más criticado por los ambientalistas desde hace décadas en el protector de la selva.

El País

 

Si tengo que elegir ente Macri o Fernández voto en blanco!

En Trinchera por la Liberación Nacional comparten este enlace:

Alberto Fernández: “Que la sociedad comprenda que la minería es una oportunidad”

El candidato a presidente del Frente de Todos se reunió con gobernadoras y empresarios mineros de Catamarca y de Santa Cruz.

El candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, se reunió hoy con las gobernadoras Lucía Corpacci (Catamarca) y Alicia Kirchner (Santa Cruz) y representantes de empresas mineras radicadas en ambas provincias, a quienes dijo que “la única solución” para el futuro del país es “exportar”.

Fernández remarcó que la “única solución para el futuro de la Argentina es exportar” y anunció que “ya estamos trabajando para que las inversiones en Vaca Muerta y en la producción de litio cuenten con un marco legal que brinde seguridad jurídica”.

Además, el candidato del FdT le pidió a los gobernadores y empresas que hagan un “esfuerzo conjunto” y “una tarea de educación para que la sociedad comprenda que la minería es una oportunidad”.

Durante el encuentro, que se llevó a cabo este mediodía en el hotel Howard Johnson de la calle Florida, Fernández pidió “avanzar hacia la sustentabilidad social y económica de la minería”.

Del encuentro, además de las gobernadoras participaron representantes de las empresas YMAD, Galan Lithium, Neo Lithium Corp, Liex SA, Lundin Group, Minera Esperanza, Lake Resources, Grosso Group y Loma Negra, Posco, Yamana, Galaxy, Circum Pacific y Buena Vista Gold, Glencore.

También directivos de la Minera Alumbrera, Livent Corp, Antofalla Minerals, Anglogold Ashanti, Patagonia Gold, Minera Santa Cruz, Panamerican Silver, Don Nicolás SA, Newmont Goldcorp y Yamana Gold.

El Chubut


Muchos dirán que Macri propone lo mismo:

Megaminería para todos y todas

No quiero ser cómplice de esto, si la única elección posible es esta: Macri o Fernández, mi voto es en blanco!

Sobre algunas similaridades de las políticas para la Amazonia entre Bolsonaro y Lula y todo lo que reforestó Europa de sus bosques!

En la parte superior del video , donde están las rayitas se activan los subtítulos en español.

Segmento del “Jornal Nacional” del 19 de agosto donde se compara lo que dijo en su momento Lula, cuando era presidente, y Jair Bolsonaro sobre las sugerencias para la Amazonia por parte de los extranjeros.
En el Jornal Nacional no dicen nada sobre toda la destrucción que causó en esa región la usina de Belo Monte

Es importante observar todo lo que reforestó Europa durante estos últimos años (y todo lo que destruyó Brasil y, también la Argentina!)


Dilma Rousseff usa a la usina de Belo Monte en su campaña presidencial del año 2014